Razas de perros: Bichón maltés

0
185

La raza de perros Bichón maltés es una de las razas de perros miniatura más adorables y apreciadas que hay; se trata de caninos muy tiernos, juguetones y fáciles de cuidar y adiestrar que muestra cierta postura de finura y opulencia.

En cuanto a su origen, este puede llegar a ser muy incierto, aunque está claro que es una raza antigua que desde hace siglos ha acaparado las miradas de los más ricos y poderosos, por lo que a continuación en YumYumPanda te explicaremos cuál es la historia de la raza de perros Bichón maltés, sus principales aspectos físicos, comportamientos y cuidados básicos que requiere.

Origen e historia de la raza

El origen de la raza bichón maltés es muy cierto; de hecho, diría que es una de las razas de perros más difíciles de indagar en cuanto a origen se refieres. Existen, entonces, varias hipóstesis.

Una de ellas, relaciona al bichón maltés como una línea de bichones que resultó del cruce del perro barbet francés con otras razas; de esta mima raza francesa se originó el poodle o caniche. Dentro de los bichones, se han diferenciado cuatro clases: el bichón habanero, bichón maltés, bichón boloñés y el bichón frisé, del cual puedes conocer todo acerca de su raza aquí: razas de perros bichón frisé.

Por otro lado, se dice que fueron los comerciantes fenicios quienes introdujeron esta raza a Egipto hace más de unos 2 mil años atrás, pues se han encontrados restos de piedra con perros similares a los malteses en la tumba del Faraón Ramsés II.

Se dice, entonces, que la raza ya existía en Egipto entre los siglos VII y III a.C. Para el siglo VI a.C. se e ha ubicado en Grecia, adjudicándole a Aristóteles la primicia de haber nombrado la raza como Melitaei Catelli, por allá en el 370 a.C.

También, se dice que el nombre de la raza se debe a que es un cachorro originario de la isla de Malta, al sur de Sicilia; esta creencia ha tomado fuerza debido a que históricamente se conoció a Malta como una isla que vivió épocas de suma opulencia y distinción, por lo que se cree que el bichón maltés era el perro perfecto para los malteses.

Algunos escritos del siglo I, revelan que el gobernador de Malta de aquella época, llamado Publio, describía a su canino, un bichón maltés llamado Issa, como un animal muy valioso, puro y travieso.

De esta forma, tanto en Egipto como en Grecia o Italia, parece ser que la raza era muy atractiva para los políticos, gobernantes, nobles y ricos, al punto en que los egipcios veneraban al bichón maltés y en Grecia solían erigir estuatillas con su forma en las tumbas.

El nombre de la raza se le ha adjudicado a los italianos, quienes defienden la raza como suya, aseverando que el vocablo ‘melita’ proviene del antiguo nombre romano que se le había dado a malta. Melita también es asociado con el vocablo ‘malat‘, que significa ‘puerto‘.

Como su origen ha sido tan controversial, el bichón maltés ha tenido varios nombres, como: perro león de Malta, Terrier de Malta, perro de Melita, antiguo perro de Malta o simplemente bichón.

El término bichón, por su parte, nació gracias a que durante la época del rey Enrique III éste estilaba llevar a su mascota en una cesta que colgaba de cuello, como un adorno, por lo que se le dio el nombre de bichoneer, para hacer alusión a ‘embellecer‘.

Pero no sólo Enrique III se dejó seducir por un ejemplar de esta raza, sino que la reina Isabel I también cayó rendida ante sus encantos y belleza, y tenía varios malteses en su palacio, lo que hizo que toda la aristocracia y la nobleza inglesa conociera la raza y también la persiguieran.

Estos caninos ganaron mucha popularidad y lograron codearse entre las familias más ricas de Europa, y ya para el siglo XVI se sabe que un ejemplar de ellos se vendió en unos 2000 dólares, ¡algo exorbitante!

Debido a la fama de los bichones malteses, muchos aficionados de los perros se dispusieron a criar la raza y mejorarla, así como lo hizo el propio médico personal de Isabel I. Durante los siglos XVII y XVIII la raza fue perfeccionándose, y para el siglo XIX existían unas nueves variedades de bichones malteses.

En el año 1888 el Kennel Club registró la raza oficialmente y durante el siglo XIX los malteses ya formaban parte de las exposiciones caninas; al final de este siglo, se exportarían varios ejemplares desde Inglaterra hasta Estados Unidos, así como a otras partes del mundo.

Aunque el origen como tal de la raza sigue estando en entredicho, es a Italia a quien se le ha adjudicado, aunque claramente fue en tierras inglesas donde la raza cobró auge y fue establecida y mejorada, así como también sucedió con muchas otras razas de perros.

