Razas de perros: Bichón frisé

0
198

La raza de perros Bichón frisé es una de las razas más adorables y tiernas; se trata de caninos de muy pequeño tamaño, cuyo pelo es rizado, largo y suave. El Bichón frisé es muy dulce, alegre y fácil de adiestrar, por lo que es la mascota perfecta para quienes nunca han tenido un perro o para quienes viven en un piso.

Si deseas conocer más acerca de este tierno perro de compañía, a continuación podrás conocer el origen e historia de su raza, sus principales aspectos físicos, comportamiento y qué cuidados básicos necesita. ¿En busca de un Bichón frisé? ¡Veamos todo lo que necesitas saber!

Origen e historia de la raza

Acerca del origen de la raza de perros Bichón frisé no hay un escenario claro; por un lado, parece ser que existen registros históricos que ubican ejemplares similares por allá en el siglo I de nuestra era que acompañaban a los comerciantes del Mediterráneo, pero será en el siglo XII cuando la raza logre ser bien definida y conocida.

Los perros franceses de raza barbet, un perro de agua ya extinto, de tamaño medio a grande que poseía pelo largo,grueso y rizado, fue la que le dio origen a los perros bichones. Diversos cruces que se llevaron a cabo con el barbet francés originaron cuatro tipos de perros bichones y a los caniches o poodles.

De estos bichones se lograron definir: el bichón boloñés, el bichón maltés, el bichón habanero y el bichón de Tenerife; de este último se originó el bichón frisé.

El bichón de Tenerife, el predecesor de la raza, tiene orígenes muy antiguos, los cuales se han ubicado en las Islas Canarias; estos ejemplares ganaron rápidamente mucha popularidad en Francia, Italia y en otros países de habla francesa, como Bélgica, por ejemplo. El bichón de Tenerife desapareció durante la Primera Guerra Mundial.

En estos países, era una raza muy apreciada y buscada por los más ricos y pudientes, por lo que era normal ver a la nobleza europea acompañada de estos hermosos caninos a los que hoy día se les considera de origen español.

Entonces, aquellos comerciantes fenicios, quienes transitaban por las Islas Canarias, fueron llevando ejemplares de la raza hacia Francia e Italia, y sería durante el siglo XV cuando la raza se empezara conocer, pues para nadie es un secreto que los mismos reyes Francisco I y Enrique III, eran amantes de la raza.

En la época de Enrique III, éste adoptó la costumbre de llevar a su canino en una cesta que colgaba de su cuello, pues por tratarse de pequeños perritos, esto no era tarea difícil, sino que más bien era algo muy adorable.

Esta moda se hizo popular entre la nobleza que giraba en torno a Enrique III y de ella surgiría el nombre de la raza, específicamente del término ‘bichonner‘, que hace alusión a ‘embellecer o adornar‘.

Después de su periodo de apogeo y de codearse en la corte real, el bichón frisé pasó por un periodo tenso debido a la Segunda Guerra Mundial, pues al igual que muchas otras razas, corrió el riesgo de desaparecer, pero afortunadamente algunos criadores franceses , en la década de los años 30’s, se dedicaron a conservar la raza y de obtener ejemplares que sirvieran para ser aceptados en la Sociedad Central Canina de Francia, lo cual tuvo mucho éxito.

Durante este periodo de cría esta línea de bichones tomaría el nombre de bichón frisé, pues frisé significa ‘de pelo rizado‘ en francés.

Luego, la raza fue llevada con éxito a Estados Unidos, donde también se ganó el cariño y la atención de muchos aficionados, lo que permitió que el bichón frisé fuera conocido en muchos otros países del mundo, y no sólo en Europa.

Desde entonces, la raza ha estado creciendo en países como Inglaterra, lugar donde apenas existían unos 30 ejemplares de bichón frisé para 1976 registrados en el Kennel Club, cifra que ha aumentado a 2 mil y hasta 3 mil ejemplares nuevos cada año.

