HISTORIA DE ALEMANIA Y SU ORIGEN

0
283

Alemania es un país con una interesante historia. Una nación cuenta con unas tradiciones y unas culturas centenarias cargadas de períodos históricos y de mucha antigüedad. Un territorio con unos asombrosos paisajes, acompañado con la disciplina y el espíritu trabajador de sus ciudadanos, quienes tratan con amor y cariño a todos sus visitantes. En YumYumPan.com te detallamos la historia de Alemania y su origen. ¿Iniciamos?

También te puede interesar la HISTORIA DEL RELOJ DE PULSERA

ORIGEN DE ALEMANIA

Si deseas conocer el origen de Alemania y entender su historia, primeramente debemos saber cómo es y su situación geográfica. Alemania (en alemán Deutschland) es en la actualidad, la primera potencia económica europea.

A pesar de haber sido una nación destruida por dos guerras mundiales en el mismo siglo y luego desestructurada, puesta que su parte oriental formó parte hasta 1990 al bloque soviético.

Localizada en Europa central, se abre entre los mares del Báltico, norte y los Alpes, encontrándose por el norte con Dinamarca; limitando al este con Polonia y la República Checa; alcanzando al sur con Suiza y Austria; situándose al suroeste con Francia y al este con Bélgica, Luxemburgo y los países bajos.

Los alemanes habitan en un grandioso grupo de frondosos bosques, fértiles llanuras agrícolas, ciudades cargadas de historia y monumentos y cuencas industriales.

Es una territorio que ha brindado al mundo músicos y filósofos, poetas y científicos, resaltando personajes tan importantes como Beethoven y Bach, Goethe y Einstein, Marx y Humboldt.

Su gran gentilicio siempre sale adelante y la afición y respeto que sienten por sus tradiciones no ha sido una barrera para conseguirse a la cabeza de la modernidad.

DATOS DE RELEVANCIA:

  • Forman parte del continente
  • Su superficie es de 950 m².
  • La capital es Berlín.
  • Presentan una población estimada de 82.531.671 habitantes.
  • Su moneda es el euro.
  • Su lengua oficial es el alemán.

HISTORIA DE ALEMANIA DESDE LA PREHISTORIA AL SIGLO IX

Los restos humanos conseguidos en las tierras que ocupan la Alemania actual comprueban que en su pasado fue poblada ya desde el período paleolíticoHomo heidelbergensis y Homo necinderthalensis.


Del neolítico se ha conseguido cerámica que hace juego con la cultura danubiana y en la Edad del Bronce se agrega la cultura de los Urnenfelder o enterramientos en campos de urnas.

Para la Edad del Hierro las culturas que más resaltaron fueron la Hallstatt y La Tène. Los pueblos germánicos a finales del siglo II a. C. y siglo l a. C., hacían recurrentes incursiones hacia el sur, lo que les enfrentó a los romanos.

César entró en Germania en el año 55 a. C., en una expedición de castigo. Augusto intentó conquistarla, pero a pesar de conseguir algunos éxitos tuvo que dejar de intentar al ser derrotado Varo.

Aunque logro imponerse con algunos triunfos por parte de Germánico, durante el reinado de Trajano, los romanos no alcanzaron regresar este territorio al imperio, sino que se fueron por asegurar, mediante el limes y la defensa de las zonas fronterizas.

Luego de derrumbarse el imperio romano, francos, suevos, godos,  sajones y burgundios penetraron de manera violenta en las provincias imperiales, donde realizaron las estructuras que dieron pie a los lugares en donde se situarían los futuros países europeos. En la Germania se crearon además varios reinos, alcanzados en el siglo IX al imperio de Carlomagno.

Pero con la muerte de Ludovico Pío el imperio Carolingio se partió entre sus hijos. Por el Tratado de Verdún (843) se reconoció a Luis el Germánico como rey de la futura Alemania.

Historia de la Alemania feudal – Siglo X

En el siglo X el feudalismo se plantó de manera sólida en Alemania. Los ducados de Baviera, Franconia, Suabia, Lorenay y Sajonia rápidamente lograron una gran importancia y la monarquía, que siguió siendo electiva, perdió mucha autoridad.

Los descendientes de Luis el Germánico perdieron por completo toda influencia y fue cuando en el año 919, con la elección de Enrique I el Pajarero, el poder real cayó en manos de la casa de Sajonia, que lo mantendría hasta 1024.

Su principal figura fue Otón I el Grande (936-973), que anexionó Lombardía y en el año 962, por Juan XII, logró coronarse como emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

Con la victoria que logró ante los daneses, húngaros y escandinavos logró consolidar las marcas orientales y se sostuvo en la Iglesia para disminuir el poder de los duques.

