Conoce las razas de caballos

0
756

Contenidos

Los caballos son uno de los animales más fascinantes e interesantes que hay; son aguerridos, atractivos a la vista, útiles y muy versátiles, pues están presenten en un sinfín de actividades, tales como la equitación, el transporte, como herramienta de trabajo, como trofeo de colección y hasta para ir a la guerra.. bueno, esto era así hace muchos, muchos siglos atrás, y es por ello que muchos consideran al caballo como el mejor amigo del hombre, pues ha protagonizado grandes episodios de la historia mundial.

¿Sabías que se conoce de la existencia del caballo desde hace unos 3600 años a.C.? ¡Pues sí, amigo mío! Los caballos se domesticaron mucho antes que muchos otros animales y constituyen los équidos más diversos y encantadores que puedas conocer, así que acá vamos a contarte acerca de ellos y cuáles son las principales razas de caballos que existen.

Tipos de caballos

Los caballos conforman un grupo muy versátil de équidos, desde donde se pueden encontrar ejemplares exóticos dedicados a la exhibición y al comercio, o a otras razas más sencillas que sirven para el trabajo dentro de fincas y haciendas; el caso es que gracias a que este animal ha sido domesticado y criado desde el III Milenio a.C., se ha podido aprender mucho de ellos y conseguir una gran cantidad de razas dependiendo del uso que se le vaya a dar.

El Equus ferus caballus, como se le llama científicamente, es un mamífero muy atractivo, pues posee grandes y musculosas extremidades; es inteligente, trabajador y fuerte. Requiere de cuidados y una cría un poco exigente, y son ‘máquinas’ que demandan de mucho alimento.

El andar del caballo es imponente, pero con nobleza y serenidad; es un animal libre que cautiva con su presencia. Se deja adiestrar y se muestra leal con su amo.

El largo pelaje de su melena y su frondosa cola son unas de las partes del cuerpo que más belleza ostenta, así como su porte confiado y un poco altivo. ¡Sin duda alguna, su anatomía es única! Pero como hay muchas razas de caballos, vamos a conocer qué les caracteriza y les hace destacar a cada una de ellas; para qué tipo de actividades son apropiados y cómo se comportan.

Es importante tener claro ciertos términos o descripciones que serán comunes cuando estudiemos las distintas razas, como por ejemplo su capa o color del pelaje, la alzada (altura del caballo) y su tipo de sangre; algunos términos como ‘de sangre caliente‘, ‘de sangre fría‘ o ‘pura sangre’, serán distinguibles.

Vale la pena dejar claro desde ya que un caballo de sangre fría no es aquel que posee la sangre fría, congelada o a una temperatura determinada; no, sino que se utiliza esta frase para definir el carácter tranquilo y pasivo de ciertas razas de caballos. Lo mismo sucede con los de sangre caliente, suelen ser muy extrovertidos, decididos y enérgicos.

El carácter y el temperamento de los caballos varía mucho dependiendo de la raza y del uso que se le de, pero este se irá evidenciando a mediad que analicemos los aspectos más resaltantes de cada raza.

Caballos pura sangre

Los caballos pura sangre son un grupo de razas muy popular a nivel mundial; se trata de equinos muy veloces y resistentes que son aptos para las carreras de caballos.

La raza de caballos pura sangre más conocida es la de los caballos árabes, también el pura sangre inglés, y se sabe que los pura sangre del mundo aparecieron a partir de el Darley Arabian, Byerly Turk y Godolphin Arabian, tres ejemplares orientales que sirvieron como ‘conejillos de india’ para originar caballos rápidos que fueran eficientes para las carreras.

Estos tres équidos fueron cruzados con otros ejemplares ingleses, comunes en las islas británicas, dando origen al grupo de caballos pura sangre.

Los caballos que se destinan a las carreras comienzan su adiestramiento cuando cumplen el año de edad, pero no será hasta que alcancen los 3 o los 5 años cuando estén completamente listos para participar de las carreras, y puedan rendir de forma óptima.

De forma general, se puede decir que las razas pura sangre se caracterizan por ser ejemplares con una alzada entre 162 – 164 cm, de galope ligero, con mucho nerviosismo y de colores colorado, retinto, alazán (rojizo) y tordillo (de color gris, con capas alternadas en negro y blanco).

Su cuerpo luce esbelto, largo y refinado; posee extremidades posteriores más largas y compactas que las anteriores, con una cabeza fina y sin mucha carne en las mandíbulas.

Se destaca en ellos que los huecos de la nariz son anchos y grandes, para ayudarles a que respiren con mayor eficiencia durante las carreras, así como también posee riñones mucho más fuertes que los de cualquier otra raza, pues así se les facilita el galope.

Muchas veces, los caballos pura sangre son cruzados para obtener caballos de sangre caliente, pues así se consiguen ejemplares fuertes con una silla más ligera o esbelta.

Es importante que estés muy seguro acerca del uso que le vas a dar a tu caballo pura sangre, pues de esto dependerá la raza que escojas; por ejemplo, los pura sangre árabes son muy buscados para la disciplina pleasure del Western, y también se le ve muy fresco y vivaz en las exhibiciones. Son útiles para carreras o recorridos de larga distancia.

Los árabes son buenos caballos de monta y pueden realizar movimientos libres y planos. En el caso de los pura sangre ingleses, estos poseen un cuerpo muy atlético, lo que les hace ser muy buscados para para correr, para equitación y para distintos entrenamientos deportivos que involucren confianza, resistencia y movimientos briosos.

Árabes

Los caballos árabes son unos de los más valorados en todo el mundo; estamos hablando de caballos que se consideran puros y se originaron en la península arábiga, de los que hay constancia hasta hace unos 4500 a.C., pues al parecer existía un caballo similar a estos durante aquella lejana época.

Esta raza es una raza muy dada a llevársela bien con la gente, y es fuerte, inteligente y de buen carácter. Su postura le da cierta opulencia y finura, pudiendo parecer muy seguro y altivo. Su cola, suele estar siempre en alto y posee una cabeza es muy flexible, y le permite ejecutar grandes movimientos con soltura, equilibrio y contundencia.

Posee un arco, llamado mitbah, entre la cabeza y el cuello, el cual es el responsable de que los caballos árabes sean ágiles y rápidos para cambiar de dirección. Su cabeza, al igual que su cola, permanece erguida.

Su cuerpo es largo, recto y posee un perfil cóncavo, y ha sido objeto de mucha curiosidad, pues posee una estructura ósea única. Cuando los demás caballos cuentan con 18 costillas, los caballos árabes poseen 17, y 5 huesos lumbares en lugar de 6, así como 16 vértebras, en lugar de las 18 normales que debería poseer un équido. Claro, esto no es así en todos los árabes.

Los caballos árabes, debido a que originaron en las zonas desérticas de Medio Oriente, son ejemplares de mucha resistencia, decidios y valientes, que pueden recorrer hasta unos 160 kilómetros en un día. Eran los animales perfectos para recorrer las duras y grandes distancias que se hallan en la península arábiga, pudiendo resistir climas impetuosos y duros de soportar.

Poseen una pequeña prominencia o bulto en la frente que los pastores beduinos llaman jibbah; al parecer, este aumento les ayudaba a soportar la sequedad del desierto.

  • Alzada: 143,3 – 153,4 cm de alto
  • Uso: para correr al galope – carreras
  • Capa: se aceptan todos los colores

Anglo – árabe

La raza anglo – árabe aparecería a mediados del siglo XIX, en Francia, como producto del cruce entre los caballos árabes y los pura sangre ingleses. Se aceptan como ejemplares de esta raza, aquellos que por lo menos contengan un 25% de la raza árabe.

Estos cruces se llevaron a cabo para conseguir los mejores aspectos morfológicos de los tan codiciados caballos árabes y de los caballos ingleses. De los primeros, se logró conseguir la belleza y nobleza que caracteriza a los equinos árabes, así como su habilidad para realizar movimientos; mientras que de los segundos, se obtuvo una mayor resistencia para las competencias deportivas y una talla más grande.

Estos caballos son nobles, con un temperamento equilibrado y nada agresivos. Pueden ser muy dóciles si se les trata con respeto y consideración.

Son, por lo general, ágiles, aunque existe una línea de esta raza que corresponde a caballos de carreras más pequeños, y otra línea de mayor tamaño. Su características más resaltantes son la alta resistencia y la velocidad, pudiendo ejecutar movimientos con gran flexibilidad.

  • Alzada: 155 – 165 cm
  • Capas: torda – castaño- alazana

Árabe – Shagya

La raza árabe – Shagya es procedente de Hungría y apareció debido a que las invasiones turcas estaban azotando al país y se requería de caballos resistentes y veloces para enfrentar tal situación. De esta forma, se crea la primera yeguada húngara en 1785, y luego la de Babolna, para 1789, en las cuales se criaron los primeros ejemplares de la raza, destinados para actividades de armería.

Estos primero équidos se originaron de un semental procedente de la península arábiga, por lo que estamos hablando de caballos que guardan muchos de los principales aspectos físicos de los caballos árabes.

Los árabe – Sahgya son caballos muy versátiles; tienen un carácter determinante, pero son fáciles de cuidar y manejar. Son útiles como caballos de familia, para el salto de obstáculos, doma clásica, con buenas habilidades para las competencias. El enganche, la caza de zorros y los concursos hípicos forman parte del repertorio de actividades para las que resulta apta esta raza.

  • Alzada: 150 – 160 cm
  • Capas: tordo (predominantemente) – admite los colores del caballo árabe, incluyendo el negro.

Hispano – árabe

La raza hispano -árabe es el resultado del cruce de caballos árabes con caballos españoles. Estos cruces se originaron durante la llegada de los árabes a la península ibérica, y fue precisamente en Andalucía donde tuvieron lugar.

Esta raza hoy es considerada en peligro de extinción, ya que hay pocos ejemplares de ella y muchos de los que quedan se utilizan para cruces con otras razas, en lugar de preservarla. Sin embargo, fue una raza muy exitosa en España durante finales del siglo XIX y principios del siglo XX, pues son caballos fuertes como los árabes auténticos, pero más ligeros y más flexibles en sus movimientos que los españoles puros.

Su silueta luce esbelta, como la de los árabes, pero tiene cierta corpulencia y musculatura que le suman habilidades para muchas actividades, dentro de las que destacan las carreras de campo, doma clásica, doma vaquera, saltos, deportes en grupo, marchas y hasta TREC.

Se le puede considerar una raza intermedia entre la española y la árabe, con una cabeza pequeña, que se ensancha levemente, frente plana (medio arqueada), cuello alargado, grupa rectangular, con extremidades altas  y bien aplomadas, y capa en castaño, tordo y alazán.

 

  • Calzada: 155 – 165 cm
  • Capas: alazán –  torda- castaña

Pura sangre inglés

La raza pura sangre inglés es una de las más bellas y atractivas que hay; es una raza por excelencia para correr, pues son caballos muy atléticos, imponentes, veloces y resistentes.

Esta raza surgió en Inglaterra en el siglo XVIII, como producto del cruce entre yeguas inglesas con caballos pura sangre árabes; mientras que en Estados Unidos apareció el primer pura sangre en Virginia, en 1730.

Son caballos buenos para la equitación, aunque se le creó para las carreras.

Aunque de forma general su estructura es musculosa, se pueden definir dos líneas distintas en los pura sangre ingleses. Una, de ejemplares más musculosos, aptos para carreras de corto tramo; y otra, de caballos con patas más largas, adecuados para carreras largas. De esta forma, se dividen en dos grupos: caballos de césped y caballos de arena.

Aunque la raza hace alusión a caballos imponentes por sus extremidades musculosas y fuertes, así como largas, han existidos caballos de esta raza muy veloces y resistentes que son de menor tamaño.

Es una raza sensible, de mucha energía y que se le considera parte de los caballos de sangre caliente; posee un carácter afable, aunque es decidios y valiente.

Se le debe entrenar de manera paciente y eficiente, para evitar que desarrolle comportamientos ociosos o desafiantes, pudiendo a ser animales difíciles de tratar cuando no se le sabe adiestrar.

Su grupa y sus riñones son muy resistentes, adecuados para resistir el galope; su cuerpo parece musculoso, equilibrado y de buenas proporciones.

Sus extremidades son largas, pero bien definidas y fuertes. Mide 1.63 metros, posee un pelo corto y sedoso, y su pelaje suele ser zaino, castaño, alazán o tordo. Es normal observar en ellos manchas blancas, sobre todo debajo de sus pata, su hocico o en la cara.

Esta raza es conocida como una de las más veloces en todo el mundo, y es muy buscada ya que su cría es selectiva y desde que se originó la raza, se ha evitado realizar cruces para alterarla, por lo que se puede decir que conserva las mejores características que poseían los primeros ejemplares de la raza.

  • Alzada: 150 – 170 cm
  • Capas: zaina, pasando por el castaño hasta llegar al tordo y alazán, pero se aceptan todas.

Tersk

Al suroeste de Rusia se localiza la ciudad de Stávropol,lugar donde se fundó la granja Tersk para cruzar y criar caballos de esta raza.

La cría empezó como una actividad secreta y bueno, no es muy distinto hoy día; no porque aún sea un secreto muy guardado, sino porque es una raza de caballos muy exclusiva a la que no todo el mundo tiene acceso.

Esta histórica granja se remonta a los tiempos de la U.R.S.S. y aunque en esos tiempos era una necesidad política y social para los rusos, hoy día se le ve como todo un arte… eso sí, un arte para quienes están dispuestos a aflojarse el bolsillo por un ejemplar de esta raza.

Los caballos Tersk son caballos robustos, de cuerpo atlético y resistente; tiene mucho parecido al caballo árabe, y no es para menos. Es producto de diversos cruces entre la strelet árabe, raza que ya ha desaparecido.

Debido a que la Strelet árabe no fue una raza muy longeva, se cruzó con los caballos del Don (caballo ruso utilizado para la guerra) y árabe – shagya.

Una de las particularidades de los Tersk es que son caballos con la cabeza y las orejas de pequeño tamaño, pero con ojos grandes y un poco saltones. Es una raza idónea para cabalgar en terrenos llanos y para la doma clásica (disciplina olímpica de la equitación).

  • Alzada: 150 – 160 cm
  • Capas: torda; torda en tonos pizarrosos – y también en tonos alazanos, aunque no con mucha frecuencia.

Caballos de sangre caliente

Las razas de caballos de sangre caliente o warmblood conforman el grupo de caballos más grande que hay; estos caballos son comunes en todos los países y llegaron a Europa procedentes de Oriente Medio y África.

Son razas veloces, ágiles y con extremidades traseras muy fuertes, largas y musculosas.

Son equinos muy inteligentes, dados al adiestramiento y al aprendizaje; originalmente se les usaba en la caballería, para la silla y también para el enganche. Aparecieron a partir de razas antiguas, las cuales eran pesadas, que se cruzaron con razas de caballos pura sangre, como los árabes, los extintos caballos turcomanos, los barbos y los Akhal – Tekel.

Son ejemplares capaces de saltar a gran altura, por lo que se les busca para participar en concursos de salto y doma clásica.

Dentro de este grupo encontramos las populares razas de caballos Bávaros, Hannoverianos y Holstein.

De forma general, estamos hablando de caballos de alzadas grandes, que podrían no ser adecuados para los novatos, pero sí para quienes buscan ejemplares de galope amplio y un buen trote.

La particularidad de sus extremidades posteriores tan grandes, le permite dar pasos agigantados y seguros, pero veloces y contundentes.

La doma clásica y los saltos son actividades perfectas para los caballos de sangre caliente.

Caballo Bávaro

El caballo bávaro es una raza que apareció debido al cruce entre un pura sangre inglés con un Rottaler, una raza alemana de la región de Baviera que ya existía para el siglo XV.

Esta antigua raza alemana era utilizada para labores del campo, como la cacería, otras faenas agrícolas y campañas bélicas.

El caballo bávaro es uno de los caballos más antiguos de Alemania y uno de los favoritos para la equitación en la actualidad.

Al principio, esta raza se caracterizaba por ser robusta, corpulenta y resistente; pero luego pasó por un periodo donde estos aspectos de su cuerpo fueron cambiando, y la raza poseía una complexión más ligera y fina.

Debido a ello, se tuvo que cruzar con ejemplares de las razas Westfalia, Trakhener y Hannoveriano, entre otras, pues así se consiguió preservar una raza de equinos con cuerpo musculoso, potente y ancho, con paso firme y extremidades posteriores muy fuertes y ágiles para dar grandes saltos.

