Cómo conservar la lechuga fresca y por más tiempo

0
273

La lechuga es una planta herbácea que solemos comer con mucha frecuencia; sea de la variedad que sea, la lechuga es una hortaliza muy importante en nuestra dieta, pues contiene muchas vitaminas, controla el colesterol, nos ayuda a estar fuerte ante las anemias, combate el estreñimiento, entre muchas otras propiedades.

Sin embargo, es común tener que tirar la lechuga a la basura a los pocos días de comprada pues no se mantiene fresca durante mucho tiempo. Si te pasa como a la mayoría, entonces te encantará poner en práctica esta sencilla forma de conservar la lechuga por más tiempo que en YumYumPanda te vamos a contar. ¡Empecemos de una vez!

Pasos para conservar la lechuga

Es normal comprar frutas y verduras una vez por semana, pues así logramos poder consumirlas frescas; pero esto no es suficiente para garantizar que algunas hortalizas y frutas no se oxiden o se marchiten rápidamente. A veces, en cuestión de horas o en un día, notamos cómo el cilantro, el cebollín o la lechuga cambian su aspecto verde y fresco, por un tono apagado, oscuro y es indicador de que no hay una buena conservación.

Creo que una de las cosas que más molestias causan en la cocina, es tener que tirar la lechuga o cualquier otra hortaliza o fruta por no consumirla de una vez. ¿Te pasa? ¡Seguro que sí!

Bueno, afortunadamente tenemos la solución para conservar la lechuga por más tiempo. Acá los 5 sencillos pasos que debes seguir.

  1. Lava muy bien la lechuga; lo recomendable es utilizar abundante agua fresca, a temperatura ambiente, y lavar hoja por hoja, asegurándonos que no queden restos de tierra o cualquier otra cosa en ella. Algunos, acostumbran en verterle una gotita de lejía para que quede más limpia, pero no es obligatorio.
  2. Debes secar la lechuga; un causante de que la lechuga no se conserve por mucho tiempo es la humedad o el agua en las hojas de lechuga, así que toma una toalla de cocina y seca una a una cada hoja. Utilizar un centrifugador podría ser más práctico y beneficioso.
  3. Mete la lechuga en un envase limpio y seco colocando una capa de papel de cocina en la base; encima, una hoja de lechuga, y luego vas alternando entre el papel y las hojas, pues así la lechuga se mantiene más fresca.
  4. Coloca este recipiente con tapa en el área de verduras de tu nevera o heladera; muchos ignoran que esta zona fue creada precisamente para ayudar a conservar mejor frutas y verduras, ya que allí la temperatura no es tan fría.
  5. Si quieres conservar la lechuga ya cortada, evita utilizar un cuchillo de acero, pues este tipo de cuchillos favorece la oxidación. Mejor, utiliza un cuchillo de plástico o cerámica.

Consejos

Puedes utilizar también una bolsa hermética para guardar las hojas de lechuga, siempre que la mantengas bien cerrada. Si compras lechuga empaquetada, esta podría durar bastante tiempo en tu refri, pero una vez que la abras, notarás que se oxida más rápido que la lechuga fresca que compras entera.

Este tipo de lechuga embolsada suele durar entre 6 y 7 días, a una temperatura de 3 – 4 °C.

Recuerda, cada vez que vayas a utilizar lechuga para una rica ensalada o para cualquier otra receta, deberás lavar muy bien sus hojas y agregar un poco de vinagre blanco para eliminar parásitos y bacterias que suelen estar presentes en este tipo de hortaliza.

Nota final

Como puedes darte cuenta, le lechuga es una hortaliza que puede mantenerse fresca si sigues los pasos que acá te dejamos; con este sencillo método, podrás mantenerla fresca por lo menos por una semana más.

Si deseas más artículos de este tipo, no dejes de visitar nuestra sección alimentación. Además, déjanos tus comentarios y cuéntanos si este consejo te ha sido útil.

Dejar respuesta