La dulce historia del caramelo

0
270

¿A quién no le gustan los caramelos? ¡Creo que a todos! Los caramelos son golosinas deliciosas que podemos comer a la hora que queramos; claro, si eres un peque, deberás pedirle permiso a tus padres, pero en general, siempre tenemos una de estas pequeñas golosinas por allí escondida para quitarnos la ansiedad durante el día, merendar, refrescar nuestro aliento o premiar nuestro cuerpo con un poco de dulce.

El caramelo lo conocemos desde que somos muy chicos, por lo que forman parte de nuestras golosinas preferidas y, algo que nos fascina de él, es que los hay en varios tamaños, colores y sabores. En este apetitoso artículo te vamos a contar a quién se le ocurrió la dulce idea de crear la golosina más famosa del mundo y cuál es la dulce historia del caramelo.

¿Cuándo apareció el caramelo por primera vez?

Existen varias versiones acerca de la historia del caramelo; se dice que los caramelos aparecieron en la Península Arábiga, hace más de 1000 años a.C., y que se crean como una alternativa para suministrar pequeñas dosis de medicamentos a quienes estaban enfermos. Al parecer, en Egipto, era los fabricantes de golosinas quienes fabricaban estos primeros caramelos con fines médicos, y no los boticarios.

Sin embargo, se cree que mucho antes de que en Egipto fabricaran estas pequeñas pastillas, ya cerca de Mesopotamia, en lo que se ha llamado la cuna de la civilización, se fabricaran estos pequeños aperitivos con cereales triturados y pulpa de fruta.

¿Conoces la historia del azúcar?

Existen algunos vestigios que revelan que los faraones tenían confiteros a su mando, los cuales se encargaban de fabricar caramelos para tratar problemas de garganta o la tos, pues en Egipto los médicos eran conocidos por este tipo de recetas.

Allí se fabricaban caramelos muy diversos, basados en remedios naturales, que podían incluir muchas hierbas distintas, miel y menta, por ejemplo. También se cree que en Egipto se prepararon, por primera vez, los caramelos duros, tal como los conocemos hoy día.

Más adelante, esta práctica se hizo popular en la India, y se sabe que fue allí donde se utilizó por primera vez la caña de azúcar para fabricar caramelos; esto significa que fue en la India donde nacen los caramelos dulces. De hecho, el nombre ‘caramelo’ proviene de ‘canna meli‘, que significa caña de azúcar en latín.

Luego, no sólo existían caramelos de hierbas y cereales, así como de caña de azúcar y miel, sino que se inició la fabricación de caramelos cubiertos y rellenos.

¡Esta práctica es muy antigua! Al igual que nosotros, los asiáticos y árabes mostraban predilección por los dulces ‘con algo más’, y decidieron cubrirlos con chocolate o miel, y rellenarlos con pasas, frutos secos o cualquier otro producto crocante que los hiciera más atractivos y deliciosos. De esta misma manera, se les ocurrió empezar a colorearlos.

Los caramelos de dátiles, higos, especias y frutos secos se fueron haciendo muy populares, pero no se fabricaban con el azúcar tal como la conocemos hoy día, sino que ellos trataban de convertir algunas frutas y esencias en algo más viscoso que sirviera para los caramelos, y así no utilizar sólo miel.

¿Cuándo se fabrican con fines comerciales?

Siguiendo la línea de tiempo que hasta ahora traemos desde la Península Arábiga, se dice que los comerciantes persas e indios, fueron quienes introdujeron el caramelo en el continente europeo. Sin embargo, a su llegada, por ser algo un poco  exótico para los europeos, y tener fines principalmente médicos, los caramelos eran exclusivos de la realeza y los más pudientes. Así fue durante los siglos XV y XVI.

Estos siglos son conocidos por los grandes viajes que se emprendían, no sólo los ricos, sino quienes deseaban explorar el mundo, y por eso los caramelos fueron una excelente opción para tener a la mano un pequeño alimento que brindara energía y que fuese pequeño y fácil de almacenar.

Los griegos y romanos también consumían los caramelos, pero limitados al tema de la salud, aunque parece ser que en Venecia  para mediados del siglo XIV ya se había iniciado la fabricación de los caramelos dulces.

El caramelo del siglo XIV se preparaba con una especie de almíbar (de miel, regaliz o jengibre) que se licuaba y se hervía, y cuando ya estaba sólido se le espolvoreaban frutas o nueces y algunas esencias, como esencia de limón o violeta. Se creaban de grandes tamaños y luego se cortaban en porciones pequeñas y así se extendió este tipo de preparación hasta el siglo XVIII.

En el siglo XVIII, el caramelo es revolucionado, y se utilizan frutas que antes no eran comunes para prepararlos, como la naranja, el coco, la fresa, entere muchos otros. Además, el azúcar, el chocolate, los huevos, la vainilla, el anís y la menta se convierten en ingredientes valorados para la fabricación de caramelos con fines comerciales.

¿Quieres conocer la historia del chocolate? No dejes de leer este post.

De esta forma, se afirma que el caramelo, como lo conocemos en la actualidad, se inventó en 1820; Estados Unidos no empezó a fabricarlos sino hasta 1850 y España dejaría pasar muchos años para iniciarse en ello, pues fue en 1930 cuando se abre paso a este tipo de comercio.

Gracias a que en Estados Unidos se inicia la fabricación masiva del caramelo, éste pudo estar al alcance de todos, y ya no era algo exclusivo de los ricos y poderosos.

Curiosidades

  • Tutti Frutti y cereza son los dos sabores de caramelos más populares del mundo.
  • La fabricación básica del caramelo consiste en agua, azúcar y glucosa. Lo demás tiene que ver es con sabores, colores y formas.
  • Mientras más azúcar tenga un caramelo, y más temperatura de cocción lleve, más duro será. 
  • Puedes preparar caramelos medicinales en casa, como por ejemplo el caramelo para la tos de romero, eucalipto, jengibre y tomillo; o un caramelo digestivo de hierbabuena, hinojo, manzanilla y diente de león. Para estas preparaciones sólo necesitarás las hierbas, agua, azúcar y un poco de jarabe de maíz. Por cierto, acá puedes encontrar algunos remedios caseros para el dolor de garganta.
  • El caramelo de menta más popular del mundo es el ‘Halls’, y se fabrica desde 1930 en Reino Unido; se creó para tratar la tos.
  • Los caramelos blandos, cuadrados y coloridos que de niño comíamos, llamados ‘sugus’, se crearon en Suiza en 1931. Son los primero caramelos masticables que se crearon.
  • Ese tubo de caramelos de menta, redondos y muy famosos (llamados MENTOS) que tanto nos encantan, fueron creados por los hermanos Van Melle, dos hermanos holandeses que tuvieron esta gran idea mientras iban en un tren hacia Polonia. 
  • Los caramelos han evolucionado tanto, que puedes comprarlos en muchos sitios y escogerlos de diversos tamaños o sabores; algunos son pequeñas bolitas rígidas de colores llamativos; otros, son alargados y rellenos, con chicle, chocolate o fruta. Existen caramelos en bombones, en gelatina, de algodón de azúcar, picantes o hasta sin azúcar. Además, otros vienen con palito, lo que en ciertos países como Estados Unidos se llama lollipop; en Venezuela se llama chupeta; en Perú, chupete, en España, chupa chups, en fin. ¡Y qué decir de los caramelos medicinales! Aunque estos fueron los inicios de esta golosina, los caramelos medicinales se están haciendo cada vez más populares y son fáciles y económicos de preparar (ya no son de uso exclusivo de los ricos 🙂 )

¿Cómo preparar un perfecto caramelo líquido casero?

Nota final

Los caramelos son las golosinas más populares que hay; también son las más diversas, ricas y económicas, por lo que puedes comerlas casi a diario si lo deseas. Sin embargo, te recordamos ser prudente al respecto, pues no es bueno para el cuerpo ingerir grandes dosis de azúcar. Para mitigar esto, puedes optar por comer caramelos caseros, caramelos medicinales (como los de menta o jengibre) o caramelos sin azúcar.

Puede encontrar más artículos como este en nuestra sección alimentación, así que échate un paseo por ella. También te invitamos a compartir este post en las redes sociales, pues debes tener muchos amigos que aman los caramelos pero no conocen su historia, así que enséñales un poco.

 

 

 

Dejar respuesta