Su alzada es grande, de 160 a 170 cm; posee una capa en tonos castaños, principalmente, pero es común encontrarlo en muchas otras tonalidades. Es un caballo dócil, fácil de adiestrar y de rápido aprendizaje.

La yeguada principal donde se ha criado, desde 1808, esta raza alemana es la Schwaiganger, pero existen otras yeguadas privadas de mucha importancia para la raza. Sin embargo, no fue hasta 1963 cuando la raza fue oficialmente reconocida.

  • Alzada: 160 – 170 cm
  • Capas: castaña /alazana, y aunque con menos frecuencia, también existe en tordo y negro

Caballo Akhal – Teke

La raza de caballos Akhal – Teke es una raza muy antigua; se ha ubicado en el 500 a.C. y parece ser que ya existía cuando el Imperio medo – perso gobernaba el mundo conocido. Este imperio tuvo su auge antes del Imperio greco – macedónico dirigido por Alejandro Magno.

Sin embargo, parece proceder de una raza de caballos mucho más antiguos, los cuales existían en el 3000 a. C. Aunque no se ha logrado un consenso claro al respecto. Esta raza antigua parece ser un caballo turcomano.

El nombre de los Akhal – Teke proviene de Turkmenistán, en Asia central, específicamente de una etnia turcomana llamada teke, la cual se localiza en la zona de Akhal.

Por otra parte, también existen documentos que sugieren que estos caballos eran los denominados caballos niseus. Como sea, la raza guarda mucho parecido con los caballos persas (de Irán) y parece que esta raza era muy popular en Anatolia, Siria y, por supuesto, Persia.

Así, cuando los rusos tomaron el control de esta zona asiática, los caballos Akhal – Teke se empezaron a popularizar, pues ya para 1890 Turkmenistán estaba bajo los dominios de la Unión de República Socialista Soviética (U.R.S.S.) y se fundó en Rusia la primera yeguada para criar la raza.

La equitación y las disciplinas ecuestres son actividades adecuadas para estos caballos; esta raza tiene gran habilidad para las carreras, pudiendo tener saltos impresionantes, resistir grandes trayectos y mostrando mucha resistencia.

Los Akhal – Teke son caballos de dorso alargado y una grupa angular, con una musculatura bien desarrollada; sus orejas son largas y sus ojos son de gran tamaño, con una mirada viva y penetrante; destaca en él el cuerpo recto y firme, con un gran cuello, y un pelaje espectacular.

Sus extremidades no son muy voluminosas, sino que más bien son delgadas, pero lo suficientemente fuertes para darle resistencia y agilidad para correr y saltar al caballo.

Para muchos, esta es la raza de caballos más hermosa del mundo. Su pelo, por lo general, muestra unos tonos plateados que dejan con la boca abierta a cualquiera. Cuando el ejemplar goza de tonos claros, como blanquesino o crema, los reflejos de la luz crean tonos increíbles.

Su capa un poco plateada o en tonos dorados es, sin duda alguna, uno de sus principales atractivos, aunque existen caballos de esta raza en tonos oscuros o castaños. Se sabe que el primer Akhal – Teke que llegó a Estados Unidos y que poseía ese fabuloso ‘gen crema‘ que le brinda tonos dorados al pelaje era procedente de España, de la familia real. Al parecer, era uno de los caballos de la Reina Isabel ‘La Católica’.

  • Alzada: entre 145 – 155 cm
  • Capas: alazán, tordo y leonado; aunque se le suele clasifica en cuatro colores básicos, castaño, moreno, sor y negro, así como en colores claros o crema.

Caballo Alter Real

La raza Alter Real es una raza de origen portugués que se creó en 1784 para uso de la realeza; en ese entonces, dominaba en Portugal Dinastía de la Casa de Braganza y estos caballos eran útiles para halar los carruajes y para la equitación.

La yeguada del Alter Real inició con yeguas andaluzas que fueron llevadas desde España y con  unos sementales de caballos árabes. La yeguada  fue trasladada unos años después a la ciudad de Alter Do Chao, en Alentejo.

Luego, Napoleón llegaría a Portugal junto con su ejército francés y la dinastía portuguesa tuvo que salir del poder, lo que comprometió la raza casi hasta el punto de su extinción, pues no se pudo continuar con la cría y el mismo Napoleón ordenó que se llevaran todos estos caballos para el uso de sus tropas.

De esta forma, casi todos los ejemplares de Alter Real que habían en ese entonces, fueron anexados a la caballería francesa.

Sin embargo, gracias a un hombre llamado Ruy D’Andrade, la raza pudo sobrevivir a Napoleón y su ejército, pues este hombre sentía gran pasión por los caballos y pudo esconder unos pocos ejemplares de Alter Real para preservar la raza.

En la búsqueda de tal preservación, se decidió cruzar al Alter Real con caballos árabes, el Hannoveriano y hasta con el pura sangre inglés, en busca de lograr un estándar de la raza, pero nada de esto fue positivo, sino que perjudicaba los genes del Alter Real y los nuevos ejemplares cruzados estaban muy alejados de la verdadera naturaleza de estos caballos lusitanos.

Como nada parecía funcionar, simplemente se le sumó sangre andaluza, lo cual fue la solución perfecta para la raza.

El caballo Alter Real no difiere en mucho del caballo lusitano; se trata de ejemplares de perfil convexo, cuerpo corto con una grupa redondeada, cuello arqueado y musculoso y extremidades traseras poderosas. Su paso es alto y posee mucha flexibilidad en las rodillas. Posee un aspecto fino, elegante y erguido.

Esta raza es muy popular para la doma y, aunque no existen muchos ejemplares en todo el mundo, todavía no se considera como una raza de caballos en peligro de extinción.

  • Alzada: entre 150 – 160 cm
  • Capas: por lo general son de color castaño, pero pueden hallarse ejemplares en tordo o alazán.

Caballo Cob

El caballo Cob irlandés o Irish Cob es una raza muy antigua que se originó a partir de un caballo nórdico que existió en Irlanda hace unos 8 siglos atrás. Es conocido con distintos nombres en Reino Unido, tales como Traditional Cob o Gipsy Cob, por ejemplo.

Es un caballo muy utilizado por los campesinos irlandeses para el trabajo del campo y para viajar; destaca por su gran peso, su cuerpo muy fuerte, compacto y con buena musculatura. Posee un perfil recto y es muy fornido;  se caracteriza por tener mucho pelo largo en las patas que lo cubren hasta los cascos. Este tipo de pelo se le llama pluma o cerneja.

Tiene extremidades muy anchas y los colores de su capa son diversos; desde colores sólidos hasta combinados o pía (los cuales son predominantes). Apaloosa y sabinos también son posibles.

Se han distinguido tres variedades en esta raza:

  • Caballo Cob normal: con alzada de más de 160 cm
  • Caballo Cob pony: con alzada de hasta 140 cm
  • Caballo Cob pequeño: con alzada entre 149 – 159 cm

Caballos Brandenburgo y Mecklemburgo

Los caballos Brandengurgo y Mecklemburgo son muy parecidos; ambas razas provienen de Alemania, aunque no son similares al famoso caballo Hannoveriano. Eso sí, de sangre caliente como muchas otras razas del país deutón.

Existen documentos que registran que ambas razas alemanas existían formalmente desde 1787, pero que su cría se incrementó con la llegada de Adolf Hitler al poder, pues existía, en ese entonces, una gran necesidad de caballería para el ejército Nazi.

Sus orígenes están asociados a los caballos pura sangre árabes e inglés, así como al Trakehner (un caballo prusiano) y al Akhal – Teke. En el caso del Mecklemburgo, éste no es tan grande como el Hannoveriano, y posee una alzada entre 160 cm y 170 cm.

Los colores castaños parecen ser comunes para ambas razas, pero se hallan ejemplares en alazano y negro. Su aspecto físico es equilibrado y musculoso, con una gran fortaleza ósea; son ejemplares muy enérgicos, aptos para el trabajo y los deportes, por lo que es común que los busquen para saltos de obstáculos.

La doma también es una disciplina común entre estas razas, así como el trabajo de caballería, para el cual fueron utilizados al inicio de estas razas.

Poseen un carácter amable y se dejan adiestrar con facilidad; no son renuentes.

  • Alzada: entre 160 – 170 cm para ambas razas
  • Capas: castaña, preferiblemente; pero los tonos alazanos y negros son populares.

Caballo Budjonny

El caballo Budyonny es un caballo ruso muy resistente que se ha utilizado en múltiples concursos como salto, doma clásica y carreras de obstáculos. También se le conoce como Budenny.

Esta raza debe su nombre a un General ruso llamado Sergej Budyonny, a quien se le ocurrió la idea de cruzar caballos pura sangre ingleses con caballos del Don, para conseguir una raza adecuada para la caballería del ejército ruso.

El Budyonny es un caballo muy activo, con un temperamento fogoso y decidido, muy similar a los demás caballos de sangre caliente de Europa. Es una raza muy resistente y que puede adaptarse a diversas condiciones climáticas, lo que también influye en su carácter recio y mucha veces independiente.

Parece que se le ve, durante sus primeros años, por las riveras del Don, donde se exponen a fríos intensos y veranos fuertes. Puede ser un poco rudo de adiestrar, pues su naturaleza un tanto salvaje debe domarse poco a poco.

Hoy día, se le utiliza para competiciones deportivas y para conducir, pero era la raza más popular en la caballería del ejército de la antigua Unión Soviética.

Tiene orejas pequeñas, ojos grandes, cuerpo redondeado y extremidades alargadas.

  • Alzada: aproximadamente 160 cm
  • Capas: principalmente alazana y castaña, con mucho brillo; el color tordo no es común en la raza.

Caballo deportivo de Gran Bretaña

Esta raza es una raza relativamente nueva, pues existe a partir de los años 70 del pasado siglo XX. No es muy distinta a las demás razas de sangre caliente procedentes de Inglaterra, por lo que estamos hablando de equinos de cuerpo fuerte, con un dorso compacto y bien desarrollado, no necesariamente muy musculoso, pero tampoco de apariencia ligera.

Su cuello es fuerte y arqueado, su cabeza es de tamaño mediano y su grupa posee una pendiente algo ligera.

El caballo deportivo de Gran Bretaña, como lo sugiere su nombre, es una raza de deportes, aptas para actividades diversas que involucren el entrenamiento y rendimiento; se le utiliza para competencias de saltos.

Su origen está ligado a ejemplares provenientes de Dinamarca, Suecia y Holanda, y se sabe que se hicieron muchas pruebas en cuanto a sus características físicas para lograr un caballo con condiciones físicas aptas para las famosas competencias inglesas.

Hay que recordar, que muchas de las razas de caballos se han mejorado en Inglaterra, pues es un país con una larga tradición en deportes y actividades ecuestres.

Caballo Cleveland Bay

La raza Cleveland Bay es una de las razas más antiguas de Inglaterra; se desarrolló en Cleveland, al noreste de Inglaterra.

Esta raza fue importante como caballo de tiro en los siglos XVII y XVIII, y ya para finales del siglo XVIII, se le agregó un poco de sangre del pura sangre inglés; aunque se le considera una de las razas de caballos más puras y antiguas que hay.

Su nombre lo debe al lugar de origen (Cleveland), mientras que la palabra ‘Bay‘ hace alusión al color del pelaje, el cual es siempre marrón y en Inglaterra se le llama Bay a esta tonalidad.

Su cabeza puede formar un arco, similar al del carnero; con dorso profundo y un lomo fuerte. Sus extremidades son compactas, aunque cortas. Es una raza longeva, veloz y apta para trabajos ligeros.

Gracias a ella, se ha podido preservar muchas otras razas europeas, pues el caballo Cleveland Bay ha sido muy utilizado para cruces en Europa, y no es para menos; es uno de los caballos más sanos y que logran vivir más tiempo, al punto, en que es común que un ejemplar de 20 años de esta raza se note en perfectas condiciones.

Es una raza de mucha energía y determinación; es inteligente y fácil de llevar. Se le ve, aún en estos días, formando parte de la caballería de la realeza británica, pues la misma reina Isabel II le ha querido mantener en sus palacios. A pesar de estos privilegios, es una de las razas de caballos en peligro de extinción.

  • Alzada: 162 – 172 cm
  • Capas: castaño únicamente

Caballo Danés de sangre templada

El caballo danés de sangre templada es una raza que surgió en Dinamarca a partir de los años 60’s (del siglo XX), por lo que es una raza relativamente nueva. Aparecería debido a que una vez que terminó la Segunda Guerra Mundial, no habían muchos caballos en el país y los deportes ecuestres demandaban nuevos ejemplares.

El caballo danés es producto de una mezcla muy diversa de caballos, dentro de los que encontramos caballos pura sangre, caballos polacos, Trakhener y anglo – franceses, los cuales fueron apareados con yeguas de la raza Fredericksborg.

Esta raza danesa es muy útil para diversos eventos ecuestres, la doma y el salto; en 1985 ya figuraba entre los campeones internacionales de doma clásica.

Es una raza con una cruz bien pronunciada, cuello largo, cabeza de tamaño adecuado según las dimensiones de su cuerpo, articulaciones definidas y una buena estructura ósea. No son caballos robustos o muy grandes, pero tampoco se trata de ejemplares ligeros y con extremidades delgadas.

Por lo general, su pelaje es de color bayo, pero se aceptan todas las capas. Su carácter le hace ser una raza confiable para la equitación, pues se deja domar y dirigir con facilidad. Es inteligente y muestra equilibrio para realizar sus movimientos.

  • Alzada:165 – 170 cm
  • Capas: bayo, principalmente; pero se admiten todas las tonalidades.

Caballo del Don

El caballo del Don es una raza que se creó en las estepas rusas de la región del Don; su principal objetivo, fue crear una raza equina que les ayudara a combatir y defender su territorio de las invasiones, por lo que es una raza que servía para labores bélicas. 

Sin embargo, se le asocia a esta raza la influencia de tribus nómadas que habitaban esta parte de Rusia.

No sería sino hasta el siglo XVIII y parte del siglo XIX cuando algunos criadores y aficionados de los caballos se dedicaron a establecer un estándar para la raza. Para ello, utilizaron ejemplares persas, karabakh (un caballo de montar originario de Azerbaiyán) y turcomanos. Se les veía a estos ejemplares viviendo en semi-libertad en las riveras del Don y en zonas cercanas al Mar Negro.

Una de las particularidades de la raza, es que alcanzó la fama mundial cuando fue utilizada por los cosacos, un grupo armado caracterizado por ser excelentes jinetes y que tuvo mucha importancia en las regiones del Don durante el Imperio Otomano y el Konato de Crimea, entre 1812 – 1814.

El caballo del Don es un caballo cuya estructura es fuerte y masiva; su cabeza es de mediano tamaño y con un claro perfil recto, su grupa es redonda, con una crin de pelo fino, no muy largo ni muy denso. Es un caballo de aspecto rústico, pues por su crianza en semi-libertad y las labores que debía enfrentar, está muy lejos de ser ejemplares delicados y finos.

Eso sí, es un caballo de mucha destreza, se le ve realizando movimientos con gran soltura y determinación, es resistente y capaz de soportar intensos climas fríos. Es fácil de adiestrar, mantener y guiar.

Su temperamento es equilibrado, siendo confiado para actuar, pero no muy fogoso o intenso; es moderado y sobrio. Se utiliza para recorridos largos, pero ha probado su destreza en muchas actividades deportivas como el salto y la doma clásica. En las estepas del Don, es usado para movilizar cosechas y otros trabajos en el campo.

  • Alzada: entre 155- 160 cm
  • Capas: en su mayoría, es alazano y castaño, pero los tonos dorados y tordos son posibles.

Caballo Frederiksborg

La raza de caballos Frederiksborg es procedente de Dinamarca; es una raza de caballería que alcanzó su mayor auge durante los siglos XVII y XXI. Sería el mísmisimo rey Federico II de Dinamarca quien iniciara la yeguada del Frederiksborg, en 1562, llamada Royal Frederiksborg Stud.

En el siglo XVIII, ya esta raza danesa se exportaba hacia otros países, pues muchos querían tener un ejemplar de los equinos que le robaban el sueño al rey Federico.

La raza se logró mejorar gracias a la adición de sangre napolitana y española, por lo que de esta forma se consiguió ciertos aspectos físicos que distinguen a esta raza hasta hoy día, como por ejemplo su postura bien erguida y su cabeza un poco acarnerada.

