Eosinófilos

0
898

Los eosinófilos son células blancas que contienen un núcleo bilobulado azul, su citoplasma se tiñe de color rosa pálido y contiene gránulos en su interior,  encargados de proteger el organismo contra agentes patógenos de tipo bacteriano, parasitario y virus, son células que forman parte del sistema inmunológico necesarias para conservar el estado de salud en el cuerpo, se encuentran formando parte de los tejidos linfoides, tales como timo, bazos linfáticos y ganglios. También abundan en la zona de la submucosa del tracto gastrointestinal, respiratorio y genitourinario.

Los eosinófilos son células que se forman en la medula ósea, su proceso de maduración dura aproximadamente una semana, antes de trasladarse a los vasos sanguíneos. Los eosinófilos viajan en sangre hasta llegar a sus órganos de destino y tienen una vida aproximada de 8 a 2 semanas.

Se originan de células mieloides, pasando de mieloblastos a mielocito, luego se transforma en  megamielocito, después a mielocito en banda y por ultimo a eosinófilos, este proceso se conoce como hematopoyesis y ocurre con todas las células sanguíneas leucocitarias y eritrositicas

Funciones

Como ya se mencionó antes, los eosinófilos forman parte del sistema inmune su principal función es proteger al organismo, especialmente de agentes alérgenos, estos tienen diferentes funciones específicas para luchar contra agentes patógenos.

  • Los eosinófilos llegan al sitio donde se encuentra el antígeno atacando al agente infeccioso.
  • Actúan fagocitando y destruyendo a los antígenos por medio de las sustancias químicas que contienen en sus gránulos, las mismas son lisozimas, peroxidasas y enzimas.
  • Junto a los basófilos y mastocitos, los eosinófilos ayudan a controlar procesos alérgicos y asmas ya que se incrementan en la sangre cuando captan una alergia.
  • Pueden atacar infecciones, parásitos y bacterias, pero su especialidad es ser mediador en procesos alérgicos.
  • Los eosinófilos abundan en procesos alérgicos causados por la inmunoglobulina E Y en infecciones por parásitos.

Niveles adecuados de Eosinófilos

El valor de referencia para saber cuál es la cantidad de Eosinófilos que debemos tener en la sangre es de menos de 400 eosinófilos por micro litro de sangre en las personas adultas.

Las personas que gozan de buena salud tienen unos niveles de Eosinófilos muy bajos en sangre, los valores apenas alcanzan entre el 1 y 3% del conteo de todos los glóbulos blancos.

En los recién nacidos el conteo de los eosinófilos es mayor, pueden llegar a valores de 800 por micro litro de sangre, debido a que ellos tienen en función total el timo y están más predispuestos a enfermedades inmunológicas.

Un incremento o disminución del conteo de los eosinófilos puede indicar que el cuerpo está pasando por un ataque al sistema inmunológico a su vez la presencia de eosinófilos en órganos como pulmones, piel, esófago. Pueden indicar un problema inmunológico.

Patologías relacionadas

Cuando los eosinófilos incrementan en sangre por encima de los valores normales es indicativo de Eosinofilia. Esta condición se da cuando los eosinófilos se encuentran en valores mayores a 500 por cada micro litro de sangre, y puede ser causada por casos graves de:

  • Alergias: Acción del sistema inmunológico que logre alterar su función.
  • Asmas: inflamación de las vías respiratorias que hacen que la acción de respirar se vuelva sumamente difícil.
  • Fiebre del heno: proceso alérgico que afecta la vista, causando ojos llorosos, multiples estornudos y congestión, normalmente causada por macropartículas como el polen
  • Urticaria: coloración rojiza de la piel y comezón causada por una reacción adversa a ciertos alimentos, suele ser provocada por la liberación de histamina como medio de defensa en el organismo
  • Infecciones parasitarias: causada por la invasión y multiplicación de agentes patógenos en el organismo.

Cuando los niveles de eosinófilos en sangre, disminuyen por debajo de los valores establecidos se conoce como eosinopenia,  para que esto ocurra los valores deben ser menos de 50 celulas por litro de sangre,  es indicativo de problemas como:

  • Infección agua: Se conoce como la primera fase de la infección, en la que el agente penetra y logra una reacción inmune.
  • Fiebre tifoidea: Es una enfermedad infecciosa producida en el tracto gastrointestinal, por la presencia de microorganismos presentes en la comida que pueden causar ulceras.
  • Lupus: inflamación producida por un mal funcionamiento del sistema inmune, que hace que el cuerpo se ataque a sí mismo.
  • Virus de VIH: virus de transmisión sexual que causa inmunosupresión, logrando debilitar a las células del sistema inmune haciéndolo inútil contra patógenos de cualquier tipo.
  • Esquistosomiais: enfermedad agua y crónica que es causada por gusanos parasitos platelmintos, que se adquieren a través de agua contaminada, muy comunes en países tropicales,

En la actualidad existen tratamientos muy efectivos para tratar enfermedades causadas por el aumento o descenso de los eosinófilos en sangre, estos tratamientos existen para tratar enfermedades autoinmunes.

Si se necesita reducir el número de eosinófilos en sangre, se suele aplicar una dosis de corticosteroides. La dosis dependerá de que tan grave sea la causa de la enfermedad.

Para reducir el número de los eosinófilos en sangre se suele recurrir a la terapia con anticuerpos monoclonal, muy utilizada en oncología.

Se pueden usar fármacos antagonistas de leucotrienos y receptores

Para mantener los niveles de eosinófilos controlados, es recomendable llevar una vida sana con buenos hábitos, donar sangre de manera regular, comer comidas saludables, evitar estar expuestos a ambientes que nos causen alergias o infecciones o crónicas.

Si se presenta algún síntoma de inmunosupresión debe ir de inmediato al médico, ya que podría tratarse de Eosinofilia o eosinopenia, debe hacerse un chequeo de las células sanguíneas para comprobar que todo anda en orden.

Es importante tener buena salud, para poder disfrutar y vivir plenamente, cada célula del cuerpo cuenta y los leucocitos son importantes ya que forman parte de nuestro sistema inmune, dándonos protección ante cualquier patología que se presente.

Diariamente estamos expuestos a un sinfín de enfermedades que pueden alterar a nuestro sistema inmune, y se pueden  presentar fácilmente sin previo aviso, si mantenemos a nuestro cuerpo optimizado con buena salud, nos veremos menos susceptibles a sufrir patologías y a hacer más eficiente nuestras células inmunológicas.

Dejar respuesta