Además, la raza de perros Bichón frisé se halla entre las 20 razas de perros más populares de mundo actualmente.

 

Aspectos físicos

A simple vista, el bichón frisé parace una borla o una peluda bola que todos queremos acariciar, pero es una raza de cuerpo robusta y bien moldeado que puede parecer hasta fornida y un poco musculosa a la vez.

Sin embargo, se trata de una raza de tamaño pequeño y talla pequeña, que entra en la categoría de perros toy. Aunque luce robusto, no se notan partes exageradas o prominentes en su cuerpo, el cual es un poco más largo que alto.

Su pelo, su característica más resaltante, es largo, pudiendo alcanzar entre 7 y 10 cm en algunas partes del cuerpo; es rizado, sedoso y fino. Puede parecer un poco grueso y esponjoso, pero no es así; más bien, es suave y en forma de tirabuzón.

Su cabeza también llama la atención; no sólo porque está cubierta de mucho pelo, sino porque es achatada en la parte superior y su cráneo es alargado, siendo más largo que el hocico del canino. La depresión naso frontal o stop, no está muy pronunciado.

Sus ojos no son ni grandes ni pequeños, sino que parecen ser del tamaño acorde según el tamaño de la cabeza; son de color oscuro y redondos. A diferencia de otras razas, el bichón frisé tiene una mirada no muy expresiva; no es tan vivaz como la de un basenji, por ejemplo, ni tan intimidante como podría llegar a ser la de un Bulldog inglés. Podría decirse que es neutra.

Sus orejas son anchas, pequeñas y las lleva colgando a ambos lados de la cara; tienen mucho pelo rizado en ellas y suelen ser muy similares a las del poodle.

Tiene una cola de inserción media, y nunca la enrosca; usualmente la lleva doblada. No es muy larga.

Su pelo podría compararse con el de una oveja, pues es rizado, formando tirabuzones y siempre es de color blanco, pues la Federación Cinológica Internacional no acepta ejemplares de otros colores o tonalidades.

El bichón frisé es una pequeña bola de algodón que puede movilizarse con mucha agilidad y llama la atención por su apariencia tierna y dulce, aunque en realidad posee un cuerpo robusto resistente y bien definido.

Características estándar de la raza

  • Tamaño /talla: pequeño /pequeña
  • Peso: de 2.5 – 3 kg para ambos sexos
  • Altura de la cruz: 30 cm para machos y hembras
  • Apariencia general: perro de pequeño tamaño, muy equilibrado y enérgico; es musculoso y robusto y muy peludo. Muestra cierta finura en su porte.
  • Cuerpo: es más largo que alto; es pequeño, pero musculoso y bien definido en todas sus partes. La piel parece fina y el lomo del perro está levemente arqueado. La grupa es redondeada.
  • Cabeza: en buenas proporciones, según el tamaño del cuerpo del perro. Su cabeza es achatada y es más larga que el hocico. Esta cubierta por mucho pelo. Su cráneo, suele parecer que es redondo debido a la gran cantidad de pelo que tiene, pero esto es sólo una ilusión visual.
  • Depresión naso – frontal: levemente pronunciada
  • Ojos: son de mediano tamaño; son redondos y de color oscuro, al igual que sus párpados. No son muy prominentes y están ligeramente separados entre ellos.
  • Hocico: está muy bien definido y proporcionado, por lo que sobresale con facilidad; no es muy ancho, pero tampoco es estrecho y tiene una trufa de forma redondeada y color negro. Las mejillas son un poco pomposas y el labio superior cubre un poco al inferior, pero sin taparlo por completo. Ambos labios son finos.
  • Orejas: son muy peludas y de mediano tamaño, siempre van colgantes a ambos lados de la cara, aunque el canino suele levantarlas cuando está en situaciones de alerta. Están muy recubiertas de pelo; un pelo largo y rizado que resulta muy atractivo visualmente.
  • Espalda: ancha y en buenas proporciones con el cuerpo; no es profunda.
  • Cuello: es largo, equilibrado y robusto. Aproximadamente mide una tercera parte de lo que mide el largo de su cuerpo.
  • Miembros anteriores / miembros posteriores: son rectos, si se observan desde el frente, tienen huesos finos y sin desviaciones en los codos. En cuanto a los posteriores, estos están bien desarrollados, con muslos anchos y bien proporcionados.
  • Cola: de baja a media inserción; la lleva doblada, nunca enroscada o sobre su espalda. Es corta pero posee mucho pelo. Es una de las partes del cuerpo donde el pelo es más largo.
  • Pies: lucen fuertes y compactor.
  • Pelo: es largo, rizado, fino y sedoso. Es mucho más largo en algunas partes del cuerpo, como la cola o las orejas, llegando a medir hasta unos 10 cm.
  • Color del pelaje: sólo es de color blanco. No se aceptan otros colores para la raza.

