Gato American Wirehair

0
286

La raza de gatos American Wirehair o gato americano de pelo duro es originaria de Nueva York y apareció como producto de una mutación genética accidental. Su principal rasgo es que posee dos capas de pelo, siendo la más externa una capa de pelo áspero y duro que suele llamar mucho la atención.

Si no habías oído hablar de esta felina raza, aquí en YumYumPanda te contamos toco acerca del gato American Wirehair, uno de los gatos más buscados por las familias estadounidenses.

Antes de comenzar, quizás te interese saber: cuántos años vive un gato.

Origen e historia

Cuando ocurren mutaciones genéticas se pierde cierta información en el individuo objeto de dicha mutación; bueno, más que perder información, ocurre un cambio en esta que evitará que las réplicas del ADN continúe su camino normal.

Esto fue precisamente lo que sucedió con la raza de gatos American Wirehair, una raza originada a partir de una mutación fortuita en una camada de gatos, de los cuales un ejemplar nació con el pelo de color rojizo y muy áspero.

Este gato, uno de los 6 gatos de aquella camada, fue el primer gato americano de pelo duro y al parecer resultaba todo un descubrimiento debido a que poseía los pelos gruesos, duros, rizados y elásticos; incluyendo sus peculiares bigotes.

El dueño de la camada de 6 que nació a partir de dos simples gatos de granja, observó con cierta confusión al particular gatito de pelo duro, por lo que tuvo la grandiosa idea de contactar a una criadora profesional para comentarle el asunto.

La criadora se llamaba Joan O’Shea y ésta compró al ‘gato de pelo duro’, junto con una gatita de esa misma camada al dueño de la granja para empezar así a desarrollar una nueva raza, la cual pasaría a llamarse gato American wirehair.

O’Shea llamó ‘Adam‘ al primer gato de pelo duro nacido en la granja, por lo que todos los gatos de esta raza son descendientes de Adam.

Adam fue cruzado en primer lugar con una gata de su misma camada; de este cruce nacieron gatos de pelo duro, lo que fue provechoso para empezar a darle forma a la raza como tal. Luego, fue cruzado con una ejemplar de pelo corto que no mantenía ningún nexo familiar con él, volviendo a obtener una camada de pelo duro.

Cuando ya la criadora contaba con una buena cantidad de gatos de pelo duro, vendió varios ejemplares que fueron llevados a Alemania y Canadá, donde muchos se mostraron interesados por la raza.

Ya para el año 1978, la raza era reconocida oficialmente y los American wirehair podían participar en las diversas competencias gatunas que existían en la época.

Por otro lado, vale la pena decir que este tipo de mutaciones puede aparecer de manera inesperada en cualquier otro animal; en este caso, se sabe que durante la Segunda Guerra Mundial hubo en Inglaterra un caso similar al de la camada de gatos neoyorquinos, sólo que allí no hubo quién se interesara en desarrollar la raza y preservar la mutación del gato de pelo duro.

Aspecto físico de la raza

Al observar un gato American wirehair lo más destacable y distintivo es su pelaje, el cual está compuesto por dos capas. Una capa interior, más fina y suave; y una capa exterior, de pelo grueso, rizado y áspero. Esta particular capa forma como una especie de anillos por todo el cuerpo, en lugar de ondas.

El pelaje duro es tupido y cuando se toca en dirección opuesta al crecimiento del pelo puede ser muy rústico y áspero como una esponja de aluminio. Se dice que su textura es similar a la textura del astracán, un tejido grueso y rizado de pelo de cabra u ovejas nonatas o recién nacidas que se utiliza en la fabricación de muchos textiles.

El gen que dio origen al pelo duro y rizado de esta raza es un gen dominante, por lo que va a mantenerse cuando se cruce un American wirehair con otra raza de pelaje normal.

El tamaño del gato americano de pelo duro es mediano y posee un cuerpo musculoso, con una osamenta bien constituida. Por ser musculoso y fuerte se le asemeja mucho al American shorthair (el gato americano de pelo corto).

La cabeza tiene forma redondeada, aunque tiene apariencia acuñada, con orejas triangulares, de tamaño medio, estrechas y levantadas; tienen poca separación la una de la otra y son un poco abiertas en su base.

Los ojos del American wirehair son grandes, brillantes y redondos; presentan dos tonalidades, por lo general, encontrando variedades en verde o amarillo.

El hocico es más o menos cóncavo, y llama la atención los bigotes, con una ligera separación, y algunas veces rizados. El hocico, el mentón y los pómulos de esta raza están muy bien desarrollados. La cola es larga y se redondea hacia la punta, con pelo áspero y rizado.

Las patas están muy bien estructuradas, y lucen resistentes y bien acolchadas debido a las almohadillas que poseen, las cuales suelen ser del mismo color dominante del pelaje.

