¿Cuál es la historia del arroz?

0
399

El arroz es un cereal muy común en toda cocina a nivel mundial; este alimento, es uno de los más antiguos que hay y es el segundo cereal, después del maíz, más cultivado en la actualidad.

El arroz ha sido muy apreciado desde tiempos antiguos ya que es un alimento económico, fácil de cosechar y versátil; en cuanto a su origen, existen varias hipótesis que aseguran que es un cereal oriundo de Asia, donde se le ve crecer de manera silvestre, pero ¿será esto cierto? Acá te vamos a contar cuál es la historia del arroz y por qué este alimento es tan importante en una dieta equilibrada.

Origen e historia del arroz

No se sabe con exactitud cuándo y dónde se originó el arroz, pero los historiadores han afirmado que el arroz apareció unos 7 mil años a.C. Existen evidencias del arroz en Tailandia hace 6000 años a.C. y también en China hace 5000 años a.C., por lo cual se dice que el arroz es un cereal asiático.

También, se cree que el arroz apareció de manera silvestre en la India, y de allí se fue expandiendo hacia los demás países de Asia; de India, siguió a China, luego a Corea, de allí a Filipinas, Japón y también hacia Indonesia, Camboya y Vietnam.

Otra teoría ha sugerido que el arroz es originario de África, continente desde donde sería llevado hacia Asia. Por otro lado, existe la posibilidad de que el arroz haya aparecido específicamente en India y Birmania. ¿Asia o África? Bueno, también se ha creído que pudo surgir al mismo tiempo en ambos continentes.

Algunos estudiosos han dicho que en Oriente tardó para que se conociera el arroz, ya que la Biblia no hace mención de este alimento en sus libros más antiguos. Sería durante el auge del Imperio Persa cuando el arroz empiece a comercializarse hacia Persia y Mesopotamia, pues el rey Darío estableció diversos acuerdos comerciales con India.

En cuanto a Egipto y Siria, el arroz tuvo que esperar aproximadamente como hasta el año 3000 a. C., cuando China se estaba expandiendo hacia occidente.

En el caso de griegos y romanos, estos consideraban al arroz como un alimento muy exótico, y que se destinaba sólo a los más ricos y poderosos. Tras la caída del Imperio Medo – Persa de Darío el Medo y Ciro el Persa, llegaría el tiempo de los greco – macedonios, guiados por el joven Alejandro Magno, quien conquistó casi toda la tierra en ese entonces conocida, llegando hasta India.

Sería en el 320 a. C. cuando el mismo Alejandro Magno probara este cereal y decidiera llevarlo hasta Grecia. Para esa época, Teofrasto, el famoso filósofo griego escribió acerca de la siembra del arroz en Asia y describió ciertos aspectos relevantes de este grano .

Ya para el siglo I a. C., cuando el Imperio Romano gobernaba, el arroz fue introducido entre los romanos.

Es bien sabido que los persas se dedicaron por mucho tiempo a importar arroz, pero no se ha logrado esclarecer si fueron los árabes quienes dieron a conocer el arroz en Europa; aunque está claro que sí serían los persas quienes lo llevaran a gran parte del oriente y norte africano.

Algunos relatos dicen que los árabes introdujeron el arroz a Italia y que durante la Edad Media, este cereal era conocido, pero era muy costoso. Cierto episodio ocurrido durante el siglo XIII en la corte del rey Luis IX de Francia expuso que durante esa comida se sirvió un postre elaborado con arroz, leche y frutos secos.

Se cree que en este mismo siglo, el arroz se popularizó en España y se preparaba de manera caldosa. Durante los siglos XVII y XVIII ya el arroz formaba parte de muchas recetas españolas y de otras gastronomías europeas.

En cuanto al continente americano, parece ser que ya para el segundo viaje de los españoles, estos introdujeron el arroz en tierras americanas, pero sin mayor fruto, pues no consiguieron cultivarlo de forma adecuada. Pasarían varios años hasta que lograran definir y establecer los lugares más idóneos para su cultivo.

Unos años después, los españoles decidieron cultivar el arroz en Haití y República Dominicana, y expandirlo hacia las demás islas cercanas a ellas. A Norteamérica parece ser que llegó mucho tiempo después. Algunos, afirman que fue debido a un barco que salió de Madagascar en 1685.

Rápidamente, el arroz también se apoderó de la gastronomía del continente americano, y se popularizó tanto que fue incluido en algunos de los principales platos típicos de muchos países del nuevo continente.

Por ejemplo, República Dominicana adoptó el arroz blanco o arroz al vapor en la mayoría de sus platos diarios; en Venezuela, apareció el pabellón (arroz, caraotas, plátano macho, carne mechada); en Perú, el Tacu – Tacu (arroz mezclado con frijol en una especie de tortilla), y así en muchos otros países como Cuba, Costa Rica, Brasil, etc.

Cuando los españoles llevan el arroz hacia América, encontraron que los indígenas americanos conocían una planta similar a este cereal, que muchos han llamado un tipo de arroz silvestre, el cual pudo ser combinado con el arroz asiático de los españoles y poco a poco se hizo popular. Claro, esta es una hipótesis.

Lo que sí está confirmado es que en América la semilla de arroz propia de Asia fue la que mejor se adaptó a las condiciones climáticas y el cultivo del arroz ganó formo cuando los esclavos africanos llegaron al continente, pues ellos ya conocían cómo era el proceso del cultivo de este cereal, y ayudaron a que el arroz se cosechara de manera exitosa.

Con el arroz ya popularizado y los cultivo cada vez más al alcance de los distintos estratos de la sociedad, tanto ricos como esclavos pudieron incluir este cereal en su dieta diaria y así se crearían increíbles platillos que perduran hasta la actualidad y que forman parte de la historia del continente americano.

Como sea y donde sea, el arroz ganó protagonismo en aquellas épocas antiguas, no sólo por su valor nutricional, el cual le hace ser un cereal que aporta muchas calorías necesarias para el cuerpo, sino que fue considerado con fines religiosos y espirituales.

En China, el arroz fue hasta reverenciado y se ha mantenido la idea de que es de buena suerte enterrar a los muertos con la boca llena de arroz o comer un plato de arroz ante un monje budista.

Los japoneses tampoco se quedaron atrás con el aprovechamiento del arroz, sino que inventaron el sake, su bebida más emblemática, la cual se elabora a partir del arroz.

Fue tanta la influencia del arroz en oriente y Asia, que de allá se tomó la costumbre de lanzarle arroz a los recién casados, como señal de celebración y para desearle buena suerte en su matrimonio.

¿De dónde viene la palabra ‘arroz’?

El origen de la palabra arroz proviene del griego Oryza, el cual surgió del nombre científico de la planta del arroz Oryza sativa; a partir de este vocablo en griego, algunas otras lenguas tomarían el nombre de arroz.

En España, por ejemplo, se dice que ‘arroz’ proviene del árabe  arráwz, una especie de palabra entre el árabe y el dialecto andaluz. Los italianos adoptarían ‘riso’, los franceses ‘riz’ y los ingleses y norteamericanos ‘rice’.

El arroz hoy día

El arroz, semilla de la planta asiática  Oryza sativa, es después del maíz el segundo cereal más consumido en todo el mundo; forma parte de múltiples platillos y de las gastronomías más exigentes y pudientes.

A pesar de que se ha dicho que hay aproximadamente unas 10 mil variedades de arroz, todas estas pueden resumirse en dos variedades: la tropical, la que la mayoría conoce y que sólo se cultiva en los países tropicales; y la segunda es una variedad de climas templados , conocida como variedad japónica.

El arroz puede encontrarse en varias formas, como por ejemplo el arroz de grano corto, el que se estila utilizar para preparar sushi; este tipo es muy común en Corea, China y Japón. El arroz de grano medio, uno de los más populares; es el que se usa para las paellas españolas, el risotto y la mayoría de platos de América Latina.

El arroz de grano largo, es un tipo de arroz más largo que grueso, y es el que más se comercializa en Estados Unidos; este arroz es usado para elaborar el plato típico venezolano, el pabellón criollo, y es el tipo de arroz más utilizado en las Islas Canarias.

Además de su variedad y forma, el arroz también puede encontrarse  según el color y el aroma; en los últimos años, sobre todo, han salido al mercado muchas variedades de arroces aromatizados, saborizados, coloreados o parvorizados. El arroz aromático, conocido como arroz basmati, es popular en Pakistán e India y es un arroz delicioso de grano largo.

Según el proceso industrial o tratamiento que se le de al arroz, es posible conseguir varios tipos, como el vaporizado, el arborio, el integral, el glutinoso, el salvaje (un arroz negro proveniente de suelos pantanosos de América del Norte) y el arroz rojo.

Como puede ver, el arroz no es un simple cereal de color blanco que cocinamos en casa con un poco de agua y sal, sino que es un alimento tan versátil y accesible al que puede dársele diversas preparaciones. Este fabuloso alimento es consumido por el 60% de la población mundial y no existe ningún país donde no sea conocido.

India, Japón, China y demás países asiáticos tienen una clara tradición de consumo de arroz, pero América y Europa no se ha quedado atrás en esto; durante los últimos años, gracias a la tecnología y al crecimiento de la ingeniería gastronómica y el mundo de la cocina, muchos grandes chefs se han dedicado a elevar el valor del arroz y a hacer que este increíble cereal sea conocido mediante recetas que van desde dulces a salados o intermedias, hasta platos sencillos y económicos, o a otros dignos de una estrella Michelín.

Además, se puede decir que ha habido cierta evolución en el arroz, pues ahora, en este mundo donde los fitness parecen tener la mayor atención, es posible comprar arroz integral.

La cocina mediterránea, una de las más apreciadas en todo el mundo, estila incluir caldos y aceites en el arroz, para darles un mayor sabor y poder crear platos explosivos al paladar; el arroz pilaf, el cual es preparado con abundantes vegetales y alguna (o varias) proteínas, es una de las formas de comer arroz más deliciosas que hay, y qué decir de la paella española o el risotto italiano.

Sin embargo, el arroz no siempre va acompañado de ingredientes abundantes o de proteínas y vegetales, pues existen muchos millones de personas, en China, Vietnam, India, Bangladesh, y países vecinos, que debido a la situación de pobreza en sus países, sólo pueden comer a diario arroz blanco.

En Bangladesh, por ejemplo, donde la población está atada a la pobreza extrema, la mayoría de gente come arroz blanco o arroz especiado, pues sabemos que las especias son las reinas en la comida asiática. Comer arroz sólo con especias, es sinónimo de pobreza allí.

Son muchas las formas de consumir y preparar el arroz que hay en la actualidad; es posible encontrar fideos de arroz, harina de arroz y otros productos derivados de este cereal, los cuales son usados en muchas recetas desde Asia hasta Latinoamérica, tanto para comidas saladas, postres o bebidas.

Hoy día, es posible comprar leche de arroz, chicha de arroz y hasta vino de arroz; Japón, tiene su bebida predilecta, el sake, el cual se prepara a partir del arroz, pero no es el único país que decidió innovar en esto, sino que también en Laos se halla una popular bebida hecha con arroz, llamada Lao – Lao, la cual es na especie de whisky de arroz.

De la forma en que se prepare, el arroz es una gran fuente de energía para el cuerpo, y por ello es importante que forme parte de nuestra dieta diaria.

¿Arroz con leche? ¿Arroz con vegetales? ¿Arroz con pollo? ¿Arroz en paella? ¿Arroz frito? ¿Cuál es tu receta de arroz favorita? Sea dulce o salada, el arroz es un indispensable en nuestra dieta diaria.

 

Nota final

La historia del arroz muchas veces es poco conocida entre la mayoría de las personas, pero resulta muy interesante para entender cómo ha ido evolucionando la gastronomía de nuestros países y qué periodos históricos influyeron en ella, pues aquella frase de que ‘somos lo que comemos‘ no podría ser más cierta, y es que cada platillo típico de cada nación es el reflejo de lo que fue y es su gente.

Nos gustaría conocer tu opinión acerca de la historia del arroz y a la vez sería fabuloso que nos cuentes cuál es tu receta favorita con arroz. ¿Te animas? Déjanos tus comentarios y recuerda compartir este post en las redes sociales.

En nuestra sección alimentación podrás encontrar más artículos como este, así que no dejes de pasearte por ella.

 

Dejar respuesta