Carácter y comportamiento

El bichón de pelo rizado o bichón frisé es un perro muy enérgico, vivaz, juguetón y sociable; le encanta estar en compañía de su familia y se muestra muy abierto a recibir cariño y mimos, sobre todo de los niños.

Este perro juguetón, es la mascota ideal para las familias con niños, pues es tolerable con sus travesuras y puede pasar muchas horas en compañía de ellos o siendo parte de sus juegos. También socializa con facilidad con los extraños, mostrándose afectivo y nunca tímido; esto le hace ser un perro de compañía por excelencia, pero no un perro de guarda.

Es inteligente, determinado para actuar, leal y muy fácil de adiestrar; posee una gran sentido de intuición, por lo que puede distraerse con facilidad, sobre todo si está en un entorno de mucho movimiento; sin embargo, es moldeable y dado a ser amaestrado.

Es una raza capaz de adaptarse a cualquier ambiente, por lo que es recomendable tener un bichón frisé como mascota si vives en un pequeño piso, aunque tendrás que lidiar con sus ladridos. Eso sí, no muda mucho el pelo, por lo que es ventajoso para quienes son vulnerables a las alergias o para quienes no quieren tener que recoger pelos cada 5 minutos.

El bichón frisé es un perro muy extrovertido, al que le gusta tomar la delantera en los juegos o actividades; necesitarás de grandes dosis de ejercicio diario para mantenerlo a raya, pero unas buenas caminatas por el parque no te vendrán mal.

En resumen, se puede decir que la raza de perros bichón frisé es una raza muy enérgica, cariñosa, sociable y adaptable; no requiere de cuidados muy demandantes y es adecuado para vivir con familias que tengas niños pequeños u otros animales. Es dulce, leal y nada agresivo.

  • Nivel de energía:muy alto
  • Temperamento: juguetón, divertido y afable. Es inteligente, vivaz y determinado.
  • Sociabilidad: es muy sociable, sobre todo con los niños. No muestra signos de timidez o agresividad con los extraños.
  • Adaptabilidad: adaptable a cualquier entorno, pero siempre que no esté solo o aislado.
  • Utilidad: perro de compañía
  • Esperanza de vida: de 12 a 15 años
  • Salud: problemas de la piel, cataratas, inflamaciones de oídos, cálculos en la vejiga, entre otros.

Alimentación

La alimentación es muy importante para mantener al bichón frisé saludable y con esa energía que le caracteriza; por ser una raza con un pelaje tan singular, es más importante que en cualquier otra raza, velar porque el cachorro consuma las cantidades suficientes de ácidos grasos omega 3 y omega 6, pues son estos los que harán que tu mascota luzca un pelo fuerte, abundante, brillante y atractivo.

Cuando nace, lo más ventajoso es que sea alimentado con leche materna, y luego, pasados un mes y medio o dos meses, podrá empezar a comer papillas; cuando entre a la etapa de los pienso para perros, provéele el pienso de mayor calidad, el cual le brinde los nutrientes, minerales y ácidos grasos que tu mascota necesita.