El color del pelaje va a variar, pues debido a los cruces pueden originar diversas líneas de esta raza de pelo duro. Sin embargo, los colores lavanda y chocolate no son considerados parte de esta raza, así como cualquier otro color que se a producto de híbridos.

Ficha técnica de la raza

  • Lugar y fecha de origen: norte de New York, Estados Unidos. Año 1966.
  • Tamaño: gato de talla mediana
  • Peso: de 3.5 – 7 kg
  • Cuerpo: en forma rectangular, con musculatura fuerte, pero ligera; tórax redondeado, espalda recta y osamenta bien constituida.
  • Cabeza: de forma redondeada y en buenas proporciones con el cuerpo.
  • Ojos: grandes y redondos. Con una mirada brillante, en tonos dorados y que puede combinar dos colores.
  • Orejas: de tamaño mediano; son anchas y suelen estar levantadas, aunque no están completamente verticales.
  • Hocico: de tamaño mediano; es alargado y tiene una nariz ancha, pequeña y ligeramente curvada.
  • Cola: larga, en posición rebajada y con la punta redondeada.
  • Patas: bien proporcionadas con el cuerpo; son fuertes y resistentes. Con almohadillas bien acolchadas.
  • Pelo: duro, grueso y rizado; va de semi-corto a coro y se pueden hallar hasta tres tipos de pelo en su manto. El pelo de las orejas y el bigote suele ser rizado.
  • Color del pelajes: todos, a excepción de lavanda, chocolate o cualquier otro color proveniente de un híbrido.

Debes saber que actualmente no abundan los ejemplares de esta raza, por lo que resulta muy costoso acceder a un gato de esta raza, a pesar de que son muchas las personas que desean tenerlos como mascotas.

Colores típicos de la raza

  • Gatos bicolores: carey con colores sólidos, y en blanco con cualquier otro color sólido.
  • Colores humo: azul, negro y rojo. Colores sólidos y carey, pero no en blanco.
  • Tabbys o clásicos atigrados: azul, marrón, rojo, crema, colores sólidos y carey.
  • Colores sombreados: camafeo sombreado sombreado, plata sombreado, camafeo shell.
  • Tabbys sombreados: camafeo, color plata, y demás tonos típicos de los tabbys clásicos.

El tabby clásico es de color rojo y blanco, y suele tener los ojos dorados. Por su parte, los gatos bicolores humo combinan el blanco y negro, aunque el color blanco se observa mejor cuando el gato está en movimiento.

Carácter y comportamiento

La raza de gatos American wirehair es una raza muy sociable y cariñosa; por lo general, la mayoría de los gatos suelen ser independientes y no muy dados a estar siempre acompañados, pero el gato americano de pelo duro, aunque sigue siendo independiente, es apegado a sus dueños y prefiere mantenerse en compañía de estos.

Es juguetón, alegre, afable y curioso; le verás tratando de jugar a las escondidas contigo, pudiéndose esconder donde menos lo imaginas, pero esto es parte de su carácter amigable, pues le gusta tomar la iniciativa para jugar y acercarse a los miembros de la familia.

Es una raza vivaz, inteligente y muy ágil; muchas personas, cuando piensan en gatos, tienen la imagen del gordo y perezoso Garfield en la cabeza, pero el American wirehair para nada es así. Es un gato activo, atlético y de mucha agilidad para realizar movimientos, caminatas o carreras.

Muchos suelen compararlo con alguna raza de perro, pues es más como un peludo canino con largos y rizados bigotes, que el típico gato de compañía que se muestra reacio y poco conectado con sus dueños.

Como las demás razas de gatos, es muy decisivo, valiente y resistente, tanto a enfermedades como a situaciones extremas o difíciles; puede pasearse por lugares peligrosos, como cornizas, techos o árboles sin mostrarse temeroso. Más bien este tipo de actividades les encanta.

Es un felino afectuoso, leal y obediente; se deja adiestrar con facilidad, pero eso no significa que se requiera de paciencia, disciplina y determinación para lograrlo, pues si se no se es contante con el adiestramiento, el gato podría aprender comportamientos ociosos y mostrarse desafiante ante los mandatos.

Eso sí, no es una raza agresiva; ni siquiera con los extraños.

Si deseas un gato de estos y tienes peques en casa, no tendrás inconvenientes, pues los americanos de pelo duro encajan muy bien con los infantes y podrá adaptarse a ellos con facilidad.

Es común que a esta raza le guste ser el centro de atención, por lo que no debes extrañarte si cuando juegue con tus hijos quiera sobresalir o se muestre un poco orgulloso y presumido.

¿Tu gato tiene fiebre? Aprende qué hacer.