Tiene un hocico ancho, un cuello alto y fuerte, un paso largo y una cruz que no es alta. A veces, posee cresta.

Ya para finales del siglo XIX, hubo muchos intentos por cambiar la raza, haciendo que esta perdiera ciertos rasgos que le hacían ver como el popular caballo barroco (era ágil y muy dado a ser entrenado) de las épocas pasadas, para conseguir un caballo más apto para los deportes modernos, por lo que esta es otra raza de caballos en peligro de extinción.

Durante las épocas del Barroco y el Renacimiento, los Frederiksborg tuvieron su época de oro, y se les consideraba caballos de lujo, a los que pocos tenían acceso.

Hoy día, el caballo no se considera alto ni grande, más bien es bajo, pero con una paso abierto y eficiente; galopa lo necesario para ser un caballo de doma y salto.

  • Alzada: unos 160 cm
  • Capas: alazano, en su mayoría

Caballo Hackney

Esta raza, que apareció en el siglo XVIII, es originaria de Gran Bretaña; el primer ejemplar Hackney data de 1760, específicamente en Norfolk (Inglaterra).

Esta raza también es conocida como ‘bailarina‘; quizás, porque en sus inicios representaba una raza popular entre la población femenina, debido a su ligereza. Para la Edad Media, el Hackney era un vivo ejemplar de caballos de silla, muy polivalente y valorado en Gran Bretaña.

Su genética se debe a varias razas, tales como la raza Galloway (escocesa), el trotón de Yorkshire, el Norfolk roadster, y otros ejemplares frisones, andaluces y normandos.

Sin embargo, no siempre ha sido así; se sabe que a principios de la raza, hubo de por medio sangre siria, berberisca, árabe y de pura sangre inglés,pero no se consiguió criar caballos veloces.

El caballo Hackney es un caballo cuya cruz es prominente, tiene cabeza con perfil rectilíneo, grupa un poco redondeada, pecho profundo y ancho, cascos redondeados y una cola alta. Su nariz es más o menos convexa, tiene costillas arqueadas, cuartos fuertes y un cuello musculoso.

Es una raza de gran flexión, muy apta para el trote, el cual es todo un espectáculo bien pensado y ejecutado en los Hackney. Su galope es rítmico y elástico.

Se le ve como caballo de exhibición, en competencias de tiro, saltos, doma vaquera, english pleasure (actividades de equitación en competencias equinas) y también doma clásica.

Dentro de esta raza existe una línea de caballos pequeños, conocidas como Pony Hackney, los cuales poseen una altura de apenas 142 cm.

  • Alzada:entre 150 – 160 cm
  • Capas: alazana, castaña y negra

Caballo Hannoveriano

La raza Hannoveriana es una de las más populares a nivel mundial; se originó en Hannover, Alemania, tal como lo sugiere su nombre.

Este caballo de porte elegante que resulta muy atractivo para los amantes de los deportes ecuestres, tiene sangre de un antiguo caballo de Hannover, del pura sangre Inglés y del Holsteiner. Se ha ubicado su origen en 1735 para emplearlos en labores agrícolas, y para muchos de los usos básicos de ese entonces.

Como la mayoría de las razas de caballos, la Primera y Segunda Guerra mundial influyeron negativamente en la cría de los Hannoverianos, pues hubo un descenso en el número de ejemplares que estaba comprometiendo la preservación de la raza; por ello, se decidió sumarle sangre de sementales Trakehner, lo que resultó beneficioso para la raza.

Así, esta raza se fue popularizando al punto de que hoy día es una de las más conocidas para competencias de salto y doma clásica. Es un caballo más ligero y delgado, que aquel caballo que servía para labores campestres.

Es una caballo de buena musculatura, con cabeza mediana y un porte elegante y algo altivo, aunque su carácter es noble, inteligente y dócil.

Posee un cuerpo ancho, fuerte y de mediano tamaño, con una grupa levemente plana, pero musculosa; su cuello suele ser fino, pero largo, con una cola alta y extremidades cortas. Posee muchas habilidades deportivas, por lo que su aspecto tiene cierto aire atlético. Es una raza flexible, dada a las competencias y fácil de adiestrar.

Muchos ejemplares de caballos Hannoverianos han sido influyentes en otras razas europeas, y esta raza suele ser muy competitiva en competencias de salto y doma clásica a nivel mundial, consiguiendo el oro en diversas ocasiones.

  • Alzada: entre 162 – 175 cm
  • Capa: todos los tonos, pero el alazán, negro y tordo son los más frecuentes.

Caballo Holstein o Holsteiner

La raza de caballos Holstein, a veces llamada Holsteiner, es también originaria de Alemania, de Schleswig-Holstein (al norte del país deutón). Es una delas razas más antiguas que hay, pues se le ha ubicado desde el siglo XIII, pero no sería hasta dos siglos después cuando se registrara esta raza.

Fueron muchos los cruces realizados con esta raza, pues se perseguía conseguir un caballo apto para cada tipo de trabajo que se necesitase realizar; por ello, el caballo Holstein posee sangre de caballos italianos y españoles.

Esta mezcla, de la raza alemana con la italiana y la española, conllevó a conseguir ejemplares más robustos y fuertes, adecuados para intensas labores de campo, por lo que eran caballos de trabajo; ya para el siglo XX, las necesidades cambiaron, y el Holstein debía incorporarse en las labores deportivas, más que en asuntos de campo.

Así, se cruzó con pura sangre ingleses y se logró un caballo más ligero, adecuado para los deportes ecuestres.  A este caballo se le conoce como Holstein moderno.

De manera general, estamos hablando de caballo atléticos a simple vista, ligeros y resistentes, aptos para competencias muy diversas, como el salto de obstáculos y la doma clásica.

Es una raza de talla mediana / grande, con cabeza pequeña y un cuello arqueado. Su cuerpo es fuerte, pero con cierta ligereza; posee un pecho ancho y una pisada dinámica, pero equilibrada.

Una de sus mayores ventajas, es que tiene grandes habilidades para saltar, pudiendo dar saltos con gran velocidad y dinamismo, sin mostrar una pizca de desorientación.

Se espera que un Holstein criado para los saltos, sea un caballo dócil, que se deje montar con facilidad y que se muestre calmado; pero no siempre es así, sino que hay que desarrollarle estas características.

Los Juegos Olímpicos, y otras competencias de tan alta talla, son los lugares donde más ha brillado esta raza, ocupando los primeros puestos en dichas competencias a lo largo de la historia.

Los Ángeles 1984, Montreal 1976, Munich 1972, Sidney 2000, Atenas 2004, entre otros, son sólo algunas des competencias donde esta raza alemana ha brillado y se ha llevado el oro mundial en Juegos Olímpicos.

Caballo Kinsky

La raza Kinsky es una de las razas de las que hay menos ejemplares a nivel mundial; se dice que sólo hay entre 300 y 400 ejemplares de ellos. Sin embargo, es normal encontrarlos mezclados con otras razas europeas, lo que significa que estamos en presencia de caballos Kinsky no puros.

La raza se originó en República Checa, y debe su nombre a la Casa de Kinsky, una familia de mucho peso en al antigua Bohemia (República Checa), a la cual el rey checo le pidió que criara un caballo que sirviera a su ejército y también que fuera ayuda en las labores del campo.

De esta forma, apareció el caballo Kinsky, llamado Hunter de Bohemia, un caballo usado en la cacería y que poseías buenas habilidades de salto.

El Kinsky se caracteriza por ser esbelto, gracias a la sangre de pura sangre que posee; además, es un caballo resistente, de mucho trabajo y de comportamiento noble.

Un aspecto físico muy auténtico que posee, es su pelaje, el cual, aunque producto de una mutación genética, es brilloso, pues la luz se refleja en el pelo tan fino que este posee y crea una especie de resplandor.

Este defecto genético, por llamarlo de alguna forma, también se ha producido en otras razas de caballos más populares, como en los caballos árabes, en los Budyonny y hasta en los pura sangre inglés.

La yeguada Chlumec nad Cidlinou es la única yeguada oficial de la raza, y obviamente se halla en República Checa; sólo los ejemplares provenientes de ella se consideran caballos Kinsky puros.

  • Alzada:entre 160 – 165 cm
  • Capa: baya, isabela (alazán más color crema)

Caballo Maremmano

La raza Maremmana es originaria de La Toscana; se le llama Maremmano Tolfetano y es una raza popular entre los pastores del mar de Tirreno, en la costa oeste de Italia.

Los caballos Maremmano parecen ser ejemplares evolucionados del caballo napolitano, pero es son una raza muy antigua, la cual se ha ubicado por allá en los años 900 a.C. y 300 a.C. Se cree que es producto de un caballo local que se apareaba con cualquier caballo que llegase, pues vivía en estado semi-salvaje.

A pesar de que los pastores del mar de Tirreno siguen utilizándolos, es una raza que se ve amenazada, pues no se halla en estado puro fuera de esta localidad.

El caballo Maremmano es polivalente; sirve como caballo de silla, también para trabajos ligeros en el campo y para la monta, en general. La Policía Montada de Italia, suele usarlos aún hoy.

Este caballo exhibe un cuerpo sólido y equilibrado; su cabeza es larga y compacta, su grupa se ve inclinada y su cruz es alta. Es un caballo con piernas sólidas, aptas para recorrer caminos escarpados o relieves peligrosos. Debido a su origen, es una raza resistente, que soporta climas duros y se desplaza con buena velocidad.

Su carácter es vivaz, dado a seguir instrucciones, pero puede ser muy independiente.

  • Alzada:entre 148 – 150 cm
  • Capa: negro, marrón, castaño oscuro y bayeta, principalmente; también se hallan en roan y gris.

Caballo holandés de sangre caliente

El caballo holandés de sangre caliente es conocido como Koninklijk Warmbloed Paard Nederland (KWPN); como lo indica su nombre, es originario de los Países Bajos.

En Países Bajos existían dos razas de caballos muy populares, conocidas como Gelderlanders y Groningen , entre 1925 y 1943, es decir, antes de la Segunda Guerra Mundial. Del cruce de estas dos razas apareció el holandés de sangre caliente, por lo que al culminar la Segunda Guerra Mundial, la raza se vio en apuros, pues los automóviles los reemplazaron.

Como el caballo holandés pasó de ser una necesidad a un lujo, su cría disminuyó y se tuvo que importar ejemplares hannoverianos y Holstein criados en Francia para obtener un caballo más moderno.

Esta raza es una de las más condecoradas a nivel mundial, sobre todo en competencias de doma clásica y saltos. El holandés de sangre caliente es un animal muy esforzado; le gusta el trabajo y es bueno en diversas actividades ecuestres.

Es común encontrar manchas blancas en el pelaje de la raza, los cuales suelen ser de color bayo, negro, gris, castaño y marrón.

Se trata de ejemplares de buenas proporciones en cuanto a musculatura y extremidades, pero sin llegar a ser muy robusto. Su cabeza tiene un perfil recto que le brinda elegancia; el pecho es profundo y su cuello es largo, con cierta curvatura.

  • Alzada:entre 165 cm – 175 cm
  • Capa: todas, pero predominan los tonos negros, castaños, marrón, gris y bayo.

Caballo Trotón de Orlov

La raza trotón de Orlov es una de las razas más populares de Rusia, o quizás la más famosa. Su origen data del siglo XVIII, gracias al Conde Alexei Orlov, quien en 1977 (aproximadamente) inició la cría de esta raza.

El conde Orlov compró en Turquía un semental de raza árabe llamado Smetanka; este semental engendró 5 crías, entre las cuales estaba Polken, un potro que sería apareado con una yegua holandesa. De dicho apareamiento nacería Barrs, un semental de pelaje gris que se considera el primer trotón de Orlov.

A partir de las crías de Barrs, y luego de una minuciosa selección, aparecerían los primeros ejemplares de esta raza, los cuales destacaban por ser un caballo de trote rápido y que mostraba mucha nobleza.

Esta raza permaneció como exclusiva del conde Orlov por muchos años, pues éste sólo aceptaba vender ejemplares castrados, y ni el mismo Zar Alexander I de Rusia pudo convencerlo de que le vendiera una yegua o una pareja.

La raza se abriría al mundo sólo después de la muerte de Orlov, cuando la yeguada pasó a ser parte de la Corona Rusa.

Al inicio, esta raza era popular como caballo de tiro y caballo de silla. Era común verle arrastrando carruajes y trineos. Hoy día, es común verlo en muchas carreras hípicas y también para ayudar a mejorar otras razas.

De manera general, el caballo trotón de Orlov es una caballo muy resistente, con dorso largo, buena musculatura, cuerpo ligero y hombros rectos. Su cabeza y sus ojos son grandes, su cruz es prominente y su cuello es largo y levemente arqueado.

Principalmente, el color del pelaje es gris, pero existen ejemplares negro, laurel o castaño.

Al nacer, su color es gris, en tonos oscuros, por lo general, pero su pelo se va aclarando a medida que el caballo envejece, hasta llegar a ser totalmente blanco.

Los Orlov son equinos muy longevos y de carácter afable; no se muestra muy fogoso, pero tampoco tiene una actitud pasiva, pues es de sangre caliente.

Caballo de sangre caliente sueco

El caballo de sangre caliente sueco es uno de los caballos más exitosos en el mundo de las competencias equinas a nivel mundial. Esta raza es originaria de Suecia y fue creada como caballos de montura.

Sus orígenes son un poco lejanos, asociados a caballos suecos del siglo XII, pero la raza como tal no apreció sino hasta el siglo XVII debido a que el rey Carlos X dio la orden de fundar una yeguada o Cuadra Real conformada por caballos enérgicos, elegantes y fuertes que pudieran ser parte del ejército real.

Esta raza, por ser de sangre caliente, cumplió con los estándares pedidos por Su Alteza Real, y para ello se tuvo que cruzar aquellos antiguos caballos suecos del siglo XII, con ejemplares árabes, Holstein, Hannoverianos, Prusiano oriental, Frederiksborg, Oldengurg, pura sangre ingleses, entre otros.

La habilidad física, el temperamento y la contextura física son tres de los factores más relevantes que se consideran para registrar ejemplares en esta raza, pues tantos cruces ha dado lugar a caballos muy alejados de lo que en realidad es el caballo de sangre caliente sueco original.

El ingreso de un caballo al libro de registro de la raza Sangre Caliente Sueco no es cualquier cosa; cada ejemplar debe pasar rigurosas pruebas de rendimiento e inspecciones físicas. Estos controles ayudan a clasificar cada caballo para determinar si es apto o no para la raza.

Aunque este procedimiento pareciera muy burocrático y elitista, es una de las causas por las que el caballo de sangre caliente sueco ha sido tan exitoso en cada competencia mundial, pues se somete a entrenamientos forzados que lo obligan a ejercitar sus músculos para las diversas competencias de los concursos ecuestres.

Se ponen a prueba sus habilidades físicas, su temperamento y capacidad de de adiestramiento.

El caballo de sangre caliente sueco es un equino de apariencia atlética, fuerte y elegante; tiene un cuerpo ancho, con una frente también ancha y cuello largo, el cual le da cierta finura a su postura. Sus ojos son grandes, sus extremidades lucen fuertes y robustas, y posee cuartos traseros redondeados.

Este caballo es muy dócil, pero activo y determinado a la vez; muestra inteligencia para aprender en los entrenamientos y tiene un carácter adecuado para la doma clásica, el salto y otras disciplinas deportivas.

  • Alzada: entre 155 y 170 cm
  • Capas: cualquier tonalidad

Caballo de silla francés

El caballo de silla francés es una de las razas más populares de Francia, pues es la raza que estila usar el equipo de equitación de la nación.

Esta raza de caballos deportivos, se originó en el siglo XIX, por lo que es una raza muy reciente; se produjo a partir del cruce de caballos ingleses, como los pura sangre, con ejemplares procedentes de Normandía, los cuales eran parte de una raza normanda que data del siglo XVII.

Aunque el caballo de silla francés apareció fue en el siglo XIX, durante los siglos XVII y XVIII se harían diversos cruces en el caballo normando para poder dar origen al prototipo de silla francés, también llamado Selle français.

Tales cruces, llevaron a la aparición de dos líneas de caballos: una, de trotones franceses, y la otra de un caballo anglo – normando. Sería de esta última de la cual se originaría el caballo de silla francés.

Esta raza puede contener distintos porcentajes de otras razas, como por ejemplo de pura sangre ingleses, de anglo- árabe o del mismo trotón francés, y eso se debe a que sus ejemplares son hijos de sementales provenientes de algunas de estas razas, por lo que apenas un 45% (aproximadamente) es considerado como caballo de silla francés puro.

Las habilidades de esta raza como caballo deportivo son incontables, pudiéndose ver cómo sus ejemplares se lucen en competencias completas, salto y monta, mostrando una gran capacidad para dar saltos sorprendentes.

Este caballo es muy parecido al caballo pura sangre inglés, fuerte, elegante y robusto; es un caballo de talla grande, con una musculatura bien desarrollada, con una cabeza muy flexible y que posee cierta curvatura; sus cuartos traseros son anchos, tórax ancho y extremidades fuertes y musculosas.

Da zancadas largas, mostrando gran aplome al cabalgar.

En cuanto a su temperamento, se muestra dócil y con un carácter bien equilibrado; es muy dinámico, activo e inteligente.

  • Alzada: entre 155 – 180 cm , pero es común encontrar ejemplares entre 165 y 170 cm.
  • Capas:cualquier color, pero predominan los tonos bayos y alazanes

Caballo trotón europeo

El caballo trotón europeo es una raza común en Europa, la cual incluye a caballos aptos para el trote que suelen tener un alto porcentaje de pura sangre inglés. Son ejemplares utilizados para las carreras, por lo que son ágiles resistentes.

Esta raza agrupa a una serie de caballos que comparten más características físicas y de temperamento, que en cuanto a origen, aunque claramente que los trotones franceses han de ser los más populares.

Como acabamos de ver en el origen de los caballos de silla franceses, el trotón francés es una de las razas que se originaron debido a los muchos cruces realizados entre caballos franceses y normandos, pero muchos criadores europeos han logrado fijar un estándar para esta raza.

Por lo general, son caballos con un cuello largo y espalda suave, apta para ser montado; son ágiles para correr y realizan movimientos con gran flexibilidad. Son muy parecidos a los caballos pura sangre ingleses.

Existen diversos tipos de trotones, como el trotón de Orlov (de origen ruso) y el trotón americano, por ejemplo.

 

  • Alzada: entre 145 – 165 cm
  • Capas: todas las tonalidades

Caballo Trakehner

La raza Trakehner es una raza antigua de caballos de sangre caliente que se originó en Prusia, territorio que hoy pertenece en Polonia. Su cría está asociada al rey Federico I, quien seleccionó las mejores yeguas de la raza Schweiken, un caballo local de Prusia que poseía gran flexibilidad.

Este caballo local era descendiente de un caballo más antiguo de origen polaco, del cual pudo extraer su vigor y resistencia; este caballo de Prusia originó un caballo más pequeño, que podía considerarse un pony, por lo que sería la adición de sangre oriental la que demarcaría la raza Trakehner tal como la conocemos.

Una vez que se estableció la raza, el rey conformó la yeguada y decidió que estos equinos serían parte de su caballería.

Esta raza fue muy valorada en aquellas épocas de caballería, por lo que un caballo Trakehner contaba con un establo lujoso donde éste podía descansar y dormir.

Como la mayoría de las razas de caballos, la Segunda Guerra Mundial le jugaría una mala pasada, disminuyendo su población. Debieron pasar varias décadas para lograr que el número de Trakehner aumentara.

La musculatura de estos caballos es fuerte y poderosa; la raza destaca por tener un cuerpo de perfil rectangular, con cabeza que se va estrechando hacia el hocico y una frente amplia. Su cuello es luce firme y es ligeramente largo; tiene cuartos traseros bien desarrollados y una grupa amplia.

El Trakehner es un caballo resistente, de mucha energía y velocidad; es bueno para el trabajo y es dado al adiestramiento.

  • Alzada:entre 160 – 168 cm
  • Capas: Prusia oriental

Caballo Westfaliano

El caballo westfaliano es otra importante raza alemana; se originó en la región de Reniana del Norte, en Westfalia, en 1826.

Este caballo es multifacético, lo que le ha hecho seer tan popular como el Hannoveriano; se le ve participar en competencias tan diversas como la doma clásica, obstáculo, concursos completos y como caballo de silla.

Cuando apareció el caballo westfaliano, era más popular en Alemania la cría de caballos de sangre fría, pero esto fue cambiando luego de la Segunda Guerra Mundial, cuando se intensificó el cruce de ejemplares de sangre fría con razas como el hannoveriano, Oldenburgo, el trotón europeo y el anglo – normando.

De esta forma, se consiguió una raza más robusta e imponente que la raza Hannoveriana; de cuerpo atlético, estructura rígida, extremidades gruesas y bien desarrolladas, y gran habilidad para el trote.

Sus grandes ojos, un cuello fuerte y una altura promedio, le hacen gozar de una apariencia estilizada, pero sin llegar a lucir débil o ligero, más bien es fuerte y definido; nunca tosco ni muy imponente.

Es poseedor de un carácter dócil y amable, y se le conoce por ser una raza muy leal y que coopera con su jinete.

El caballo westfaliano resulta muy eficiente en distintas disciplinas ecuestres, y muchos le atribuyen esta particularidad a que la mayoría de los ejemplares de la raza son criados en la misma zona donde viven los jinetes, lo que ha permitido que entre ambos se establezca un fuerte lazo de amistad y el caballo tenga una mejor respuesta a los entrenamientos, sobre todo en salto, enganche y equitación.

 

  • Alzada: entre 165 – 172 cm
  • Capas: todas las tonalidades

Caballo Baden-Württemberg

El caballo Baden-Württemberg es un caballo alemán que apareció como raza ideal para labores de campos, y apta para los relieves montañosos  de Würrtemberg.

Esta raza es producto de caballos locales sencillos que fueron mezclados con algunos sementales árabes, Trakehner, Oldenburgo, entre otros, consiguiendo así un caballo diverso que no resultaba práctico para las labores deseadas; por ello, más adelante se decidió limitar estas razas añadidas a la raza Trakehner, la cual favoreció muchos de los principales aspectos del Caballo Baden-Württemberg.

Esta raza alemana también posee un poco de los Holstein.

En resumen, la raza es fácil de manejar y adiestrar; demuestra grandes habilidades en el salto y resulta adecuado para las competencias deportivas.

  • Alzada:entre 160 y 167 cm
  • Capas:negra, castaña y alazana

Otras razas

Ya casi para cerrar este ciclo, de caballos de sangre caliente, podemos agregar otras razas, aunque quizás no muy populares; por ejemplo, la raza Zweibrücker, la cual es originaria de Alemania, que apareció en 1755 y es muy utilizada para saltos y doma clásica.

En sus inicios, esta raza tenía un mayor porcentaje de sangre árabe del que tiene el caballo moderno, el cual se modificó sumándole sangre de Trakehner, pues así resultó un caballo más deportivo.

Los caballos Zweibrücker poseen una alzada entre 160 y 182 cm, por lo que es notorio la existencias de ejemplares que pueden diferir mucho unos a otros en cuanto a altura. 

No son muchas las yeguadas de esta raza, pero sí se ha logrado preservar su cría debido a que se puede hacer también de forma privada, como es el caso de la yeguada Drachenhof.

Por otro lado, está la raza de caballos Wielkopolskí, una raza de caballos polacos que se originó al cruzar ejemplares de dos razas polacas que descendían del Trakehner.

Esta raza se usa como caballo de enganche y es criada en 13 yeguadas polacas en la actualidad. Sin embargo, en comparación con otras razas, no se cuenta con tantos ejemplares de ella.

Los colores alazanos y castaños son predominantes en esta raza de caballos cuya alzada apenas es de unos 162 cm. Eso sí, de cuerpo musculoso y bien desarrollado.

El caballo de Hesse, otro caballo originario de Alemania, es otra raza muy particular que resulta útil como caballo de silla; no es muy distinto a los demás caballos alemanes que hemos citado como caballos deportivos, pero destaca por su cuello largo y firme, un cuerpo fuerte y atlético, y color de pelaje predominantemente tordo, castaño, alazán y negro.

Los antiguos caballos de Hesse poseían un perfil nasal similar al del carnero (acarnerado).

Caballos pequeños y ponis

Los caballos, como dijimos al inicio de este post, son equinos muy variados, pues representan uno de los animales más complejos a la hora de clasificar según sus tipos y razas; por ejemplo, ahora nos toca hablar de los caballos pequeños y ponis.

Los caballos pequeños representan un grupo de razas heterogéneo cuya principal característica en común es que son ejemplares que no tienen una altura mayor a los 150 cm; en cuanto a los ponis, se dice que estos no sobre pasan los 148 cm.

Los ponis, de forma general, suelen definirse como pequeños potros cuyas patas son más cortas que las de un caballo de tamaño normal, con pelaje más denso y  un cuerpo alargado; su cuello luce fuerte y bien equilibrado.

Dentro de los ponis hay tres variedades:

  • Ponis pequeños: alzada menor a los 127 cm
  • Ponis medianos: entre 127 y 140 cm de alzada
  • Ponis grandes: entre 140 y 148 cm de alzada

Muchos no conocen acerca de estos tipos de ponis, pero si analizamos con detenimiento este grupo tan particular de caballos, nos daremos cuenta que es un grupo diverso y que puede llegar a ser muy interesante. Como dato, debes saber que existen unas 55 razas de ponis a nivel mundial, y dentro de ellas la raza Exmoor es la más antigua.

Algunos rasgos físicos de los ponis tienen que ver mucho con su sangre de origen, o con otros factores genéticos, como es el caso del enanismo, el cual es un trastorno genético que padecen los ponis más pequeños, como la raza Shetland, por ejemplo.

Algunas razas de ponis viven en semi-libertad en la actualidad, como lo hacen los ponis de Islandia; mientras que la gran mayoría, son animales 100% domesticados, lo que puede ser muy atractivo para quienes desean tener uno en casa, pero esto representa una alta inversión de tiempo y dinero.

Los ponis son caballos muy dulces, a simple vista; resultan atractivos para quienes desean una mascota tierna y que se deje adiestrar con facilidad, pero la mayoría de ellos son equinos muy tercos, que muestran independencia y pueden ser huesos duros de roer.

Por esto, es recomendable que los ponis y los caballos pequeños sean adiestrados por un profesional en caso de que su dueño no sepa cómo guiarlo y enseñarlo.

Este tipo de caballos es muy popular entre los más pequeños, por lo que es conveniente conocer las principales características de cada raza, cómo se comportan y para qué tipo de actividades resultan más aptos.

Por lo general, es más ventajoso que los niños monten los ponis en compañía de los adultos, pues estos caballos pueden desarrollar comportamientos dañinos con facilidad y suelen mostrar mucha rebeldía al no ser entendidos o enseñados como se debe.

Recuerda, no por su tamaño, los caballos pequeños y los ponis deben ser tratados como simples mascotas o juguetes; estamos hablando de caballos, los cuales suelen ser animales fuertes, con los que conviene mantener cierta distancia para evitar accidentes y que requieren de un trato correcto para poder amansarlos.

A continuación, te vamos a explicar un poco de cada una de las principales razas de ponis y caballos pequeños que hay.

Caballo Bosnio o caballo de montaña

El caballo pequeño Bosnio es también conocido como caballo de montaña o poni de montaña. Esta raza es una de las más antiguas en cuanto a este tipo de caballos y se originó en las zonas montañosas de Bosnia y Herzegovina.

Tradicionalmente, esta raza era utilizada para labores del campo, como la agricultura, pues es un caballo de trabajo por excelencia; ya para el siglo XV, se le mezcló con un poco de sangre árabe, para mejorar su alzada. Debido a esta mezcla, el caballo Bosnio modificó un poco su cabeza.

Sin embargo, para lograr conservar las características físicas de esta raza, se decidió, a partir de 1900, no seguir incluyendo la raza árabe en él. Así, se toma la iniciativa de mantener la sangre bosnia lo más pura posible.  Aunque hay que reconocer que durante los últimos años se han hecho esfuerzos para producir ponis de esta raza al mezclarlo con caballos más grandes.

Se dice, que todas las demás razas de caballos de Bosnia y Herzegovina descienden del caballo bosnio tradicional.

Por haberse originado en tierras montañosas, y ser uno de lo caballos de carga y monta por excelencia en Bosnia y Herzegovina, y la región de los Balcanes, esta raza se destaca por fuerte y resistente, cuya pisada es contundente y segura. Tiene abundante pelo largo o crines.

  • Alzada: entre 135 – 145 cm
  • Capas: predominantemente baya y castaña, pero el color negro también es posible.

Caballo Camargue o Camargués

El caballo camargués es proveniente de la región de Camarga, en la costa sur de Francia. En esta región, se le utiliza para cuidar el ganado vacuno, por lo que es una raza resistente, valiente, de trabajo y apta para soportar situaciones extremas.

Esta raza es considera como un caballo pequeño, cuya alzada ronda los 135 – 150 cm, pero su tamaño no es limitante para que sea un caballo robusto y de mucha fuerza, como para que sea montado por algún jinete.

Este caballo, siempre con un pelaje en color tordo, resulta muy eficiente para la doma clásica, aunque también se destaca en otras actividades ecuestres.

Su cuerpo ostenta un claro perfil acarnerado, con un cuello fuerte, equilibrado y bien desarrollado; en cuanto a su carácter, se le considera tranquilo y dado al adiestramiento, pero muchas veces podría ser algo independiente, pues se crió cuidando al ganado, por lo que expresa libertad, decisión y un claro sentido de protección que no suele olvidar con facilidad.

Si buscas un caballo para la equitación de recreo, el caballo camargués podría ser una opción ideal.

  • Alzada: entre 135 – 150 cm
  • Capas: siempre torda

Poni Connemara

El poni Connemara es una raza oriunda de Irlanda; de hecho, es la única raza de poni irlandesa que existe. Debe su nombre al lugar de origen, Connemara, en la costa noroeste irlandesa, donde se le veía transportando algas, carbón, entre otros productos.

En cuanto al origen exacto de la raza, existen diversas hipótesis, pero se considera que la más aceptada es la que afirma que durante el naufragio de la Armada Española en las costas irlandesas, los caballos de esta flota lograron resguardarse en las orillas irlandesas y allí estos caballos se cruzaron con un poni silvestre de esas regiones.

Esta raza es muy popular a nivel mundial, sobre todo para la monta de niños y adultos; el poni Connemara puede vivir unos 30 años, con los cuidados necesarios, lo que le hace muy atractivo también para los amantes de los caballos pequeños o ponis.

El Connemara es un caballo resistente, robusto, con un cuerpo compacto y que sirve para polo, salto, doma y tiro. Se le conoce por ser un buen saltador y por realizar movimientos con mucha destreza y agilidad.

 

  • Alzada: entre 140 – 148 cm
  • Capas: todas, menos el color pío

Poni Dalés

La raza poni Dalés es originaria de Gran Bretaña; se caracteriza por ser una raza de ponis con una alta habilidad para el trote y muy trabajadores. En sus inicios, se le veía como animal de carga, para transportar plomo hacia los puertos británicos.

La raza debe su nombre debido a su localidad de origen, en Dales, en YorkShire.

Los ponis tradicionales de esta raza, aparecieron como producto del cruce entre el poni de Pennine y el poni de Galloway; su origen está claramente vinculado a la industria minera de la época romana que se desarrolló en Dales; época en la que se dice que un sólo poni transportaba unos 110 kg a la vez.

En el siglo XVIII, la raza fue muy exitosa en el mundo de las carreras, gracias a su velocidad y agilidad para correr.

Como muchas otras razas, la Segunda Guerra Mundial también dejó secuelas en los ponis Dales, pues casi llevó a su extinción; durante este periodo bélico muchos ponis fueron sacrificados para que sirvieran como alimento, y otros tantos fueron asesinados.

Fueron muchos los esfuerzos realizados para lograr ubicar varios ejemplares no registrados oficialmente, y así poder continuar con la raza, lo que sucedió apenas entre 1955 y 1964.

Una de las características más resaltantes en estos caballos es que cerca de un 12% de su población es portadora de un gen conocido como FIS (Síndrome de Inmunodeficiencia del potro de la enfermedad fatal), una especie de enfermedad genética que se transmite cuando dos ejemplares portadores de este gen, se aparean, lo que lleva a la muerte en apenas 3 meses de vida del potro recién nacido.

