Razas de perros: Basset Hound o Hush Puppies

0
71

¿Te gustan las caricaturas?  Si eres un amante de los dibujos animados debes recordar a Droopy, el famoso perro basset hound de esta popular caricatura.. bueno, y si no eres tan viejito, puedes preguntarle a tus padres acerca de Droopy.

Droopy llamaba la atención por tener cuerpo largo y extremidades cortas, un rostro decaído, siempre como triste, y grandes orejas que caían a ambos lados de su cara. Estas características distinguen, de forma general, a los basset hound, también llamados hush puppies.

Esta particular raza de perros, originaria de Francia, resultó gracias al cruce de un perro belga con un inglés.

¿Quieres saber más? A continuación te revelamos los aspectos más importantes de la raza de perros basset hound, tales  como: comportamiento, carácter, aspecto físico, cuidados y adiestramiento, así que ¡manos a la obra!

Quizás te interese: razas de perros

Origen e historia de la raza

Hay varias versiones acerca del origen del basset hound, pero todo ha probado que esta raza tiene sus raíces en Francia; sin embargo, es común que se diga que también es un raza inglesa, pues estos perros parecen haber conseguido su origen gracias a la mezcla entre los típicos sabuesos enanos franceses con ejemplares de Inglaterra.

El nombre de la raza pudo integrar ambos orígenes; basset, proviene de un vocablo francés que significa ‘enano‘ o ‘pequeño’, mientras que hound significa ‘sabueso‘.

El caso es que, dicho de manera clara, las raíces de la raza aparecieron en Francia, pero el origen de la raza basset hound, tal como la conocemos hoy día, fue producto inglés.

Los perros de talla pequeña que se usaban en Francia para ir de cacería eran los típicos basset, y algunos documentos históricos han revelado que hay evidencia de este tipo de perro, de patas cortas y que servía para la cacería menor, en países como Egipto o en épocas del Imperio Romano.

Cuando llegó la Edad Media, entra en escenario Huberto de Lieja, un noble francés al que le apasionaba la cacería y se dedicó a criar perros basset que gozaban de un sentido del olfato muy desarrollado, lo que los hacía ideales para cazar liebres, zorros o cualquier animal parecido.

De las crías de Huberto de Leija aparecerá el llamado ‘sabueso de San Huberto‘ o chien de San- Hubert (en francés). Esta línea de perros basset (chiens d’Ordre) se caracterizaba por tener una altura a la cruz promedio de 50 cm y dicha línea sirvió para darle origen al Blood Hound y también al basset artesiano de Normandía.

Sin embargo, no fue la única línea que procedió de los basset, sino que también Huberto, posteriormente llamado San Huberto, consiguió las líneas chiens briquets y chiens basset, perros de tamaño intermedio y tamaño pequeño, respectivamente.

Lo cierto es que las crías de perros Huberto de Leija fascinaron por todos los países de Europa, y así los basset franceses llamaban la atención por su aspecto y su olfato tan eficiente, haciendo que la raza se extendiera y fuera motivo de cruces.

¡El mismo Shakespeare se dejó seducir por los basset hound! y los cita en su famosa obra ‘El Sueño de una Noche de Verano‘, describiendo los aspectos físicos más resaltantes de la raza.

Y no fue sólo el famoso escritor, sino que muchos personajes de la realeza europea también cedieron ante el magnífico temperamento y el porte tan especial que posee el basset hound.

La historia inglesa de esta raza francesa (sí, suena un poco chistoso) iniciaría aproximadamente en 1866, cuando Lord Galway compra una pareja de basset de Normandía y los cría en Inglaterra; cuando ya la pareja tiene su primera camada (5 cachorritos) éste le vende ejemplares a Lord Onslow, quien se dedica a cruzarlos. Básicamente, Onslow cruza estos basset de Normandía con el Beagle y el Bloodhound (el mismo basset de San Huberto, pues así lo llamaron en Inglaterra).

A partir de estos cruces aparece una nueva raza, la raza basset hound. Sin embargo, algunos problemas de salud se evidenciaron en esta raza, y no fue más que producto del abuso de los cruces entre ejemplares con la misma consanguinidad, por lo que se recurrió a la inseminación artificial.

La inseminación artificial contribuyó grandemente a darle forma a la raza y ya para 1884 se había creado el Basset Hound Club, el cual reunió a los aficionados de esta raza y a quienes tenían años trabajando en los cruces y las crías de ella en Inglaterra.

