Aceite de pescado: conoce sus beneficios y propiedades

0
124

El aceite de pescado se ha convertido en un gran aliado para la salud, motivo que le hace ser uno de los ingredientes más usados en la actualidad para fabricar suplementos, pues es uno de los aceite más ricos en omega-3 por lo que favorece la actividad celular y hormonal, es bueno para el sistema nervioso, para las articulaciones, el corazón y muchas, muchas otras más.

Por ser un aceite de origen animal, el omega-3 presente en el aceite de pescado resulta más favorable para los procesos cardiovasculares que el omega-3 hallado en alimentos vegetales, de aquí que muchos consideren este aceite como un súper alimento. Son muchos los beneficios y propiedades del aceite de pescado, así que vamos a conocerlos ya.

Aceite de pescado: ¿de qué se compone?

Es normal que estemos en la onda de tratar de reducir las grasas, pues estas nos ayudan a subir de talla y nos acarrean grandes problemas de salud, por lo que resulta un poco contradictorio que hoy día escuchemos por todos lados de los muchos beneficios que podemos conseguir al consumir ácidos grasos, pero vale la pena hacer la diferencia; existen grasas buenas y grasas malas.

Las grasas buenas, son las grasas insaturadas, dentro de las cuales definimos dos tipos: las monoinsaturadas y las poliinsaturadas. Las grasas malas, son las saturadas y estas son las culpables de que los niveles de colesterol estén elevados. Además, dentro de las grasas malas también están las famosas grasas trans, unas de las más perjudiciales para nuestra salud.

Ahora bien, estamos hablando del aceite de pescado, ¿cierto? Bueno, el aceite de pescado es el que se extrae de los tejidos de los pescados, aunque preferiblemente de cierta variedad, como por ejemplo de los pescados de agua fría; este tipo de aceite es muy rico en grasas poliinsaturadas como el omega-3 (ácido alfa-linolénico).

El omega-3 no sólo se halla en los pescados, sino también en otros alimentos de origen vegetal, como la linaza, las nueces y el aceite de soja, sólo que no es igual al ácido graso proveniente de los peces.De hecho, la verdad es que el omega-3 de los pescados es más beneficioso para el organismo que el omega-3 de origen vegetal.

Existen, además, varios tipos de estos ácidos grasos, como por ejemplo ácido eicosapentaenoicoEPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA); estos dos son los ácidos principales que se hallan en el omega-3 del aceite de pescado y son los responsables de la estabilidad de las membranas celulares.

La vital importancia de consumir omega-3 es que esta grasa forma parte de los llamados ‘ácidos grasos esenciales‘, lo que significa que son grasas indispensables para el organismo que el ser humano debe consumir, pues éste no puede crearlas por sí solo.

Conoce los beneficios del aceite de onagra.

¿Cómo consumir aceite de pescado?

Hoy día existen formas fáciles para consumir aceite de pescado, como los suplementos alimenticios o las emulsiones, pero lo mejor es consumirlo de la manera más natural y tradicional posible: extrayéndolo de la fuente, el pescado.

El salmón y los pescados azules parecen ser los más idóneos para consumir omega-3; dentro de los pescados azules podemos nombrar la sardina, el atún, la anguila, bonito, arenque, caballa, arenque y pez espada. El bacalao en salazón, es decir, bacalao seco con sal que se almacena durante varios meses antes de consumirlo, parece ser una gran fuente de grasa natural, pues el proceso de salazón favorece la acumulación de grasa.

Se recomienda consumir los pescados azules dos veces por semana para aprovechar los beneficios del aceite de pescado. Muchas dietas para bajar de peso están incluyendo este tipo de grasas en su plan alimenticio, pues resulta más sano para el organismo consumir pescado como proteína principal, así como otras carnes blancas, que consumir carnes rojas.

Si deseas empezar desde ya a consumir omega-3 mediante cápsulas o emulsiones, puedes dirigirte a cualquier farmacia, tienda naturista o tienda de nutrición, y allí notarás que hay una gran variedad de ellas; por ejemplo, algunos creen que el mejor suplemento de aceite de pescado es el que contenga mayor cantidad de EPA, pero no pierdas tiempo en esto. Un suplemento rico en omega-3 (con EPA y DHA) será suficiente.

Las anchoas también son ricas en ácidos grasos de omega-3.

En cuanto a la dosis recomendada, no es bueno que abuses; la dosis adecuada es de un gramo de ácidos grasos omega-3, lo que equivale a consumir como 3 gramos de aceite de pescado diariamente. ¿No es lo mismo? ¡No! Debes chequear el envase del suplemento para que verifiques las cantidades. Además, muchas personas están optando por extraer ellos mismos el aceite de pescado de forma casera; de ser así, sólo deberás consumir 3 gramos del aceite cada día.

