Conoce la historia del pan

0
299

El pan es uno de los alimentos universales más populares e indispensables en la cocina; no importa en qué país estés, el pan forma parte importante de cualquier banquete, pues se trata de una sencilla preparación donde se mezcla agua, con sal y alguna harina de cereal; una mezcla perfecta que se originó hace mucho, muchos años y que ha venido evolucionando con el paso del tiempo.

¿Conoces la historia del pan? A continuación te vamos a contar cómo se originó este delicioso y versátil alimento y cómo logró convertirse en uno de los alimentos más esenciales y conocidos en todo el mundo.

¿Conoces la historia del azúcar? ¡Acá te la contamos!

Origen del pan

El pan es un alimento universal; de hecho, podría afirmarse que en todo el planeta se habla el mismo idioma del pan, en sus muchas variantes, formas, tamaños y sabores; con levadura o sin ella, el pan es un indispensable en toda mesa y, en muchas culturas, éste puede ser visto como parte importante de su cultura y tradición.

Acerca del origen del pan se sabe que estaba presente desde los inicios de la civilización humana, la cual se ha ubicado por allá en Mesopotamia, y fue el resultado de un experimento fortuito, pues un hombre quiso preparar comida mezclando agua con cereal y luego dejó esta preparación olvidada al sol.

Pasados unos días, recordó dicha papilla y cuando fue a buscarla notó que se había formado una especie de torta, seca y granulada. Aunque no fue el mejor y más delicioso pan del mundo, sin duda alguna fue allí cuando aparecería uno de los alimentos más versátiles, económicos y exquisitos.

Seguidamente, se sabe que fue en Egipto donde el pan ganaría popularidad y sería moldeado; parece ser que los egipcios no dudaron en aprovechar las fértiles tierras que regaba el río Nilo, y se dedicaron a cultivar cereales y a fabricar hornos para cocer el pan. Existen documentos históricos que revelan que esto sucedió en el 4000 a.C. 

Los egipcios estaban fascinados con el pan y por eso iniciaron la costumbre de servir un trozo de pan para que lo encontrara cada persona al sentarse a comer.

También se les adjudica a los egipcios el haber inventado la fermentación del pan, pues estos estilaban fermentar la cebada para preparar cerveza.

Diversas excavaciones hechas en Egipto han evidenciado que este pueblo poseía instrumentos especiales para amasar y hacer pan mucho antes que otras civilizaciones; además, han aparecido panes y restos de panes en algunas tumbas faraonicas.

Los primeros panes tardaron un tiempo para lograr la preparación tal como la conocemos; la harina no era refinada como se refina actualmente, por lo que los panes eran toscos y el trigo no fue tan importante hasta ciertos años después, cuando ya los egipcios optaron por sustituir la cebada y la levadura por él.

En Egipto se elaboraban muchos tipos de panes, según la clase social de cada familia; y aunque no lograron refinar el trigo de manera perfecta, los panes de harina de trigo eran los favoritos en los banquetes de los más ricos y pudientes.

Luego, serían los griegos quienes se dejaran seducir por el pan; parece que estos conocieron dicho alimento a través de los intercambios comerciales que sostenían hacia Egipto y esta región de Oriente Próximo, donde el pan se fue popularizando entre las naciones árabes.

El pan logró calar en los hogares griegos como un alimento fundamental en su dieta, y por eso muchos famosos personajes griegos lo han nombrado o descrito en algunas de sus obras más populares.

Los griegos estilaban comer un pan sin levadura, el cual les resultaba una verdadera delicia. Este pan sin levadura se llama pan ácimo o cenceño.

El pan fue por mucho tiempo considerado un alimento divino, así que formaba parte de los principales rituales y celebraciones griegas. El pan más común en Grecia es el pan de pita.

Pasarían muchos años hasta que los romanos cayeran en las ‘garras del pan’; pues sí, porque para ellos el pan era impuro y no lo admitían en sus ritos religiosos, así que la elaboración del pan estuvo mucho tiempo limitada, por no decir que prohibida para los romanos.

Sin embargo, cuando ya abrieron su mente, y su paladar, al pan, estos fueron muy juiciosos en perfeccionar la fabricación del pan, así como también se dedicaron a mejorar las herramientas de cocción, como los molinos, hornos y máquinas de amasar.

Se considera que fueron los romanos quienes abrieron paso a la profesión de ‘panadero‘ y crearon leyes para quienes establecieran una panadería. La profesión de panadero se heredaba de padres a hijos.

Los panes fueron un alimento muy importante para las legiones romanas, pues se sabe que éstas basaban su dieta en pan y vino. Los romanos se encargaron de llevar el pan por todos lo territorios que conquistaban, aunque parece ser que los pueblos celtas ya eran conocedores del alimentos, así como de las técnicas de amasado.

En Europa, el pan sufriría altibajos durante la Edad Media, y no sería hasta el siglo XII cuando el gremio panadero surja como una profesión ampliamente aceptada, y se popularice, siendo regulada por las leyes de cada país, tal como ocurría entre los romanos siglos antes.

Para el siglo XIII, en Europa el cultivo de trigo iría en ascenso, por lo que la industria del pan gana fuerza en este periodo, y sería mucho mejor para el siglo XIX cuando se inventó el molino de vapor, implemento que serviría para moler el trigo (o cualquier otro cereal) de elaborar pan. Este artefacto mecanizó el proceso y lo simplificó.

Por otro lado, vale la pena destacar que el pan llegó a España mucho antes de que los romanos lo introdujeran, y esto se le debe a los pueblos celtas; aunque obviamente no existía una fabricación masiva de pan en esta nación, éste formaba parte de la dieta diaria desde el siglo III a.C.

¿Cuál es la historia del arroz? Acá te la contamos.

Tipos de pan

Para elaborar pan, es necesario mezclar agua, harina, levadura y sal; sin embargo, estos son sólo los ingredientes básicos, por lo que es posible agregar otros más para elaborar distintos tipos de panes, así como también se suele quitar o reemplazar alguno de estos ingredientes.

Hoy día es posible escoger entre una gran variedad de panes; sea que los consigas en un súper o en una panadería, siempre tendrás la opción de escoger el que más se adapte a ti o a la ocasión. Hay panes con levadura, o sin levadura; panes dulces o salados; panes rellenos, panes largos o pequeños, en fin.

Dentro de los tipos más comunes de pan están:

  • Pan baguette, el típico pan francés
  •  Pan pita, común en países como India y Turquía. Es el pan árabe que todos conocemos.
  • Pan blanco o pan de molde; en muchos lugares llamado ‘pan de sándwich‘.
  • Pan integral
  • Pan de centeno
  • Pan campesino o pan de Payés, típico de las regiones rurales de Cataluña
  • Pan de queso, muy popular en Brasil
  • Mantou o pan chino
  • Casabe, un pan típico de yuca elaborado en los pueblos indígenas de países latinoamericanos, como Venezuela, por ejemplo.
  • Pan de maíz, muy utilizado en Norteamérica

Tal vez te interese: la historia del chocolate

Nota final

Como pudiste darte cuenta, el pan es un alimento muy antiguo y que se ha venido perfeccionando con el paso del tiempo; es común que el pan tenga un sabor particular según la cultura donde se fabrique, y allí está lo más maravilloso de esta fabulosa recte, pues es versátil y suele complacer a todos los gustos.

Si te ha parecido interesante este artículo, te invitamos a compartirlo en las redes sociales, pues así otros pueden conocer la historia del pan; además, no dejes de visitar nuestra sección alimentación, donde tenemos mucho más para ti.

 

 

 

Dejar respuesta