El poni dalés se destaca por poseer mucho pelo, largo, a ambos lados de sus extremidades, su pelaje es de tonos oscuro, negro o castaño; su cabeza es recta, sus cuartos traseros son musculosos y tiene una melena sedosa y dnsa.

  • Alzada: unos 148 cm
  • Capa: negro o castaña, por lo general

Poni Exmoor

El poni Exmoor es originario de Inglaterra; debe su nombre a que fue en Exmoor la región donde este poni se originó, y donde aún se le ve viviendo en semi-libertad. Muchos han afirmado que esta raza es de procedencia celta y que es el poni inglés más antiguo, ubicándolo por allá, en la Edad de Bronce.

En sus inicios, era utilizado como un animal de carga, de monta y de vigilancia de ovejas; es una raza fuerte, resistente y adecuada para soportar desafíos y escenarios duros y extremos.

Este poni fuerte, con una alzada que no pasa los 125 cm, ojos saltones y párpados caídos, es una raza que aún o se recupera de las secuelas dejada por la Segunda Guerra Mundial, la cual hizo que se convirtiera en una raza con pocos ejemplares o en peligro de extinción hasta nuestros días.

Otra de las particularidades del poni Exmoor, es que tiene un diente extra.

En cuanto al carácter, es una raza enérgica, con mucha independencia, noble para el trabajo y muy longevo, pudiendo vivir hasta unos 30 años. Si se le quiere adiestrar como caballo de monta paran niños, es necesario que se adiestre correctamente, pues es un caballo muy inteligente que reconocerá fácilmente la falta de experiencia de su jinete.

  • Alzada: unos 125 cm, por lo general
  • Capas: castaña y baya oscura

Poni deportivo alemán

El poni deportivo de Alemania es una raza que apareció aproximadamente en 1975, y se originó en Alemania. La raza apareció como cruce entre ponis Welsh con algunos ejemplares de raza árabe, caballos purasangre y caballos Anglo-Árabe, por lo que es un poni de raza caliente.

Esta mezcla, hizo que el poni deportivo alemán sea una raza donde todos los colores de capas son posible; sin embargo, los colores tordo, alazán, castaño y negro son los más comunes.

Estos ponis son muy ágiles para diversos deportes, aunque su apariencia es delicada y tierna; se recomiendan para jinetes expertos, pues es un poni de sangre caliente, por lo que goza de mucha energía y una gran habilidad para desplazarse y ejecutar movimientos.

El salto y la doma clásica, son actividades comunes en los que la raza destaca.

  • Alzada: entre 138 – 148 cm
  • Capas: son posibles todos los colores

Poni Dülmen

Desde inicios del siglo XIV, se sabe de la existencia del poni Dülmen, una raza silvestre de origen alemán que no pasa la altura de los 132 cm y tiene un aspecto físico bastante tosco y salvaje.

Existen unos pocos ejemplares que viven en cautividad, y a estos se les suele llamar Dülmen, mientras que al que vive en estado salvaje se le dice poni salvaje de Dúlmen.

Hoy día, la raza es conservada en una especie de reserva que fue creada en 1850 por el duque Von Croy, quien se hizo cargo de ejemplares silvestres que han ayudado a la preservación de la raza.

Una vez al año, estos caballos son parte de una subasta pública, donde los machos jóvenes son vendidos como parte de una fiesta popular de esta región de Alemania.

Debido a su forma de cría, el poni Dülmen es un caballo resistente para soportar condiciones extremas; tienen un cuerpo robusto, una cabeza de tamaño medio y una melena un tanto exuberante, al igual que su cola.

  • Alzada: entre 125 y 135 cm
  • Capas: bayo, principalmente

Caballo Falabella

El caballo Falabella es un caballo pequeño que muchos suelen confundir con un poni; este caballo miniatura es producto del cruce de caballos criollos con un caballo purasangre inglés y un poni Shetland.

La raza debe su nombre a que fue desarrollada por la familia Falabella, en Argentina. Para el año 1893, ya esta familia había logrado establecer la raza formalmente.

Este caballo se caracteriza porque no sobrepasa los 80 cm de altura, tienen un cabeza de gran tamaño, y extremidades no muy desarrolladas. Su pelo es sedoso y largo, con un crin abundante.

Se le considera una raza de exhibición o decoración, pues no  posee habilidades para los deportes ecuestres ni sirve como caballo de monta, pues su articulaciones, huesos y extremidades son débiles.

Muchos los han utilizado como si fuera un perro de guía para personas ciegas. Este caballo es muy longevo, pudiendo vivir hasta unos 45 años; es una raza resistente ante climas extremos y posee un carácter dócil, mostrando mucha agilidad para socializar con los humanos.

  • Alzada: no pasa los 80 cm
  • Capas: todos los colores

Poni galiceño

El caballo galiceño es una raza originaria en México, pero de sangre española, pues aparecería cuando caballos españoles llegaron a América debido a los conquistadores. Su nombre es porque se cree que estos caballos españoles provenían de Galicia.

Más que un poni, es un caballo pequeño, que no pasa los 137 cm de altura. El caballo galiceño posee un andar muy rápido, y es un caballo resistente y dado al trabajo.

Es común que los niños se sientan atraído hacia este caballo, esbelto, con cruz pronunciada y un cuello musculoso, aunque corto.  En cuanto al color del pelaje, por lo general son negro, castaño o bayo.

Es una de las razas de caballos pequeños con buenas habilidades para el salto.

 

  • Alzada: entre 122 y 137 cm
  • Capas: negra, castaña y baya

 

Poni de los fiordos noruegos

El poni de los fiordos noruegos, también llamado caballo del fiordo, es un caballo de pequeño tamaño autóctono de Noruega, y su nombre no resulta extraño o asombroso, pues Noruega es un país con un poco más de 1200 fiordos; de allí, tomó su nombre.

Esta raza es una de las más antiguas de todo el mundo, y en sus inicios servía como caballo de trabajo en el campo, para carga o transporte. Se cree que hace unos 4000 años a. C. ya existía tu predecesor en Noruega, y que unos 2 mil años después se empezó a criar de manera selectiva.

Sea como sea, algo sí es cierto, y es que esta raza es una de las que más puras se ha conservado a lo largo de la historia.

Este caballo pequeño, se destaca por ser muy ágil; su cabeza es de mediano tamaño, con un cuello fuerte y un cuerpo musculoso. Su melena es gruesa y larga, y posee una raya negra por todo el dorso de su columna vertebral.

En cuanto al pelaje, este está asociado a un gen llamado ‘gen Dun‘, el cual es causante de que la raza posea tonalidades bronceadas o doradas en el pelo. Se reconocen 5 colores en los caballos del fiordo, aunque principalmente son de color dun marrón o bay dun, como también se le llama.

La raza es robusta y pesada, por lo que resulta perfecta para labores del campo, pero a la vez es muy ligera y habilidosa para montar y correr.

En cuanto a su comportamiento, estamos hablando de un caballo dócil, valiente, muy trabajador, fácil de conducir y adecuado para soportar climas extremos.

  • Alzada: entre 132 y 142 cm
  • Capas: mayormente marrón o dun marrón, dun gris, dun rojo, dun blanco y dun amarillo; estos dos últimos tonos son debido a al gen crema o dun blanco.

Caballo Haflinger

El Haflinger es un caballo también llamado Avelignese, que se originó en la región del Tirol, una región alpina entre Austria e Italia. Es un caballo muy adaptable, y se solía utilizar para labores de campo en las montañas escarpadas de esta región.

Hoy día, es uno de los caballos de turismo y excursionismo favoritos de la gente; en él hay un poco de sangre árabe, pero la raza fue desarrollada a partir de caballos tiroleses.

Este caballo de pequeño tamaño, no pasa los 152 cm, es siempre de tono alazán, con la particularidad de que sus crines son claras o blancas; su cuerpo, es robusto, con extremidades fuertes y una cabeza levemente cóncava.

Es una raza dócil, fácil de adiestrar, muy polivalente y que se destaca en el turismo ecuestre. Son longevos, pudiendo vivir hasta unos 40 años.

Hoy día, su cría se da en Alemania y Austria, obteniendo los mejores ejemplares de la región austriaca.

  • Alzada: entre 137 y 152 cm
  • Capas: siempre alazano

Poni Highland

El poni Highland es una raza de origen escosés y que es común en las tierras altas de las islas Británicases; es parte del grupo de caballos conocido como ponis de páramo y montaña, junto a los ponis Shetland y Eriskay.

En sus inicios, la raza fue desarrollada para labores de trabajo en las granjas de Escocia, como  transportar madera o cualquier otro peso. Hoy día, también son utilizados para el trabajo, pero el poni Highland combina esa faceta con el salto y el trekking, así como el enganche y la monta.

Esta raza no pasa los 147 cm de altura, posee un pelaje apto para resistir fríos intensos o para sobrellevar los suaves veranos de las tierras altas inglesas.

Su temperamento es agradable, siendo dócil para montarlo y mostrando serenidad durante el desplazamiento, aunque siempre es fuerte, decidido y un poco independiente.

Esta raza es fácil de mantener y no requiere de muchos cuidados, así como es longeva y sin enfermedades hereditarias.

  • Alzada: entre 132 y 147 cm
  • Capas: matices pardos, por lo general.

Poni Konik

El Konik es una poni originario de Polonia, y se originó en el siglo XIX.

Estos caballos vivieron en libertad en las tierras polacas, pero se proliferó la cacería de ellos, lo que estaba afectando la conservación de la raza, así que se decidió crear una reserva para los koniks.

Este caballo es robusto, con una cabeza grande y extremidades cortas; su pelaje es corto, pero sus crines son largas. Su cuello es corto y su pelaje suele ser  de tonos bayos o colores castaños, un poco grisáceos.

El konik es un caballo enteramente polaco, pues la raza se desarrolló con caballos polacos domesticados y yeguas silvestres, así que es una raza pura.

Debido a que gran parte de su vida transcurre en semi-libertad, es un caballo todo terreno, adecuado para cualquier clima o relieve, de mucho trabajo y gran resistencia. Es muy independiente, pero es fácil de manejar.

Hoy día, se ven varias manadas de caballos Konik en Lituania, Inglaterra, Holanda y, por supuesto, en Polonia.

  • Alzada: una media de 132 cm
  • Capas: baya y castañas

Poni Lewitzer

El poni Lewitzer es una raza originada en la Alemania post-guerra; específicamente, se desarrolló en Mecklenburg, en la finca Gut Lewitz, de la cual tomaría la raza el nombre.

Se crearía la raza cuando se andaba en busca de un poni perfecto para los niños, por lo que se decidió mezclar a los ponis Shteland y  del fiordo, con ejemplares purasangre, árabes y Trakehner.

Son caballos de mucha motivación, dóciles, ágiles y adecuados para la monta y la silla. Son píos, combinados en otras tonalidades.

  • Alzada: entre 130 y 148 cm
  • Capas: pías (alazana, castaña, negro)

Caballo de Mérens

El caballo de Mérens es originario del valle de Ariége, en la frontera entre España y Francia.

En sus inicios, la raza era únicamente para cargar leña y para trabajos en las minas, pero son muy habilidosos para el salto y para trepar, por lo que hoy día desarrollan también estas funciones, así como el turismo ecuestre y tiro ligero.

Su apariencia es rústica, fuerte y con mirada noble; es una raza fiable, fácil de manejar y muy resistente para el trabajo. Sabe conducirse con prudencia en relieves escarpados y se adapta a climas y condiciones extremas, aunque es sabido que los veranos de tierras bajas no son su clima favorito.

Posee una altura media de unos 145 cm, su cuello es de tamaño medio y bien equilibrado; tiene crines abundantes y levemente ondulados. Su espalda es algo larga y su grupa es redondeada. Por lo general, siempre son negros.

  • Alzada: entre 135 y 145 cm
  • Capas: negra

Poni de Mongolia

El poni de Mongolia o caballo mongolés, tal como lo indica su nombre, es originario de Mongolia; so origen, no se ha logrado definir de forma exacta, pero se sabe que esta caballo era popular entre los nómadas de las estepas centro-asiáticas 2000 años a. C.

Se ha dicho que desciende del poni Przewalski, el cual también ha dado origen a otras razas asiáticas, pero en los últimos años, esta hipótesis ha sido ampliamente refutada.

Como sea, el poni de Mongolia es una caballo de aspecto rústico, resistente a climas muy fríos y climas muy calientes, de cuerpo robusto, cabeza grande, crines muy largos y casos muy duros. Sin embargo, según la región de Mongolia donde se críen, ciertos aspectos varían, como por ejemplo su coloración.

Los pastores mongoles suelen atender a dos aspectos principales para la cría del poni de Mongolia, como son la velocidad y el color del pelaje.

La historia ha revelado el gran valor que tienen estos ponis para el pueblo nómada de Mongolia, pues ellos han aprovechado su leche, carne y piel; incluso, el caballo de Mongolia fue utilizado para expediciones militares.

 

  • Alzada: entre 122 y 142 cm
  • Capas: baya, con crines más oscuros

Caballo Mustang

El caballo salvaje de Norteamérica o caballo Mustang es una raza salvaje que se desarrolló en Norteamérica gracias a la llegada de los conquistadores españoles. Este caballo tiene sangre árabe, hispano – árabe y andaluza.

Estos caballos fueron protegidos por una ley estadounidense que se creó para evitar la cacería de ellos, pues al vivir en libertad lograban reproducirse de forma rápida (cada 5 años, aumentaba la población) y así el número de Mustang creció sobremanera, siendo un problema para el pasto del ganado vacuno.

El Mustang es un caballo pequeño, que cuando mucho llega a medir unos 158 cm de alto; es resistente y apto para soportar inclemencias climáticas.

Puede llegar a mostrar resistencia a la domesticación, pero con agilidad se le logra mantener cautivo. Es un caballo inteligente y con un gran instinto sobreprotector, que suele estar en manadas de 15 o 20 caballos más.

Todos los colores del pelaje son permitidos, incluyendo el pío.

 

  • Alzada: entre 135 y 158 cm
  • Capas: todas

Poni New Forest

El poni New Forest se originó en la localidad de este nombre, en Hampshire, Inglaterra; es una de las razas de ponis de páramo y montaña más populares de las islas Británicas.

Comparte hábitat con el ganado vacuno de New Forest, viviendo así en semi-libertad.

Se dice, que al inicio de la raza, muchas otras razas de caballos formaron parte de diversos cruces para lograr determinar un estándar para la raza, pero sería hasta el año 1891 cuando se lograría su mejoramiento.

Su morfología es variada, pero sí se ha determinado que no tenga una altura máxima a los 148 cm. En cuanto al color del pelaje, los tonos grises, castaños y bayos son los más comunes.

Algunos ejemplares grandes, suelen ser adecuados para montar los niños, incluso para cargar a los adultos.

El poni New Forest es bueno para el enganche, posee un carácter dócil, es sociable y fácil de adiestrar. Es una raza versátil y de mucha inteligencia.

 

  • Alzada: entre 122 y 148 cm
  • Capas: bayo, gris y castaño, primordialemente

Caballo Pottok

El caballo Pottok o Pottoka es una raza que se originó en País Vasco; es una raza rústica, muy útil para labores del campo en la región vasca. En dicha región, aún se le ve en estado semisalvaje.

Este caballo es pequeño, robusto, con un perfil recto en la cabeza, ojos almendrados, cruz poco destacada, cara recta, cuello fuerte, grupa inclinada, pecho amplio y extremidades potentes, aunque delgadas.

Los colores más comunes de pelaje son el negro y el castaño oscuro, mayoritariamente, aunque otros tonos son posibles.

El Pottok se destaca en la monta, el salto de obstáculos, la caza y los paseos. A pesar de estas habilidades y de los esfuerzos por preservar su raza, es un caballo en peligro de extinción.

  • Alzada: entre 120 y 148 cm
  • Capas: negra y castaña oscuro, predominantemente

Caballo de Przewalskii

El caballo de Przewalskii, también conocido como caballo salvaje mongol, es la única raza de caballos que vive por completo en estado salvaje en la actualidad.

Aunque no hay una historia exacta que cuente el origen del cabalo salvaje mongol, se estima que este caballo fue domesticado hacia el año 3000 a.C. Sí, es una de las razas de caballos más antiguas del mundo.

Una vez que esta caballo fue domesticado en Asia, de él se desarrollaron otras razas asiáticas, como el caballo mongol.