Alimentación

La alimentación es un tema muy importante en cualquier mascota, sobre todo en los gatos, pues son animales que si no se supervisan en poco tiempo estarán obesos y flojos. Debes velar porque tu felino amigo coma las veces adecuadas y en la cantidades correctas, así como también debes garantizarle comida nutritiva y de la mayor calidad posible.

Lo normal es suministrarle pienso seco y pienso húmedo a diario; esto le facilitará la digestión y lo hará a que se adapte a diversos tipos de comida.

No es recomendable darle comida casera o que coma de tu plato, pues los gatos poseen un sistema digestivo que puede llegar a ser muy complejo y delicado, así que mejor aprovecha la gran variedad de comidas, marcas y piensos especiales para gatos que hay en el mercado y escoge el mejor para tu felino.

Si lo enseñas desde pequeño a comer su comida especial, no tendrás que  lidiar con escenas donde tu gatuno desea brincar a tu plato o está esperando las sobras que dejas cuando comes.

Es muy importante medir las cantidades de comida que le das, así como es indispensable que respetes los horarios; los gatos son animales muy rutinarios y si rompes su rutina alimenticia es posible que tu gato disminuya el apetito y se muestre estresado por no comer en las horas indicadas.

Una de las razones por las que los gatos no quieren comer o por las que los gatos vomitan es porque no eres constante con su hora de comida, lo que les ocasiona temor y les hace vomitar al no utilizar los jugos gástricos para digerir su alimento a la hora establecida.

Si deseas saber más acerca de por qué los gatos vomitan, entonces te dejamos este post. ¡De seguro te va a encantar!

También te puede interesar: por qué mi gato no come.

Salud y enfermedades

El gato American wirehair es una raza muy saludable, pero no le hace presa fácil de enfermedades normales de los gatos, como por ejemplo: inflamaciones estomacales, pancreatitis, tumores, bolas de pelo, cáncer, gripe, deshidratación, problemas renales, parásito, entre otras.

Es importante que lo lleves a vacunar y que cada cierto tiempo puedas hacerle un chequeo general para que conozcas su estado de salud. No es común que los gatos vomiten con frecuencia, así que si notas este síntoma en tu felino, debes ir al médico.

Tampoco es común que los gatos maúllen con intensidad o se acicalen demasiado; ambos síntomas pueden ser producto de que tu mascota ha sido infectada con parásitos, pulgas o garrapatas.

¿Quieres saber si tu gato tiene pulgas?

Ayudarlo a mantener una alimentación adecuada, así como una correcta higiene será indispensable para que tu felino amigo esté sano y pueda vivir muchos años; un gato de esta raza, bien cuidado y alimentado, puede vivir unos 20 años.

Cuidados básicos de la raza

Esta raza no amerita muchos cuidados, pero sí es necesario cepillar su pelo con frecuencia; por lo menos una vez a la semana deberás darte a la tarea de cepillar el rizado y duro pelo de tu gatuno, pues así evitas que se le hagan nudos y le ayudas a retirar el pelo que se le va cayendo, lo cual ocurre con frecuencia.

Durante la época de muda de pelo, debes cepillarlo a diario. Su dentadura es también una parte del cuerpo que necesita ser limpiada y chequeada, pues la acumulación de sarro y placa bacteriana irá dañando, sin que te des cuenta, los dientes del felino y cuando este llegue a la vez ya no tendrá dentadura, lo que le evitará que se alimente como debe y que esté deprimido y distanciado.

Los gatos se acicalan cada nada, por lo que son mascotas muy limpias, así que el baño sólo se recomienda cuando de verdad el gatito esté sucio; si no es así, bastará con cepillarlo, limpiarle los dientes, recortar sus uñas, limpiar sus orejas y quitar la lagaña que se le acumula en los ojos.

Acá podrás saber por qué los gatos amasan, ¿sabías que hacen eso?

Por otro lado, si tienes una gata American wirehair, también deberás lidiar con todo el proceso de celo de tu gatita; durante esta época, la hembra se prepara para ser montada y puede estar muy sensible, comer poco y andar frotándose con todo lo que se le cruce en el camino, así que debes aprender un poco a sobrellevar todos sus achaques.

Nota final

Tener un gato American wirehair como mascota puede llegar a ser una gran experiencia, sobre todo si ya has tenido a algún otro gato en casa, pues así podrás apreciar el carácter único que tiene esta raza americana, la cual resulta atractiva para muchos por su gran inteligencia y por ser cariñosa y muy dada a socializar.

Si deseas aprender más acerca del mundo animal, no dejes en visitar nuestra sección mascotas, donde encontrarás muchos más artículos como este, que de seguro te encantarán.

Comparte este post en las redes sociales y déjanos tus comentarios para saber qué opinas sobre el tema y en qué podemos ayudarte. ¡Hasta la próxima!

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta