Cigarrillo Electrónico: Las 5 Verdades que Debes Conocer

0
212
cigarrillos electrónicos

 

Amigo lector, si estás ojeando este artículo, es porque estas buscando información acerca de lo que es un cigarrillo electrónico, el cual, todavía en la actualidad, es considerado un boom en el mundo de los fumadores.

Como sabes, el cigarrillo electrónico es un tipo de dispositivo que fue creado con el fin de eliminar el consumo del tabaco, pero que en realidad solamente has escuchado algunas cosas de él, pero no sabes a ciencia cierta que tan bueno o malo puede ser.

Es por ello amigo lector, que si quieres saber que es lo cierto de este dispositivo, te invitamos a leer este artículo en donde podremos informarte sobre 5 verdades acerca de este instrumento.

Cigarrillo Electrónico: Las 5 Verdades que Debes Conocer

cigarrillos electrónicos

Amigo lector, el usar un cigarrillo electrónico en su momento, se constituyó en  todo un boom en el ámbito de los fumadores, pero aun en la actualidad, han surgido una serie de mitos acerca del uso de este instrumento que en ocasiones resultan ser totalmente falsos.

Es por ello que, en este artículo te diremos 5 verdades acerca del uso de este dispositivo y sus posibles consecuencias. 

1.- Los cigarrillos electrónicos no son un producto novedoso

Es posible que apenas en estos tiempos hayas empezado a verlos pero por el solo hecho de verlos ahora no significa que sean algo novedoso.

De acuerdo a los estudios, los cigarrillos electrónicos ya llevan unos quince años en el mercado. Cerca del año 2003, fue cuando empezaron a comercializarse en China con el sello de la marca Ruyan, en donde su creador fue el farmacéutico llamado Hon Lik, quien a raíz de la muerte de su padre decidió a desarrollarlos, estos cigarrillos llegaron a Europa en el año 2006 y en el año 2001 llego a España constituyéndose en todo un boom para ese tiempo.

2.- Es cierto que este tipo de cigarrillos contienen sustancias cancerígenas

Por lo general de todas las controversias que se han tornado en torno a este dispositivo, este es uno de los puntos de mayor polémica en lo que al uso de los cigarrillos electrónicos nos atañe, esto debido porque en la actualidad, todavía existe un gran desconocimiento sobre su constitución y el posible efecto nocivo de ésta.

No obstante, los expertos indican que en estudios recientes, la nicotina de estos  cigarrillos electrónicos podría generarse en sustancias químicas letales para el ADN, de acuerdo a una prueba realizada con ratones.

Indican los expertos que, se hicieron estudios del efecto del vapor del cigarrillo electrónico en algunos ratones totalmente sanos, así como en células humanas, llegando a la conclusión de que se podía incrementar el riesgo de padecer algún tipo de cáncer, además de otras enfermedades que podrían afectan mayormente al corazón.

Además los expertos, han detectado que la nicotina inhalada por medio de estos cigarrillos electrónicos si pueden dañar el ADN tanto del corazón, como de los pulmones y de la vejiga, incluso además de poder amortiguar los mecanismos de reparación genética de nuestro organismo. 

3.- El uso de estos dispositivos puede generar fallos respiratorios en un corto plazo

En la actualidad, no ha sido posible determinar los efectos del uso de estos dispositivos en un futuro muy lejano, pero si se pueden ir sacando conclusiones a corto plazo, esto de acuerdo a los expertos que señalan que han existido varias lesiones a nivel pulmonar en algunos usuarios, que son consecuencia por el uso de estos dispositivos.

Se ha precisado que las personas que utilizan estos cigarrillos electrónicos se les incrementan la resistencia bronquial, en donde el bronquio suele aminorar de tamaño y en consecuencia penetra una cantidad menor de aire a nivel de los pulmones.

4.- Estos dispositivos no ayudan a dejar el cigarrillo

Como se sabe, la gran mayoría de usuarios de este dispositivo, son fumadores que tratan de dejar el cigarrillo, pero aun a estas alturas esto no certifica su éxito.

De acuerdo a los estudios en el año 2011, La Organización Mundial de la Salud indico que no hay ningún tipo evidencia que lo pueda demostrar, en donde de una  muestra de más de seiscientas personas, menos del 8% de los consumidores pudo dejar de fumar, y en contraposición un poco más de la mitad, logró minimizar el consumo del tabaco del tipo convencional.

5,. Por lo general, son una manera de iniciar el consumo y aun se desconoce posibles daños al fumador pasivo

Al haber determinado que efectivamente no sirven para poder dejar de fumar, además de sus consecuencias en un corto plazo, así como la ignorancia sobre sus efectos en el futuro, también tenemos un peligro adicional ya que lo más grave es que el uso de este tipo de dispositivo se está convirtiendo en una manera de que muchos jóvenes se inicien en el mundo del tabaquismo.

De acuerdo a estudios recientes, los adolescentes en edades comprendidas entre los 11 y los 18 años, admitieron haberlos probado este dispositivo.

La problemática está, en que no todos los jóvenes que aceptaron haber “vapeado” eran fumadores asiduos, por lo que es de temer que estos dispositivos puedan atraer clientes que no necesariamente quieran minimizar el uso del tabaco, en donde la variedad de los sabores con que han sido diseñados estos dispositivos es lo que resulta de mayor atracción a los adolescentes no fumadores, lo que de alguna manera, los inicia en el habito.

Por otra parte si en la actualidad, los efectos que puedan existir sobre el “vapeador” activo son todavía una incógnita, resulta más complicado saber qué puede ocurrir con el “vapeador” pasivo.

Amigo lector ahora, ya sabes realmente que estos dispositivos que en principio fueron diseñados para tratar de combatir el tabaco realmente no son efectivos para ello además han constituido una fuente de atracción para la población juvenil para iniciarse en el mundo del tabaquismo.

Es por ello que, al igual que el tabaco convencional, no es recomendable su uso, además es importante saber que, tal y como ocurre con el tabaco del tipo tradicional, la venta de estos dispositivos está prohibida para los menores de 18 años.

Dejar respuesta