Su nombre, fue tomado del General Nikolai Przewalskii, un militar ruso que en el año 1878 estaba de viaje en Mongolia y fue quien lo descubrió. Durante el siglo XX, la raza pasó por momentos críticos, pues el caballo se popularizó en Europa y la cacería desatada tras la raza, casi hacía que el caballo desapareciera.

Fueron muchos los esfuerzos realizados, hasta que en 2011, el caballo de Przewalskii mejoró su estatus de ‘casi extinto‘ a ‘en peligro‘. Aunque no hay muchos ejemplares aún, los que hay están bien cuidados y protegidos.

La raza no pasa los 142 cm de alto, en su dorso posee una raya oscura o raya de mulo, con patas cortas, pelaje pardo y cascos fuertes. Una particularidad de esta raza, es que posee 66 cromosomas, cuando lo normal es tener sólo 64.

También, es un caballo longevo, pudiendo vivir hasta 36 años.

  • Alzada: entre 122 y 142 cm
  • Capas: generalmente, parda

Poni Shetland

El poni Shetland es originario de las islas Shetland, al noreste de Escocia; es una raza muy particular originada a partir de ponis de Dale con ponis escoceses.

Por muchos años, el poni Shetland era el único medio de transporte de estas islas y también servía como caballo de trabajo en las minas de carbón; se popularizó tanto y era tan atractivo para los peques de la casa, que los más adinerados acostumbraban a regalarles un poni Shetland a sus hijos.

De esta raza han surgido dos líneas: el mini Shetland y el poni Shetland original. Por lo general, la alzada de la raza oscila entre 80 y 107 cm.

De estas dos líneas, se diferencia un poni con cabeza larga y mucho hueso; y otro cuya cabeza es más pequeña y su estructura ósea es más ligera. En cuanto al color del pelaje, todas las capas son permitidas, menos la capa appaloosa.

Llama la atención su denso pelaje, el cual es muy útil para mantener al poni protegido durante el frío invierno o el seco verano.

Este poni longevo, que podría vivir unos 30 años con facilidad, es muy travieso, cariñoso y juguetón, motivos que hacen que sean un imán para lo niños.

  • Alzada: entre 80 y 107 cm
  • Capas: todas, menos la appaloosa

Caballo Sorraia

El sorraia es un caballo que se originó en la parte más occidental de la Península Ibérica, hacia Portugal, por lo que se considera un caballo primitivo portugués que ha sido de mucha influencia para otras razas de caballos más ligeros.

Su nombre se debe a que se originó específicamente en la región del valle de los ríos Sor y Raia, ambos afluentes del gran río Tajo.

Esta raza era utilizada para el trabajo, carga ligera, arado y otras actividades o labores del campo; es una raza versátil, de mucho trabajo y adecuada para soportar diversos climas. Posee ciertos rasgos físicos similares a los del caballo español prehistórico, como su cuello musculoso, con aires de elegancia.

Son caballos compactos, con una gran capacidad pulmonar y cascos gruesos y fuertes; son dóciles, enérgicos y no muy exigentes en cuanto a cuidados y mantenimiento. Además, esta raza es longeva.

Los colores bayos, grises y otras tonalidades oscuras, son típicas de la raza. Su cola y crines son bicolor.

El caballo Sorraia es un caballo en peligro de extinción.

  • Alzada: entre 140 y 148 cm
  • Capas: gris, bayo y tonos oscuros

Caballo Tarpán

El Tarpán o caballo salvaje euroasiático es una raza antigua que habitaba Europa y Asia; aunque se considera una especie extinta, parece ser que se ha logrado preservar algunos ejemplares en una reserva polaca, desde los años 20′ del siglo XX.

Una de las características más resaltantes de esta raza, son sus patas oscuras, así como su crines y su cola. También, posee una raya dorsal y medía unos 130 cm de altura.

Se han diferenciado dos líneas: el tarpán forestal y el tarpán de las estepas. El tarpán forestal o de los bosques, se veía en Europa Central,  Alemania y Polonia; mientras que el tarpán de las estepas era típico de las estepas rusas.

Como se sumaron muchos esfuerzos para lograr mantener la raza, se realizó una cría selectiva para tratar de conseguir razas que sean similares al Tarpán, y así se consiguió el caballo de Heck y un tipo de caballo de Konik, los cuales son considerados y promovidos como  tarpanes.

  • Alzada: en promedio, unos 130 cm
  • Capas: bayo

Caballos Welsh

En esta categoría hemos agrupado los tres tipos de caballos o ponis Welsh, originarios de Gales.

Primero, tenemos al poni Welsh Mountain, una raza mayormente torda, aunque es posible encontrarlo en todas las tonalidades, a excepción del pío. Su alzada oscila entre los 122 y 127 cm; en un principio, servía como caballo  de carga y silla, para transportar a los pastores de las montañas galesas.

Segundo, está el poni Welsh Cob, una raza de mayor tamaño, cuya alzada ronda los 140 – 152 cm. Este poni más grande, parece que tuvo influencia de sangre española, posee una cabeza bien formada, aunque pequeña, y un cuerpo que luce musculoso y fuerte. Su uso principal eran los trabajos agrícolas, la cacería de zorros y algunos usos militares.

El poni Welsh, es el poni original de esta raza desarrollada en Gales, la cual es producto de ponis locales que se cruzaron con ponis orientales; la sangre árabe, purasangre y la sangre española, forman parte importante de los Welsh.

Ya para 1902, se dividiría la raza en cuatros líneas principales; la Welsh originaria, la Welsh Mountain y Welsh Cob, que ya definimos; a esta, se le suma una línea miniatura del Welsh Cob.

Los caballos Welsh son adecuados para salto, enganche, monta y exhibición.

Caballo Tinker

El caballo Tinker, también llamado Gypsy Cob, es una raza asociada a los gitanos irlandeses; esta raza fue desarrollada por esta comunidad, que en el siglo XIX se vio en la necesidad de crear su propio caballo, adecuado para la monta o para tirar carros y como animal de carga.

Una de las peculiaridades del Tinker es que es un caballo muy fuerte y trabajador; su carácter es dócil, inteligente, dado a aprender y dejarse guiar. Resulta muy fácil de manejar y  no es agresivo.

En cuanto a su aspecto físico, su cuerpo es algo rechoncho, pero fuerte y con una musculatura bien marcada; la cola y las crines son muy abundantes y llamativas, y el color de su capa es muy diverso, aunque comúnmente se hallan Tinkers en capas negras, bayas o pías.

  • Alzada: entre 135 y 150 cm
  • Capas: diversas, como negra, pía o baya

¿Mula o asno?

Antes de culminar esta sección, quisiera que habláramos un poco del asno, pues muchos lo asemejan al caballo o la mula; y sí, hay ciertos aspectos físicos que son similares a los del caballo, y no es para menos, pues los asnos son de la misma familia de los équidos o equinos.

El asno también es llamado burro, cuyo nombre en latín (tardío) hace alusión a un caballo pequeño. Su origen se ha ubicado en el norte de África, pero es un animal ampliamente esparcido por todos los continentes.

Su aspecto físico guarda ciertas similitudes con los del caballo, pero sin duda alguna algo que destaca en el burro son sus largas orejas, mucho más notables y grandes que las de un caballo.

De manera general, el asno es de color gris, pero se puede encontrar en otras tonalidades, como negro o castaño, por ejemplo. Existen burros de varias categorías, según la medida de su alzada.

El burro normal, tiene una alzada de unos 135 cm, aunque existen líneas de burros mayores a 135 cm (considerados grandes) u otros enanos, que no pasan los 105 cm. Por estas medidas, quisimos incorporarlos en la sección de caballos pequeños o ponis.

Los burros suelen vivir más que los caballos; en cuanto a las mulas, estas son producto del cruce entre un burro y una yegua. Las mulas son muy parecidas a los asnos, y tienen esa misma fuerza de trabajo y aspecto rústico que caracteriza a los burros.

Es normal que las mulas envejezcan más y más rápido de los caballos, pues debido a su procedencia, existen algunos factores genéticos que causan esta anomalía repentina en ellas. También, debes saber que las mulas no pueden reproducirse, otro aspecto genético o cromosómico heredado al unir una yegua con un burro.

La famosa línea de mula que tiene la mula,el asno y algunas razas de caballos, es una de las razones por las que la gente a veces no puede diferenciar el tipo de animal que tiene ante sus ojos.

Caballos de sangre fría

Los caballos de sangre fría, caballos de tiro o caballos pesados, no deben su nombre a la temperatura de su sangre, sino a su temperamento, un poco más pasivo, tranquilo y equilibrado que el de los caballos de sangre caliente.

Estos caballos son muy pesados, pudiendo alcanzar hasta los 1000 kilos, lo que les hace ser perfectos para trabajos en el campo arduos y extensos. Algunas labores comunes de estas razas, es cargar troncos, arar o hasta enganchar carros muy pesados. El paseo también es una de sus actividades predilectas.

Son caballos muy musculosos, resistentes y pacientes para seguir al pie de la letra las labores de trabajo que se le impongan; muchos de ellos, también son criados para aprovechar su carne.

Debido a su galope rápido e innata resistencia, los caballos de sangre fría son confiables para excursiones, equitación de recreo o para largas caminatas; en estos casos, el caballo se mostrará tranquilo y cómodo, sin que pueda haber preocupación por reacciones agresivas que cause algún accidente a sus jinetes.

Algunas razas de sangre fría muy populares son la Clydesdale, el caballo de tiro belga o el poni de los fiordos noruegos.

Ardenes

El caballo ardenes representa una de las razas de caballos de tiro más antiguas que hay; la raza se originó en un departamento francés conocido como Ardenas, del cual tomaría du nombre.

Esta raza, tal como se conoce en la actualidad, tienen su origen asociado al siglo XVIII, pero se sabe que sus ascendientes directos son muchos más antiguos, de la época de la Antigua Roma, la Roma Imperial.

Hace muchos, muchos años, el caballo ardenes, cumplía labores de trabajos de campo, para el transporte de cargas pesadas, para producir carne y hasta para mejorar otras razas. De hecho, se sabe que el ardenes ha servido como raza originaria de muchas de las principales razas de caballo de tiro Europeas.

Estos caballos, son criados en Francia, Bélgica y Luxemburgo, y son muy apreciados debido a su increíble habilidad y disponibilidad para el trabajo. Por lo general, su peso oscila entre los 700 y los 1000 kg, y su alzada no es mayor a los 163 cm.

En cuanto a los demás caballos de tiro, se puede decir que el Ardenes es una raza intermedia, ni la más grande, ni la más pequeña; tampoco la más pesada, ni la más ligera.

  • Alzada: entre 152 – 163 cm
  • Capas: muy variadas, torda, alazana, castaña, ruana

Caballo boloñés

El caballo de tiro boloñés toma su nombre de la región francesa de Boulogne,donde se originó. También se le llama simplemente, caballo boloñés.

Este caballo de aspecto un poco tosco, buena musculatura y una gran resistencia, es una de las razas más hermosas y atractivas del mundo; posee cierta elegancia, de la cual se ha afirmado que corresponde a la influencia del caballo de sangre andaluz y del árabe, en él.

Como sea, su cuerpo es ancho, con una grupa doble, pecho recto y amplio, potentes extremidades y una cabeza corta, con ciertos aires de elegancia, típico de los caballos orientales.

En la antigüedad, el caballo boloñés servía para transportar pescado en su región de origen, pudiendo recorrer un poco más de 100 km sin mostrarse agotado o reacio a continuar con su trabajo.

Por lo general, el boloñés es un caballo castaño, alazán o tordo, pero pueden existir otras variantes o tonalidades en la raza, de la cual se han diferenciado dos líneas; una, de un caballo bajo, adecuado para cargas pesadas; y otra, de un caballo más ligero, apto para el trote. Esta última línea parece casi extinguida.

  • Alzada: entre 155 y 160 cm
  • Capas: alazán, castaño, tordo, entre otras

Caballo Bretón

El caballo Bretón es una raza originada al noroeste de Francia, en la Bretaña Francesa, a inicios del siglo XIX. Esta raza era utilizada en labores de tiro y en agricultura, pues el caballo Bretón es pesado y dedicado al trabajo, pero con mucha docilidad e inteligencia,  por lo que resultaba muy atractivo para el trabajo cotidiano y también para diversas disciplinas ecuestres.

El Bretón es producto de la mezcla de varias razas europeas, y hoy día se han logrado diferenciar dos líneas de bretones. Una más ligera, más rápida, que aparecería debido a la sangre de árabe y purasangre, pero que se ha considerado como caballo de silla francés, más que una variedad bretona.

La otra línea, es la que la mayoría reconoce como caballo Bretón, la cual es pesada y es muy atractiva para el aprovechamiento de su carne.

La alzada promedio del Bretón es de unos 158 cm, pero puede llegar hasta una altura de 163 cm. Su pelaje no es muy diverso en cuanto a coloración, sino que por lo general estos caballos son castaños, encontrándose también en tonalidades grises, azul ruano o rojizo.

Caballo Clydesdale

La raza Clydesdales es originaria del Valle de Clyde, en Escocia; surge, debido a la necesidad de contar con caballos pesados, capaces de tirar mucho peso para la construcción y mejora de las carreteras de esa región.

En un principio, se utilizaron yeguas escocesas con sementales flamencos y un poco de la raza del caballo Shire, para desarrollar la raza, pero hacía falta un poco más de poder, y esto se consiguió agregando sangre de sementales frisones. El resultado no podría haber sido el mejor, pues se logró desarrollar una raza de grandes potros, fuertes e imponentes, que ayudaran a las labores demandadas en aquella época.

Para el año 1826, la raza Clydesdale era popular para las labores de transporte y agricultura, y de esta forma sería conocida la raza el norte de Inglaterra. Llegada la Primera Guerra Mundial, la población de caballos Clydesdale fue gravemente afectada, y se consideraba en peligro de extinción, pues la mecanización y el uso de caballos para labores bélicas, rebajó en gran manera, el número de estos ejemplares escoceses.

Este caballo suele tener una alzada entre 163 y hasta 183 cm, con un pelaje normalmente alazana, baya, castaña, ruana, negra y mora. También en blanco. Tiene un aspecto imponente, aunque no es tan musculoso, pero con ciertos aires de elegancia y mucho dinamismo.

  • Alzada: entre 163 y 183 cm
  • Capas: alazana, ruana, castaña, baya, blanca, mora y negra, por lo general

Caballo Freiberg

La raza Freiberg es una raza originada en la región de Jura, en Suiza; se trata de caballos de talla media que no pasan los 650 kg de peso y cuya alzada está entre 150 y 160 cm.

Esta raza suiza suele ser torda o alazana, en cuanto al color de sus capas; su cuerpo es fuerte, aunque pequeño, con un cuello corto y una cabeza al estilo árabe.

Este caballo de sangre fría, es muy útil para la silvicultura y otras actividades agrícolas; es una raza fácil de manejar, sociable y adiestrable.

Se le utiliza para la monta, el enganche, para actividades terapéuticas de personas con discapacidades y también para producción de carne.

  • Alzada: entre 150 – 160 cm
  • Capas: alazana o torda

Caballo Belga de tiro

El caballo belga  de tiro es una de las razas más genuinas que hay; se originó en Bélgica, como lo sugiere su nombre, y existe desde el siglo XVII. Esta raza también se conoce Brabante.

En el año 1886 se creó la primera yeguada para la cría y cuidado de esta raza tan particular y, desde entonces, el país ha sido muy elogiado pos sus esfuerzos por conservar esta raza, la cual tuvo una caída luego de la Segunda Guerra Mundial, cuando ya los caballos pasarían a un segundo plano en cuanto a transporte.

Sin embargo, el caballo de tiro belga es una de las razas más buscadas a nivel mundial debido a las características físicas de estos nobles equinos, y a que ya quedan sólo unos pocos ejemplares de ellos, lo cual ha afectado su cría y ha conllevado a juntar caballos de la raza con grados de consanguinidad muy cercanos, apareciendo graves problemas de salud en estos équidos y desmejorando ciertos aspectos importantes que caracterizan a la raza belga.

El caballo belga  de tiro es descendiente del Ardenés y de buen humor, de carácter vivaz y noble, pero de mucho coraje. Se ha afirmado que en los inicios de esta raza existieron tres variedades de caballos de este tipo y en la Edad Media se le llamaba caballo de Flandes.

Posee una altura entre 160 y 170 cm, aunque no se ha definido la medida a la altura de la cruz con exactitud. Es un caballo fuerte, de perfil recto y quijada cuadrada; con cuerpo bien proporcionado.