El aceite de pescado suele extraerse del hígado, pues es allí donde se acumula la grasa, y básicamente consiste en un proceso de cocción, tamizado y centrifugado con el cual se separa el aceite y se utilizan los restos del hígado para hacer harina de pescado. El harina y el aceite de pescado son un componente esencial de muchos suplementos medicinales y productos cosméticos.

Además de consumir un gramo de omega-3 diario, debes incluir la vitamina E, pues así el aceite de pescado no provoca insuficiencia de esta vitamina, lo que se traduciría en problemas hormonales, nerviosos y musculares, entre otros. Muchos suplementos incluyen vitamina E, así que no te preocupes.

Beneficios del aceite de pescado

Son múltiples los beneficios que tiene el aceite de pescado para tu salud; por ejemplo, éste juega un papel vital en evitar la arritmia cardíaca, principal causante del infarto de miocardio, así como regula los valores de la tensión arterial, ayuda a prevenir la artrosis, actúa contra la demencia y juega un papel preponderante en el funcionamiento del sistema nervioso.

A continuación te explicamos cómo beneficia el aceite de pescado a tu salud:

 

Regula la presión arterial

La obstrucción de las arterias es un problema muy común, sobre todo en personas que no mantienen una sana alimentación y que hacen poco ejercicio; los estudios demuestran que consumir aceite de pescado ayuda a expandir las arterias por lo que no sólo es útil para evitar esta enfermedad, sino también para quienes sufren de hipertensión.

En Canadá se realizó un experimento con ciertos pacientes que debían ser operados debido a problemas arteriales; los resultados fueron que aquellos pacientes que habían estado consumiendo aceite de pescado antes de la cirugía tenían las arterias menos obstruidas que quienes no, por lo que los doctores afirmaron que este tipo de aceite resultaba una excelente opción para conseguir resultados más favorables y rápidos contra los problemas de arterias bloqueadas u obstruidas.

Valores correctos de la tensión arterial.

Mantiene al corazón sano

Las estadísticas han mostrado, a lo largo de los años, que las personas que incluyen los pescados azules en su dieta tienen un 40% menos de probabilidad de sufrir de ataques cardíacos y cualquier otra enfermedad cardiovascular, pues el omega-3 contenido en él permite una mejor y mayor coagulación, así como ensancha los vasos sanguíneos.

Disminuye la probabilidad de tener un ACV

Los derrames cerebrales o ACV pueden ser evitados si se consumen pescados azules dos o tres veces por semana; este tipo de derrames se producen por tener una presión arterial elevada, padecer diabetes, tener niveles de colesterol altos y por la aparición de placa en las arterias. Como ya dijimos, el aceite de pescado es un buen amigo de las arterias por lo que resulta positivo incluirlo en nuestro plan alimenticio para disminuir la probabilidad de tener un derrame cerebral.

Tomar aceite de pescado junto con vitamina B12 puede ayudarte a regular los niveles del colesterol malo.

Beneficia tu salud cerebral

No sólo el corazón se beneficia del aceite de pescado, sino también el cerebro; el omega-3 juega un papel fundamental para evitar la demencia, la hiperactividad y la falta de atención. Al parecer, algunos investigadores sugieren que el consumo de aceite de pescado durante el embarazo es responsable del nacimiento de niños más coordinados y que gozan de mayor inteligencia.

Además, el aceite de pescado también interviene en la producción de dopamina y serotonina, dos sustancias neurotransmisoras que combaten la depresión, ansiedad, psicosis y hasta el Alzheimer.

Consejos útiles para aliviar el dolor menstrual.

Es un aliado en el embarazo

El embarazo es una etapa que requiere de una buena alimentación, por lo que consumir pescados azules no sólo te ayudará a estar más saludable y mantener un peso adecuado mientras tu bebé va creciendo dentro de ti, sino que está comprobado que el aceite de pescado favorece el correcto desarrollo del cerebro y los ojos del bebé, así como evita los partos prematuros y los abortos involuntarios. Si deseas probar algún suplemento de aceite de pescado, seguro que tu doctor podrá recomendarte el más adecuado para ti.

Por cierto, acá te contamos cuáles son las causas de las náuseas en el embarazo.

Es un arma contra la artritis reumatoide

El aceite de pescado es un antinflamatorio natural y se ha comprobado su eficacia para disminuir las inflamaciones producidas por la artritis reumatoide, enfermedad crónica que afecta ciertas partes del cuerpo, pero sobre todo las articulaciones, produciendo hinchazón, dolor y rigidez, lo que hace que estas no funciones adecuadamente.