Claro, ya cuando llegó la Primera Guerra Mundial, el club fue gravemente afectado y se disminuyó, en gran manera, la cantidad de basset hound que existían para entonces; y fue peor cuando llegó la Segunda.

A partir del año 1950 muchos unen esfuerzos para volver a darle forma a la raza y ya para 1965 los basset hound comienzan a agarrar fuerza de nuevo, encontrándose registro de más de 1600 ejemplares para ese entonces.

Para los años 70, la raza se empieza a expandir por España y en los 90 ya es una raza reconocida y bien apreciada, al punto en que 1995 se crea el Club Español de Basset Hound.

Vale la pena decir que el basset hound fue utilizado, hasta 1950 como perro de caza; a partir de entonces, sería visto como un perro de compañía.

El basset hound es una raza muy utilizada para comerciales, no sólo en Estados Unidos, cuando a partir de 1958 la empresa Wolverine, utilizó la imagen de un ejemplar de la raza para popularizar sus productos.

En España, y otros países, también otras marcas han hecho lo mismo con la imagen de estos tiernos caninos con cara triste y largas orejas. Y bueno, no sólo han sido las estrellas en múltiples comerciales de televisión, sino que también han sido llevados a las caricaturas, como el particular Droopy, del que te contábamos al inicio de este post.

Droopy apreció por primera vez en 1943; es una de las caricaturas más antiguas y populares que ha existido y ésta ayudó a que la raza basset hound estuviera en boca de todos, por lo que muchos optaron por conseguir un ejemplar de la raza como mascota.

¿Tu perro llora? Descubre por qué.

Aspecto y características de la raza

Aunque en sus orígenes la raza basset hound era un poco más ligera y veloz, pues se usaba para la cacería, esta raza ha cambiado un poco en cuanto al aspecto físico, pues los ejemplares lucen más robustos y de mayor tamaño. Recordemos, esta raza se originó a partir de perros enanos o de pequeño tamaño.

Lo que más llama la atención de estos adorables cachorros, es su rostro, un poco demacrado, triste y serio; sus orejas, muy largas, caen hasta más abajo de su cara, parecen finas y tienen como forma de lengua.

Las orejas están insertadas muy bajas y por eso es que también parecen más grande de lo que son, aunque no hay que negar que son demasiados grandes para el tamaño del sabueso. Referente a la textura, éstas parecen ser aterciopeladas y el pelo es corto y brillante.

En cuanto al cuerpo, este es alargado y robusto; luce fuerte y macizo. Las patas son cortas; en realidad, muy cortas, y por eso es una raza que se identifica fácilmente, pues las extremidades desproporcionadas, en relación con su cuerpo, no podrían pasar desapercibidas. Su espalda es recta, y bien equilibrada.

La cabeza de los basset hound es grande, y se caracteriza porque tiene la frente arrugada, lo que suma a esa típica apariencia entristecida y cansada. La piel, a la altura de las mejillas (o cachetes del perro) es flácida o floja; tiene cierto holgamiento, de la misma manera en que se presenta el labio superior de este canino, el cual cae levemente sobre el inferior.

Otro aspecto físico de suma importancia en la raza es que las fosas nasales son grandes, en comparación con el hocico del perro, esta amplitud es indispensable para sus actividades de cacería, pues les ayuda a rastrear con mayor agilidad; esta es una de las razones por las que el basset hound desarrolla un sentido del olfato con tanta superioridad.

Tiene un cuello un poco curvado, pero que luce fuerte y grueso. Su pecho es profundo, pero no de forma exagerada; está en equilibrio con las demás partes de su alargado pero bajo cuerpo.

La cola, es más o menos ancha en la base, y se va afinando hacia la punta; nunca está enrollada o sobre su cuerpo. Parece un sable sobre el perro. Los pies, también son muy notorios; lucen macizos y presentan ciertos plegamientos en la piel de la parte inferior (como si la piel se arrugara porque es mayor al tamaño de las extremidades).

Las almohadillas, son muy gruesas, por lo que presentan gran resistencia, y las uñas también son muy fuertes.

En relación al pelo, éste es denso y corto. El pelaje suele ser de tres colores: miel, negro y blanco, pero puedes hallarse en sólo dos, como por ejemplo color miel y blanco. Dependiendo del pelaje, será el color de los ojos, pudiendo entonces ser más oscuros o claros, pero siempre con forma de rombo.

