Cómo hacer una refrescante limonada casera

0
31

¿Quién no ama beber una deliciosa y refrescante limonada cuando hace mucho calor? La limonada es una de las bebidas más populares que hay.

Ésta, es una preparación sencilla que consiste básicamente en mezclar limón, agua y un poco de azúcar, aunque también existen algunas limonadas elaboradas industrialmente que son similares a las gaseosas, pero como lo natural siempre es mejor, acá te vamos a contar cómo hacer una refrescante limonada casera.

Ingredientes

Una limonada casera únicamente requiere los siguientes ingredientes:

  • 2 o 3 limones grandes (depende de su tamaño)
  • 2 litros de agua (si está fría, mejor)
  • Azúcar al gusto
  • Abundante hielo

En cuanto a los implementos, basta con tener un recipiente grande o jarra donde se pueda hacer la mezcla de los ingredientes, así como una cuchara o paleta para removerlos. También se puede utilizar una licuadora para la mezcla, pero no es obligatorio.

Algunas personas utilizan un exprimidor de naranja o limón para extraer el jugo del limón, pero si no cuentas con estos instrumentos, puedes hacerlo de la manera tradicional, es decir, con tus manos. De hacerlo con las manos, debes tener un colador para evitar que las semillas o pepas del limón caigan en la jarra y sean una verdadera molestia.

El tiempo que puede llevar hacer una limonada no es más de 10 minutos.

Puede que te interese: cómo hacer jugo de arándanos

Pasos para realizar una limonada casera

Aunque te suene un poco sorprenderte, puedes preparar un refrescante limonada utilizando el limón entero; sí, con su corteza. ¡No te imaginas el sabor que ésta tendrá! Así que acá te diremos cuáles son los pasos a seguir:

  1. Primeramente, toma los limones y corta cada uno de ellos en cuatro partes. No los vas a cortar en rodajas, sino en cuatro gajos. Retira las semillas y no los peles o les quites la corteza.
  2. Ahora, toma la licuadora y coloca en ella todas las partes de los limones; si son dos limones, tendrás 8 gajos; si son 3 limones, entonces tendrás 12, y así sucesivamente. Añade, aproximadamente, un litro de agua bien fría. El resto la agregas al final. También debes añadir un poco de azúcar, pero que no se te pase la mano.
  3. Licua, a una velocidad media -alta, el agua con los gajos de limones y el azúcar; debes licuar todo por unos dos minutos, hasta que la mezcla tome un color blanco y se vea espumosa.
  4. Cuando ya hayas mezclado todo muy bien, vierte la mezcla en una jarra, pero utilizando un colador para asegurarte de que la limonada no contenga restos de corteza o pulpa del limón.
  5. Agrega el resto del agua, pues habíamos dicho que eran dos litros; prueba la limonada y si le hace falta más azúcar, puedes agregarle hasta que esté a tu gusto.
  6. Coloca todo el hielo que deses y sirve en un vaso de vidrio.

Se recomienda utilizar azúcar morena porque es más saludable, pero también podrías utilizar estevia o el edulcorante de tu preferencia; en algunos países, este tipo de bebidas suele endulzarse con caña de azúcar o papelón (panela) pues es más saludable y económica. ¡Pero lo dejamos a tu gusto!

Puedes utilizar otro limón para decorar la limonada, cortándolo en rodajas y colocando varias de ellas dentro de la limonada, así como también puedes utilizar una rodaja para colocarla en el borde del vaso. La menta y la hierbabuena van muy bien con esta bebida, así que no dudes en agregar unas hojitas de alguna de estas dos hierbas aromáticas.

Cómo es el limonero: el árbol de donde viene el limón

Nota final

El limón es una fruta muy popular y económica, por lo que preparar una deliciosa limonada casera es muy fácil y no te llevará mucho tiempo; aprovecha nuestra receta para que disfrutes de esta refrescante bebida durante el verano junto a tus amigos. ¡Salud!

En nuestra sección alimentación encontrarás más artículos como este, así que de seguro te encantará visitarla.

 

Dejar respuesta