¿Cuál es la función del orgasmo femenino?

0
272

El orgasmo femenino parece ser un misterio que muchos intentan develar; a diferencia del orgasmo masculino, el cual está presente en cada relación sexual y sirve para la transferencia de esperma, transferencia que puede ocasionar la fertilización del óvulo de la mujer, el orgasmo femenino, se cree, es más por placer que cualquier otra cosa.

Sin embargo, algunos estudios arrojan un poco más de luz al respecto, así que vamos a contarte qué es lo que los investigadores afirman acerca de la verdadera función del orgasmo femenino.

¿El orgasmo en la mujer cumple sólo una función biológica?

El orgasmo es la máxima expresión del placer sexual, y se alcanza como respuesta a ciertos estímulos sexuales que un hombre o mujer experimente. En pocas palabras, el orgasmo es una serie de contracciones musculares que se producen en la zona pélvica y resultan placenteras tanto para el hombre como para la mujer.

Como dijimos al inicio, conocer qué función cumple el orgasmo en la mujer puede ser algo un poco complejo, pues los estudios demuestran que los hombres tienen un orgasmo en cada relación sexual, pero la mujer no y, además, cuando los hombres experimentan dicho orgasmo, segregan esperma, la cual es transferida a la mujer y serviría, en caso de que este sea el deseo de ambos, para fertilizar el óvulo femenino y que la mujer se embarace.

Sin embargo, si el orgasmo femenino cumpliera la misma función que el masculino, esto significaría que las mujeres sólo quedarían embarazadas cuando tuvieran un orgasmo, pero ¡para nada es así! De hecho, las mujeres pueden tener múltiples orgasmos durante un día de varios encuentros sexuales, pero los hombre no son ‘multiorgásmicos’, así como la mujer pudiera no tener ninguno en varias relaciones sexuales.

Esto significa que el orgasmo femenino no cumple sólo una función biológica, sino que va más allá de lo biológico, aunque es un proceso biológico.

El orgasmo femenino y su función de placer

El orgasmo en la mujer ocurre cuando el clítoris es estimulado; cuando éste ocurre, se liberan endorfinas, prolactina y oxitocina, hormonas que brindan una sensación de relajación y felicidad.

Los estudios más recientes explican que la mujer ha podido tener un proceso evolutivo en cuanto a la ovulación y que tiempo atrás el orgasmo estimulaba la ovulación, tal como hoy día ocurre con algunos mamíferos, como los conejos por ejemplo. Pero nadie ha podido explicar qué ocurrió y por qué ya no es así. Así que quedamos sólo en hipótesis.

Por otro lado, algunos otros investigadores explican que el orgasmo femenino tiene mucho que ver con la estimulación cerebral, y en 2013 un neurocientífico de la universidad de la Universidad de Groningen, en los Países Bajos, afirmó que existe un área del tronco encefálico la cual es responsable de controlar el proceso del orgasmo.

Dentro de los múltiples estudios que han rodeado todo lo referente con el orgasmo y su función, también se ha podido saber que el clítoris no estaba en el mismo lugar que está hoy día, sino que se encontraba dentro de la vagina; gracias a esta aseveración es que se ha podido apoyar la idea de que el orgasmo ( en sus orígenes) servía para inducir a la ovulación, pero que ahora sólo es un proceso placentero.

¿Por qué algunas mujeres no tienen orgasmos?

Algunas mujeres no logran llegar al orgasmo, lo que médicamente se llama anorgasmia; aunque esto puede sucederle tanto a mujeres como hombres, las estadísticas revelan que es más frecuente en las féminas.

La anorgasmia puede ser de varios tipos:

  • Anorgasmia general, cuando no se logra llegar al orgasmo con ninguna persona y bajo ningún escenario.
  • Anorgasmia circunstancial, cuando el orgasmo llega sólo de una misma manera o bajo una misma circunstancia siempre; o también cuando alguien experimenta el orgasmo sólo con una persona en específico.
  • Anorgasmia adquirida, cuando la persona tenía orgasmos de forma normal, pero después de un tiempo ya no logra experimentar alguno.
  • Anorgasmia de siempre o de toda la vida, cuando alguien nunca ha experimentado un orgasmo a pesar de tener relaciones sexuales o de que exista algún tipo de estimulación externa.

Algunas enfermedades como la esclerosis múltiple, vulvodinia (dolor en la vulva) o la frigidez (falta de deseo sexual) son causas normales que evitan que la mujer alcance el orgasmo, así como las enfermedades cerebrales, como el Parkinson, entre otras. Además, el estar estresada o deprimida también hace que la mujer no logre el orgasmo y generalmente se entra en este estado después de largos periodos de depresión y tristeza.

Otra causa de no llegar al orgasmo es el haber sido abusada sexualmente, presentar irritación vaginal debido a alguna infección,estar bajo algún tratamiento médico (que incluya antipsicóticos, antidepresivos o medicamentos para el cáncer o la presión arterial, entre otros), el envejecimiento, la menopausia y el tener problemas con su pareja. 

El no tener una imagen adecuada de sí misma o la falta de autoestima, también son causantes de no alcanzar el orgasmo. Es importante que la mujer entienda que el orgasmo es un proceso natural del cuerpo que le regalará grandes beneficios, pues al liberar tantas hormonas podrá relajarse y experimentar placer y felicidad.

La frigidez en la mujer puede que requiera ser tratada por un profesional, así que no dudes en buscar ayuda si es tu caso; muchas mujeres pasan toda la vida siendo frígidas por temor a contar su situación. No seas una de ellas.

Nota final

El sexo es una parte importante del proceso biológico y debe realizarse de manera que el cuerpo se beneficie, no sólo en un aspecto físico y biológico, sino también placentero, emocional y psicológico. Del estado de ánimo de la mujer dependerá que esta logre una adecuada estimulación que la lleve al orgasmo, por lo que es importante que cada una aprenda a conocer su cuerpo y no se reprima de experimentar un orgasmo durante su encuentro sexual.

Si deseas más información como esta, te invitamos a pasearte por nuestra sección salud, donde hallarás artículos muy interesantes e informativos.

 

 

Dejar respuesta