El basset hound tiene un porte un poco lento, pero en realidad es un perro astuto, capaz de alcanzar objetos a cierta altura que ningún otro perro de su mismo tamaño (pero de distinta raza) podría alcanzar. Es un perro pesado, cuyo cuerpo puede resultar un poco gracioso ya que es largo pero muy bajo; algunos lo asemejan a una salchicha.

Su sentido del olfato cubre toda falta de rapidez a la hora de desplazarse, y por eso es una de las razas de caza más eficaces que existe, pues los huesos pesados y su pequeño tamaño le facilitan ser un excelente auxiliar para las cacerías.

 

Descripción general de la raza basset hound

  • Tamaño: pequeño – mediano
  • Peso: aproximadamente unos 30 kg
  • Altura de la cruz: de 33 – 38 cm para los machos /de 31 – 34 cm para las hembras
  • Origen: Francia / Inglaterra
  • Aspecto general: cuerpo alargado y con extremidades muy cortas; es robusto y posee la piel holgada o floja en distintos lugares del cuerpo. Sus orejas sobresalen por lo larga que son, así como su mirada triste y apagada.
  • Años de vida: de 10 a 12 años
  • Cuerpo: robusto y largo. Luce pesado.
  • Miembros anteriores: son cortos, pero fuertes y macizos; la piel se plega en los antebrazos, como si se doblara un poco. Los codos parecen bien adheridos al costado.
  • Miembros posteriores: cortos, como los anteriores, e igual de fuertes y musculosos.
  • Cabeza: es grande y alargada.
  • Cráneo: es muy sobresaliente en la parte occipital; su forma es de bóveda y su parte superior parece ser del mismo tamaño que el hocico.
  • Ojos: son de color oscuro, pero su tono o intensidad varía según el color del manto del perro; suelen ser castaños en los ejemplares de pelaje claro. Tienen forma de rombo y se les ve la membrana mucosa que está sobre la parte alta del párpado, llamada conjuntiva.
  • Espalda: es recta y ancha
  • Pecho: es profundo y deja ver sus redondeadas costillas.
  • Cuello: equilibrado, ligeramente arqueado y musculoso.
  • Orejas: largas, aterciopeladas, caídas, insertadas muy bajas, en forma de lengua y, aunque son de textura fina, lucen gruesas y fuertes.
  • Cola: nunca está enrollada o sobre su dorso, aunque puede adoptar la posición de sable cuando el perro está en movimiento. Es larga, ancha en la base y se afina hacia la punta.
  • Pelo: es de una sola capa; es denso, corto y liso. Es homogéneo en todo el cuerpo, pues no presenta flecos o rizaduras.
  • Color del manto: suele ser tricolor (miel, blanco y negro), por lo general, pero existen ejemplares bicolor (negro con blanco, o miel con blanco).
  • Pies: macizos y resistentes; aptos para soportar todo el peso del cuerpo, el cual se reparte en porciones iguales sobre los dedos. Tiene grandes almohadillas.

Carácter y comportamiento de la raza

El basset hound es una raza jovial, a pesa de que su apariencia indica lo contrario; es un perro de mucho equilibrio para comportarse, mostrándose tranquilo y dulce en todo momento.

Es un animal dado a socializar bien con las familias con niños, y sabe cómo jugar con los peques.

Su buen temperamento hace que los niños lo amen y, cuando ya el canino reconoce a su familia, es normal que se muestre protector con todos los miembros de su hogar, pero sobre todo con los infantes.

No debes dejar a tus hijos jugando a solas con el basset hound; aunque no es una raza agresiva, es mejor prevenir, pues los niños, sin quererlo, podrían provocar cierta reacción agresiva mediante juegos que no sean del agrado de tu mascota.

Algunas veces, el basset hound pierde el interés en los juegos o en los ejercicios con mucha rapidez, por lo que se requiere mantenerlo enfocado y tenerle paciencia si se le ve distraído o poco estimulado hacia las actividades que estás practicando con él.

Esta raza puede ser muy divertida y, resulta favorable para los lugares de poca agitación, debido a que no expide mucha energía o se muestra inquieto todo el tiempo.

Una vez que el basset hound es adiestrado, es bueno siguiendo instrucciones y sabe diferenciar a sus dueños; le es fácil acatar órdenes y respetar la jerarquía.

Es común verle dejarse llevar por algún olor o rastro que detecte, pues no puede ignorar su desarrollado sentido del olfato, así que es bueno que puedas comprenderle y dejarle, por algunos instantes, que pueda explorar o sacar su instinto cazador a flote.

