Infeccion Vaginal: Como Realizar el Diagnóstico Correcto

0
445
Infección Vaginal

Infección vaginal

Esta ocurre cuando los microorganismos encargados de mantener el equilibrio adecuado del nivel de acidez de la vagina, se altera por variaciones hormonales, uso de antibióticos, algunos anticonceptivos, migración de bacterias del ano a la vulva, la higiene intima, relaciones sexuales, también puede ocurrir que, la proliferación de la candida albicans que se encuentra naturalmente en la vagina puede causar infección. Muchas mujeres sienten verguenza de admitir que tienen alguna infección vaginal, sin embargo esto ocurre con mucha frecuencia y en especial cuando se tiene una vida sexual activa.

PH vaginal

El potencial de Hidrógeno (PH) vaginal se mantiene en constante cambio, los valores de acuerdo a determinadas épocas son:
• Antes de la menarquia y la menopausia tiene un valor de 7.
• En la época de fertilidad un valor de 4 y 5.
• En el periodo menstrual valores entre 6, 8 – 7,2.
• Durante en el embarazo los valores varían entre 4 a 4,5.
El PH vaginal se mantiene con valores adecuados con la práctica de ejercicios regularmente, así como una vida sexual responsable y activa, evitando el uso de productos de higiene intima que puedan ocasionar desequilibrio del PH, no utilizar prendas muy ajustadas o fabricadas con fibras sintéticas.

Algunas infecciones vaginales

1. Vaginosis bacteriana: la sintomatología que presenta una mujer con esta infección es flujo débil, presentar molestias al orinar, secreciones blancas o grisáceas con olor fétido y purito en la zona externa de la vagina.
2. Infección por Clamidiasis: producida por la bacteria Chlamydia trachomatis (Clamidia), en ocasiones suelen aparecer síntomas como secreción blanquecina, sangrado y dolor, sin embrago en la mayoría de los casos es asintomática, sin duda, el acudir al especialista es vital ya que si transcurre mucho tiempo con esta enfermedad puede causar infertilidad.
3. Candidiasis vaginal: ocurre cuando hay cambios en la acidez de la vagina y se prolifera la candida albicans (esta presente en la vagina en forma natural), esta es una infección común, los síntomas suelen ser una irritación molesta, flujo vaginal amarillento, acompañada de hinchazón, ardor y picor en la zona de la vulva.
4. Vaginitis tricomoniasis: se presenta con la secreción de un flujo amarillento o tono verdoso, con olor característico a moho, ardor y picor.

¿Cómo prevenir las infecciones vaginales?

Higiene en el área de la vagina: se debe utilizar jabón neutro o sin fragancia, lavar con agua tibia, secar bien con una toalla limpia. Evita los baños de espuma, los talcos o polvos perfumados, ya que estos pueden alimentar a los microorganismos causante de infecciones.
Cuidado de las prendas íntimas: para lavar las prendas íntimas utiliza jabón sin fragancia, enjuaga bien hasta quitar los restos de jabón, sin utilizar suavizantes, ya que estos químicos pueden causar irritación.
Qué ropa interior utilizar: para mantener el área genital fresca y seca utiliza ropa íntima 100% algodón, evitando los nailon, acetato o sintéticos.
Evita rascarte o frotarte los genitales: las uñas pueden causar daños a los genitales, además de esto debe lavarse bien las manos antes de tocarse la zona de la vagina.

Diagnóstico y tratamiento para la infección vaginal

La mujer al presentar los síntomas de infección vaginal, debe acudir al médico quien realizará los exámenes pertinentes y diagnosticará el tipo de infección vaginal si la hay, recomendará el tratamiento. El tratamiento dependerá del tipo de infección, de qué tan extensa o grave sea y del tiempo que hayas tenido la infección. Estos son tratamientos habituales para:

  • Vaginosis bacteriana: una vez diagnosticada la infección el médico recetará antibióticos como metronidazol o clindamicina.
  • Infecciones vaginales por hongos: se trata por lo general con cremas, supositorios o bien dosis orales. Los tratamientos pueden estar basados en el uso de butoconazol, clotrimazol, miconazol y terconazol.
  • Tricomoniasis: Se considera que el tratamiento para tratar esta infección debe tomarse por siete días, lo debe tomar la pareja y una única dosis de metronidazol o tinidazol.

El flujo vaginal normal

Las mujeres en edad reproductiva pueden tener la secreción de un fluido vaginal y se considera normal, se vuelve perceptible una vez que baja por la vagina y llega a la vulva, en algunos casos estos fluidos provienen del cuello uterino. Ahora bien, este flujo es producto de la combinación de células muertas de la vagina, las bacterias de la flora vaginal y secreción de moco, cumple a la función a su vez de humedecer y lubricar la vagina.
Las características del flujo vaginal normal es de color banco leche o transparente, espeso y con un olor sutil, por ser estimulado por el estrógeno su volumen aumenta en los periodos donde hay más estimulo hormonal como cuando se ingieren anticonceptivos a base de estrógenos, durante el embarazo, días antes del ciclo menstrual o a mitad del ciclo menstrual.

Flujo vaginal anormal

También conocido como leucorrea, es aquel que se relaciona con alguna enfermedad ginecológica según sean sus características, este flujo también puede ocurrir por atrofia de la mucosa de la vagina tras la menopausia, por reacciones alérgicas o por la presencia de un cuerpo extraño en la vagina, a diferencia del flujo vaginal normal este viene acompañado de picor, molestias al orinar, olor fétido, color amarillo, marrón o verdoso.

Características del flujo vaginal

  • Flujo vaginal amarillento: este color del flujo indica infección ginecológica, generalmente acompañado de ardor, picor y mal olor vaginal.
  • Flujo marrón: puede ser consecuencia de traumatismo, infecciones, cáncer ginecológico, la presencia de un cuerpo extraño, atrofia vaginal, embarazo ectópico, implantación del embrión, restos de la menstruación.
  • Flujo blanco: es normal cuando su consistencia es fina y en poca cantidad. Si este flujo es espeso y gris, con síntomas como picazón, dolor y ardor puede ser producto de una infección.

Diagnóstico del flujo vaginal

Se debe recurrir al especialista para que realice el diagnóstico a través del examen ginecológico, evaluación microscópica y un cultivo, quien observará si existe alguna infección como cervicitis, vaginitis o cualquier inflamación, también pudiera realizar la evaluación del PH.

Tratamiento del flujo vaginal

Una vez realizado el diagnóstico, el médico indicara el tratamiento de acuerdo a las causas del flujo vaginal anormal, pudiendo recetar antibióticos para las infecciones, cremas de estrógenos o cualquier otro tratamiento eficaz para eliminar los síntomas y erradicar la enfermedad.

Dejar respuesta