Razas de perros: Basenji

0
95

La raza de perros basenji es una de las más antiguas que hay; su origen se ha ubicado en África y se cree que los rasgos físicos que presentan sus ejemplares son muy parecidos a los del perro primitivo, del cual se originaron todas las demás razas de perros.

Estamos hablando de un canino de porte firme y que se destaca de las demás porque no ladra como comúnmente lo hacen estos animales, sino que posee una configuración muy particular en sus cuerdas vocales que le permite emitir ciertos sonidos muy parecidos a lo de un agudo canto.  ¿Deseas saber más?

A continuación en YumYumPanda te contamos cuáles son las principales características de los perros basenji, cómo es su comportamiento y muchas, muchas cosas más.

Quizás te interese: cuánto puede vivir un perro

Características y aspecto físico

El basenji, también llamado African Bush Dog o Congo Dog, es una raza de mediano tamaño que se caracteriza por tener ciertas similitudes con los gatos más que con las demás razas de perros, motivo por el que muchos los llaman ‘los más gatunos de todos los perros’.

Su contextura es ligera, pero no débil, pues muestra gran equilibrio y entereza en su porte. Se trata de un perro delgado, con todas sus partes bien proporcionadas entre ellas y que posee patas más o menos largas, en contraste con las demás áreas del cuerpo.

Su tamaño oscila entre 40 – 43 cm a la altura de la cruz, mientras que su peso promedio es de unos 10 – 11 kg. Posee una cabeza de tamaño pequeño, que no es ancha y que presenta cierto alargamiento desde su base en dirección hacia el hocico. Todos sus huesos parecen bien moldeados, aunque su cuerpo presenta cierto arqueamiento.

Los ojos del basenji son oscuros (negros, por lo general) con forma almendrada y bien separados entre sí; la mirada de esta raza parece afable; nada intimidante en comparación con otos como los alaskan malamute o los akita.

Los basenji pueden ser de color negro solamente; negro y blanco; fuego, negro y blanco; rojo y blanco, pero siempre con su caja torácica, la parte posterior y las patas en color blanco. Esto los diferencia de otras razas a simple vista.

Su pelaje es corto, suave y brilloso; y no es de doble capa; mientras que sus patas, muy similares a las de los gatos, con dedos medio arqueados y alargados. Sus orejas, por lo general, están rectas, son puntiagudas y tienen forma triangular. Están bien implantadas y son grandes.

Si analizas la estructura física del basenji, éste representa al típico perro que uno imagina desde que es niño; es decir, su aspecto es básico, sencillo y con rasgos comunes como los que nos enseñan cuando apenas somos unos peques.

Otras razas son más complejas, como por ejemplo el Malamute de  Alaska, un perro con rasgos de lobo; pero también existen perros muy extraños, como el puli de Hungría, un perro que parece que tuviera drelos (le llaman el perro rastafari) o el crestado chino, una raza que no posee pelo (es calva).

El caso es que el basenji es un perro de tipo primitivo que nada tiene que ver con el lobo, del cual se dice han salido muchas de las razas de perros que hoy conocemos.

Ficha general de la raza

  • Apariencia y porte: es equilibrado y algo rígido; es de constitución ligera. Siempre parece alerta.
  • Tamaño: raza mediana
  • Peso promedio: 10 kg en los ejemplares hembras y 11 kg en los ejemplares machos
  • Altura de la cruz: 40 cm en las hembras y 43 cm en los machos
  • Origen: este de África (República Democrática del Congo)
  • Tiempo de vida: entre 11 a 12 años
  • Cuerpo: ligero, pero bien constituido.
  • Cabeza: puede considerarse grande, pero en buena proporción con el cuerpo; es ancha, mientras que la depresión nasofrontal no está bien definida.
  • Cráneo: está bien moldeado, aunque es plano; es ancho en la base, mientras se hace menos ancho en dirección a la nariz.
  • Ojos: de forma almendrada y color oscuro.
  • Orejas: son grandes, de forma triangular (aunque parecen como una capucha) y están erectas.
  • Mandíbulas: posee una mordedura en tijera; regular.
  • Hocico: es fino, aunque no es muy largo.
  • Trufa: de color negro
  • Cuello: es fuerte, delgado y luce compacto. En la garganta está un poco abultado o rellenado, formando cierta curvatura en esa zona.
  • Miembros anteriores y posteriores: ambos son fuertes y de osamenta fina; se destacan sus codos, los cuales parecen estar junto al pecho, como alineándose a las costillas. Las rodillas están ligeramente anguladas pero, de forma general, se trata de una raza con extremidades alargadas. Las costillas están arqueadas y la espalda es corta.
  • Pelo: posee una sola capa, la cual es fina, densa, corta y brillante.
  • Color: negro; negro y blanco; rojo y blanco; fuego, negro y blanco.
  • Cola: corta, enroscada sobre el dorso y tiene una alta inserción. Suele darle una o dos vueltas.
  • Pies: pequeños y no muy anchos, pero con dedos largos y delgados.
  • Camada: de 6 a 7 cachorros.
  • Movimiento: es muy rápido y se mueve con agilidad y equilibrio. Es resistente.