Los pescados azules son muy recomendados para quienes padecen de esta enfermedad pues, además, son indispensables en la dieta mediterránea, una de las más eficaces para pacientes con esta condición. Consumir salmón puede ayudarte a aliviar los síntomas de la artritis, así como el jengibre, las ciruelas secas y los arándanos. Por cierto, acá te enseñaremos a preparar zumo de arándanos.

Fortalece los huesos

El aceite de pescado, combinado con otros elementos, como por ejemplo el calcio, puede ayudar a incrementar la densidad ósea, fortaleciendo los huesos y evitando malestares en aquellos que padecen de osteoporosis.

Beneficia la piel

La piel es una parte muy importante de nuestro cuerpo, pues es su capa más externa; debido a esto, siempre está expuesta a los rayos UV, acarreando así ciertos problemas que llegan con el paso del año y que se deben a la liberación de toxinas y enzimas debido a estos, bien sean rayos UVB o rayos UVA.

Siempre se recomienda utilizar protector solar a diario o no pasar mucho tiempo tomando sol, pero seguramente no sabes que algunas investigaciones apuntan a que el aceite de pescado beneficia la función de las células de la piel y trunca los efectos negativos de los rayos UV al bloquear las enzimas que se generan en la piel debido a la radiación solar.

¿Sabes qué es la fiebre hemorrágica viral?

Por otro lado, el omega-3 es muy eficaz para tratar problemas de psoriasis (enfermedad inflamatoria de la piel que deja un sarpullido escamoso) y eccema (manchas rojizas que causan mucho picor en la piel). Como si todo esto fuer poco, muchas mujeres se están beneficiando de las propiedades del aceite de pescado para lucir más jóvenes y con una piel tersa y rejuvenecida, pues aplicar aceite de pescado en el rostro y el cuello ayuda a disminuir las arrugas y a tener la piel más hidratada y sedosa.

El acné, las erupciones cutáneas, manchas por el sol, resequedad y falta de elasticidad pueden mejorar gracias a los ácidos grasos del aceite de pescado.

Fortalece el sistema inmunológico

Consumir aceite de pescado puede ayudar a fortalecer nuestro sistema inmunológico debido a las propiedades antiinflamatorias del aceite, por lo que resulta útil para tratar alergias, asmas y enfermedades similares.

Cabello saludable

¡No, no es un comercial de televisión! Aunque suene un poco trillado, el aceite de pescado favorece la salud capilar; el pescado, por ser una proteína promueve el crecimiento del cabello y lo ayuda a mantener fuerte y brillante. El aceite de pescado envía nutrientes hacia los folículos capilares para fortalecer el cabello y estos nutrientes hacen que el cabello crezca con rapidez.

Funciona para tratar la enfermedad de Raynaud

La enfermedad de Raynaud es un trastorno que afecta las manos y los pies y se debe a que el flujo sanguíneo no puede fluir de forma correcta; el frío extremo, así como el estrés no favorecen a quienes padecen de esta enfermedad pues cuando la persona está expuesta a temperaturas muy altas (como la de los fríos inviernos) o bajo un estado de estrés constante, los vasos sanguíneos se estrechan y evitan que la sangre circule.

Los síntomas más comunes de la enfermedad de Raynaud son una especie de hormigueo, enrojecimiento de las zonas afectadas, tejidos muertos y, a veces, llagas.

El aceite de pescado es muy eficiente para este tipo de trastornos porque, ya dijimos, que es un buen amigo de los vasos sanguíneos y favorece su ensanchamiento, lo que permite que la sangre fluya como debe y sensibilice esas zonas que se han visto paralizadas.

Ten cuidado si..

Antes de empezar algún suplemento de aceite de pescado o de consumir grandes cantidades de pescado debes consultar a tu médico si:

  • Estás embarazada
  • Eres diabético (pues el omega-3 aumenta los niveles de azúcar en la sangre)
  • Padeces de alguna enfermedad cardíaca
  • Estás bajo alguna medicación que incluya anticoagulantes

La mayoría de suplementos que hallarás en el mercado están elaborados con atún, arenque, dorado, grasa de ballena o macarela. Pero puedes preparar un aceite de pescado casero, si lo prefieres.

Quizás te interese: cómo lavar las manos correctamente.

Nota final

Comer pescado te dejará grandes beneficios para la salud; considera incluir los pescados azules como el salmón, la sardina o el atún en tu dieta diaria y no sólo te sentirás mejor físicamente, sino que notarás como tu salud interior va mejorando. Son muchas las recetas que puedes elaborar con este tipo de pescado, así que no dejes que nada te detenga y aprovecha los beneficios y propiedades del aceite de pescado.

Si deseas más artículos de este tipo, puedes visitar nuestra sección salud.

 

 

 

 

Dejar respuesta