Como si fuera poco, se ha tratado de asociar a los bichones malteses con algunas razas asiáticas, pero como ya hemos dicho, no hay nada en concreto que arroje luces al respecto.

Sea como sea, sí es cierto que esta raza cautivó a los comerciantes del Mediterráneo, a egipcios, ingleses, griegos, romanos y demás influyentes de las pasadas épocas, y hoy día no es distinto, pues es una de las razas más expuestas en los concursos de bellezas y que ha conquistado a muchos famosos, como a la modelo Alessandra Ambrosio, Halle Berry y hasta Elizabeth Taylor.

¡Cómo no dejarnos seducir por un ejemplar de esta raza!

Aspectos físicos

El bichón maltés es un perro miniatura; no pasa los 25 cm de alto y pesa entre 1 y 3 kg. Tiene un porte de finura y elegancia, pareciendo muy distinguido y con su cabeza siempre erguida.

Cuando nace, el maltés es una pequeña bola de pelo en la que sólo se distingue su trufa oscura y sus ojos. Su pelo de bebé es muy fino, como una delgada pelusa, pero se va haciendo más fuerte y sedoso a medida de que crece.

Su cuerpo es alargado y compacto,  y es más largo que alto; su cabeza parece muy redondita, pero en realidad tiene forma ovalada, con la parte alta del cráneo plana y una depresión naso frontal muy prominente. El cráneo es levemente redondo.

Su cuello parece largo y muy firme, por lo que le permite tener la cabeza erguida y equilibrada, lo que le brinda una apariencia altiva y elegante. Sus ojos son más o menos grandes, redondos y oscuros, con los párpados negros. Su mirada no es muy expresiva, pero tampoco es intimidante como sí suele ser en otras razas, como el Bulldog inglés, por ejemplo.

Sus orejas se consideran de alta inserción, son muy peludas, con pelo largo y liso, y siempre las lleva caídas a ambos lados de su cara. Tienen una forma más o menos triangular.

Su cola es gruesa y muy peluda, y por lo general la llevada curvada hacia arriba. En cuanto a sus pies, estos son redondos, con almohadillas bien acolchadas de color negro, al igual que sus gruesas y fuertes uñas.

El pelo del bichón maltés es, sin duda alguna, su principal atractivo, pues es muy largo, sedoso, brillante y liso; a diferencia del bichón frisé, el cual tiene el pelo rizado.

Aspectos físicos estándar de la raza

  • Tamaño / talla: miniatura o perro toy
  • Peso: desde 1 – 3 kg (aunque hay algunos que pesan los 4 kg)
  • Altura de la cruz: de 21 – 25 cm, para machos y hembras
  • Origen: riberas del Mediterráneo / Italia
  • Aspecto general: es un perro muy pequeño, con pelo blanco largo y liso; su porte es altivo, con mucha finura y elegancia.
  • Cuerpo: más largo que alto; es compacto y bien definido.
  • Cabeza: en buenas proporciones con el resto del cuerpo; es ancha, con el cráneo ovalado y plano en su parte superior; su depresión naso – frontal está muy bien marcada.
  • Ojos: son grandes, oscuros y redondos; no son muy prominentes, pero tampoco están hundidos. Están ligeramente separados entre ellos. Tienen los párpados negros.
  • Orejas: son de alta inserción. Cuelgan a ambos lados de la cara y son muy peludas. Tienen forma triangular y son algo gruesas.
  • Hocico: en buenas proporciones con la cara; posee la caña nasal recta y sus fosas nasales son moderadas y bien abiertas; la trufa es negra y redondeada.
  • Cuello: es fuerte y está medio arqueado en la parte superior; está cubierto de mucho pelo y no tiene papada. Es largo y robusto, por lo que le brinda equilibro y aplome.
  • Miembros anteriores / miembros superiores: muy robustos y bien aplomados, con brazos y antebrazos delgados y firmes, pero no musculosos / piernas largas, verticales y muy robustas.
  • Pies: redondeados, con almohadillas bien acolchadas y uñas fuertes. Los dedos están muy juntos.
  • Cola: muy larga y peluda, con la base ancha, pero se afina hacia la punta. Forma una curva hacia arriba.
  • Pelo: largo, liso, fino y sedoso. Cae como si fuera una sola capa que cubre todo el cuerpo.
  • Color del pelaje: blanco puro, aunque se aceptan ejemplares con leves tonalidades en dorado o color marfil.
  • Movimientos: posee mucha agilidad, con pisadas veloces.

Carácter y comportamiento

El bichón maltés es un excelente perro hogareño; le encanta estar acompañado de su familia y es muy cariñoso, juguetón y vivaz. Es un canino dulce y que tolera los juegos y bromas de los niños, por lo que es la mascota ideal para familias con peques en la casa.

No se comporta de forma agresiva ni es nervioso o tímido; es extrovertido y enérgico. Es confiado, dado a socializar, receptivo, seguro de sí mismo y obediente. Es una raza fácil de adiestrar.

Le gusta andar tras de ti para ver qué haces y la pasará muy acompañándote por toda la casa. Parece un perro faldero. Es tranquilo para sacarlo a pasear y no se muestra renuente con los extraños.

Le gusta ir de paseo y se muestra muy interesado con lo que acontece a su alrededor; aunque no requiere de grandes dosis de ejercicio diario, pues es un perro miniatura, sí demanda atención, juegos, cariño y mimos, por lo que deberás atenderle para que no se sienta excluido o triste.

No es un perro que demande muchos cuidados, pero sí necesita rodearse de actividades, personas y amor. Esta raza siempre está muy despierta y es normal que sientas que tu bichón maltés no se cansa, tal como un niño pequeño, que juega y juega por horas. Cuando están recién nacidos son muy dormilones, pero esto pasará a medida que transcurran los meses.

Es un cachorro vigilante, osado, que emite muchos ladridos, sobre todo con los extraños, a los cuales acepta pasados unos pocos minutos. Es un gran perro de compañía, así que no dudes en tener esta pequeña motita de algodón todos los días a tu lado.

¿Por qué llora tu perro?

  • Nivel de energía: media – alta
  • Grado de actividad requerida: mucha actividad, para mantenerse ocupado y feliz.
  • Adaptabilidad: adecuado para climas templados, como los del Mediterráneo; nada de temperaturas extremas. Puede vivir en casa o piso, siempre que esté acompañado.
  • Temperamento: cariñoso, muy alegre, juguetón y vivaz. Es inteligente y determinado.
  • Sociabilidad: es muy sociable y dado a la amistad con los niños. Con los extraños es renuente si se siente amenazado, y se la lleva bien con otros animales, aunque podría ser territorial con los miembros de su familia.
  • Utilidad: perro de compañía
  • Salud: es una raza muy sana, aunque puede padecer, por su tamaño, problemas de rodilla, conjuntivitis, irritaciones en la piel o dermatitis.
  • Esperanza de vida: unos 15 años

Por cierto, ¿sabes cuántos años viven los perros? Acá te damos la respuesta.

Convivencia con un bichón maltés

Esta raza es fácil para convivir; lo primordial es pasar tiempo diario con el perro y tratarlo como a un miembro  más de la familia. No puedes dejarlo solo por muchas horas, pues esto le cae muy mal y le hace sentir triste y nervioso.

Puedes tenerlo en una casa espacioso o en un piso, pues como es muy pequeño no requiere de grandes espacios para poder vivir. Puede llegar a ser muy ruidoso, pero nada del otro mundo.

Si tienes otros perros en casa, no hay problema, pues el bichón maltés es amistoso y si le enseñas a llevársela bien con tus otros canes, él se mostrará abierto, aunque hay que reconocer que en caso de que se sienta amenazado por otro canino puede sacar su carácter y buscar un enfrentamiento, pues no se acobarda por su tamaño.

Con otros animales se la lleva muy bien también.

Si tienes niños en casa, seguro que estos amarán al maltés, pues es una mascota adorable, dulce, juguetona y que sabe cómo pegar con los peques, al punto en que los cuidará y protegerá toda su vida.

Alimentación

La alimentación del bichón maltés debe ser tomada en serio, pues por su tamaño podría presentar graves problemas de salud si se le sobrealiementa o no se le provee comida de alta calidad.

Lo más adecuado es darle un pienso para perros toys de la más alta calidad posible, que sea rico en proteínas y ácidos grasos omega 6 y omega 3, pues estas grasas naturales son las que ayudarán a que tu mascota mantenga su hermoso pelo saludable, brillante, fuerte y largo.

El no llevar una dieta rica en omega 3 y omega 6 se notará muy rápido en tu canino, pues su pelo no lucirá como debe y podría caerse, perder su brillo y no crecer de manera adecuada.

Es un animal que te va a intentar persuadir para que le des de tu comida, pero esto podría llegar a ser muy peligroso, pues no posee ciertas enzimas indispensables para digerir y metabolizar alimentos humanos, así que es mejor que consultes esto con su veterinario antes de dejarte seducir por los deseos de tu maltés.

Otro punto vital en la alimentación, es no saturarlo de premios o croquetas, pues esta comida puede favorecer la obesidad, lo que le causará graves problemas de salud. Además, el premiarlo todo el tiempo hará que desarrolle comportamientos inadecuados y ociosos y que pronto tenga predilección por los premios antes que por la comida diaria.

Quizás te interese saber: por qué no come mi perro.

Cuidados básicos de la raza

El aspecto del bichón maltés es su principal carta de presentación y por ello necesita de cuidados que le garanticen lucir un pelo sano, fuerte y hermoso.

Por ello, el cepillado es fundamental, así que deberás a diario, o por lo menos cada dos días. Y no se trata de un cepillado superficial, sino que amerita un cepillado profundo, desde su capa más inferior, donde está la raíz del pelo, hasta las puntas, dividiendo el pelo en partes para facilitar el proceso y asegurarnos de no olvidar ninguna parte del cuerpo.

Lo más recomendable es cepillar desde la cabeza hacia los pies, siempre en dirección del sentido de crecimiento del cabello, utilizando un peine de cerdas suaves pero largas, pues el pelo de esta raza es muy largo.

Debes tener mucho cuidado de no lastimar su piel, pues ésta es delicada,

El cepillado frecuente ayudará a que no se le hagan nudos o enredos en su pelo, lo cual es muy común y te causará grandes dolores de cabeza. A la vez que ayuda a retirar el pelo muerto que pueda haber en él y favorece el crecimiento del pelo.

Para ayudarte durante el cepillado, es recomendable humedecer un poco el pelo; con un atomizador podrías resolverlo. Separa el pelo en mechones y, ¡manos a la obra!

En cuanto al baño, es importante no dejar que tu bichón esté muy sucio, pues esto hace que el pelo se ponga amarillento y pierda esa pureza que le suma su color blanco.

Báñalo una vez al mes utilizando un champú especial para perros, que no sea muy fuerte y de pH neutro, pues esta miniatura posee una piel muy sensible. Puedes mezclar el champú con un poco de agua, para que sea menos agresivo.

También, puedes aplicar un acondicionador para ayudar a que su pelo luzca sedoso y no se enrede, pero siempre que sea un acondicionador especial para la raza o para los toys. Tampoco abuses de él, pues podría quitarle naturalidad al pelo de tu canino.

Para que el baño sea más placentero para tu mascota, utiliza agua tibia.

El secado también es parte importante para el canino, así que utiliza una toalla seca y limpia para retirar la mayor cantidad de agua posible de su pelo; con movimientos suaves y en la raíz del pelo podrás quitar la humedad.

Luego, ayúdate con un secador de pelo, a un nivel medio/bajo, para terminar de eliminar la humedad en él, pero no colocando el secador muy cerca de su piel, porque esto podría causarle daño.

Sus orejas deben  ser revisadas y limpiadas, pues muchas veces allí aparecen irritaciones debido a que no le entra suficiente ventilación por tanto pelo que las cubre. Limpia los oídos de tu cachorro, así como su boca.

Es importante cuidarle la dentadura, así que retira el sarro, la placa y cualquier resto de alimento que quede allí, así evitas que sus dientes se caigan cuando el perro alcance la vejez.

También, recuerda cortarle las uñas cuando no más notes que están algo largas, porque si no tus peque podrían ser arañados por tu bichón cuando jueguen.

La barba y los bigotes del perro deben ser limpiados a diario, para que no aparezca oxidación o manchas en esas partes del pelo.

Por lo demás, puedes contratar los servicios de un peluquero canino para que te ayude a encontrarle el look perfecto a tu bichón maltés y así marque pauta donde quiera que vaya. ¡Sé original y acapara todas las miradas con tu mascota!

Por otro lado, recuerda la higiene del perro es fundamental para evitar que las pulgas, parásitos y garrapatas puedan hospedarse en él; las garrapatas son portadoras de varias enfermedades, así que acá te cuento cómo eliminar las garrapatas de tu perro.

Nota final

La raza de perros bichón maltés es una raza muy atractiva para muchos, pues su hermoso pelajes parece seducir a grandes y a chicos; esta raza es fácil de cuidar y adiestrar, y puede adaptarse a muchos escenarios, así que es la mascota perfecta para quienes tienen niños en casa o viven en un piso. Si sigues todos los consejos que acá te hemos dejado, podrás tener una relación muy buena y feliz con tu adorable maltés.

Si deseas más artículos relacionados con otras razas de perros, no dudes en visitar nuestra sección mascotas. ¡Allí hay mucho más por descubrir!

Dejar respuesta