¿Cuál es la historia del chocolate?

0
152

¡Chocolate! ¿A quién no le gusta el chocolate? Bueno, por ahí hay unos pocos raros quienes no se han dejado seducir por este delicioso y versátil alimento pero, por regla general, ¡a todos nos encanta el chocolate! Sin embargo, en YumYumPanda estamos segurísimos de que no sabes cuál es su historia, ¿cierto? por eso te la vamos a contar.

Para que tengas una idea, el chocolate no se originó en África, como algunos creen; tampoco se originó en Suiza o Bélgica, países que se han popularizado por tener los chocolate de más alta calidad en las últimas décadas. ¿Entonces, dónde se originó? A continuación, la deliciosa historia de chocolate.

Origen del chocolate

El chocolate es el producto que se consigue al procesar el fruto de un árbol llamado cacao. Pocos saben que el chocolate es una delicia Latinoamericana, específicamente se ha ubicado su origen en tierras mesoamericanas hace unos 2500 años atrás, pero la historia delata que el chocolate, aunque no en su forma como la conocemos, estaba presente en tierras amazónicas y del Río Orinoco, río que nace en Venezuela y discurre por una parte del territorio colombiano. ¡Sí, el chocolate se originó en América!

Se dice que el cacao, cuyo nombre científico es Theobroma cacao, en sus inicios era utilizado por los indígenas meso y sudamericanos para fabricar cerveza, pero pasados unos cuantos años se dieron cuenta de que podían utilizar las semillas de este fruto (y no sólo la pulpa como estaban acostumbrados) para conseguir una bebida que no fuera alcohólica. Claro, la preparación era muy amarga y espesa, pero representaba una gran fuente de alimento y energía que le hizo ganarse el título de ‘la bebida de los dioses‘.

Esta bebida fue llamada tchocolatl, vocablo muy parecido a la palabra chocolate y se fue creación de los pueblos mayas. El chocolate fue tan importante para ellos, que era la moneda de ‘trueque’ o intercambio para comerciar durante el Imperio Azteca.

Hoy día el chocolate se prepara de muchísimas formas, pero ya los mayas habían experimentado con él y preparaban chocolate muy espeso o menos espeso, con espuma o sin ella, con miel o cualquier otro producto popular en sus tierras, pues así el chocolate servía como moneda para las transacciones comerciales de su época.

El chocolate llega a Europa

Los indígenas estaban felices con su amarga y espesa bebida, por lo que cuando llegaron los españoles a tierras americanas, se encontraron con ciertos objetos o regalos de bienvenida por parte de los nativos, dentro de los cuales habían frutos de cacao.

El cacao resultó muy extraño y desafiante para estos europeos, pero con el paso del tiempo fueron viendo el potencial que había en esta planta. Para 1524 los españoles envían el primer cargamento de cacao a España donde se comenzaría a preparar con caña de azúcar para endulzarlo, pues a estos les resultaba muy fuerte la bebida tal como la preparaban los indígenas.

En la Europa del siglo XVI se comenzó a popularizar el chocolate, extendiéndose hacia Francia y luego a Italia, pero sólo se preparaba como bebida líquida. En cuanto a su nombre, por ser originario de un vocablo del idioma de los mayas, resultaba también difícil de pronunciar y no fue hasta 1590 que lograron llamarlo ‘chocolate‘, tal como lo decimos hoy día.

Puede que te interese: ¿cómo hacer jugo de arándanos?

El chocolate tardó un siglo en ser compartido con los demás países europeos, pues esta bebida estaba resguardaba por la corte real española y no se permitía que todo el mundo pudiera acceder a él. Se dice que llegó en segundo lugar a Francia (aunque otros afirman que fue a Italia y a Portugal) debido a un enlace real que involucró a la familia real española (Ana de Austria) con la familia real francesa (Luis XIII). Más adelante, en 1657, ya se había abierto en Londres la primera tienda donde se vendían pastillas de chocolates y la bebida se convirtió en la favorita de todos los ingleses.

¿Cuándo llega el chocolate a Suiza? ¡Vamos para allá!  Para 1810, cuando ya existía en Francia y Londres lugares populares donde la gente podía ir a tomar chocolate, se abre en Suiza la primera fábrica de chocolate, la cual fue fundada por François Louis Cailler. Este sería el inicio de una industria prominente que se mantendría hasta la actualidad.

En 1875 el suizo Daniel Peter tiene la brillante idea de utilizar la fórmula de leche condensada ideada por Henri Nestlé en 1867 para mezclarla con el chocolate, y así dar origen al chocolate fundido y aparecen las primeras barras de chocolate.

Para 1890 el chocolate inicia su historia en Estados Unidos, específicamente en Chicago, donde parece que tuvo sus primeros usos en la repostería. En 1900 salen al mercado las populares barras de chocolate Hershey, ideadas por el repostero norteamericano Milton Hershey, barra que hoy día aún siguen vendiéndose en todas las partes del mundo.

Ya para 1830 el chocolate es combinado con avellanas; preparación que servirá de inspiración para crear chocolates de muchos otros sabores y formar. A partir de 1857 en Bélgica se levarían a cabo muchos acontecimientos que revolucionarían la manera de fabricar y comerciar los chocolates para ese entonces, pues un hombre llamado Jean Neuhaus inaugura una tienda de chocolates que se haría muy famosa en los siguientes años, cuando ideara el famoso praliné, una golosina de almendra tostada que luego daría origen a los bombones de chocolates.

Como los pralinés de Neuhaus se hicieron muy famosos, había la necesidad de poder empacarlos para venderlos, sin que estos se aplastaran, y fue así como su esposa tuvo la idea de empezar a crear un recipiente de cartón donde los metían y los vendían. Así apareció la famosa caja de bombones de chocolates.

Seguidamente, la industrialización del chocolate por todo el mundo tendría un rumbo muy competitivo, haciendo que muchos idearan chocolates de todo tipo, de todo tamaño, sabor y textura, y así aparecieron diversos tipos de chocolate, como el tradicional chocolate con leche, el chocolate blanco, chocolate amargo o negro, chocolate con frutas y chocolate con frutos secos y cereales, entre otros. Además, hoy día podemos escoger entre chocolate con grasa o desgrasado, para preparar en taza o para comer como golosina, en barras o bombones, y de muchísimas otras formas que debes imaginarte.

Curiosidades del chocolate

  • El cacao venezolano es utilizado por muchas fábricas de chocolates en Suiza y Bélgica, pues aseguran que es el mejor cacao del mundo y por eso sus chocolates destacan entre los de la más alta calidad.
  • La fabrica Nestlé fue creada en 1875 por Henri Nestlé, en Suiza, y hoy día opera en 194 países, siendo una de las fábrica de chocolates más grandes e importantes del mundo, así como una de las que tiene más historia.
  • El chocolate no sólo es un alimento que aporta mucha energía y ayuda a subir el ánimo, sino que es bueno para evitar ataques cardiovasculares, transporta oxígeno al cuerpo, mejora las funciones cerebrales y, por ser una gran fuente de antioxidantes, es bueno para retardar la aparición de arrugas, entre muchas otras propiedades.

Quizás te interese también: la dulce historia del caramelo

Nota final

El chocolate es un alimento versátil, fácil de encontrar y que forma parte de nuestro plan alimenticio; son muchas las propiedades que tiene y que resultan beneficiosas para la salud; es un excelente obsequio para los momentos más importantes de nuestras vidas y es un fiel compañeros en aquellos momentos de tristeza o soledad.

La gastronomía mundial ha reconocido la flexibilidad del chocolate, por lo que es utilizado en comidas dulces y saladas, en bebidas o hasta en remedios para tratar algunos problemas típicos de salud, así que no dudes en incluir este alimento, el alimento de los dioses, en tu dieta regular.

Te invitamos a visitar nuestra sección alimentación, donde podrás hallar muchos otros artículos tan interesante como este. ¡Hasta la próxima!

Dejar respuesta