El avión y la historia de la aviación

0
85

Los aviones son uno de los medios de transporte más populares, cómodos y seguros que hay; sin embargo, el avión ha experimentando muchos cambios a lo largo de su historia en pro de brindar la mayor seguridad posible a quienes lo utilizan.

Aunque a la mayoría de nosotros nos encanta viajar en avión debido a la rapidez con la que podemos llegar a un destino, sabemos muy poco acerca de estas fabulosas aeronaves. ¿Te has preguntado alguna vez cuándo aparecieron los aviones y quién los inventó? ¿Cómo es un avión? ¿Para qué se crearon los aviones? Seguro que no tienes ni idea de cómo responder estas preguntas, ¡pero no te preocupes! En este artículo te vamos a contar acerca del avión y la historia de la aviación.

Historia del avión

El avión es uno de los inventos más asombrosos que ha podido crear el hombre; debido a su forma de manejo y comportamiento, es uno de los medios de transportes más seguros, sofisticados y rápidos del mundo, pero ¿te has preguntado cómo es su historia?

Existen algunas historias, un poco míticas que se remontan a la Antigua Grecia; como es común de la mitología griega, allí se han ubicado historias un poco fantasiosas acerca de muchos grandes inventos, y el avión no escaparía de los griegos, pues se dice que un hombre llamado Dédalo, junto a su hijo Ícaro, fueron los primeros que intentaron volar creando unas alas, similares a la de los pájaros y con las cuales lograron escapar de un famoso rey griego que los acechaba. ¡Pero esto no es más que pura ficción!

Sin embargo, sí se ubica el primer avión, o un esbozo de lo que este sería, en Grecia, gracias a un filósofo, astrónomo y matemático llamado Arquitas de Tarento, quien fuera amigo de Platón. Al prototipo de Arquitas se le conoce como ‘la paloma voladora de Grecia’.

Este avión griego ya se basaba en muchos de los principios que hoy rigen las leyes de la aeronáutica, y consistía en un dispositivo de poco tamaño, ligero y en forma de cilindro que tenía alas a los lados (como las aves) y otras alas más diminutas atrás. Era fabricado en madera. Este avión se propulsaba gracias a una caldera que generaba vapor y, algo muy asombroso y digno de admirar en esa época, es que la paloma de madera pudo volar hasta 200 metros.

Durante muchos años, serían muchos los ingenieros, matemáticos y científicos que se dedicarían a intentar fabricar un avión que realmente fuera eficiente y les ayudara a pasearse por el cielo con libertad, tal como lo haría una pequeña ave.

Así, pasados algunos siglos se harían grandes avances en este aspecto; para el año 1420 se habló de que un ingeniero italiano llamado Giovanni Fontana pudo crear el primer avión de propulsión a reacción; éste avión funcionaría gracias al impulso de un cohete. Pero no hay más información al respecto.

Luego, llegado el siglo XV, en plena época Renacentista, Leonardo Da Vinci sería el precursor del avión, creando un dispositivo llamado Ornitóptero, el cual pudo diseñar después de dedicarse a estudiar cómo volaban las aves. El avión de Da Vinci simulaba tal cual a una ave, pero obviamente no contaba con la fuerza necesaria para que se elevase de manera espontánea, por lo que requería de que el piloto, mediante diversas poleas y palancas, fuera capaz de usar sus músculos para impulsarlo.

A pesar de esto, Leonardo Da Vinci no estaba tan lejos de lo que sería el avión moderno y también diseñó una especie de hélices, predecesoras de las hélices de los helicópteros, y hasta un paracaídas en forma triangular.

El famoso pintor creó varios prototipos, en su afán por cubrir las debilidades que iba observando en cada avión que iba probando. El avión del italiano se asemejaba más a un helicóptero y sus avances darían paso a una época más acertada en cuanto a la fabricación de aviones y helicópteros que llegaría unos tres siglos después.  Sí, pasó mucho tiempo hasta que el ser humano logró conseguir una forma correcta para surcar los cielos.

En 1670, Francesco de Lana Terzi crearía un aparato conformado por cuatro esferas hechas de cobre y cuyos diámetros eran de 6 metros; este aparato pretendía volar, pero se impulsaba gracias a unos remos, por lo que no soportaría la presión atmosférica y se quedaría en el vacío cuando volara; este modelo fue sólo eso, un modelo, pues al parecer no fue probado.

Sin embargo, su importancia radica en que fue otra prueba del avance que el hombre estaba haciendo para definir, posteriormente, los principios reales, válidos y probados que rigieran las leyes de la aviación como las conocemos hoy día.

Varias décadas después, se harían pruebas con hidrógeno, como las hechas por Henry Cavendish en 1766, y por Tiberius Cavallo en 1785. Este último utilizó hidrógeno dentro de unas pompas de jabón.

En 1783 se crea el primer dirigible, el cual consistía en una especie de globo que  podía llevar animales pequeños en su canastilla; lo innovador de esto fue que el globo pudo ser aterrizado de manera correcta, llamando la atención de toda la gente de ese tiempo, incluyendo al mismísimo rey Luis XVI.

Con la creación de este primer dirigible, ya todo iba viento en popa y muchos científicos de la época estaban fascinados con tales avances que se dedicaron de lleno a hacer nuevos ejemplares que permitieran el vuelo; ya para 1799 aparecería el planeador.

Por cierto, un dirigible es un aerostato con motores que lo propulsan y lo desplazan en el aire debido a que es más ligero que éste.

Este planeador, creado por el ingeniero británico George Cayley sentó varios principios vigentes hasta nuestros días; Cayley entiende que existe una sustentación, es decir, una fuerza capaz de elevar el ala de un avión. Los ensayos de Cayley fueron muchos, así como sus contribuciones a la aviación, por lo que él es considerado como el científico más relevante en la historia de la aviación en sus inicios.

Gracias al británico, se avanzó mucho en cuanto a las hélices, el uso de un motor para impulsar el dispositivo y las alas, por lo que ya para 1816 se logró emplear el dirigible para vuelos de gran alcance.

Se dice, entonces, que el primer hombre que voló fue el chofer de George Cayley, pues Cayley le pidió que se montara en el planeador en 1853, para probar el artefacto cerca de Yorkshire.

George fue el primer científico en entender que para poder volar, un dispositivo requería lidiar con la resistencia del aire, debía poder controlar el vuelo, ser capaz de suspenderse y brindar estabilidad, por lo que se enfocó en crear unas alas aerodinámicas y un motor de combustión interna.

Ya faltaba poco para contar con principios funcionales para crear el primer avión; en 1891 sería el momento del alemán Otto Lilienthal, quien se dedicó a crear diversos tipos de planeadores para realizar ensayos que permitieran entender cómo funcionaba la aerodinámica.

Lilienthal hizo unos 2000 vuelos y fue capaz de diseñar un motor más eficiente que todos los motores que existían en su momento; este motor era de pequeño tamaño y funcionaba gracias a un sistema de calderas.

Se basó en el vuelo de los pájaros para sus creaciones y fue pionero en todo lo relacionado con la aviación como una ciencia exacta. De hecho, sus avances ayudarían a que se fabricara el primer avión. Lamentablemente, Lilienthal perdió la vida durante uno de sus experimentos en agosto de 1896.

¿Quién fabricó el primer avión?

Parece que la historia de la aviación es muy distinta a las historias de otros grandes descubrimientos, pues en esta hay que considerar que los avances fueron lentos y que el crédito es meritorio de muchos, por lo que aún no se llega a un consenso sobre quién fue el primero en fabricar un avión, por lo que vamos a contarte lo sucedido.

Primero, vamos a ubicarnos en el año 1843, año en el que William Henson parece que patentó un dispositivo con hélices, un motor de vapor y alas que no era más que un monoplano capaz de cargar pasajeros. Sin embargo, este pudo ser el primer boceto de un avión propiamente dicho, pero nunca se fabricó a escala, sino que se elaboraron pequeños ejemplares que, por cierto, nunca lograron el tan anhelado vuelo. La idea patentada de Henson parecía buena, pero no se llevó a cabo.

Seguidamente, vamos hasta San Petersburgo, al año 1882, donde el inventor ruso, llamado Alexandr Mozhaiski, logró despegar de forma exitosa un avión que era muy parecido al avión moderno. Además, se dice que el invento ruso era más avanzado que cualquier otro invento similar que para entonces se conocía en Europa o Estados Unidos.

La historia de este avión fue complicada, pues en sus inicios se elaboró sólo un modelo pequeño con el que se realizaron exitosos ensayos, y más adelante requirió el financiamiento externo para poder seguir su camino.

Durante el vuelo de 1882, todo funcionó como se esperaba, menos el aterrizaje del avión, durante el cual el ala fue afectada y se concluyó que el modelo necesitaba un motor extra para poder mantenerse en el aire ( en el momento tenía sólo dos motores de vapor). ¡Pero no había más financiación! Así, Mozhaiski tuvo que sacar de su propio bolsillo para seguir con sus avances; lo que retardaría su fabricación. Este avión pesaba 950 kg y tenía una longitud de 24 metros.

El inventor ruso murió en 1890 y no pudo culminar su dispositivo, pero sí se reconoce que estuvo muy adelantado a los conocimientos de su época en materia de aviación.

Ya, para 1890, se le instituye la creación del primer avión al ingeniero francés Clement Ader. Este aparato de Ader consistía en un dispositivo con hélices que tenía la forma de murciélago, y se llamó Éole, pero sólo pudo volar unos 50 metros.

El francés, apasionado por la aviación, no se rendiría tan fácil, y creó otros dos prototipos, el Avión II y el Avión III. Éste último contaba con un motor a vapor de 30 HP (caballos de fuerza); aunque fue algo innovador, tampoco le fue muy útil para lograr volar. A pesar de esto, el Éole de Clement Ader es considerado el primer avión autopropulsado de Europa, con el cual se iniciaría la  historia moderna de la aviación en el viejo continente.

Llegado el año 1894, Hiram Stevens Maxim crearía un biplano de grandes dimensiones, que pesaba 3000 kg y cuya envergadura medía unos 32 metros. Este era más potente que el avión III de Ader, pues poseía dos motores de vapor de 180 HP. Aunque el biplano sí logró volar, de hecho voló unos 60 metros, era difícil de maniobrar, lo que tendría que ver con la falta de estabilidad debido a su peso.

Para 1896 en Estados Unidos se harían nuevos avances; allí aparece el Aerodrome nro 5, una aeronave creada por Samuel Pierpont Langley, un físico y astrónomo que se dedicó a entender ciertos principios de la aviación que eran confusos en su época. El modelo nro 5 del estadounidense voló 1000 metros, lo que marcó para siempre la historia de los vuelos que hasta el momento se había realizado con gran dificultad.

Debido al entusiasmo por haber conseguido que su aeronave volara y se maniobrara de manera adecuada, Langley creó un modelo mejorado, al que llamaría nro 6. Este último modelo logró volar 1460 metros, pero seguía existiendo un gran problema: las aeronaves, hasta entonces, aún no podían ser piloteadas por los hombres.

Los primeros vuelos del hombre

Ahora sí, ya después de varios siglos tratando de conseguir la fórmula perfecta para conquistar los cielos, el hombre se aventuraría a sus primeros vuelos con dispositivos a motor. Fueron varios los protagonistas de tales hechos, por lo que vamos a conocer cuáles fueron sus hazañas y qué aportaron a  la aviación.

Gustave Whitehead, un físico de origen alemán quien colaboró con Otto Lilienthal, fue el primero hombre de quien se sabe logró volar una aeronave propulsada por un motor, en este caso, por un motor a gas. El dispositivo fue piloteado y creado por el propio Whitehead en Connecticut, en 1901. El aparato del alemán voló sobre 60 metros de altura y recorrió 2500 metros.

Lo que marcaba la diferencia en el prototipo de avión del físico alemán, es que este poseía alas plegables y tenía ruedas para aterrizar; además, el avión tenía espacio para otro acompañante.

Dos años después, aparecería el vuelo más famoso de la historia de la aviación, el vuelo realizado por los hermanos Wilburt y Orville Wright. Los Wright estaban al tanto de los avances realizados por Lilienthal y Langley, por lo que aprovecharon estos conocimientos de aerodinámica para fabricar biplanos y cometas que pudieran volar y maniobrarse con la ayuda de un timón dispuesto en posición vertical y que contara con alerones. Además, los hermanos incluyeron un motor de combustión interna.

Entre 1901 y 1903 los hermanos Wright se dedicarían a probar varios modelos de aeronaves; su primero vuelo duró apenas 12 segundos, pero ya en 1903 logran un vuelo de de 26 metros que mantuvo la aeronave casi un minuto en el aire, por lo que se dedicaron a perfeccionar el dispositivo. Este modelo más perfeccionado, llamado Flyer III, incorporaba un motor de cuatro cilindros, por lo que era muy potente, y además llevaba dos hélices.

Todo iba de maravilla, por lo que para el año 1905 ya los hermanos eran conocidos a nivel mundial por haber creado un avión que era capaz de recorrer casi 40 km de distancia y que se mantenía en vuelo por media hora. El aparato de los Wright permitía a los pilotos hacer giros, volar en diversas direcciones y con gran facilidad de maniobra, lo que estaba revolucionando el mundo de la aviación. Este avión era capaz de volar a 50 km/h.

Ya para 1908, el gobierno de los Estados Unidos toma la decisión de incluir el aeroplano de los Wright para usos militares.  Algo que agradecería el país cuando llegó la Segunda Guerra Mundial.

En octubre de 1906, Alberto Santos Dumont haría su histórico primer vuelo en París; el despegue de la aeronave usada por el brasileño fue autopropulsado y voló casi 60 metros de distancia a una altura que oscilaba entre 2 y 3 metros. En las siguientes semanas, Santos Dumont repetiría su proeza, pero esta vez manteniéndose en el aire a una altura de 6 metros y recorriendo una distancia de 220 metros.

Debido a que este vuelo se considera supervisado u oficial, muchos afirman que Santos Dumont fue el primer hombre en volar y lo llaman ‘el padre de la aviación‘. El avión del brasileño se llama ‘14-Bis‘.

El avión moderno y la aviación

Ya nos hemos dado un paseo por la historia, pues así se entiende un poco más cómo es que aparecen esas grandes aeronaves que hoy día conocemos.

La aviación incluye todo lo relacionado con el proceso de diseño, fabricación, comercialización y uso de las aeronaves; bien sean estas diseñadas para labores comerciales o privadas.

La aviación civil, la cual comprende la aviación comercial (aerolíneas) y la aviación en general (uso deportivo, uso privado, uso por parte de funcionarios gubernamentales, uso utilitario), es la que comúnmente asociamos cuando pensamos en aviones, pero esta cubre una infinidad de tareas, como las evacuaciones en caso de emergencia, el traslado de productos y equipos, así como de encomiendas; deportes aeronáuticos o aviones de uso personal, como aquellos que son adquiridos por los más ricos del mundo.

Sin embargo, la historia de la aviación también ha sido moldeada por los eventos militares, de allí que se hable de aviación militar. De hecho, ésta es una de las ramas más desarrolladas en la actualidad pues los países más poderosos se desafían en crear grandes y auténticas aeronaves que sirvan para sus fines bélicos y para infundir temor en sus adversarios. Son millones y millones de dólares los que cada año se invierten en el desarrollo de aviones militares.

Evolución del avión

Ahora bien, con el paso de los años hemos podido inferir que el avión ha ido evolucionando, y no sólo en cuanto a principios físicos y aerodinámicos, sino también en estructura física, como aspecto, tamaño, peso y accesorios.

  • En 1906, cuando Santos Dumont realiza su vuelo, esto abriría paso a que el brasileño fabricara diversos tipos de aeroplanos, mientras que los hermanos Wright perfeccionaban sus modelos.
  • Ya en 1908, Francia se deleitaría con el biplano de los Wright, lo que permitiría que en Europa muchos se apasionaran por el mundo de la aviación.
  • En 1909, Hubbert Latham intentan cruzar el Canal de la Mancha en un avión por primera vez, aterrizando sobre el agua. En 1909 se realizó un primer congreso aeronáutico, donde se exhibieron seis modelos diferentes de aviones.
  • Ya para 1911, a Thomas Scott Baldwin se le ocurre empezar a crear un avión más resistente, que no fuera de madera y tela, sino que tuviera tubos de acero.
  • En 1912, gracias a la idea del aterrizaje sobre el agua, se inicia la fabricación en Europa de los primeros hidroaviones, por parte de Louis Schreck, quien se inspiró en un avión biplano que le había comprado a los hermanos Wright.
  • En este mismo año, se crea el piloto automático, en Estados Unidos, por Elmer Ambrose Sperry. 
  • El Type F, creado en 1912, en Inglaterra, sería el primer avión con una cabina completamente cerrada. Este avión fue idea de Sir Edwin Alliot quien creó una compañía que para entonces vendió 9 mil aviones, dentro de los que se encontraba el popular avión 504.
  • Entre 1911 y 1912  los aviones empezarían a ser vistos como herramientas para lanzar bombas; se dice que en Italia, en 1911, se realizó el primer ataque de este tipo.
  • En 1914, durante la Primera Guerra Mundial, ya los aviones fueron vistos como transportes y armas muy eficientes que ayudarían en las labores bélicas.
  • Se dice que el primer vuelo comercial o vuelo programado tuvo lugar en Florida, Estados Unidos, el 1 de enero de 1914. Este tipo de avión sólo permitía llevar un pasajero y se cobraba, entonces, $5. por viaje.
  • En 1918, ya la industria de la aeronáutica estaba consolidada y empleaba a miles de personas. Durante este periodo, ya los aviones volaban a 6 mil metros de altura.
  • En 1919 empiezan a crearse diversas compañías aéreas a nivel mundial. La mayoría, hacía labores de transporte de correo o productos. En este mismo año se realiza el primer vuelo trasatlántico.
  • Para 1927, se realiza el primer vuelo desde New York a París, el cual protagonizó Charles Lindbergh en un monoplano.  Este vuelo tomó un tiempo de 33 horas y media. En esta época los aviones aún no contaban con radios o cualquier otro aparato de navegación.
  • En 1932, aparecen en el mercado los Boeings y los Douglas.
  • Entre 1930 y 1935 los motores de turbina de compresor centrífugo y de compresión axial serían patentados como parte del esfuerzo de la época para mejorar el rendimiento de los aviones.
  • El avión bombardero más grande del mundo (Boeing Superfortress B29) se utilizó para bombardear Hiroshima en 1945, y así poner fin a la Segunda Guerra Mundial. 

Vale la pena destacar que con la creación de los Boeings y los Douglas se daría paso a los aviones modernos; estos, eran aeronaves metálicas, con varios motores y cabinas a presión. De esta misma forma, muchas otras compañías europeas y estadounidenses se dedicaron a perfeccionar los hidroaviones, innovando en diversos temas como los viajes de lujo, las comidas finas a bordo del avión y otras cuestiones que brindaban clase y distinción a los más adinerados de la época.

La capacidad de estas aeronaves era de 45 a 55 pasajeros. En 1958, los aviones ya tenían computadoras básicas dentro de ellos.

Tipos de aviones

El avión es una aeronave que posee alas y tiene mayor densidad que el aire; estos pueden tener uno o varios motores, así como pueden no tener ninguno. Los aviones que no llevan motor son llamados aeroplanos.

Existen diversos tipos de aviones, aquí los más comunes:

Aviones civiles

Los aviones civiles, como comentamos arriba, son variados, pero los comerciales son los más populares de ellos; al principio, se usaban para movilizar el correo pero poco a poco se fueron creando vuelos programados y aparecieron las aerolíneas.

Los modelos de aviones comerciales más conocidos son:

  • Boeing 747: este tipo de avión es uno de los más populares cuando viajamos; también se le conoce como ‘jumbo’ y es una aeronave de gran tamaño que puede transportar un poco más de 400 pasajeros, divididos en tres clases distintas, o hasta 524 pasajeros divididos en 2 clases.  El primer Boeing de este tipo hizo su primer vuelo en el año 1970 y para el año 2017 ya se habían creado unas 1542 unidades de éste, con algunas variaciones de sus distintos modelos. Además, Boeing tiene otros modelos, como los Boeing 737, Boeing 757 y el Boeing 777.
  • Airbus 320: una aeronave con un estrecho fuselaje de fabricación europea; puede transportar unos 220 pasajeros. Este modelo tuvo su primer vuelo en febrero de 1987 y para 1988 ya formaba parte de Air France. Este modelo de avión es usado por aerolíneas como JetBlue Airways y LATAM Airlines, entre otras. Es uno de los tipos de aviones más vendidos en la historia. También existen los modelos de Airbus 330 y Airbus 340, entre otras variantes. 

Aviones militares

Son aviones destinados a las labores militares, por lo que son muy distintos a los civiles; se usan para defensa o ataque, según lo amerite la situación, y pueden transportar tropas, cargas, etc.

Se pueden diferenciar varios tipos de  aviones militares, veamos cuáles son:

  • Aviones militares de carga: utilizados para transportar armamento, soldados o cualquier carga que se necesite.
  • Aviones militares de combate: aquí entran los aviones de caza o bombarderos, los que llevan misiles y bombas.
  • Aviones de entrenamiento: utilizados para practicar vuelo y entrenar a los pilotos.
  • Aviones de observación: usados para vigilar o monitorear alguna zona específica. También hacer sobrevuelos en busca de algo o para localización.

Otros aviones

También existen los aviones de carga, los cuales han sido diseñados para transportar grandes cargas, por lo que cuentan con un fuselaje más ancho y alas altas. Además, están los aviones privados, dentro de los cuales hay aviones de mucho lujo o que son adaptados para que ofrezcan las comodidades que el cliente requiera; los aviones cisterna son aviones que permiten abastecer a otro avión mediante una lanza periscópica.

Además, existen aviones pequeños que suelen utilizarse como vuelos chárter, es decir, como vuelos privados que se programan según la necesidad del cliente y no según los horarios de alguna aerolínea; claro, este tipo de servicio es muy costoso.

Algunas personas hacen diferencia entre avión y avioneta, pero la avioneta no es más que un avión ligero, de pequeño tamaño y que obedece a ciertas medidas que dictan las regulaciones aeronáuticas.

Curiosidades

  • El presidente Donald Trump tiene un avión privado de 100 millones de dólares; se trata de un Boeing 757 que hasta sala de cine posee.
  • El sultán de Brunei posee un Boeing 747 -430 de 233 millones de dólares cuyo mobiliario está hecho de oro.
  • Alisher Usmanov, el billonario más rico de Rusia y uno de los hombres más ricos de todo el mundo, tiene a su disposición un Airbus A340-300 valorado entre 350 y hasta 450 millones de dólares.
  • Amelia Earhart fue una piloto estadounidense que se hizo famosa por haber sido la primera mujer en cruzar el Atlántico sola, lo hizo en 1937, piloteando su monoplano Lockheed Vega.
  • Las aerolíneas KLM y Avianca son las dos aerolíneas más antiguas del mundo; ambas creadas en 1919.
  • En cuanto a flota, la norteamericana American Airlines es la aerolínea más grande del mundo; también es la que más personas transporta cada año. Turkish Airlines es la que opera en más países.

Nota final

Como puedes haberte dado cuenta, para que apareciera el avión se tuvo que pasar por muchos siglos de ensayo y error, donde fueron muchos los ingenieros y científicos que aportaron un grano de arena para conseguir entender las leyes de la física y la aerodinámica, y así poder inventar con uno de los medios de transporte más seguros y rápidos del mundo. Gracias al avión podemos explorar el mundo y acortar fronteras; sin duda alguna es una de las mayores invenciones de la humanidad.

Te invitamos a compartir este post en las redes sociales y a que visites nuestra sección tecnología donde hallarás más artículos como este.

Dejar respuesta