Es una raza con cuello corto, musculoso y arqueado, sobre todo en los ejemplares machos; posee una frente recta y más fina que su cuerpo, con una espalda corta, pero ancha. Su piel es muy gruesa, apta para soportar los cambios inclementes de los climas europeos.

Su pelaje es denso y largo; su capa más externa suele mojarse y soportar las altas temperaturas, mientras que su capa interna permanece seca y le mantiene calentito. Su piel se pone más gruesa en la temporada de invierno. El color café es la tonalidad más común en esta raza belga, pero se hallan en otros colores.

El caballo de tiro belga es un animal muy alerta e inteligente; le gusta ingerir grandes cantidades de comida, por lo que es necesario cuidar su alimentación.

Por ejemplo, si se le utiliza para trabajar en el campo, es común suministrarle comida energética en mayor cantidad para que pueda soportar las faenas diarias, pero si no es un caballo de trabajo, alimentarlo con paja podría ser suficiente.

Claro, como todos los caballos, requiere de cuidados básicos que incluyan limpieza, salud y comodidad para dormir en los establos. Pero en esto podrá ayudarte el veterinario.

  •  Alzada: 165 – 170 cm
  • Capas: color café o castaño, principalmente; alazano, zaíno, ruano azul, ruano alazán gris.

Caballo Percherón

El caballo percherón es originario de Normandía, en el noroeste de Francia. Su nombre lo toma de la provincia de Le Perche, donde específicamente se desarrolló esta raza.

Se le considera un caballo medieval, muy asociado a la sangre árabe, y es una de las razas de caballos más grandes e imponentes que hay, cuyo peso puede llegar hasta los 1200 kg y su alzada es de hasta 190 cm (aunque en pocos casos).

Este caballo corpulento y resistente, ha cumplido muchas tareas a lo largo de la historia, y se ha logrado mantener su cuerpo sólido, macizo y bien desarrollado que le caracterizó desde sus inicios.

El arado, el tiro, actividades bélicas y trabajos en el campo son sólo algunas de las tareas que ha adoptado el caballo Percherón a lo largo de los años, demostrando así que es un caballo versátil y que puede desarrollar casi cualquier trabajo que se le asigne.

Su cuerpo es levemente arqueado, es muy ancho y tiene músculos bien desarrollado; su grupa es redondeada, con una cabeza alargada, crines abundantes, orejas cortas, ojos grandes y perfil recto.

En cuanto a su carácter, es inteligente, enérgico y muy trabajador, No es difícil de conducir ni se muestra agresivo.

El caballo percherón ha sido uno de las caballos franceses más apreciados, y es una de las razas de caballos de sangre fría más populares de Francia.

  • Alzada: entre 160 y 180 cm, aunque algunos han logrado unos pocos cm más
  • Capas: gris y negro en distintas variaciones de tonos

Caballo Black Forest

El caballo Black Forest es una raza de caballo de tiro originada al sur de Alemania, específicamente en los bosques de Baden-Wurtemberg. En 1896, la raza fue formalizada y se logró definir un estándar para ella.

El Black Forest es una raza antigua que en el siglo XVII cumplía importantes labores de silvicultura y agricultura. Hoy día, es popular como caballo de entrenamiento, ocio o de monta, aunque en Alemania sigue ayudando en las labores campesinas.

Este caballo es apto para resistir climas extremos, como los fuertes inviernos alemanes. No pasa los 160 cm de altura y pesa entre 460 y  650 kg, tiene una grupa ancha, cabeza corta y cascos gruesos y fuertes.

  • Alzada: entre 150 y 160 cm
  • Capas: castaña o alazana, con sus crines rubios

Caballo Schleswig

El caballo Schleswig es un caballo originario de la provincia de Schleswig, al noroeste de Alemania. Región que antes pertenecía a Dinamarca, por lo que este caballo posee sangre del famoso Jutlandés danés.

Este caballo es muy buscado y apreciado como caballo de labor o caballo de trabajo, lo que ha hecho que su población peligre en cuanto a la cantidad de ejemplares disponibles. Se le considera un caballo de sangre fría de tamaño y peso medio, cuya alzada no pasa los 165 cm. Su capa es, de manera general, castaña, con los crines y la cola tirando al rubio.

La raza Schleswig es una raza trabajadora, enérgica y fácil de conducir.

  • Alzada: entre 150 y 160 cm
  • Capas: castaños, por lo general, pero también pueden ser bayos o tordos

Caballo Shire

La raza de caballos Shire es originaria de Reino unido y es una de las razas de caballos más importantes en todo el mundo; se trata de caballos grandes, que pueden medir hasta unos 190 cm, convirtiéndose así en la raza de mayor alzada.

Su cuerpo es imponente, compacto, con una espalda fuerte, mandíbulas enormes y un peso de unos 850 kg, en los ejemplares machos. Tiene un peculiar pelaje en sus cascos y su pelaje es blanco, negro, tordo o castaño.

En cuanto a su carácter, los Shire son caballos dóciles, voluntariosos y nobles. Su imponente aspecto físico contrasta con su carácter afable y facilidad de conducción. No es muy veloz, pero sí muy fuerte.

En la actualidad, se le ve en las labores de campo, en ferias y en eventos ecuestres; su cría es popular en Alemania, Nueva Zelanda, Australia, Canadá, Estados Unidos y algunos países de Europa.

  • Alzada: entre 180 y 190 cm, aunque algunos han logrado los 200 cm
  • Capas: Negro, tordo, bayo

Caballo Barroco

El grupo de razas de caballos barrocos,más que una distinción meramente tipológica, corresponde a un grupo de caballos que guardan entre sí ciertas características físicas, las cuales les hacen ser caballos perfectos para la doma clásica.

Si no lo sabes, la doma clásica es un deporte ecuestre o una competencia de equitación donde cada caballo debe ser capaz de realizar ejercicios según las órdenes que le de su jinete; para tales ejercicios, se requiere de equinos equilibrados, elásticos, ágiles y lo suficientemente entendidos como para ejecutar las órdenes.

Si bien los caballos barrocos poseen aspectos físicos únicos, adecuados para la doma clásica o passage, también requieren de un buen entrenamiento para lograr desarrollar esas habilidades requeridas.

De manera general, se llama caballo barroco a todo caballo esbelto, con buena osamenta, pero sin que sea pesado o robusto, de espalda corta, cuello y pecho anchos, cabeza acarnerada, grupa prominente y patas fuertes.

El término de ‘caballo barroco’ nació debido a que en las populares pinturas de los siglos XVII y XVIII, del arte barroco, se solía pintar caballos con estas características morfológicas que acabamos de definir, como el caballo lusitano o el caballo andaluz, por ejemplo.

El caballo barroco no es un caballo apto para dar largas caminatas, pues no es muy resistente ni veloz; aunque tiene buena aptitud y no se le considera agresivo, puede ser un poco tosco para ser montado, por lo que se requiere de que el jinete no sea un inexperto o muestre inseguridad al intentarlo.

Sus movimientos, podrían ser fuertes y un poco desafiantes para cualquier jinete.

Caballo Andaluz o PRE

El caballo andaluz o PRE, pura raza española, es una raza con sello español, que se originó en Andalucía y que se considera muy antigua, al punto en que ha servido para ayudar a desarrollar otras razas en Europa y América.

Durante el Imperio Romano, el caballo andaluz fue muy respetado y logró popularizarse, pero hay evidencias históricas de que este caballo ya existía algunos siglos antes de la época romana. Ya para el siglo XVI, se apreciaba tanto la raza, que por decreto real se prohibió el cruce del caballo andaluz con otras razas, para así preservar su pureza.

Vale la pena destacar, que en este siglo se crearon las Caballerizas Reales de Córdoba, donde se originó la raza del caballo andaluz.

Este caballo, dócil, inteligente y muy expresivo, tiene una cabeza mediana, con un cuerpo en el que se hace visible su buena osamenta, así como crines espesas y una gran cola, con ondulaciones. Es un caballo que vive entre 20 y 35 años.

El caballo andaluz es criado, principalmente, en España pero hay yeguadas en otras partes del mundo; las yeguas de la raza, se crían obligatoriamente en semilibertad.

Se le suele ver al caballo andaluz como un perfecto caballo de paseo, en la doma vaquera, la doma clásica y el rejoneo; este último deporte, tan popular en España.

  • Alzada: entre 155 y 162 cm
  • Capas: frecuentemente torda, pero todas las tonalidades se aceptan

Caballo Bereber o berberisco

Los pobladores de Magreb, en el norte de África, llamados bereberes, eran un pueblo popular por ser grandes domadores de caballos, y se cree que esta raza fue desarrollada por ellos, de la cual tomaría su nombre.

En cuanto a la historia europea de la raza, no se puede afirmar con exactitud cómo se expandieron estos caballos, pero se ha dicho que el caballo Bereber y el caballo andaluz guardan muchas similitudes y tienen un pasado muy conectado.

Al parecer, este caballo del norte africano, llegaría a España durante la invasión árabe, y en ese entonces se realizaron muchos intercambios desde Andalucía hacia África, y viceversa. Por esto, muchos estudiosos de las razas españolas, dicen que el caballo bereber fue el que le dio origen al caballo andaluz y a otras razas europeas.

Este caballo, es un caballo de mediana alzada, con cuerpo corto, un peso que no pasa los 550 kg, cabeza estrecha y de perfil convexo, cuello musculoso y una grupa inclinada. Al igual que sus amigos cercanos, los caballos árabes, posee sólo 5 vértebras lumbares.

Durante los siglos XVI y XVIII, este caballo fue muy popular en la alta escuela y la doma clásica, llamado la atención de muchos jinetes profesionales que querían utilizarlos para diversos deportes ecuestre de la época medieval, y para desarrolladores de razas equinas, quienes no dudaron en usar la sangre del caballo berberisco para mejorar otras razas, o dar origen a otras nuevas, como por ejemplo el caballo berberisco – árabe, producto del cruce con el caballo árabe puro.

  • Alzada: entre 150 y 160 cm
  • Capas: castaño, negra, alazán, liart

Caballo frisón

El caballo frisón es un caballo muy llamativo debido a su oscuro pelaje,el cual le da ciertos aires de imponencia y fuerza; esta raza es originaria de Países Bajos, específicamente de Frisia, una región ubicada entre Alemania y Países Bajos.

Es una raza muy antigua, pues se sabe que hacia el 150 d. C., ya se usaba este caballo para labores bélicas. En el siglo XVII, el frisón era un caballo común en la equitación europea, al igual que el PRE.

Y en los dos siglos siguientes, su uso se limitó a la región de Frisia, pues las casas reales europeas fueron en decadencia, haciendo que con ellos también fuera cayendo la fama de la raza.

Ya para finales del siglo XIX y durante todo el siglo XX, el caballo frisón se vería en severos apuros, pues no resultaba muy útil para las labores en el campo, típicas de Países Bajos, por lo que los granjeros se decidieron por razas autóctonas con mayor rendimiento en este tipo de trabajos, o realizaron cruces de frisones con caballos más fuertes y resistentes, haciendo que la raza se viera afectada.

Hoy día, la cría del caballo frisón está muy extendida en el oeste europeo, Estados Unidos, Canadá, Australia, Japón y Sudáfrica, pero cada ejemplar debe pasar ciertos rigurosos estándares para ser aceptado como un ejemplar registrado de la raza frisona.

Por lo general, no se admiten caballos en este registro que sean menores a 3 años, pues durante este tiempo son sometidos a intensas pruebas para probar  que son caballos que se reprodujeron guardando las mejores características del caballo frisón, como un trote amplio y extendido, adecuado para la monta y el enganche.

En cuanto a su aspecto físico, no se admite mancha alguna en su pelaje, el cual siempre es de color oscuro, en tonos negros, azabache so castaño oscuro; su cabeza es algo alargada, con unas orejas pequeñas y un tórax ancho. Su espalda es larga y tiene un cuello fuerte, con aires de elegancia. En resumen, el caballo frisón luce un rígido corporalmente, pero al andar, se le va caminar de forma equilibrada y armoniosa.

  • Alzada: entre 165 y 175 cm
  • Capas: negra o azabache

Caballo Kladruber

El caballo Kladruber es un caballo procedente de Bohemia, una de las tres regiones de República Checa; este caballo fue desarrollado por la Casa de Hasburgo  y tiene una historia de 400 años.

De hecho, los primeros ejemplares de la raza eran estrictamente destinados a tirar de los carruajes reales.

La raza se desarrolló a partir de diversas razas, como la italiana, andaluza, danesa, irlandesa, holstein, oldenburg y, por supuesto, de caballos locales checos. Hoy día, se limita a caballo únicamente de colores negro y gris, pero antes las tonalidades eran muy variadas.

La yeguada real, en la que se inició la cría selectiva de esta raza, fue considerada en 1995 como Patrimonio Cultural de República Checa.

El caballo Kladruber es un caballo fuerte, con potentes hombros, cuello largo y un cuerpo más o menos redondeado; su cola y crines son del mismo tono que su pelaje, y suelen ser muy abundantes.

De manera general, este caballo es dócil, tranquilo y muy inteligente; resulta útil para la doma clásica, la monta y para tirar de los carruajes, sobre todo en eventos populares o locales.

  • Alzada: entre 162 y 170 cm
  • Capas: negra y gris

Caballo Knabstrup

El caballo Knabstrup o Knabstrupper es una raza de origen danesa, que aparecería en 1812 en Dinamarca.

Su mayor característica física es que su pelaje es moteado, aunque se pueden observar variedades de él. Sin duda alguna, es una de las razas de caballos más espectaculares que hay, la cual se desarrolló a partir de un semental unicolor con una yegua con pelaje con manchas de leopardo.

El caballo Knabstrup tiene una alzada entre 157 y 163 cm, es de espalda larga y cabeza acarnerada; guarda muchos aspectos típicos de los caballos barrocos y también se le puede encontrar en una variedad más pequeña, conocida como poni Knabstrup, la cual no pasa los 147 cm.

El pelaje o tipo de capa, por ser tan original, puede ser un tema complejo, pero por lo general se considera un resultado genético debido al apareamiento entre la yegua y el semental que dieron origen a la raza. Esta variación genética es llamada ‘complejo de leopardo‘.

La raza Knabstrup es popular para la monta, la doma clásica, el salto, para entremetimiento en actividades circenses,  para conducción y halar carruajes.

Sin embargo, a pesar de que estamos frente a una raza muy única y visualmente atractiva, con muchas ventajas físicas y adecuada para diversas actividades y deportes, no hay muchos ejemplares a nivel mundial, y en el año 1970 se realizaron esfuerzos para lograr evitar su extinción.

Aunque hoy día se le ve presente en Suecia, Nueva Zelanda, Holanda, Reino Unido, y muchos otros países, no hay un gran número de población de esta raza.

  • Alzada: entre 157 y 163, con los ponis que no pasan los 147 cm
  • Capas: moteada, en diversos patrones

Caballo Lipizzano

El lipizzano es un caballo originario de Eslovenia; esta raza fue desarrollada a partir de 1580, más o menos, cuando se fundó la yeguada original. La raza aparece a partir de típicos caballos del Carso o las mesetas kársticas de la región de Lipica, los cuales fueron mezclados con caballos napolitanos, españoles, Kladruber y árabes.

En el año 1986, se creó un asociación formal para la cría de los caballos lipizzanos; a pesar de que en la actualidad apenas hay unos 6000 ejemplares de esta raza, se puede decir que la raza está ampliamente distribuida por todo el mundo. Eso sí, la mayor parte de este remanente de lipizzanos, son sementales.

El caballo lipizzano tiene un cuerpo típico de un caballo barroco, con cabeza acarnerada, cuello de cisne, espalda muy larga, grupa pronunciada y recta, y articulaciones fuertes.

Se le considera un caballo longevo, cariñoso, dócil, con mucha capacidad y disposición para aprender, paso armónico y bueno para el tiro.

Una de sus particularidades, es que nace de color negro o bayo (oscuro), pero a medida que crece, su pelaje cambia, se aclara, y tiende a ser gris claro, casi blanco.

  • Alzada: entre 155 y 160 cm
  • Capas: color gris claro o blanco

Caballo lusitano

El caballo lusitano es un caballo barroco por excelencia, que suele ser comparado con el caballo andaluz; además, se le considera el caballo de montar más antiguo del mundo. El nombre de la raza se debe a que este caballo se originó en Lusitania, una región portuguesa que estuvo anexada al Imperio Romano (en su época).

