Cómo hacer caramelo líquido casero

0
90

El caramelo líquido puede parecer una receta muy sencilla y rápida de elaborar, pero tiene sus técnicas para no se endurezca y quede con la textura deseada. Si eres de los que no les va muy bien en la cocina, entonces estás en el lugar correcto, pues vamos a explicarte cómo hacer caramelo líquido casero de forma fácil y sin tener que morir en el intento.

Quizás te interese: historia del caramelo.

Elaborar caramelo líquido casero

El caramelo líquido es muy útil para elaborar una gran variedad de recetas, pero las más comunes son el delicioso flan que todos amamos, los pudines o para cualquier bizcocho o torta que solemos preparar para fechas especiales con los amigos y familiares; aunque en muchos lugares también se utiliza el caramelo líquido para acompañar frutas, helados, crepes, cremas, tartas y galletas, por lo que es una receta básica que todos deberíamos preparar a la perfección.

¿Qué has dicho? ¿Perfección? Bueno, la palabra perfección no es precisamente la primera que asociamos cuando intentamos preparar un caramelo líquido, ¿o estamos equivocados? pues la mayoría de las personas tiene  muchos problemas para conseguir un caramelo perfecto, sedoso y que no sea más duro que una roca de granito.

Sin embargo, si has intentado hacer un delicioso caramelo líquido casero, muchas, pero muchas veces y no has conseguido un resultado positivo, no te desanimes, ser experto en ello lleva tiempo y práctica, pero sin duda alguna necesitarás consejos para que puedas ser todo un experto en caramelos caseros.

Ingredientes

Lo primero que debes considerar es tener a la mano todos los ingredientes, y en las cantidades correctas, pues esto es esencial para conseguir una consistencia líquida que se mantenga y no se ponga dura cuando se enfríe.

Ahora así, necesitarás sólo lo siguiente:

  • 1 vaso de agua (que son como 12 cucharadas soperas )
  • 200 gramos de azúcar
  • Una cucharada de limón o naranja o cualquier otra esencia que quieras (opcional)

Con estas cantidades puedes preparar una tarta caramelizada de un tamaño de un molde de torta de medio kilo (unos 30 cm de diámetro), por ejemplo, pero si requieres más caramelo sólo asegúrate de medir bien los gramos de azúcar y de multiplicar las cantidades con precisión.

Los implementos de cocina requeridos son: una cuchara de madera (aunque algunos utilizan una cuchara normal), dos cazos y un guante de cocina para que no te vayas a quemar.

Procedimiento para hacer caramelo líquido casero

  1. Pon uno de los cazos con un vaso de agua a calentar a fuego alto. Se necesita que esta agua esté bien caliente para luego incorporarla al azúcar derretida.
  2. En el otro cazo (si es de fondo grueso, mejor) vas a colocar los 200 gramos de azúcar con cuatro cucharadas soperas de agua; a fuego medio. Este es el paso más importante, pues el azúcar tomará el tiempo necesario para que empiece a derretirse y burbujear; ten paciencia y no remuevas el azúcar hasta que no burbujee y cambie de color, teniendo un hermoso tono dorado. Si el tono es oscuro, es porque se quemó.
  3. Cuando apenas el azúcar empiece a tornarse un poco dorada, debes agregar una cucharada de agua de la que tienes calentando en el primer cazo y remover esto con la cucharada de madera. Mueve con suavidad.
  4. Vas a seguir añadiendo, poco a poco, y por cucharada toda el agua que tienes en el primer cazo, removiendo suavemente.
  5. Nunca dejes de remover el caramelo, pues eso es esencial para que tenga la textura que deseamos. Cuando ya hayas agregado, poco a poco, toda el agua, retira el cazo del fuego y deja que el caramelo se enfríe.

Recomendaciones

La temperatura es vital para que el caramelo pueda quedar líquido y sedoso y que luego no se endurezca, así que no inventes subir el fuego cuando pongas a derretir el azúcar, pues sólo conseguirás que el caramelo se cristalice más rápido, es decir, que se queme y no sirva.

Ten paciencia y deja que todo el proceso siga su curso y que tome el tiempo necesario. Cuando empieces a agregar el agua que tienes calentando en el primer cazo al cazo donde tienes el azúcar derritiendo, es común que hayan salpicaduras, así que ten mucho cuidado y utiliza un guante para que no te quemes.

No agregues mucha agua de una vez, sino por cucharada mientras remueves; si lo haces de esta manera, verás que tu caramelo quedará fabuloso.

La cuchara de madera es perfecta para este tipo de recetas, pues una cuchara de metal no aislará el calor de la cuchara mientras remueve la mezcla, así que ni se te ocurra usar una de éstas; por lo menos escoge una que tenga mango de plástico.

Si deseas agregarle un toque extra de sabor a tu caramelo líquido, notarás que cuando detallamos los ingredientes aparece el limón, la naranja o cualquier otra esencia allí incluido, y esto se debe a que puedes sustituir una de las cucharadas de agua por una de limón, por ejemplo, o de ron o cualquier otra aroma o esencia líquida que desees, para que prepares un caramelo líquido casero saborizado.

¿Conoces la historia del chocolate?

Antes de terminar, te recordamos que debes dejar enfriar el caramelo antes de probarlo y utilizarlo, de esta manera no te quemas y puedes revisar mejor si ya tiene la consistencia adecuada; en caso de que el caramelo esté muy espeso, puedes agregar una cucharada más de agua (pero que esté bien caliente) y remover de manera uniforme para que quede menos espeso.

Este tipo de caramelo puede durar hasta un mes en el refri, por lo que puedes guardarlo para utilizarlo cuando te lleguen invitados o para verterlo sobre un rico helado, una galleta o una taza de frutas y así conseguir la merienda perfecta. El quesillo o el budín esperan por este rico y perfecto caramelo líquido, ¡así que date un gusto!

Nota final

Este sencillo paso a paso es eficaz para que puedas preparar, de una vez por todas, un delicioso y versátil caramelo líquido casero, así que no dudes en preparar ricas recetas que lo incluyan. Si sigues cada paso tal como lo hemos descrito, y atiendes a nuestros consejos, serás el rey o la reina del caramelo líquido, ¡así que vamos a practicar!

Si deseas más recetas de este tipo, te invitamos a visitar nuestra sección alimentación; y recuerda, puedes compartir este post con tus amigos en las redes sociales para que ellos también aprendan a preparar un exquisito y fácil caramelo líquido casero.

Dejar respuesta