¿Por qué no come mi perro?

0
207

Los perros, al igual que nosotros, tenemos necesidades alimenticias diarias que deben ser suplidas para lograr un desarrollo óptimo, pero muchas veces nuestros perrunos amigos no tienen el mismo ánimo para degustar la comida que les ofrecemos. ¿Qué hacer si tu perro muestra señales de falta de apetito?

Las razones que pueden influir en la pérdida de apetito de tu mascota pueden ser variadas, por lo que a continuación vamos a explicarte los posibles escenarios que pueden estar afectando las ganas de comer de tu canino y qué hacer para ayudarle a tener una adecuada y sana alimentación. ¡Empecemos ya!

¿Qué ocasiona la falta de apetito en mi perro?

Son múltiples las causas que pueden hacer que tu perro pierda el apetito, así que acá te dejaré las más comunes y probables para que puedas tomar cartas en el asunto.

1. Vacunación

Si has vacunado recientemente a tu mascota, entonces la falta de apetito podría ser un simple efecto secundario de las vacunas, así que no deberías preocuparte más de lo normal, pues pasados uno o dos días estos efectos desaparecerán.

¿Cómo eliminar las garrapatas de tu perro? Te lo contamos en este interesante post.

2.Enfermedades

Cuando tu perro está enfermo el primer síntoma que te indicará que algo no anda bien con tu cachorro es justamente la pérdida del apetito, así que debes vigilarlo y evaluar si sólo no tiene ganas de comer o si este síntoma va acompañado de otros tales como aparición de llagas y escamas, caída repentina del pelo, sangre en sus heces, decaimiento, entre otro.

La mezcla de estos síntomas con la falta de apetito en tu perro puede deberse a enfermedades graves como cáncer, problemas del hígado, insuficiencia renal, parvovirosis, hepatitis, lombrices o puede que tu perro tenga pulgas y garrapatas desde hace algún tiempo y no lo habías notado.

Por cierto, si quieres saber cómo eliminar las pulgas de tu perro, acá te contaré cuáles son los mejores remedios caseros para quitar las pulgas de tu cachorro.

3. Aburrimiento por la comida

¿Qué sentirás si todos los días comes lo mismo? ¡Aburrimiento, sin duda alguna! Bueno, no tendría que ser diferente con tu perro, así que debes analizar cómo es su alimentación y si éste siempre come lo mismo porque puede que tu perro no se sienta animado ni atraído ya por comer sus mismas croquetas, snacks y bocadillos de siempre.

¡Un cambio podría animarle! Además, te aconsejo que modifiques un poco el lugar donde tu canino suele comer y que cambies los recipientes que normalmente utiliza para que salga de la rutina. Renuévale un poco su espacio y sus utensilios para ver si logras que esté más motivado a la hora de comer. ¿Qué tal si te animas a prepararle nuevos bocadillos caseros?

4. Comer lo que no deben

Los perros suelen dejarse llevar mucho por la vista a la hora de comer y por ello aprovechan cuando salen al parque o a pasear en la calle para comer cualquier cosa que se les cruce en su camino, como restos de ropa o plástico, por ejemplo, objetos que causarán malestar al estómago de tu peluda mascota y harán que éste no tenga muchas ganas de comer en varios días, así que debes tenerle el ojo encima cada vez que vayan a un lugar extraño para evitar que se desenfrene y coma lo que sea que encuentre por allí.

Te puede interesar: ¿Los gatos deben comer atún?

5. Viajar

Al igual que nosotros, los perros pueden sentirse un poco abrumados cuando hacen algún viaje, sobre todo si este es largo y si viajan en avión, tren o coche durante varias horas. ¿Cómo se traduce este malestar? En que tu perro no quiere comer porque siente náuseas, malestar estomacal o hasta mareos y debilidad. Pero no te preocupes, esto durará un día como máximo.

Para ayudarle no debes forzarle a comer y trata de que coma alimentos ligeros y que no le generen más estrés.

¿Crees que los perros ven a color o en negro y blanco? Aquí lo descubrirás: Cómo ven los perros.

6. Enfermedades dentales

Los caninos pueden presentar muchas molestia relacionadas con la dentadura, sobre todo cuando ya están en su vejez, por lo que deberás comprenderle y ayudarle en su alimentación.

Si la dentadura de tu perro se está cayendo o le falta alguna pieza, sin duda alguna que la mascota se sentirá incómoda y no tendrá muchas ganas de comer, así que debes ser muy cuidadoso con el tipo de alimento que le provees; una forma de incentivarlo es darle sólo comida blanda y que no requiera un gran esfuerzo para masticarse. Enfermedades infecciosas en las encías y dientes picados también son problemas típicos de los perros, así que llévalo a un veterinario para que te orienten al respecto.

7. Estar en celo

Cuando los perros están en celo pueden disminuir su apetito; las hembras, sobre todo, se sienten menos incentivadas para comer durante este periodo, así que no debes alarmarte. ¡Es un proceso normal!

Por cierto, puede interesarte: Cómo saber si tu perra está embarazada.

8. Depresión, estrés y ansiedad

¿Qué? ¿Mi perro también se deprime? ¡Por supuesto! Y también siente ansiedad y se estresa. Mucha gente ignora esto y trata a su mascota como si esta no fuera capaz de percibir las emociones de su entorno o los cambios que puedan ocurrir en él.

Cuando un perro está afrontando situaciones que le generen estrés y ansiedad, tales como tormentas, cambios climáticos, lluvias extremas o cualquier otra circunstancia de esta índole, es común que no desee comer porque considera que algunos cambios pueden llegar de repente; cuando el canino se sienta en estado de alerta su mismo cuerpo se encargará de mandar la mayor cantidad de sangre posible hacia sus patas (por si tiene que escapar corriendo), haciendo que su sistema digestivo no sea relevante y quede como en estado de ‘standby‘.

La depresión en los perros es un problema común y se debe a distintas causas, como por ejemplo si ha tenido que cambiar de hogar o casa, si su dueño lo deja con otras personas por varios días, si su rutina diaria cambia de forma brusca o si se rodea de otros animales que comúnmente no veía, pues hay que recordar que a los caninos les gusta la rutina y se sentirán desorientado si su rutina es alterada.

¿Por qué llora tu perro?

9. Cambios en la rutina de alimentación

Sí, en este punto volvemos a tocar lo importante que es la rutina para tu cachorro. Cuando lo alimentes, lo que normalmente es entre una a dos veces por día, deberás tratar de que sea siempre a la misma hora y de la misma forma, pues así el perro se adapta a una rutina diaria y se sentirá cómodo y confiado para alimentarse.

Si deseas hacer algunos cambios en el su plan alimenticio, no deberás hacerlos bruscamente, sino que lo harás de manera lenta y progresiva para que el cachorro se adapte poco a poco a ella sin tener que perder el apetito por medio a la nueva alimentación. No se considera apropiado dejarle comida al perro en el tazón durante todo el día, para que él tenga acceso cuando quiera, pues esto no permitirá que el canino desarrolle una rutina sana.

10. Actividades

Los cachorro son mascotas muy activas, así que verles juguetear de un lado a otro y pasar todo el día moviéndose hasta más no poder es una señal de que todo anda bien con ellos, y para fomentarles un estado de salud óptimo es necesario que cuenten con momentos de paseo, juego y ejercicios cada día.

Asegúrate de que tu mascota tenga, por lo menos, una hora diaria para ejercitar sus músculos y su mente, pues si no cuentan con este tipo de actividades van a deprimirse y a sentirse reprimidos lo que se traducirá en pérdida de apetito y decaimiento.

¿Vas de vacaciones? Acá sabrás qué hacer con tu perro durante las vacaciones.

11. Condiciones climáticas

Algunas personas creen que los perros por ser animales no sienten los despiadados cambios en las temperaturas que muchas veces nos enloquece. Sea un invierno arrollador o un verano extenuante, los perros deben contar con las condiciones adecuadas para mantenerse saludables.

Al igual que nosotros, tu mascota debe poder encontrar un lugar cálido de refugio durante los inviernos y un lugar fresco y agradable durante el verano, porque si no puede enfermarse debido a que no comerá como normalmente lo hace.

Se ha comprobado que el calor extremo disminuye el apetito de tu perro, así que prepara un lugar fresco para él cuando se vaya acercando la época estival.

¿Quieres saber más? Lee: Cómo limpiarle los oídos a un perro.

12. Vejez

En uno de los puntos anteriores te comentamos que cuando tu mascota alcanza la vejez puede presentar inconvenientes para comer si tiene una dentadura incompleta o si ésta está comenzando a caerse, pero este no es el único problema que llega con la vejez, sino que también tendrá que experimentar cambios en sus sentidos.

Por ejemplo, con la vejez el perro pierde facultades para olfatear y degustar, por lo que de seguro ya no querrá comer casi. Además, es común que sea presa fácil de muchas enfermedades, por lo que se recomienda llevar al cachorro por lo menos dos veces por año al veterinario cuando este alcanza los siete años de vida.

Si deseas saber más acerca de cuántos año vive un perro, entonces este post te encantará.

Anorexia en perros

La anorexia en perros existe; es común que se diga que sólo aquellas mascotas con problemas muy graves pueden padecerla, esto no significa que sea algo que debe darse por sentado o ignorarse.

Cuando tu perro deja de comer o disminuye su apetito de manera progresiva y por un periodo de tiempo largo, entonces deberás acudir de emergencia a tu veterinario, pues pronto tendrás a un perro anoréxico en casa.

La anorexia tiene varios niveles, por lo que no esperes que tu mascota se adelgace de la nada; para evaluar cómo va su peso, deberás llevar un control semanal.

Si tu mascota pierde el 10% de su peso normal, entonces está entrando en un estado anoréxico, y debe ser tratado para evitar que empeore. Cuando ya no sólo es el 10% sino que va por el 20%, el canino entra en lo que se llama estado de emaciación, un estado de alerta que puede ser presagio de que algo peor se avecina.

Cuando la pérdida de peso llega al 30% y lo va superando, entra en un estado de caquexia, el cual, la mayoría de las veces, causará la muerte del cachorro.

¿Qué causa la anorexia en tu cachorro? Obviamente es la falta de apetito, pero esto se origina debido a:

  • Problemas psicológicos: cuando tu perro no es capaz de adecuarse a su entorno y no percibe el cariño necesario de sus dueños, podrá tener comportamientos compulsivos y hasta violentos que, con el paso del tiempo, se convertirán en estrés, depresión,ansiedad y desorientación, síntomas que harán que la mascota no coma y pueda sufrir de anorexia.
  • Problemas neurológicos: los tumores, por ejemplo, evitan que el cerebro del perro funcione de la manera correcta haciendo que la mascota no sea capaz de percibir los estímulos adecuadamente que le indicarán que debe comer cada cierto tiempo. Este desorden neurológico conlleva a la anorexia canina.
  • Problemas metabólicos: algunas enfermedades metabólicas, como el síndrome de Cushing, podría originar un desorden alimenticio en el can que no debe ignorarse, por lo que tu veterinario colocará un tratamiento médico adecuado para detener esta enfermedad. Al inicio de ella, es normal que el perro tenga un apetito insaciable, pero si la enfermedad avanza, el perro pronto dejará de comer y estará débil y apático, entre muchas otras cosas.

Imagen relacionada

Se dice que la enfermedad de Cushing suele atacar, con mayor frecuencia, a los perros que pasan los 6 años de edad y a los perros de tamaño pequeño.

También te puede interesar: ¿Mi perro tiene Leishmaniosis?

¿Qué hago si mi perro no come?

Lo primero que harás es considerar la información que acá te hemos dejado para que descartes algunas de las posibles causas que te explicamos. Si detectas que alguna de ellas puede ser lo que esté disminuyendo el apetito del can, entonces te será fácil resolver el problema y dejar pasar un día (o dos máximo) para que observes si hay mejoría en tu cachorro, ¡que de ser así, la habrá!

Pero si crees que lo que está afectando a tu cachorro puede ser algo más grave, entonces no pierdas tiempo y acude a tu veterinario de confianza para que él te aconseje lo que debes hacer. Recuerda tener tiempo a diario para que tu mascota desarrolle actividades físicas y mentales, mantenle una rutina diaria, cuida su dieta alimenticia y evita que sea sufra de estrés, depresión y ansiedad.

Te puede interesar: Origen del perro doméstico.

¿Deseas saber más?

Siempre podrás cuidar de tu mascota adecuadamente si consideras los consejos que te hemos dejado en este post. La pérdida de apetito de tu perro no deber ser algo para alarmarse, pero sí para que prevengas cualquier situación más grave. ¡Pero sabemos que tu mascota no podría estar en mejores manos!

Si te ha parecido útil este post, te invitamos a compartirlo en las redes sociales con tus amigos y que te eches una pasada por nuestra sección mascotas para que aprendas un poco más acerca de los cuidados que requiere tu perro para tener una vida sana y feliz.

Dejar respuesta