Historia de Alemania Edad Media – Siglo XI al siglo XV

Conrado II fundó la dinastía de la casa de Franconia (1024) y anexionó al Imperio el reino de Arles (1031). Su hijo Enrique III agrandó los dominios imperiales por Hungría, Bohemia y Polonia.

Luego que Enrique IV alcanzara la mayoría de edad (1056), se comenzó la pelea latente entre los emperadores y el papado por razones de las prerrogativas que aquéllos hacían en la provisión de obispados y beneficios eclesiásticos.

La bula de Gregorio VII evitando esta intervención (1076) pactó el comienzo de la etapa final de esta lucha, de nombre Querella de las Investiduras a la que puso fin el Concordato de Worms (1122).

Lotario II, de la casa sajona (1125-1137), vivió en paz con Inocencio II. Su sucesor que fue Conrado III, era el fundador de la dinastía de Suabia (u Hohenstaufen), tomo una parte en la segunda cruzada y bajo su reinado se comenzó el movimiento de las comunas italianas (tradicionalmente sometidas al Imperio) para independizarse.

Este pleito político se enconó bajo Federico I Barbarroja, que sojuzgó duramente a Milán (1162) y provocó la formación de la Liga Lombarda y el enfrentamiento, en Italia, entre güelfos y gibelinos.

Aquéllos obtuvieron la victoria de Legnano (1176) y la independencia de las comunas lombardas fue reconocida por la paz de Constanza (1183). Durante los reinados de Enrique VI (1190-97) y Federico II Hohenstaufen (1220-50) surgieron con gran fuerza las luchas de facciones, al igual que la pugna entre emperadores y papas, que terminó agotando a ambos poderes.

Con la muerte de Federico II se inició un período turbulento, denominado Gran Interregno (1250-73), en el que ninguno de los soberanos elegidos pudo imponer su autoridad.

Las consecuencias precoces de toda esta situación fueron la separación de Italia y Alemania y con ello, la creación en los Alpes de comunidades autóctonas de montañeses y en Alemania de federaciones de ciudades y principados autónomos que absorbieron todas las prerrogativas regias.

El imperio había pasado a ser una institución más nominal que efectiva. En estas circunstancias los príncipes alemanes, a los que interesaba salvaguardar su independencia, eligieron emperador a Rodolfo I de Habsburgo (1273-91), miembro de la pequeña nobleza.

La crisis del siglo XIV (déficit de producción alimentaria, escasez de numerario, desequilibrio de los precios), empeorada por una rápida regresión demográfica (la gran hambre de 1315-17 y la peste negra del año 1348), condujo a una disminución económica que llevó a severos conflictos sociales.

Esta crisis ayudó la concentración de los recursos económicos y del poder político en manos de la gran nobleza y empezaron a formarse los grandes patrimonios territoriales de los Luxemburgo y los Habsburgo.

La alianza entre las grandes familias llevó al poder a los Luxemburgo. Uno de sus representantes, Carlos IV de Luxemburgo (1346-78), promulgó, en 1356, la Bula de Oro.

Con ella se dio un estatuto institucional al imperio: el emperador debía estar asistido por una dieta imperial, el número de electores quedaba reducido a siete, de los que sólo dos podían sustituirle en caso de vacante.

Además, el emperador era considerado como poder máximo, pero su autoridad dependía en realidad de su patrimonio.

Así, cuando Alberto de Austria heredó Hungría y Bavíera la familia de los Habsburgo fue la más poderosa de Alemania, y esto le permitió conservar la dignidad imperial desde 1438 (elección de Alberto II) hasta 1918.

El imperio de los Austrias – Siglo XVI y XVII

Maximiliano I (1493-1519) tuvo que aceptar de manera absoluta las posesiones italianas (con excepción de Lombardía) y suizas, pero gracias a su inteligente política matrimonial logró adherir las posesiones de la casa de Borgoña (Artois, Países Bajos y Franco Condado).

Hizo mucho énfasis y empeño en realizar una política centralizadora, extendiendo las instituciones austríacas a todo el territorio imperial (Cámara imperial y división en 10 provincias administrativas), pero no lo pudo hacer y llegó al fracaso en su intento debido al poder de los príncipes y electores, que se reafirmaron en su actitud particularista.

La reforma protestante de Lutero hizo aún más difícil la política centralizadora.

En cada estado el príncipe dejó en claro la importancia la unión del poder temporal y del religioso. Los príncipes intentaron defender ante la autoridad imperial su poder consolidado, al mismo tiempo que las inmensas secularizaciones de los bienes de la Iglesia.

Sin embargo, la voluntad del emperador dejó de ser una ley para todos los alemanes. A comienzos del siglo XVII Alemania estaba dividida en dos campos hostiles en religión y política.