Raza de perros: todo lo que necesitas saber

Origen e historia

Basenji significa, en el idioma nativo africano de África central y del Este, ‘animal que viene del bosque‘, y su nombre fue dado por las tribus de esas regiones, del Congo y Sudán, donde se ha ubicado el origen de la raza.

En sus principios, el basenji fue utilizado como perro guía para ir en medio de los bosques o como perro de caza. Servía como alerta para indicar que algún animal salvaje o peligroso se aproximaba y era muy útil para llevar a los cazadores hasta sus presas.

El basenji es una de las pocas razas puras, o semipuras, que aún se conservan y hay indicios de que hace unos 5 mil años atrás esta raza existía en Egipto.

Los pigmeos gustaban de utilizar a los basenji como ayudantes en sus cacerías, aunque también se sabe que servían como alimento para la tribu. Gracias a que esta raza estuvo latente en África y, por las condiciones que todos sabemos que enfrenta este continente, es que se ha podido mantener, lo más puro posible al basneji, al igual que el llamado perro de Canaán.

Cuando inician las exploraciones europeas hacia los demás continentes, en el siglo XIX, se logra llevar esta raza a Europa; la historia le adjudica a  August Schweinfurth, un alemán que se dedicó a explorar e indagar todo acerca de la tribu pigmea, las primeras descripciones históricas que se tienen de la raza basenji, pues dijo que los pigmeos siempre estaban acompañados de estos animales.

Sin embargo, la primera persona que crió la raza de perros basenji , fuera de África, fue Olivia Burn (aproximadamente para el año 1895) y ella los usó en diversas competencias, por lo que rápidamente se popularizó la raza, sobre todo en Reino Unido, desde donde se empezó a esparcir la raza a los demás países de todo el mundo.

Comportamiento

El basenji es un perro de extrema independencia; debido a  sus orígenes, no es extraño que la raza conserve esa gran libertad que tenía en tierras africanas, por lo que es normal verlo correr de un lado a otro, con mucha energía y siempre en estado de alerta.

Se le ve muy juguetón, activo e intranquilo, pero es un perro que no muestra signos de agresividad.

Es inteligente y hábil para detectar a otros animales, así como para ir de cacería o para acompañar durante trabajos en el campo o en cualquier otro lugar que involucre espacios abiertos y al aire libre.

Tiene ciertos comportamientos muy similares al de los gatos, y no sólo se trata de independencia para hacer las cosas o pasar el rato ‘en lo suyo’, sin tener que estar siempre en compañía de sus dueños, como sí lo ameritan la mayoría de las razas de perros, sino que tiene la particularidad de que no ladra; eso no significa que sea mudo o que maúlle tal como un gato. No, más bien emite un sonido muy auténtico que se denomina canto tirolés.

Este tipo de canto se debe a cambios bruscos del tono de voz; no es tampoco un canto como tal, pues no se pronuncian palabras, sino es un tipo de gesticulación sonora. El canto tirolés o canto a la tirolesa significa ‘pronunciar la sílaba jo’ (jodeIn).

¿Cómo y por qué la raza basenji hace esto? Por la sencilla razón de que este tipo de canto es tradicional de la cultura pigmea, y por ello los basenji pudieron haberlo adoptado como suyo, como una alternativa al popular ladrido de los perros.

En cuanto a la evidencia física, se ha descubierto que la laringe de esta raza está en una posición totalmente distinta a la que tiene los demás perros, y sus cuerdas vocales son mas planas y estrechas.

Los basenjis son perros traviesos, por lo que llaman la atención de los peques de la casa; les gusta romper y morder cosas, así que requieren de disciplina y vigilancia para evitar que destruya lo que se le atraviese en medio. Aunque esta actitud es normal cuando el basenji es aún un cachorro; la irá dejando atrás a medida que crece.

Otra particularidad de estos tiernos perritos es que se acicalan con frecuencia, tal como lo hace un gato, por lo que son ejemplares muy limpios y que no emiten olores desagradables, típicos de los caninos. Ellos se acicalan mucho porque no son muy amigos del agua, así que puedes notar cierta renuencia a la hora del baño.

Sin embargo, debes comprender y enseñarlo poco a poco.

Cuando ya el basenji ha sido amaestrado y se ha adaptado a su dueño, dejará a un lado esos impulsos de independencia y se apegará a a su dueño, estableciendo un gran lazo emocional con él. Le obedecerá y aprenderá a serle fiel y seguir sus instrucciones.

 

Carácter de la raza

  • Temperamento y comportamiento: es muy independiente, cariñoso e inteligente. Se muestra equilibrado, aunque puede ser impulsivo para jugar.
  • Energía: de alta energía, pues está acostumbrado a andar en libertad.
  • Años de vida: de 10 a 15 años.
  • Adaptabilidad: es capaz de adaptarse a entornos variados; con buen adiestramiento y cuidados puede vivir en lugares pequeños y que no sean abiertos. En cuanto al clima, no es bueno para soportar climas fríos o templados.
  • Grado de sociabilidad: con sus dueños, es súper afectuoso y sabe socializar con ellos cuando ya los reconoce, pero no así con los extraños o con otros animales, pues tiende a mostrar timidez o parece receloso.
  • Uso: perro de cacería, perro de compañía, perro guardián.
  • Enfermedades: por lo general, es un perro sano, pero puede ser muy sensible a agarrar alergias y resfriados cuando se expone a climas fríos o húmedos. Los problemas intestinales, problemas de retina y problemas renales son comunes en la raza.

¿Es un perro adecuado para niños?

La mayoría de las personas que desean tener un basenji basan su decisión en los peques de la casa, pues son estos los más atraídos por el increíble carácter juguetón de la raza, ¡y no se equivocan!

Los basenji son perros dado a socializar con los niños y se muestran muy sumisos, pero es importante que compres un cachorro cuando apenas nace, así te aseguras que vaya familiarizándose con tus hijos mientras crece.

También, no olvides supervisar el tiempo que pasan tus hijos con el perro para evitar algún inconveniente, pues el basenji podría reacción de mala manera si es tratado como un juguete y no como una mascota: con respeto y como si fuera parte de la familia.

¿El basenji se la lleva bien con otras mascotas?

Por lo general, se muestra distante al estar junto a otros perros, pues parece ser territorial y estar a la defensiva si siente que le roban su lugar, pero se muestra dado a convivir con otros animales, así que si tienes un gato en casa, aves o cualquier otro animal, no tendrás problemas con el basenji.

¿Puedo tener un basenji en un piso?

Esta pregunta es una de las más populares, pues la gente tiene la duda al respecto debido a que el basenji es un perro africano, que ama la libertad y el estar rodeado de la naturaleza; pero asombrosamente sí, sí puedes tener un basenji en un piso, pues la raza ha aprendido a adaptarse a los sitios urbanos y limitados.

Claro, debes darle tiempo para que se ejercite a diario y pueda drenar un poco tanta energía y que así se distraiga.

Una ventaja de escoger un basenji como mascota y llevarlo a vivir en un piso es que éste no ladra, por lo que no tendrás al administrador del edificio detrás de ti por los sonidos.

Por otro lado, debes evaluar si te conviene a ti y a tus objetos, porque lo que sí es innegable es que el basenji va a derribar y morder todo a su paso. ¡Tu apartamento será expuesto a un huracán canino!

Otro aspecto importante a considerar es el clima de tu ciudad, ya que no se adaptará bien al frío.

Alimentación del basenji

La calidad de la comida es fundamental para que el basenji tenga la energía necesaria y esté fuerte, pero sin caer en problemas de obesidad, la cual es común en los perros; ayúdale a mantener una buena rutina alimenticia, dándole las raciones adecuadas y proveyéndole abundante agua fresca cada día.

Compra pienso para perros de calidad y que sean ricos en proteínas y grasas naturales, como Omega-6 y Omega-3. El pescado, por ejemplo es una excelente fuente de estas grasas saludables, omega, así que inclúyelo en su dieta.

