¿Cuánto dura el embarazo de una gata?

0
328

A pesar de que la mayoría esteriliza a sus gatos para no tener que lidiar con todo el proceso de gestación y parto, existen otros aventureros que desean ver a sus gatas pariendo gatitos, pero no saben a qué cambios deben enfrentarse durante este tiempo ni cuánto dura el embarazo de una gata.

En este artículo vamos a explicarte cuánto es el tiempo de gestación de una gata, si afecta que ésta sea primeriza, que síntomas tendrá la mascota y cómo puedes ayudarle para que tenga un embarazo y un parto adecuados.

Cuánto dura el embarazo de una gata

Muchas personas creen que el tiempo que dura el embarazo de una gata varía dependiendo de si ésta es primeriza o ya ha parido antes; pero esto es sólo un mito.

Las gatas, sean primerizas o no, tienen un embarazo que dura entre 57 y 62 días; es decir, de e dos meses completos. Es un embarazo corto y que, puede parecer mucho más corto, si los dueños tardan en saber que su mascota se ha embarazado.

Por lo general, desde que la gata se ha apareado y el espermatozoide ha fecundado su óvulo, pasarán unos 12 días para que ocurra el embarazo, y unos 5 días después de la cópula, el embrión comenzará a moverse hacia el útero.

Debes reconocer las etapas de celo de tu gata, pues esto importante si deseas que ella se embarace; cuando una gata está en celo es normal que ronronee más, esté más cariños, se frote todo el día, cambie el olor de la orina y lama sus genitales, pues todo esto envía señales claras al macho de que ella se prepara para ser montada. Si deseas saber más acerca de cómo es una gata en celo, revisa este post.

¿Qué sucede durante el embarazo de la gata?

Cuando la gata está embarazada es normal que empiece a experimentar cambios, como por ejemplo las populares náuseas que aparecen en la cuarta semana, malestar debido a que su útero se está adaptando para mantener a los futuros gatitos y los cambios hormonales. 

También es normal que sus pezones luzcan más rosados y grandes, pues pronto tendrán que alimentar a sus cachorritos.

A partir de la 5ta y 6ta semana, la gata estará más gorda, pues al crecer sus crías dentro de ella es común que la gata aumente un 30% más su peso. Durante las últimas dos semanas, ya los gatitos tiene sus músculos bien desarrollados, así como el hocico y el pelajes. Ya están casi listos para nacer.

Las gatas padecerán de cambios de humor durante los días de embarazo, así que algunas veces se aislarán o estarán un poco retraídas; eso se debe a los malestares, como mareos y náuseas, que aparecen por el embarazo.

 Por qué ronronean los gatos.

El parto

El parto de la gata se dará entre los días 60 y 65, por lo que debes estar muy pendiente cuando se acerque el momento; se dice que un día antes del parto la gata estará muy activa; notarás que estará inquieta y caminará de un lado al otro, además, maullará con intensidad y sus mamas estarán muy llenas de leche. La pérdida de apetito es otro síntoma de que pronto entrará en trabajo de parto.

Cuando llega el día, la gata maullará con cada contracción y dará a luz sin mucho problema; aunque claro, este proceso puede durar hasta un día completo. Muchas veces, cuando la placenta no se desprende como debe, la gata la romperá con sus dientes.

La cantidad de gatitos que nace por cada parto varía entre uno y hasta ocho gatos. Cuando un gatito nace pesa aproximadamente 100 gramos y mide unos 10 cm de largo.

Quizás te interese: ¿cuántos años viven los gatos?

Cuidados para la gata embarazada

  • Llévala al veterinario si sospechas que ya está embarazada
  • No dejes que se pare levantando sus patas traseras, pues esto podría hacerla perder a sus gatitos.
  • Compra un pienso para gatos de mayor calidad, pues ahora la gata también debe alimentar a sus crías dentro del vientre, por lo que necesita comer bien.
  • Hasta la 4ta semana, puedes alimentarla como siempre lo haces, pero para la semana 5ta deberías darle su ración dividida en dos para que se le facilite la digestión. A partir de la semana 6ta, reparte esta misma ración en tres.
  • Prepara un lugar adecuado, y más espacioso, para la gata y sus crías; éste debería ser fresco y poco iluminado, pues así los nuevos gatitos se sentirán a gusto y podrán adaptarse poco a poco a vivir fuera del vientre.
  • Cuando la gata amamante a sus gatitos, notarás cómo estos amasan a su madre mientras comen. Este comportamiento los relaja y les hace sentir seguros, a la vez que ayuda a que la leche fluya mejor.  Acá puedes saber por qué amasan los gatos.

Nota final

Las gatas necesitan cuidados y comprensión para tener un embarazo tranquilo, así que trata de darle mucho amor y de alimentarla mejor que nunca. También, recuerda buscar espacio para sus crías o ubícalos con personas que realmente vayan a cuidar de ellos.

Si deseas más información acerca de cuidados de los animales, te invitamos a visitar nuestra sección mascotas.

 

 

 

Dejar respuesta