Esta oposición condujo indeteniblemente a la guerra de los Treinta Años (1618-48), en la que participaron todas las potencias europeas.

Se impuso el bando protestante y la paz de Westfalia, con la que terminó la lucha, implicó el desmembramiento de Alemania: Metz, Toul, Verdún y Alsacia pasaron a Francia y se independizaron de derecho Holanda y Suiza.

El triunfo del particularismo era completo, y Alemania quedó dividida en más de 300 estados, que constituyeron el Sacro Imperio, concebido como una república de monarquías.

Pero entre todos estos estados destaca Prusia, que gracias al gran elector Federico Guillermo (1640-88) logró convertir su estructura medieval en una organización moderna llamó a los hugonotes franceses, que impulsaron el desarrollo económico y la colonización, centralizó el país y creó un ejército permanente: de este modo, la posición de Prusia quedó consolidada.

también te puede interesar Historia de la pasta dental

Liberalismo y unidad nacional – Siglo XVIII y XIX

El emperador Francisco II dio a entender que era incapaz de resistir a los ejércitos napoleónicos y no le quedó otra opción que aceptar la supresión del Sacro Imperio (1806) y la creación de una Confederación del Rin bajo protectorado francés.

Prusia, luego de salir de la neutralidad en que se había mantenido durante aproximadamente diez años, vio a su ejército vencido en la batalla de Jena (1806), sin que se produjera el menor indicio de resistencia nacional.

Pero al menos, un grupo de estadistas e intelectuales tuvieron la intención de crear en torno a Prusia la nación alemana. Realizaron reformas administrativas, militares y políticas de tipo democrático y recibieron de manera rápida los primeros resultados: el ejército prusiano derrotó a las tropas napoleónicas en Leipzig (1813).

De esta forma, en el Congreso de Viena en 1815, se concretó la Confederación Germánica, que estaba comprendida por 39 estados soberanos, todos con absoluta independencia, con excepción para la política exterior.

En 1834 Prusia organizó la Zollverein (Unión aduanera), de la que Austria quedó por fuera: Fueron muy buenas los resultados, puesto que en diez años doblaron las cifras del comercio entre los estados asociados. Esto llevó a la burguesía a batallar por el establecimiento de un estado liberal y unificado.

En 1848 se produjo el enfrentamiento, justo en el momento que la crisis comercial y agrícola, el paro y la desintegración del artesanado por el progreso del maquinismo coincidieron con los acontecimientos revolucionarios franceses.

En la mayoría de las partes de ciudades alemanas se produjeron protestas que exigían la implantación de un sistema democrático.

Pero tras la derrota de la revuelta en Austria y en otros estados, se tomó la decisión de pactar de nuevo con la aristocracia y con el ejército y reprimió duramente a los sublevados.

Cómo resultado, la burguesía alemana decepcionada con este fracaso, no le prestó más atención a las cuestiones políticas y dejó el gobierno a los grupos reaccionarios. La unidad alemana no se realizaría por la vía democrática.

Historia de Alemania – Siglo XIX


A mediados del siglo XIX se dio comienzo a la revolución industrial en Alemania y entre 1830 y 1860 la red de ferrocarriles hizo un gran avance de 3.000 a 11.000 km; el utillaje industrial aumentó en el 434 % y la potencia utilizada en el 428 %.

En pocos años la producción industrial fue suficiente para el consumo nacional. Esto trajo problemas y consecuencias cómo la aparición de una potente burguesía de negocios, muy interesada en la unificación nacional, pero concebida al margen de cualquier planteamiento democrático.

también te puede interesar Conoce la historia del pan

Unificación de Alemania

Otto von Bismarck capturo los intereses de esta burguesía y supo de manera inteligente integrarla en el Estado prusiano. En 1862 Nombrado canciller, gobernó de forma dictatorial.

Puso orden en el ejército y la administración y comenzó la ofensiva en contra de Austria, principal obstáculo que se oponía a su política unificado. Derrotados los austríacos en Sadowa (1866), pudo unificar a Prusia los estados situados al norte del Main.

Sabiendo que todavía no era el momento ideal para integrar los estados del sur desató la guerra franco-prusiana, hábilmente preparada y explotada por una propaganda que la convirtió en una guerra nacional.

Para los ojos de la población alemana, el país agresor era Francia y todos los estados se sometieron a la autoridad de Prusia, que derrotó a los franceses en Sedán (1870).

Historia del Imperio alemán

Después de 1871, Otto van Bismarck siguió mandando en la política alemana. Continúo la centralización del país y supo llevar de buena manera los partidos políticos.

Busco su visión en los partidos conservador (aristócratas latifundistas) y liberal nacional (alta burguesía) y procuró disminuir la influencia del partido socialistapartido del Centro católico.

Dictaminó una lista de medidas (la Kulturkampf) contra los católicos, pero al final hizo que el Centro católico se uniera al Reich.

Con menos suerte fue con el partido socialista, pues a pesar de dictar una legislación social avanzada y de practicar una política represiva, el avance del partido socialista fue continuo durante su mandato.

Cuando Guillermo II (1888-1918) decidió prescindir de Bismarck (1890), comenzaron a fluctuar los problemas del país, enmascarados por el hábil juego del canciller.

Historia de Alemania – Siglo XX

Alemania aumentó su población de 48 millones a 67 millones entre 1890 y 1914; el crecimiento de su producción industrial no podía ser absorbido por su mercado nacional ni por el de sus colonias.

Esto llevó a la búsqueda descontrolada de mercados mediante el sistema de dumping y de primas a la exportación. Las crisis fueron continuas y trajeron desconformes con frecuencia en la vida política de la nación.

Alemania en la I Guerra Mundial

Por estas barreras Guillermo II apoyó la industria de guerra y a la vez empezaron a difundirse los ideales pangermanistas, junto con la apología de la guerra y las doctrinas racistas.

El emperador presentó un rotundo fracaso en su política exterior, pues se dejó aislar completamente y tuvo que esconderse en Austria-Hungría.

Cuando se produjo la crisis de julio de 1914 (inicio de la I Guerra Mundial), todavía había una oportunidad posible de salvar la situación, pero el estado mayor prusiano condujo a Austria a no aceptar la mediación británica y a adelantar la guerra, pues preveía que fácilmente eliminaría a Francia y podría organizar la Confederación Germánica de la Europa central.

Al llegar el fin de la I Guerra Mundial, Alemania tuvo que acordar el tratado de Versalles en 1919, por el que hubo disminución de su ejército, le colocaron sanciones económicas y perdió todas sus colonias y algunos territorios metropolitanos.

República de Weimar

A finales de 1918, al dimitir Guillermo II se nombró la República y se llamó a un Gobierno provisional, liderado por el socialista Ebert, que debía llamar a elecciones en un muy corto tiempo.

Antes de que esto sucediera, el Gobierno provisional tuvo que medirse con un movimiento revolucionario que llevado de la mano por los socialistas extremistas, se distribuyó por todo el país.

En Baviera se erigió una República socialista, Berlín fue ocupado por los revolucionarios y se constituyeron consejos obreros en muchas ciudades. El Gobierno se vio desbordado y encargó al ejército la represión del movimiento.

El gobernador Noske tomó Berlín, donde fueron asesinados los jefes espartaquistas Karl Liebknecht Rosa Luxemburg, y castigó los últimos focos de la resistencia.

Se hicieron las elecciones y la asamblea, que contaba con gran parte de socialistas, se reunió en Weimar, se escogió presidente a Ebert y se hizo un texto constitucional.

La nueva República alemana se consiguió con dificultades económicas (ocupación de la cuenca del Ruhr por Francia, inflación) que fueron de provecho para los grupos nacionalistas que intentaron la contrarrevolución (golpes de Estado de Kapp y de Hitler).

Para el año de 1925 fue nombrado presidente Hindenburg, representante del militarismo, que hizo hincapié en el rearme progresivo y de facilitar el retomo al poder a las viejas oligarquías.

Las repercusiones de la crisis del 1929 fueron la barrera en la recuperación que se había comenzado en la economía e idearon una situación desesperada para la mayor parte de la sociedad alemana.

Esta situación fue explotada por los partidos nacionalistas, especialmente el nacionalsocialista (nazi), que luego de estos momentos comenzó a contar con la ayuda de la alta burguesía, organizó sus propias milicias (secciones de asalto) y aumentó rápidamente el número de sus adheridos, que para el año 1932 pasaban del millón.

El próximo año Hindenburg cedió la cancillería a Hitler, con lo que se comenzó el III Reich, que había de durar hasta 1945.

El III Reich y la II Guerra Mundial

Tras la llegada al poder de los nazis el régimen parlamentario se fue hacía el fondo. El incendio del Reichstag fue de provecho para exterminar por completo el partido comunista y por obra de la represión iniciada entonces, mediante la acción de la Gestapo y de las SA, se derrumbaron también todos los que podían oponerse de alguna u otra forma al nuevo régimen.

Luego de la muerte del mariscal Hindenburg en 1934, se finalizó la última ficción del sistema parlamentario, al autodecretarse presidente Hitler.