De vez en cuando, prémialo con sus croquetas favoritas o uno que otro postre, pero ¡no lo premies por todo o por nada!

Por lo general, se recomienda darle unos 250 a 300 gramos de pienso o comida seca a diario, combinado con unos 50 a 100 gramos de comida húmeda.

Cuidados del basenji

El basenji es un perro muy limpio, al igual que los gatos. Siempre se acicala, por lo que es común que no requiera de cuidados higiénicos extremos.

No es común que ande por allí babeando, así que esto simplifica sus cuidados, ni tiene el pelo largo, lanoso u ondulado, por lo que es fácil de cepillar.

Debes cepillarlo una o dos veces por semana; con eso será suficiente. En cuanto al baño, ya te hemos dicho que no es muy amante del agua, por lo que es común darle un buen baño sólo cuando está sucio. La mayoría lo baña cada 3 o 4 meses, pero dependerá de ti.

Si tu perro se ha embarrado, ha estado en contacto con animales de dudosa reputación, se ha llenado de restos fecales u orina o ha estado en lugares contaminados de basura, entonces no dudes en bañarlo. Pero si no es así, no debes ser tan exigente con él.

Revisa con frecuencia sus oídos y uñas, y asegúrate de que los oídos estén limpios y que las uñas tengan el tamaño ideal, pues le crecen muy rápido y podía arañarte a ti o a tus peques.

Para bañarlo, debes comprar un jabón o champú para perros que no sea muy fuerte (químicamente), pues tu mascota podría tener alguna reacción desfavorable, como  alergias, irritación o algún otro problema en la piel. Cuando lo bañes, asegúrate de que has retirado muy bien el jabón o el champú.

Salud y enfermedades

De forma general, el basenji es un perro muy fuerte y sano, pero es dado a padecer de problemas intestinales cuando no recibe el alimento adecuado, ni en calidad o cantidad. También puede padecer enfermedades renales, dificultades de la retina y entre otros problemas relacionados con la visión.

Dentro de los problemas renales, el más común es la enfermedad de Fanconi, un trastorno de riñón que provoca que el perro elimine, cuando orina, grandes cantidades de glucosa, aminoácidos y otras sustancias.

Los problemas de piel son también muy populares en el basenji, sobre todo por la exposición a temperaturas frías, pues su piel es muy sensible y no es una raza apta para convivir en climas de este tipo.

La humedad y el frío pueden causar graves daños a la piel del basenji, los cuales se acentúan debido a la particularidad de que este perro de acicala con mucha frecuencia, lo que profundiza las irritaciones y causa mayor dolor al canino. Los eccemas aparecerán como respuesta a la exposición al frío.

Las pulgas, piojos, parásitos y garrapatas son comunes en todos los perros, así que debes cuidar de la higiene de tu hogar, sobre todo de aquellos sitios donde tu mascota pasa más tiempo, defeca, orina o come, pues los restos de material fecal, orina que se va secando y no se limpia, o restos de comida, representan el escenario perfecto para que estos problemáticos invasores aparezcan.

Debes vacunar y desparasitar con frecuencia a tu mascota, por lo que debes consultar con un veterinario acerca de cómo hacerlo y cada cuanto tiempo. De todas formas, acá te contaremos cómo quitarle las pulgas a un perro.

Los problemas intestinales de la mayoría de los perros se deben a que hay parásitos, como tenias o lombrices, dentro de él; existen muchos parásitos que pueden atacar a tu perro, al igual como las garrapatas, por lo que necesitas estar alerta cuando tu perro salga a pasear al parque o cuando se junte con otros animales.

Las garrapatas deben ser eliminadas lo más pronto posible, pues éstas absorben la sangre del canino y, muy rápido, causarán males mayores, así que debes aprender cómo quitarle las garrapatas a un perro.

Por otro lado, el estado anímico de tu basenji también es importante; esta raza es muy enérgica y necesita de ejercicio (aunque no intensos) para desarrollarse adecuadamente, por lo que debes estimularle física y emocionalmente. Recuerda, los perro también se deprimen, sienten ansiedad o medio.

Si notas que tu mascota está pasiva, distante y no juguetea contigo, es señal de que algo le sucede.

Por último, a diferencia de la mayoría de los perros, los basenji entran en celo sólo una vez al año y mudan poco el pelo.

Adiestramiento del basenji

El basenji es un perro de mucha independencia, y por eso muchos dueños se rinden, y parecen volverse loco, al tratar de adiestrarlo, pero esto es algo que requiere de paciencia y una adecuada disciplina.

Lo más recomendable es empezar a adiestrarlo cuando tiene unas 3 o 4 semanas de nacido, pues esto facilita el proceso; comprar un basenji que aún es muy cachorrito te ayudará a que éste te conozca más rápido y se adapte a tus mandatos con facilidad; además, hará que el perro aprenda a conocer a tus peques y así socialice con ellos sin ningún esfuerzo.

Se necesita ser persistente para adiestrar a tu cachorro; no pienses que lo lograrás en una semana. Debes enseñarle varias lecciones por semana, e ir reforzándolas a diario, pues así el can no las olvida.

Los basenji son perros juguetones, por lo que muestran faltas de disciplinas que podrían volverte loco; debes mostrar firmeza para darle las órdenes y premiarlo cuando haga las cosas correctamente; cuidando de no castigarlo cuando lo haga mal. Este tipo de enseñanza se conoce como ‘reforzamiento positivo‘ y es muy útil para entrenar perros.

Los problemas de concentración en el basenji, también son muy notorias, por lo que pasados unos 10 minutos el perro no te prestará atención; así que sé astuto con las lecciones y no te excedas en tiempo.

Cuando ya el perro reconozca tu autoridad y tu voz, notarás que querrá estar siempre detrás de ti y te acompañará con mucha fidelidad; el basenji, una vez que es adiestrado, difícilmente se rehusará a obedecerte, pero no desistas.

Sácalo a pasear todos los días y juguetea con él en un parque, lago o espacio abierto donde el canino se sienta libre para correr y ejercitarse, pues si lo entrenas en espacios de este tipo podrías conseguir mejores resultados al sentirse más cómodo al aire libre.

Otro punto que tienes que considerar es que el basenji querrá romper, morder y lanzar al piso cualquier cosa que le llame la atención o que esté en el hogar, así que ten paciencia para enseñarle a no comportarse de esta forma.

Si crees que no eres capaz de lidiar con estas malcriadeses de tu cachorro, puedes buscar la ayuda de un profesional que entre caninos o compra un perro que ya esté entrenado, aunque esto implica que no estará tan cachorrito.

Curiosidades acerca de la raza

  • Es una de las razas de perros más puras que existe
  • Su nombre ‘basenji’ parece que se lo puso Burn tiempo después de llevarlo para cría en Inglaterra; mientras, se le llama perro del Congo o Terrier del Congo.
  • Se cree que en 1980 algunos ejemplares fueron llevados hacia Estados Unidos y allí se les colocó tratamiento para tratar distintos problemas de salud que estos arrastraban desde África.
  • Les gusta trepar o caminar por lugares altos (como a los gatos)
  • Algunos restos históricos apuntan a que en Egipto consideraron, durante algún tiempo, al basenji como un animal divino
  • Muchos se sienten atraídos por el particular canto o sonido que tiene el basenji, el cual posee tonos muy claros en determinadas notas vocales, como el falsete.
  • El basenji es un perro muy aventurero, por lo que trama muchas aventuras cuando está en presencia de los peques.
  • Los pigmeos, tribu que se dedica a la cacería y la recolección en África (en sus selvas ecuatoriales) siempre andan acompañados de los perros basenji, por eso a esta raza se le llama ‘el perro pigmeo‘.
  • Por cierto, los pigmeos son personas de pequeño tamaño; no pasan los 1.5 metros de altura.

Nota final

Cuidar a un perro requiere de compromiso y dedicación, pero sin duda alguna una de las razas de perros que menos cuidados necesitan es la raza basenji, así que esta representa una excelente opción para ti, sobre todo si tienes niños pequeños en casa, pues amarán a este juguetón y divertido canino.

El basenji no sólo es un perro muy inteligente, sino que puede llegar a ser muy cariñoso y aprende a adaptarse en casi cualquier entorno donde no tenga que lidiar con climas fríos. Si sigues todos nuestros consejos, de seguro podrás establecer una gran relación con un canino de esta raza, y pronto notarás cómo consigues adiestrarle, con un poco de paciencia diaria.

Si quieres saber más acerca del mundo animal, no dejes de visitar nuestra sección mascotas, pues tenemos mucha más información para ti.

 

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta