Cómo preparar pasta con mejillones

0
34

La pasta es un plato exquisito a nivel mundial y preferido por muchos comensales. Si tienes una cena en casa y quieres innovar con una idea sofisticada para cautivar a tus invitados nada mejor que preparar una divina pasta con mejillones. La receta de pasta con mejillones no sólo es muy atractiva, también es muy fácil y rápida de elaborar. Si quieres conocer cómo hacerla sigue leyendo, acá te explicaremos cómo preparar pasta con mejillones de la manera más práctica.

También te puede interesar cómo hacer pasta con gambas.

Ingredientes

  • 500g de pasta recién cocida al gusto (se recomienda usar tagliatelle o espaguetis).
  • 1 kg de mejillones pequeños.
  • 2 cucharadas soperas de salsa de tomate.
  • 1 cucharadita de aceite de oliva.
  • 1 pedazo generoso de mantequilla.
  • 1 cebolla pequeña picada en cuadritos.
  • 1 pimentón pequeño.
  • 1 diente de ajo y perejil picado.
  • 1 cucharada de vino blanco.
  • ½ vaso de agua.
  • ½ de nata líquida.

Recuerda que si tienes dudas en cuanto a las medidas, puedes echar un vistazo a nuestro artículo cuánto equivale una taza en gramos.

Preparación

Tiempo de preparación: 30 minutos.

Nivel de dificultad: Baja.

Porciones: 4.

Calorías: 271

  • Abrir los mejillones a la marinera. Saltear en una sartén el ajo y la cebolla picada en un poco de aceite. Rápidamente añadir el pimentón antes de que empiece a cambiar el color, remover un poco y echar los mejillones bien limpios, el agua y el vino blanco y dejar hervir en fuego alto.
  • Ir retirando del fuego los mejillones a medida que vayan abriéndose para que no se cocinen de más y queden jugosos y con buena textura. Luego de sacarlos todos, colar el jugo resultante y verterlo en una cazuela aparte para mantenerlos limpios. Dejar que se reduzca a fuego lento.
  • Luego de 5 minutos, verter la salsa de tomate y la nata líquida. Hervir de nuevo y menear hasta lograr que quede una mezcla muy cremosa y suave. Añadir los mejillones a esta salsa después de haber retirado el caparazón, ya que esto nos permite poder comer el plato con más facilidad.
  • Mientras tanto se debe ir cociendo la pasta aparte, en agua sazonada y que esté hirviendo totalmente, siguiendo las instrucciones acerca del tiempo que aparezcan en el paquete ya que esto varía del tipo de pasta. Añadir a la cazuela con la salsa preparada anteriormente.

Toques finales y presentación

Remover y agregar la mantequilla en pequeñas porciones. Servir y añadir el perejil para decorar. También te puede interesar leer acerca de la diferencia entre mantequilla y margarina.

Tips para esta receta

Para este tipo de salsa, e inclusive la salsa boloñesa, resulta muy conveniente verter un chorro de leche o nata líquida al momento de agregar la salsa de tomate. Esto hace que nuestra salsa tenga suculencia y más espesor.

Dejar respuesta