Recuerda, es importante que escojas un pienso especial para perros toys, porque de no se así, tu canino podría engordad rápidamente.

En la adultez, los problemas de obesidad suelen aparecer si no controlas  su alimentación y lo llevas a hacer ejercicio regularmente; combina un pienso seco y uno húmedo, y si lo deseas, aplícale una  dieta con comida casera que incluya varias proteínas, como huesos crudos, por ejemplo.

Cuando ya tu canino llegue a los 7 años de vida, escoge un pienso con alto contenido en calcio, pues así le ayudas a mantener sus huesos y dientes fuertes y saludables, por lo menos por un tiempo más largo.

Hoy día, las tiendas de comida para mascotas, tanto físicas como online, están saturadas de piensos especiales, snacks, premios, croquetas y bocadillos, entre muchas otras opciones de ‘alimento’, los cuales pueden ser muy atractivos para tu mascota, pero que no se consideran adecuados o saludables, pues algunos son fabricados con proteínas que no son comestibles para los seres humanos, por lo que no brindan los suficientes nutrientes que necesita tu cachorro o son difíciles de digerir.

Por otro lado, está comprobado que muchos de los premios o croquetas que los dueños suelen darles a sus canes para consentirlos o motivarlos, fomentan la obesidad.

Cuidados básicos

El bichón frisé no requiere de muchos cuidados, aunque su pelo sin duda alguna es la parte del cuerpo que más paciencia requiere y que más atención necesita.

No es una raza que anda por allí botando el pelo, pero sí deberás cepillarlo a diario para mantener su pelo saludable, libre de enredos y así retirar el pelo muerto que se va acumulando en su cuerpo.

Lo más fácil es utilizar un peine delicado, de cerdas suaves y que no sea muy grande; comenzar a peinarlo en el sentido del crecimiento del cabello, de forma delicada, siempre tratando de no lastimar la piel del cachorro y desde la cabeza hasta las patas.

En las orejas y la cara, deberás acicalarlo con mayor cuidado, protegiendo sus ojos. Es común que las orejas sea una zona propensa a aparecer nudos, pues allí el pelo es muy largo, así que peinarlo a diario te ayudará a evitar dolores de cabeza.

Para mantener el pelo de tu can hermoso, es recomendable que busques los servicios de un peluquero canino, pues así aseguras que éste vaya cortando el pelo adecuadamente y mantenga a tu mascota atractiva. Es común cortar el pelo del bichón frisé cada dos meses.

En cuanto al baño, por tener un pelo rizado y largo, es necesario bañarlo una vez al mes, pues es precisamente bañarlo con frecuencia lo que asegura que el pelo de tu mascota luzca un blanco puro, pulcro y de bonita apariencia. Las personas que no cuidan de la higiene de su cachorro, pronto notarán que su perro va cambiando la coloración del pelo.

Para bañarlo, utiliza un champú para perros con pH neutro, para que no le irrite la piel; báñalo, preferiblemente, con agua tibia y una vez que has colocado champú por todo su pelo, retíralo con abundante agua, teniendo sumo cuidado de que no queden restos de él en tu perro.

El secado es fundamental para evitar problemas de la piel, como irritaciones, dermatitis, etc., así que utiliza una toalla limpia y seca para secarlo, sobre todo en la raíz del pelo, donde se acumula la humedad, y luego ayúdate de un secador de pelo para perfeccionar el proceso, pero a un nivel bajo o medio y a una distancia prudente de tu perro, para que no lo quemes.

Nunca lo dejes que se seque al aire libre, pues el pelo del bichón frisé se esponjará y estará rebelde y sin esa sedosidad que le caracteriza.

Para cuidar su aliento y sus dientes, deberás cepillarlo con mucha frecuencia, pues es una raza con tendencia a tener mal aliento debido a la acumulación de placa, sarro y bacterias en su boca. Además, si le inculcas la costumbre de cepillar los dientes, esto le ayudará a tener una dentadura fuerte y saludable para cuando alcance su vejez.

Salud y enfermedades

De nuevo, seguimos enfocados en el pelo del bichón frisé, pues por su color y textura suele ser el punto más débil en cuanto a enfermedades de la raza.

Las alergias o afecciones de la piel son muy comunes en ellos, así como las cataratas, infecciones de oído, infecciones de encías, el mal aliento y la caída de piezas dentales a temprana edad.

Luxación de rodillas, epilepsia, piedras en la vejiga, displasia de cadera y una escasa pigmentación de la piel son enfermedades comunes que se han encontrado en ejemplares de esta raza.

Por otro lado, están aquellos problemas típicos de todas las razas, y el bichón frisé claramente no escapa de ellos, como el ser infectado por pulgas, garrapatas o parásitos.

Las pulgas son esos pequeños insectos que no se ven a simple vista, pero que pueden ser una verdadera molestia para cualquier canino, por lo que es importante mantener una higiene adecuada y revisar el pelo del cachorro a diario para que te asegures de que estas invasoras no están viviendo en la delicada mota de algodón que supone el pelo de tu bichón.

De todas formas, acá te mostramos qué soluciones emplear para eliminar las pulgas en tu perro.

Educación y adiestramiento

Dentro de los aspectos más ventajosos que tiene un bichón frisé destaca que es una raza muy fácil de adiestrar; es un perro dado a seguir órdenes, acatar mandatos y aprender trucos, por lo que bastará con que sepas dirigirlo para que pronto tu mascota sea un pedacito de algodón obediente y bien adiestrado.

Eso sí, es fundamental que inicies el adiestramiento cuando tu bichón frisé tiene pocos días de nacido, porque si no luego tendrás un perro acostumbrado a mucha libertad y que se mostrará osado para hacer lo que quiera y distraerse.

Debes tratarlo como un perro fuerte, como cualquier otra raza de tamaño y talla normal, porque si lo acostumbras a tratarlo con fragilidad por ser un canino miniatura, esto no será positivo para el adiestramiento.

Esta raza no requiere de muchas horas de ejercicio diario, sino que una pequeña caminata será suficiente para mantenerlo activo, ayudarle a controlar su peso y distraerlo. Es importante que no lo dejes a solas mucho tiempo, porque estará ansioso, nerviosos y podría deprimirse.

Recuerda, es un perro al que le encanta estar acompañado por los miembros de su familia, así que no es una raza ideal para quienes pasan todo el día fuera de casa y no cuentan con el tiempo ni la paciencia para cuidarlo y darle cariño.

Por ser un perro muy obediente y veloz para correr y moverse, puedes inscribirlo en concursos de flyball o agility, pues así él podrá utilizar sus habilidades y drenará un poco de energía, a la vez que se sentirá muy cómodo rodeado de otros caninos y de muchas personas.

Por lo demás, recuerda que el adiestramiento de refuerzo positivo es la mejor opción para educar a un bichón frisé, pues es una raza muy pequeña y dulce que podría sentir miedo con una postura coercitiva; eso sí, adiéstralo pero sin premiarlo por todo para que no lo malacostumbres o se vuelva obeso.

Nota final

La raza de perros bichón frisé es una raza muy fácil de cuidar y adiestrar; es el perro ideal para quienes nunca han tenido una mascota y puede adaptarse a vivir en cualquier escenario. Es un perro muy sociable, inteligente y que te regalará momentos de mucha diversión y juego. Sigue nuestros consejos y verás como estableces un gran lazo de amistad y amor con tu bichón frisé.

Te invitamos a visitar nuestra sección mascotas para que aprendas un poco más acerca de las demás razas de perros, y no olvides compartir este post en las redes sociales. 

 

Dejar respuesta