¿Mi gato está enfermo? ¿Cómo saberlo?

0
237

Muchas personas no se dan cuenta cuando su mascota cambia el estado de ánimo o hace sonidos extraños como señal de que algo no anda bien con ellos, pues no tienen conocimiento de que, al igual que nosotros, los gatos también agarran un resfriado, les da fiebre, vomitan, se sienten deprimidos y sufren de enfermedades tan básicas como los problemas intestinales, tan comunes como la diabetes y tan graves como el cáncer y el sida.

¿Te sorprende esto? Por eso es primordial que todos los dueños de mascotas se informen acerca de tales enfermedades y acerca de los síntomas que puede presentar un gato cuando está enfermo.

Si todo esto parece nuevo para ti, no te preocupes, acá vamos a enseñarte cómo saber si tu gato está enfermo.

Síntomas más comunes

Los gatos son animales muy tranquilos que pasan el día jugando, comiendo y durmiendo; a diferencia de la mayoría de los perros, los gatos pueden pasarla bien sin necesidad de estar siempre acompañados o pegados a sus dueños, y esto no significa que sean reacios con los humanos o no les guste socializar, pues su naturaleza es ser animales muy independientes.

Puede que te interese: ¿por qué ronronean los gatos?

Por esto mismo, debes aprender a analizar algunos aspecto que te ayudarán a saber si tu gato está enfermo o no; veamos cuáles son:

Comportamiento

Cuando el gato está enfermo o siente algún malestar lucirá decaído, un poco triste y, por lo general, dormirá más de lo normal. La anemia en gatos es común y aparece debido a que el gato tiene pulgas.

Debes conocer a tu gato para que seas capaz de diferenciar su comportamiento normal de uno atípico; por ejemplo, los gatos son estrictos con su hora de comida, así que si no come o come poco, es porque algo no anda bien. Además, cuando el gato está enfermo su pelaje luce un poco opaco. En caso de enfermedades graves, éste suele caerse.

Otra cosa que debes tener en la mira es si el gato se rasca mucho, porque, aunque es normal que se la pase el día acicalándose o amasando, cuando un gato se rasca de forma desesperada es porque probablemente tenga parásitos.

¿Cómo saber si un gato es macho o hembra?

Chequea su cuerpo

Puedes revisar su barriga, para que evalúes si está hinchada, sobre todo en caso de que notes que tu gato vomita o tiene diarrea; ciertos problemas estomacales debido a alguna comida que cayó mal o alergia a un alimento pueden ocasionar heces más blandas, así que revisas las heces del gato y chequea su consistencia, así como su color.

Si el gato pasa más de 24 horas sin defecar o se esfuerza mucho para poder defecar, es necesario llevarlo al veterinario, al igual que si hay manchas rojas en las heces.

También, puedes medir la temperatura del gato con un termómetro (introduciéndolo por el ano del gato) para que sepas si tiene fiebre o no. Un síntoma de que tiene fiebre es que su nariz está seca, pues ésta por lo general es un poco húmeda. Por cierto, la temperatura normal de los gatos es de hasta 39,4°C; un valor por encima de este se considera fiebre. Por cierto, acá podrás saber si tu gato tiene fiebre.

Si tu gato no come ni quiere beber agua, puede que esté envenenado o intoxicado, así que observa cuántas horas tiene en apetencia para que consideres si debes llevarlo al veterinario.

Otros aspecto importante es el vómito; no es normal que el gato vomite con frecuencia, así que haz un seguimiento de esto. Si vomita bolas de pelo, es porque no ha podido digerir el pelo que se traga (al acicalarse); muchas veces el vómito es señal de una enfermedad, como cáncer, pancreatitis o tumores.

Las náuseas, es otro factor muy relevante en tu mascota; trata de estar junto a él varias veces al día para que evalúes si luce desorientado, mareado o confundido; de ser así, puede que padezca malestar estomacal.

Maullidos y ronroneos intensos

Los gatos ronronean porque es algo innato en ellos, así como su maullido; lo que no es normal es que pase todo el día emitiendo sonidos y ronroneos intensos, como si e quejara o llorara. Si detectas maullidos y ronroneos fuera de los normal, toma al gato y toca cada parte de su cuerpo en busca de protuberancias o inflamaciones. De detectar alguna, acude al veterinario.

Los gatos amasan: descubre por qué.

Bebé mucha agua

Nadie conoce a tu gato mejor que tú, por lo que debes tener una idea clara de la cantidad de agua que normalmente bebe, así que si tu gato está desesperado y bebe agua como loco, es porque no se siente bien. ¿Qué podría estar sucediendo? Lo más básico y menos grave es que esté deshidratado o que algún problema renal le esté molestando, pero también puede ser síntoma de diabetes o cualquier otra enfermedad más delicada.

Otros síntomas

Si el gato se retuerce con frecuencia y busca rozar su cuerpo con alguna superficie de manera insistente, pueda que sienta ardor, picor o dolor por alguna alergia en la piel u otra enfermedad, como dermatitis; las pulgas y piojos son enemigos que debes tener muy lejos de tu mascota y que pueden ocasionarle grandes molestias a tu gato.

Algunos malestares estomacales también producen este tipo de retortijones.

Por último, puedes revisar la boca de tu gato para que notes si tiene mal aliento o si hay alguna infección en las encías, pues las enfermedades dentales son frecuentes en los gatos y hacen que el gato coma poco; sobre todo, tendrás que lidiar con problemas dentales cuando tu gato llegue a la vejez.

¿Qué hacer?

  • Mantenlo vigilado por unas 24 horas; si además de su comportamiento aislado o decaído presenta algunos de los síntomas mencionados, deberás ir con urgencia al veterinario.
  • Hidrátalo. Si no está bebiendo agua como normalmente lo hace, trata de que beba, así sea utilizando una jeringuilla.
  • Dale comida blanda, pues si se siente mal no se sentirá animado para comer, por lo que la comida blanda será más fácil de digerir para él.
  • Llévalo al veterinario para que le hagan un chequeo médico general, sobre todo si tienes tiempo que no lo haces. Muchas veces el gato se siente débil debido a que le hace falta algún suplemento alimenticio, como vitaminas o minerales, y necesitarás de un profesional que sea capaz de determinar esto.

Quizás te interese: ¿cuánto viven los gatos?

Nota final

Los gatos son mascotas sencillas de entender; comen, duermen y juegan con sus dueños, bien sea amasando sobre ellos, ronroneando en su regazo o echándose a un lado de estos, por lo que si notas que está apartado, desanimado y no ronronea casi, o lo hace en exceso y de forma intensa, es porque algo le pasa. Aprender a conocer a tu gato te ayudará a detectar  cualquier enfermedad que pueda atacarle antes de que sea tarde. ¡Así que no dejes pasar el tiempo!

Encontrarás más artículos como este en nuestra sección mascotas, por lo que te invitamos a pasearte por ella. Si crees que este post ha sido útil, compártelo en las redes sociales y déjanos saber tus dudas y comentarios en el formulario que hallarás abajo.

 

 

 

 

Dejar respuesta