El 5 de marzo se realizaron las elecciones que le dieron un gran triunfo y desde entonces elimino todos los partidos, estableciendo el sistema de partido único; realizó dentro de éste una minuciosa depuración para eliminar a todos los elementos que le eran inservibles.

En 1936 el Sarre se unió al Reich tras un plebiscito ampliamente favorable. En la guerra civil española, Hitler prestó su apoyo al movimiento acaudillado por Franco, con lo que los campos de la política europea se fueron separando.

Acordó el Pacto Antikommtem con Japón e Italia en 1937, anexionó al Reich Austria, los Sudetes en 1938 y la parte checa de Checoslovaquia en 1939, donde formó el protectorado de Bohemia y Mor. En este último año decretó un pacto de amistad con la URSS, lo que le sirvió en septiembre la invasión de Polonia.

Como respuesta Gran Bretaña y Francia le declararon la guerra (II Guerra Mundial) que terminó en el fin del nacionalsocialismo, con el suicidio de Hitler y la ocupación de Alemania por los aliadosLa capitulación sin condiciones del ejército alemán tuvo lugar el 7 de mayo de 1945.

La historia de las dos Alemanias

En el año1945 (en Julio) se creó la Comisión de Control aliada. La Conferencia de Potsdam (17 julio-2 agosto 1945) fue la encargada de marcar el rumbo de la derrotada Alemania, que quedó dividida en 4 zonas de ocupación (Francesa, norteamericana, soviética y británica).

Formando parte de la zona soviética, la ciudad de Berlín también quedó dividida en 4 zonas. Los acuerdos de Potsdam fijaron la independencia de Austria, la devolución a Checoslovaquia de los Sudetes y la incorporación de Prusia Oriental en parte a la URSS y en parte a Polonia, que recibió también los territorios de Pomerania y Silesia y la ciudad de Danzig con el Oder-Neisse como frontera.

En cada una de las 4 zonas la autoridad suprema le asignaba al jefe del respectivo ejército de ocupación. Con ayuda y manejo a estas estructuras se desarrolló la tarea de desnazificación, así como la de resolver los graves problemas surgidos de la guerra.

De igual forma se dio inicio al proceso de unión de las tres zonas de ocupación occidentales en una sola, sobre las estructuras de unas mismas estructuras políticas (promoción de la democracia parlamentaria) y administrativas (los Länder o estados).

Todo esto planificado especialmente por EE.UU. a través del Plan Marshall y la orientación de la zona soviética por el bloque de países socialistas, unido a las divergencias y tensiones entre los ocupantes occidentales y la URSS, fue definiendo la realidad en la forma de dos estados distintos y hostiles entre sí.

Luego de la severa crisis de 1948 (bloqueo soviético de las comunicaciones terrestres de Berlín con la zona occidental dejando como consecuencia, la creación de un puente aéreo angloamericano), en 1949 (mayo) se aprobaron las dos constituciones que daban estatuto efectivo a la República Federal Alemana y a la República Democrática Alemana.

tambien te puede interesar Cuál es la historia de Venezuela

República Democrática Alemana


En 1949 específicamente en el mes de octubre los primeros organismos políticos de la nueva República Alemana (Parlamento provisional y Cámara de los estdos) eligieron como jefe de gobierno a O. G tewohl  y como presidente de la República a W. Pieck.

La República Democrática Alemana (RDA) quedó definida como democracia popular que tenía una economía planificada (reforma agraria, nacionalizaciones) y  una única orientación política.

En 1950 formó parte del Consejo de Asistencia Económica Mutua (COMECON), pero tuvo mala racha y tuvo que enfrentar a graves dificultades. Un movimiento de protesta que era iniciado en Berlín, desató una sublevación popular en todo el país (17 junio 1953), liderada por la intervención de tropas soviéticas.

La crisis económica, fue empeorada por la continua huida de trabajadores y técnicos a Occidente, lo que querían lograr era detener la creación del muro de Berlín (13 agosto 1961) y el cierre de la frontera interna alemana.

Luego del tratado de amistad con la URSS (1964), bajo la insignia de la coexistencia pacífica, se dio pie a una política más flexible, con la idea de lograr el reconocimiento internacional y se impulsaron las relaciones con la RFA mediante las entrevistas del jefe del Gobierno con el canciller Brandt (1970).

Para el año de 1976, Honecker patentó su poder al asumir la jefatura del Estado y al mando como primer ministro W. Stoph.

Alrededor  de unas 200.000 personas salieron de la RDA en los primeros 9 meses de 1989. Honecker dimitió de todos sus cargos (18 octubre) y su lugar fue ocupado por Egon Krenz, que colocó de primer ministro al retormista Hans Modrow.

Gorbachov hacía la advertencia de que el ejército soviético no intervendría para salvar al régimen y eso desmotivó a la dirección comunista, que el 9 de noviembre dio la orden de la apertura de la frontera interalemana, lo que entrañó inmediatamente el derribo popular del muro de Berlín.

República Federal Alemana

Luego de la entrada en vigencia de la Ley Fundamental o Constitución, las primeras elecciones (agosto 1949) dieron el triunfo a la Unión Cristianodemocrática. Siendo elegido Theodor Heuss cómo presidente de la nueva República y Konraf Adenauer canciller federal.

Comenzando así la idea de una Alemania democrática, bajo la insignia de la reconstrucción y la competencia política entre socialdemócratas, liberales y cristianodemócratas.

Para el año de 1955 las potencias occidentales destruyeron el estatuto de ocupación, dando reconocimiento a la soberanía de la República Federal de Alemania (RFA), que se unió en el bloque occidental y formo parte de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Heuss, para el año de 1959, que había vuelto a ser elegido en 1954, fue reemplazado por Lúbke, reelegido para el año de 1963. Adenauer en este último año puso fin a su vida política y pasó su cargo al canciller a L. Erhard, el cual fue reemplazado para 1965 por Kiesinger, quien firmó en 1966 un Gobierno de coalición con los socialdemócratas y con el dirigente de éstos Willy Brandt como vicecanciller.

En 1969 se realizaron elecciones legislativas y se aprobó el avance socialdemócrata (42,7 % de los sufragios). Para la presidencia de la República fue elegido G. Heinemann, del partido socialdemócrata, para diciembre de ese mismo año fue llamado canciller a W. Brandt, el mismo que abolió la alianza con la democracia cristiana y comenzó un Gobierno de coalición con los liberales.

Willy Brandt comenzó una política que abria paso hacia el bloque socialista e hizo que fuera posible establecer un tratado con Polonia (diciembre 1970) por el que se reconocía la frontera Oder-Neisse.

Brandt siguió con su plan que era una política de apertura al este, la cual terminó con el ingreso de los dos Estados alemanes en la ONU (septiembre 1973). Pero por estar envuelto en un escándalo de espionaje, tuvo que renunciar para mayo de 1974.

Su lugar lo ocupó Helmut Schmidt, mientras que el liberal Walter Scheel llegó a ocupar la presidencia de la República, cargo que le dejó en mayo de 1979 al cristianodemócrata K. Carsten.

En las elecciones celebradas en octubre de 1980 ganó la coalición gubernamental y H. Schmidt volvió a ser decretado canciller. Pero los liberales destruyeron la coalición y con su apoyo fue elegido canciller el cristianodemócrata Helmut Kohl en octubre de 1982, quien integró un nuevo Gobierno.

Reunificación de Alemania

En la RDA el Gobierno de H. Modrow triplico las concesiones, pero no logró contener el hundimiento del régimen comunista y dio la idea de la unificación de las dos Alemanias en un Estado con estatuto de neutralidad.

La idea del canciller de la RFA, H. Kohl, generó por el contrario, la estadía de la Alemania unida en la OTAN y la Comunidad Europea (CE), para esto logró tener el total apoyo de Gorbachov.

En las primeras elecciones generales y libres de la RDA a realizarse el 18 de marzo de 1990, lograron salir triunfadores los partidos conservadores, filiales de los de la RFA y el cristianodemócrata Lothar de Maiziére ideó un Gobierno de coalición con el fin de apurar la unificación.

En medio del derrumbe institucional y económico de la RDA, el proceso de unificación llevó a la división por la RFA de los cinco Lander y de Berlín oriental que formaban la RDA.

La unión monetaria y economica salió a la luz pública el 1 de julio y el 23 de agosto la Cámara del Pueblo aprobó la adhesión de la RDA a la RFA, en aplicación del artículo 23 de la Ley Fundamental de ésta.

La URSS mandó el último obstáculo para la unificación cuando M. Gorbachov aceptó la permanencia de Alemania en la OTAN y llegó a un acuerdo con una fuerte compensación económica (Bonn, 1 octubre) la retirada de los soldados rusos destacados en la RDA, concluida en 1994.

Un pacto germano-polaco aprobó el carácter definitivo, intangible e inviolable de la frontera Oder-Neisse.

El 2 de diciembre de 1900, se realizaron las primeras elecciones generales de Alemania unificada, el triunfo resultó para los cristianodemócratas y H. Kohl (CDU) fue elegido canciller.

En ese mismo año, las tropas rusas abandonaron Alemania, al igual que las estadounidenses, inglesas y francesas, establecidas desde 1945.

Cronología de la reunificación de Alemania

Año 1989

  • 5 de febrero: Chris Gueffroy, fue el último fugitivo de la RDA, el cual fue asesinado por los guardias en el muro de Berlín.
  • 2 de mayo: Hungría comienza a desenmascarar el”telón de acero”, con lo que continúo una gran salida de alemanes del Este por sus fronteras.
  • 4 de septiembre: inician las manifestaciones en Leipzig, todos los lunes.
  • 11 de septiembre: Hungría deja libre oficialmente su frontera con la República Democrática Alemana (RDA).
  • 30 de septiembre: Para esta fecha ya era permitido viajar a la República Federal de Alemania (RFA) a unos 6 000 refugiados de la RDA en la embajada alemana de Praga y al menos unos 800 refugiados en la embajada alemana de Varsovia.
  • 6 y 7 de octubre: Comienza la celebración por parte del gobierno del 40 aniversario de la fundación de la RDA contando con la asistencia de M. Gorbachov, el cual exige cambios. E. Honecker da por sentado que la RDA comenzará el nuevo siglo con éxito.
  • 9 de octubre: Se manifiestan 70.000 personas en Leipzig y 12.000 en Dresde, contra el régimen del Partido Socialista Unificado de la RDA al grito de “Nosotros somos el pueblo”. Se evade una guerra en Leipzig.
  • 18 de octubre: Egon Krenz sigue en el mando por Erich Honecker.
  • 4 de noviembre: El Este de Berlín arropa la gran manifestación en la historia de la RDA en demanda de reformas democráticas.
  • 6 de noviembre: En Leipzip se manifiestan alrededor de unas 500.000 personas, siendo esta la mayor manifestación de los lunes, con el grito de “Alemania, una patria unida”.
  • 8 de noviembre: dimite el Politburó del Partido Socialista Unificado de la RDA. El nuevo Polítburó añade a representantes del grupo reformista del partido. Egon Krenz lo decretan secretario general.
  • 9 de noviembre: Después de 28 años, se abren la frontera con la RDA y el muro de Berlín. Miles y miles de personas de la RDA pasan la frontera hacia el Oeste de Berlín. En los días que prosiguieron, varias miles de personas viajan a Alemania Occidental.
  • 10 de noviembre: Helmut Kohl no hace un viaje planeado a Polonia sólo para participar en un mitin multitudinario ante el Ayuntamiento de Berlín Oeste en conjunto con el ministro de asuntos exteriores, Hans Dietrich Genscher. el alcalde Walter Mom- per y Willy Brandt
  • 13 de noviembre: Hans Modrow es llamado a ser el primer ministro de la RDA y propone un acuerdo de asociación con la RFA.
  • 28 de noviembre: el canciller H Kohl propone en el Bundestag un programa de 10 puntos para la formación de estructuras confederativas y el establecimiento de una federación entre las dos Alemanias para ponerle fin a la división del país.
  • 1 de diciembre: Ocurre un cambio constitucional en la RDA. Se coloca fin al liderazgo del Partido Socialista Unificado.
  • 4 de diciembre: el Comité Central y el Polítburó de la RDA dimiten en pleno.
  • 20 de diciembre: Modrow y H Kohl ambos llegan a pensar en la necesidad de un acuerdo de unión.
  • 22 de diciembre: se abre el paso por la Puerta de Brandemburgo.

Año 1990

  • 10 de enero: se autoriza a los ciudadanos de la RDA alquilar habitaciones a turistas occidentales, eso sí, con la condición de la obligación de entregar al Gobierno local parte de la divisa extranjera.
  • 14 de enero: la RDA anuncia un gran cambio en su política para añadir la economía de mercado. El primer ministro H Modrow se junta con el presidente de la empresa automovilística Daimler.
  • 17 de enero: Debido a las excelentes expectativas económicas, los bancos Internacionales abren sucursales en el Oeste de Berlín.

Año 1991

  • 1 de marzo: la RDA camina hacia la economía de mercado: Se privatizan las compañías estatales, se pacta la formación de una corporación, de la cual será responsable el Consejo de Ministros, para gestionar las propiedades del Estado y que en un inicio se haría cargo de 9.100 empresas que contienen 40 000 instalaciones y 3,8 millones de empleados.
  • 18 de marzo: Se realizan las primeras elecciones para elegir el Parlamento de la RDA.
  • 24 de abril: el canciller H. Kohl y el primer ministro de la RDA, Lothar de Maizíère, aprueban en Bonn que la unificación monetaria, económica y social entre las dos Alemanias se haría electiva a partir del 2 de julio.
  • 18 de marzo: Se acuerda en Bonn el tratado que propone la unión monetaria, económica y social entre las dos Alemanias, que sería a partir del 2 de julio.
  • 2 de julio: Comienzan las amenazas de huelga por parte de 30.000 empleados de 30 empresas de Alemania Oriental. Se comienzan las negociaciones con los trabajadores del metal en Brandemburgo en augurio de mejoras salariales.
  • 12 de septiembre: Se firma el tratado de Moscú, bajo el artículo 1 de la Constitución, la Alemania unificada comprenderá los territorios de la República Democrática Alemana, la República Federal y Berlín.
  • 30 de septiembre: Queda disuelta la Federación de Sindicatos de Alemania Oriental.
  • 3 de octubre: la RDA sigue la jurisdicción de la Constitución de Alemania Occidental y elimina a Alemania y se convierte en un solo Estado, Día de la Unidad Alemana.
  • 14 de noviembre: En Varsovla se firma el tratado fronterizo con Polonia.
  • 2 de diciembre: Se realizan las primeras elecciones de la Alemania unificada: CDU, 36,7 %; SPD, 33,5 %. FDP. 11 %; CSU, 7,1 %; Verdes, 3,9 %; PDS, 2,4 %.

Crisis económica y estabilización


En parte como secuela de la unificaciónla coyuntura económica se deterioró en 1995 y el Gobierno aplicó severas medidas de ahorro para cumplir con los criterios de convergencia del tratado de Maastricht.

Los más de 1.000 millones que fueron invertidos en la vieja RDA no lograron terminar con el paro, que alcanzo a llegar a los 4.000 millones en 1996.

Las diferencias en torno a la política internacional fueron rebasadas en el momento que Bundestag (Perteneciente al parlamento alemán) dio la orden de enviar soldados a Bosnia (1995) y afianzó el tratado de reconciliación con la República Checa en el año 1996.

Muchos responsables políticos de la antigua RDA fueron condenados a distintas penas de cárcel por su responsabilidad en la muerte de miles de personas que tenían el objetivo de pasar el muro de Berlín o la denominada frontera interalemana.

A pesar de algunas diferencias, El Bundestag aprobó la entrada en vigor del euro el cual suplantó al marco en enero de 2002 y la instalación en Frankfurt del Banco Central Europeo (1998), en esta radicó la importancia de la economía europea de Alemania.

En los últimos tiempos se han sostenido en el poder los 2 grandes partidos de Alemania, los cristianodemócratas, con su ideología conservadora y un poco tiempo después, los socialdemócratas, que se distinguían más por ser centristas. De esa misma manera, los Verdes han logrado representación parlamentaria y han formado Gobierno con las fuerzas más llamativas.

Historia de la bandera de Alemania

Seguramente te estás preguntando ¿cuál es el origen de la bandera alemana? En breve vamos a detallarte su historia, y el significado de sus colores:

Enmarcados con su elegante uniforme negro, con una solapa roja y botones dorados, los Freikorps prusianos comandados por el barón von Lützow se iban a la lucha con la Grande Armée de Napoleón.

Para el año 1813, la batalla de las Naciones, en Leipzig, puso punto final a un período de dominio francés.

Los 3 colores que fueron: negro, rojo y amarillo (oro) serían los integrantes de la bandera alemana.

Por otro lado una leyenda buscó la similitud del origen de la bandera de Alemania a los escudos de armas del Sacro Imperio Romano Germánico representados por un águila negra con pico y garras rojas envueltos en un escudo dorado.

Tomada por primera vez gracias a la Confederación Alemana en el año 1848, esta bandera tuvo varias modificaciones en sus colores por el canciller Otto von Bismark en el año 1871.

Para el año de 1918, el negro, el rojo y el blanco, colores prusianos, se hicieron el emblema del Imperio alemán.

Durante el mando de la República de Weimar se constituyó la bandera original. En el año 1935 Adolf Hitler decretó el estandarte con la cruz gamada, siendo este símbolo del nazismo y  fue hasta el año de 1949 que la República Federal de Alemania (La Alemania Occidental) volvió a recuperar su bandera tricolor.

Con la reunificación alemana el 3 de octubre de 1990, la bandera de Alemania Oriental fue liberada de sus símbolos marxistas-leninistas. Desde entonces, un solo y único estandarte ondea en la nueva y unificada república germana.

¿Quieres saber más historia de países?

Desde YumYumPanda.com esperamos que este artículo titulado la historia de Alemania te haya sido útil y amena. Si necesitas consultar otros artículos similares, obtener más respuestas, o deseas ver otras curiosidades históricas y datos peculiares, puedes visitar la categoría de Historia.

Pero si lo prefieres, escribe tus preguntas en el buscador de nuestra web. Y recuerda, si te ha gustado, dale un me gusta, compártelo con tus amistades y familiares, o déjanos un comentario con tu opinión.

 

 

Dejar respuesta