Es un perro tolerante, al que le gusta complacer a sus dueños; es dado a los paseos, pero se acostumbra a llevarlos con correa durante estos, pues podrían irse muy lejos.. sí, precisamente por ese instinto cazador y explorador que posee.

Aunque otra realidad acerca de ellos es que pueden acostumbrarse a comer y dormir mucho, por lo que no querrán ejercitarse con frecuencia, así que tú debes encargarte de animarlo para que esté activo. ¿Cómo? con juegos, retos, ejercicios de poca intensidad, paseos y caminatas.

No les gusta que los tomen por las orejas, aunque la gente ama tocar y halar sus largas y aterciopeladas orejas, pero es algo que podría causarle mucha molestia y desencadenar en él episodios hostiles. Esto se le debe enseñar a los niños para evitar malos ratos.

Aspectos referentes a su carácter

  • Nivel de energía: es activo, pero necesita ser incentivado para que se ejercite; no es dado a ejercicios de mucha intensidad.
  • Capacidad de adaptación: es dado a estar en cualquier entorno, siempre que se sienta familiarizado con él y esté con sus dueños. Puede vivir en la ciudad sin problema alguno.
  • Tipo de perro: perro de caza – perro de compañía
  • Instinto: cazador, protector, explorador y olfativo.
  • Temperamento: es dulce, cariñoso y afable. También es un perro muy valiente, astuto y decidido. Puede llegar a ser algo perezoso para hacer actividades físicas.
  • Sociabilidad: es dado con todo el mundo, por lo que posee muchas cualidades eficientes para socializar; es bueno con los niños.
  • Salud: debido a que es un poco pasivo para ejercitarse, la obesidad es frecuente en la raza, así como los problemas debido al exceso de piel holgada en el cuerpo. La displasia de cadera y dolores de espalda son comunes. La conjuntivitis y las irritaciones en el oído también son populares.

Alimentación

La alimentación es un tema delicado con el basset hound, pues son perros que tienden a engordar mucho y que, debido a su complexión física, la obesidad puede ser muy problemática para ellos.

Es necesario que el dueño del basset hound supervise la cantidad de comida que su mascota ingiere a diario y que le permita tener tiempo para ejercitarse, pues así evita tener un perro obeso e inactivo.

Durante el primer año de vida, controlar la alimentación del canino es fundamental, pues durante este periodo el perro se desarrolla con gran rapidez y puede engordar con más facilidad.

Existen muchos pienso para perros y comida nutritiva que puede ayudarte a alimentarlo adecuadamente; puedes premiarle cuando sea obediente, pues así refuerzas positivamente las lecciones que le enseñas, pero no abusando de darle snacks o premios todos los días.

Las estadísticas han revelado que tales premios exceden en más del 10% las calorías necesarias para tu mascota a diario, por lo que representan un verdadero problema para ayudarlas a mantener su peso ideal.

En cuanto a darles comida casera o de tu plato, esto podría ser una mala idea ya que le crea malos hábitos o pudiera tener problemas estomacales graves. Pero si es tu plan, o deseas combinarle la comida para perros con comida casera, lo mejor es que consultes a los expertos en la materia.

Muchos dueños de mascota que han decidido mezclar la alimentación del basset hound (comida casera con pienso) optan por hacer la transición de manera paulatina, pues así observan si el canino tiene una mala reacción y evita que se sienta reacio a comer.

El basset hound debe ser alimentado con comida de la mejor calidad, como por ejemplo aquella que se considere apta para los seres humanos (bayas, carnes crudas, entre otras). Algunos alimentos comerciales suelen prepararse con cuero crudo, restos de huesos u otras partes que son difíciles de digerir para la mascota y que no aportan los nutrientes necesarios para su correcto desarrollo.

En cuanto a la comida casera, no debes cocinar los alimentos en exceso, pues si no pierden sus propiedades nutricionales y el perro comenzará a tener deficiencia en sus huesos y otras partes del cuerpo. Puedes darle pollo o carne de ternera medio cocida, así como  arroz, zanahoria y patata. Las manzanas son muy buenas para ellos, y pueden comérselas hasta crudas.

Una de las ventajas de las dietas caseras para los cachorros es que estos pueden conseguir la cantidad de calcio necesaria de los huesos crudos que se le provean; si mantienes control en la cantidad de comida y huesos que le des, no tendrás que utilizar suplementos de calcio, claro, no debes darle huesos a diario.

Ah, y por cierto, no quisiéramos cerrar esta parte del artículo sin desmentir ese popular mito de que los perros se vuelven más agresivos cuando comen comida casera. Tristemente, este tipo de dichos se extiende por todos lados y, sin ganas de ofender a nadie, parece una burda estrategia de marketing que ha inventado algunos inescrupulosos para lograr vender más comida para perros.

 

Adiestramiento del basset hound

A diferencia de otras razas, el basset hound es un perro ideal tanto para quienes tienen experiencia con perros o para quienes quieren hacer de él su primera mascota, pues es un perro dulce, que no es agresivo y que es dado a ser enseñado y adiestrado.

Claro, como en la mayoría de los animales, lo recomendable es empezar a adiestrarlo desde que tiene pocas semanas de nacido, pues el perro se familiariza con mayor rapidez y aprende a convivir contigo respetando tu jerarquía.

El basset hound es un perro que socializa con todo mundo y que no necesita de lugares grandes para vivir; si vives en un piso, éste puede ser un gran perro de compañía, al igual que si vives en una casa grande, con mucho espacio.

Debes empezar poco a poco a adiestrarlo; enséñale cosas básicas como ‘sentarse’, ‘levantarse’, ‘traerte algún objeto’, entre otras, pues así él aprende a reconocer tu voz y poco a poco se irá sintiendo cómodo con tus mandatos. Más adelante, cuando notes que ya es capaz de mantener el equilibrio y entender todo lo que le dices, podrás enseñarle otras cosas más relevantes.

Es bueno que lo adiestre en lugares espaciosos y donde el perro no tenga muchos objetos alrededor, pues es una raza a la que le gusta morder cosas, romper y tirar todo a su paso; mientras aún tu mascota es un cachorrito, podría tener dificultad para obedecerte y te causará muchos problemas cuando destroce cualquier cosa que se le cruce en el camino.

Debes sacarlo a diario a pasear, pues es un animal de cuerpo largo y robusto que tiende a engordar con facilidad; no sólo se trata de darle comida de forma adecuada y en las porciones correctas, sino de que velar porque no suba de peso en exceso pues esto le afectará su espalda.

Si no le creas el hábito de dar largas caminatas (con la correa puesta) y de tener juegos que lo obliguen a correr, muy rápido tu basset hound estará perezoso y tendrá la costumbre de estar ocioso y pasivo.

¡No lo permitas! Inventa actividades que involucren el rastreo y la caza de objetos, pues así él se sentirá estimulado y feliz. No trates de que practique agility, pues este ‘deporte’ no es adecuado para esta raza.

Todo lo que le permita utilizar su hocico será fabuloso para el basset hound, pues el sentido del olfato es el sentido más desarrollado de la raza, y no estará ni corto ni perezoso para ponerlo en marcha.

Si tienes otros perros en casa, no tendrás problema con esta raza, pues se la lleva bien con otros ejemplares caninos. En poco tiempo se sentirá cómodo con los demás perros, aunque puede que no suceda igual con otro tipo de animales ya que es un perro de caza y podría verlos como posibles presas e intentar cazarlos.

En cuanto a la compañía, es un animal al que no le gusta estar solo; siempre preferirá estar contigo y los demás miembros de su familia, por lo que no se recomienda dejarlo solo por mucho tiempo en el día, pues podría crear malos hábitos, sobre todo el de destruir muebles, sillas, plantas o cualquier otro objeto que tengas dentro de la casa. El basset hound es más feliz cuando está acompañado.

No lo adiestre como perro de guarda, porque perderás el tiempo; esta raza, por ser tan sociable, puede que ladre la primera vez cuando ve a un extraño acercarse a él o a los miembros de la familia, pero a los poco minutos lo verás super feliz y jugueteando con el extraño.

Cuidados básicos de la raza

Mantener limpio y cuidado a un basset hound no es complicado; la mayor preocupación radica en alimentarlo de forma adecuada y velar por su peso, así como vigilar las partes de su piel donde ésta se plega, pues debido a ello es un lugar que podría estar sucio y humedecido. Cuida que esas arrugas se mantengan limpias y secas.

Los oídos y las orejas son partes que importantes del perro, sobre todo en esta raza, pues las orejas están muy bajas y son largas; se recomienda limpiarlas con toallitas después de cada comida, para evitar que queden restos por allí que puedan influir negativamente en el pelaje de las orejas.

Si notas que tu perro lagrimea con mucha frecuencia, o que tiene lagañas o partículas de sucio en el ojo, puedes utilizar una motita de algodón humedecida con suero fisiológico para limpiar sus ojos.

Las uñas son otro aspecto importante en el cuidado del basset hound, pues como son muy fuertes y gruesas son difíciles de cortar, pero debes hacerlo cada cierto tiempo, para evitar accidentes; si no te atreves a mantenerlas a raya, en la clínica veterinaria podrás encontrar ayuda para ello.

Limpia y lava sus dientes con frecuencia, pues el sarro es un enemigo que muchas veces ignoramos y que afectan gravemente la dentadura y las encías de tu mascota, sobre todo cuando ésta ya es adulta.

Cepilla su pelo varias veces por semana; usa un cepillo de cerdas y trata de ubicar al perro en un lugar apto para tu espalda.

En cuanto al baño, la raza puede ser considerada como una raza de mal olor; el basset hound tiene un olor fuerte y babea mucho, así que no te extrañe encontrar charcos de babas por toda la casa. Puedes bañarlo una vez al mes para contrarrestar esos olores, utiliza un jabón o champú que no le cause irritación a su piel. Un champú con PH7 podría ser adecuado.

Llévalo al veterinario de forma periódica, pues así él te dirá cuándo debes vacunarlo, qué tipo de vacuna debes suministrarle y también podrá hacer un chequeo general de tu mascota para determinar cómo va su salud.

Cómo quitarle las pulgas a un perro.

Salud y enfermedades comunes

Los principales criadores de basset hound, sobre todo en Reino Unido, han establecido una serie de enfermedades que son comunes en esta raza; aunque vale la pena decir que es una raza sana que, con los cuidados y la alimentación adecuadas, puede vivir unos 15 años. Existen casos de ciertos ejemplares que han vivido un poco más.

Por cierto, si deses saber cuántos años viven los perros según su raza, acá te lo contamos.

Las enfermedades auditivas son populares, y la principal razón se debe a la insistencia en criar perros con orejas muy largas (más largas de lo normal); el principal problema aparece gracias a lo largo que es el pabellón auditivo del basset hound, favoreciendo así irritaciones, infecciones y la aparición de úlceras en ellos.

Los problemas en los párpados son otro punto importante en la raza; es común que los perros muestren irritaciones oculares con frecuencia, por lo que se requiere se limpiarles los ojos periódicamente y con mucho cuidado. En la misma línea de la visión del canino está el glaucoma (pérdida gradual de la visión), una enfermedad común en los basset hound.

Dentro de los problemas genéticos que ha heredado la raza de perros basset hound se destaca la displasia de cadera. Esta patología puede ser desencadenada por un rápido desarrollo entre los 3 y 10 meses de vida del cachorro, por actividades físicas forzosas e inadecuadas y por obesidad.

La displasia de cadera puede generar, posteriormente, enfermedades relacionadas con los huesos, como la artrosis, por ejemplo.

El sobrepeso u obesidad en el basset hound es otra situación crítica que genera diversos problemas o enfermedades en el canino, tal como aquellas que afectan su espalda. Debido a que la raza posee un cuerpo pesado y alargado, con extremidades muy cortas, la espalda es una de las partes que más deben cuidarse, pues el peso extra del perro puede afectarla gravemente.

En cuanto a las pulgas, piojos y parásitos, para evitar a estos invasores basta con mantener una buena higiene del perro así como en tu hogar, limpiar a diario el sitio del canino o su casita evitará que las garrapatas, ácaros o parásitos aparezcan por allí.

Existen antidesparasitantes que puedes suministrarle a tu mascota para que no sea invadido por parásitos o lombrices; pregunta al veterinario al respecto. Si deseas aprender cómo eliminar las garrapatas de tu perro, entonces este post te va a encantar.

Nota final

La raza de perros basset hound es una raza tranquila, muy sociable y cariñosa que puede servir como mascota de quienes buscan su primer perro o de quienes ya tienen experiencia en los caninos; su principal ventaja radica en que es un perro dado a llevársela bien con todos y no muestra signos de agresividad.

Es fácil de cuidar y puede vivir un poco más de la media de años que vive la mayoría de las razas, así que puede acompañarte por mucho tiempo y ser tu fiel compañero.

Si deseas más información referente a los animales, no dejes de pasearte por nuestra sección mascotas, pues tenemos muchos temas relacionados con el cuidado de los animales y sus principales características.

 

 

Dejar respuesta