Se cree que su raza fue desarrollada a partir de caballos ibéricos autóctonos cruzados con algunos caballos de oriente y el norte africano.

Este caballo ibérico es de mediana alzada y aunque hoy es utilizado en la doma clásica, el rejoneo, la monta, el turismo ecuestre, entre otras actividades, antes también sirvió como caballo de guerra, y se le consideraba una raza de gran velocidad y destreza para desplazarse.

El lusitano es un caballo compacto, con potentes cuartos traseros, pecho ancho, una grupa inclinada o descendente, cuello arqueado y, por supuesto, con cola y crines abundantes.

En cuanto al comportamiento, el lusitano es un caballo noble, flexible y dócil, aunque a veces puede ser voluntarioso y un poco independiente. Es una de las razas más amadas por quienes son seguidores fieles de los caballos barrocos.

 

  • Alzada: entre 150 y 160 cm
  • Capas: palomino, cremello, castaño y gris

Caballo de ambladura

Los caballos de ambladura tienen la particularidad de ser caballos que se desplazan con un movimiento en dos tiempos, aunque otros suelen definirlo como un movimiento lateral de cuatro tiempos. El caso es que hay un grupo de caballos que no sólo trotan, galopan y van de paso, sino que se mueven mediante las dos extremidades de cada lado.

A ver si aclaramos un poco más el asunto, la forma normal o típica de caminar de un caballo es moviendo primero el miembro anterior derecho, y luego el posterior izquierdo; sigue con el anterior izquierdo, y ahora va con el miembro posterior derecho.

Trata de visualizarlo. ¿está más claro verdad? Bueno, en el caminar de los caballos ambladores, parece que estos mueven ambos miembros (anterior y superior) de un mismo lado, a la vez; o casi a la vez.

En pocas palabras, se mueven moviendo la pata delantera y la trasera, del mismo lado, a la vez.

Para muchos, este es un gran defecto en su caballo, pero esta particularidad hace que los caballos de ambladura protagonicen movimientos impresionantes en los concursos ecuestres; además, son perfectos como caballos de paseo, excursionismo ecuestre en relieves fuertes y para largos viajes. Eso sí, no sirven para el salto o la doma clásica; eso es mejor dejárselo a los caballos barrocos.

Se cree que los caballos ambladores aparecieron por primera vez en Inglaterra, por allá en el año 850, y que el paso suave que distingue a este grupo de caballos no es más que producto de un defecto o anomalía genética.

Un gen que hace que el equino coordine perfectamente sus miembros laterales.

Algunos estudios, que han surgido para tratar de descubrir cuándo apareció esta anomalía en los caballos, han mostrado que surgió en la época medieval y que no sólo era popular en los caballos ingleses, sino también en los ejemplares de Islandia. Probablemente, los vikingos llevaron caballos ambladores hacia este país, durante sus viajes a Inglaterra.

Caballo Aegidienberg

El caballo Aegidienberg es una raza originaria de Alemania que apareció al cruzar el pequeño poni de Islandia con un caballo paso peruano; el resultado fue el robusto y poderoso caballo Aegidienberg, el cual tiene una alzada mayor a la del poni islandés, pero conserva gran parte de su aspecto físico. 

La raza no es muy antigua, sino que fue apenas en el año 1994 cuando se registró. Este caballo de ambladura tiene pelo y crines abundantes, su paso llano es seguro y equilibrado y es de tamaño mediano.

  • Alzada: entre 140 y 150 cm
  • Capas: todas

Caballo American Saddler

El caballo American Saddler, también es conocido como Kentucky Saddler o Virginia Saddler, pues se originó en Kentucky, Estados Unidos, en el siglo XVIII.

La raza surgió gracias al cruce de un caballo de paso canadiense con un caballo Narragansett; el producto, fue este espectacular caballo de paso cuyos colores de pelaje suelen ser oscuros.

El American Saddler es un caballo amblador que se usaba anteriormente en las plantaciones campestres, pero hoy día se le ve muy cómodo y ostentoso en las exhibiciones, como caballo de arrastre.

Su pelaje, fino, brillante y suave, junto con un hocico delicado, una cola de alta inserción y un cuello alargado, le hace ser una de las razas americanas más elegantes y versátiles en cuanto al paso, el trote, medio galope, paso lento y rack.

Han existido varios caballos American Saddler famosos, en las populares series de TV americana, por lo que es una raza conocida y amada por la mayoría desde  los años sesenta, en adelante.

En 2001, salió al aire una serie emitida por la ABC Television, la cual se llamaba ‘The Saddle Club‘, y contaba la historia de un pequeño grupo de amigas que amaba la equitación; esta serie fue producida en Australia y Canadá, y allí se vieron a caballos American Saddle como protagonistas.

Caballo islandés

El caballo islandés o poni de Islandia es un pequeño caballo autóctono de Islandia que parece proceder de caballos escandinavos de los siglos IX y X. Es una raza ampliamente extendida en varios países de Europa, y también en Estados Unidos.

Este pequeño caballo islandés es usado en Islandia para trabajar en el campo, para deportes ecuestres, consumo de carne y en exhibiciones. Es un hermoso caballo de ambladura que posee todos los modos de andar común de este tipo de caballo, más dos modos extras, el tölt (un paso de gran velocidad, muy cómodo para el jinete) y el skeid (un paso volador que alcanza los 56 km/h).

Posee un aire único y envidiable, que pocas razas tienen, y es común que hayan caballos de Islandia de dos tipos, por decirlo de alguna forma: los caballos de cuatro aires y los caballos de cinco aires.

Estos caballos no pasan los 145 cm de altura, por lo que para muchos es más un poni que un caballo; es un caballo sano que muestra valentía, docilidad y facilidad para ser montado. Es fácil de mantener y es cariñoso.

Una particularidad de los islandeses, es que ellos han determinado que ningún caballo de esta raza que salga fuera del país puede regresar, ni siquiera aquellos que lo hagan por alguna competición, pues de esta forma tratan de preservarlos lo más puros y sanos posibles. A

Aunque existe una buena población de caballos islandeses distribuida por diversos continentes, en el año 1780 la raza peligró, pues como Islandia es una isla de origen volcánico, en ese año el Volcán Laki volvió a hacer lo suyo, y disminuyó a casi la mitad, la población de estos caballos.

  • Alzada: entre 130 y 145 cm
  • Capas: todas

Caballo Mangalarga marchador

El caballo mangalarga marchador es originario de Brasil y su raza se empezó a desarrollar en el siglo XVIII.

Este caballo de tamaño mediano, es producto del cruce de yeguas brasileñas que descendían de ejemplares bereberes y de Portugal, con otras razas, en busca de conseguir un caballo de trote llano y suave, pero que fuera apto para la topografía brasileña.

El mangalarga marchador es un caballo cuya altura ideal es de 152 cm; posee un pelaje muy bonito y sedoso, en varios tonos, aunque el estándar de la raza no admite todos los colores, como por ejemplo el appaloosa. Su espalda es larga, con una grupa inclinada, cabeza triangular y unos cuartos traseros prominentes y con buena musculatura.

Este caballo suele ser dócil, dulce y perfecto para cualquier actividad ecuestre de ocio. Se destaca por poseer dos trotes únicos, conocidos como marcha batida y marcha picada; esta última, es la más suave o delicada.

 

  • Alzada: entre 147 y 152 cm
  • Capas: muchas, pero no appaloosa

Caballo paso peruano

El caballo de paso peruano es un caballo considerado Patrimonio Cultural de Perú; se trata de una raza popular entre los peruanos, que desciende de los caballos ibéricos que fueron introducidos en el continente americano por los conquistadores españoles.

Esta raza es una de las más hermosas y eficientes del mundo; es una raza de ambladura por excelencia, cuyo aspecto físico e imponente, pero sin  parecer intimidante.

El caballo de paso peruano ostenta una espectacular musculatura, con una postura elegante y con aires de sofisticación; sus movimientos al andar, son perfectos, casi extraordinarios, con un trote muy suave y muy coordinado. Este paso llano, es su ritmo destacado.

El caballo paso peruano suele ser de color castaño, la mayoría de las veces, pero el alazán también es común, así como otras mezclas. Es una raza fácil de montar, resistente, apta para el trabajo, perfecta para las topografías del norte peruano, amigable y dócil.

Aunque la raza fue desarrolla hace unos 4 siglos atrás, se han realizado muchos esfuerzos para mejorarla a lo largo de los años, hasta que se consiguió este caballo de paso que los jinetes aman debido a su suavidad al andar y a lo cómodo de montarlo.

Por ser una raza de tanta historia, se le ve a este caballo no sólo como caballo de trabajo en el campo o medio de transporte, sino también es apto para el excursionismo ecuestre y tiene una presencia importante en las ferias, festividades y celebraciones populares de Perú, como caballo de exhibición.

  • Alzada: entre 140 y 152 cm
  • Capas: casi siempre castaña o alazana, aunque otras versiones son aceptadas

Caballo paso fino

El caballo paso fino es una raza americana originaria de Puerto Rico, Colombia y República Dominica, aunque también se dice que es en sí, un caballo caribeño, con presencia en otros países de esta región.

El paso fino, al igual que el caballo paso peruano, desciende de los caballos ibéricos que llegaron al continente americano en época de los conquistadores españoles. Este caballo guarda ciertos aires similares al del caballo ibérico tradicional.

La raza se desarrolló para ser utilizada en las plantaciones, y se consiguió gracias a la mezcla de varios caballos andaluces, bereberes y a un pequeño caballo español (Jennet). Esta raza se asocia al Mustang americano, al paso peruano, paso cubano y otros caballos de paso de origen tropical o del continente americano, pues todas estas razas son marcas claras del paso español por América.

Se considera que el paso fino es la única raza que camina con un ritmo perfecto en 4 tiempos laterales, aunque se han logrado definir unos tres tipos de caballos dentro de la misma raza: el caballo paso fino clásico, el caballo paso fino de paseo y el caballo paso fino de competición.

La raza tiene un aspecto fino y resistente, con un cuerpo compacto cuya altura no pasa los 155 cm y una cabeza pequeña; su cuello es musculoso, su dorso es corto y sus extremidades se ven bien aplomadas y fuertes.

  • Alzada: entre 142 y 155 cm
  • Capas: todas, aunque predomina el alazán, bayo, rusio,

Caballo Missouri Fox Trotter

El caballo Missouri Fox Trotter es una raza originaria de Estados Unidos, específicamente de Missouri, estado del que tomaría su nombre, al igual que de su particular trote de zorro (Fox Trotter), una habilidad única en la raza. Su desarrollo se inició a principios del siglo XIX.

La raza se conformaría gracias a la mezcla de caballos gaitados (caballos con aires de 4 tiempos por excelencia), caballos Morgan, caballos árabes, caballos Saddler americano y otras dos razas también originarias de Estados Unidos.

El resultado de estos cruces fue de mucho agrado para el mundo ganadero de ese entonces, pues el caminar suave y armonioso del Missouri Fox Trotter, junto con una alta capacidad de para trabajar junto a ganado vacuno, convirtió a la raza en la favorita de los ganaderos.

Además de su andar fox-trotter, posee otro aire muy particular, conocido como flat-foot-walk, una trote de mucha velocidad que resulta cómodo para el jinete. Estos aires han hecho que el Missouri sea un caballo muy buscado por personas que deben tener terapia o que padecen de alguna discapacidad, así como es práctico para conducir en los senderos.

Este caballo no pasa los 163 cm de altura y en cuanto a sus capas, se aceptan la mayoría, tanto sólidas como pintas. De forma general, es una raza musculosa, con extremidades robustas y que pesa entre 400 y 540 kg.

  • Alzada: entre 142 y 163 cm
  • Capas: todas, tanto en tonos sólidos como pintas

Variedad Spotted Saddler

Los caballos de silla moteados o spotted saddler horse más que una raza, digamos que es una variedad de caballos de ambladura de cualquier raza pero que tiene la particularidad de tener una capa moteada.

Esta línea de cría, se originó en los Estados Unidos y para ser aceptada no sólo se considera ese típico pelaje moteado, sino el andar del caballo. La línea, destaca por su ligero aire al andar en cuatro tiempos.

Debido a su aspecto físico tan atractivo, los caballos moteados se han expandido por Europa y muchos otros países, y son adecuados para la monta, como caballo de recreación y para andar por largos recorridos.

Muchas razas participaron para la obtención de esta variedad moteada, como el poni pinto español y otras razas estadounidenses. Seguidamente, se incluyeron caballos paso peruano, Fox Trotter, Paso fino, Mustang y Tennessee Walker.

En cuanto a su aspecto físico, tiene un porte algo elegante, con un cuello fuerte y musculoso, cuartos traseros amplios y espalda corta. No pasa los 163 cm de altura y su peso medio es de unos 450 kg. Su pelaje debe ser de manchas blancas sobre un fondo de cualquier color.

Sus movimientos o aires pueden variar, desde un típico paseo plano, un paseo de exhibición, un Fox -Trotter, un paso rack o un paso de ambladura perfecto.

 

  • Alzada: entre 152 y 165 cm
  • Capas: fondo de cualquier color con manchas blancas (pía)

Caballo Tennessee Walker

El Tennessee Walker es un caballo originario de Tennessee, Estados Unidos. Esta raza es versátil, pues resulta de mucha ayuda para diversos trabajos en el campo, como medio de transporte, para el arado, guía de ganado vacuno, y muchas otras labores.

La raza se desarrolló a partir de caballos ambladores Narragansett y caballos canadienses, los cuales eran populares en las plantaciones y campos americanos. Sin embargo, el caballo obtenido era un caballo un poco rígido, muy compacto, y se busca era un caballo un poco más ligero, de buen andar y resistencia.

Para lograr su objetivo, se decidió incorporar un poco de sangre Morgan, purasangre inglés, Standerbred y de caballos de silla americano, consiguiendo así al Tennessee Walker, un caballo ágil, ligero y con gran diversidad en su paso.

El galope ondulado, paseo a pie plano y el paseo en ejecución, son los tres aires más comunes y destacados en el esta raza.

  • Alzada: entre 150 y 160 cm
  • Capas: cualquiera

Caballo para Western

Western es un estilo de monta de caballos de Norteamérica; este estilo apareció debido a la necesidad de atar al ganado durante el trabajo en el campo, el cual era generalmente en relieves o topografías muy escarpadas y accidentadas.

El Western surgiría como como una combinación de ganadería y labores de guerra cuando los conquistadores europeos llegaron al continente.

Los caballos usados para el Western suelen ser caballos muy ágiles, que han desarrollado sus instintos naturales más que otras razas y cambian de dirección con una leve presión en su cuellos.

Una de las particularidades del Western, es que la silla de montar que usan los jinetes es muy diferente a las demás sillas para otros deportes o cualquier otra actividad ecuestre.

La silla de Western tiene un pedazo de tronco de madera para tratar de mitigar el impacto cuando el jinete lance el lazo para agarrar el ganado, y tiene un pomo delantero (con un cuerno) para enrollar la cinta o cuerda.

Las razas de caballos para Western tienen que ser razas con arrancadas veloces, de mucha impetuosidad, que se puedan frenar en seco, que realicen giros o cambios de dirección rápidos, equilibrados y vertiginosos. Además, poseen un gran sentido extraordinario para conocer las jugadas del ganado y tomar así la delantera.

Aunque los caballos para Western no son adecuados para deportes de equitación típicos, como la doma clásica, sí son una buena opción para el working cowhorse (disciplina donde el caballo y su jinete realizan diversas maniobras con una vaca) y cutting (disciplina en la que el caballo utiliza su instinto para conocer los movimientos de la vaca, apartarlo y ser como un espejo de todo lo que la vaca hace, en un rodeo).

Caballo Appaloosa

El caballo Appaloosa es una raza de caballos que parece tener su origen en la tribu Nez Perce, en Estados Unidos, la cual apareció debido a caballos manchados o moteados españoles que llegaron cuando la época de la conquista.

Este caballo parece que lleva unos 200 años de selección, donde la cría se hace de manera selectiva para conseguir que los ejemplares de la raza cumplan con los requisitos necesarios para las labores de ganadería. Son caballos ágiles, fuertes y con ese instinto natural para poder manejar el ganado.

Aunque se considera una raza antigua, fue en 1938 cuando se formaliza la raza como tal, con la creación del Appaloosa Horse Club.

Este caballo valiente, de buen carácter y dado al trabajo, tiene un cuerpo corto, con ojos grandes, cuello mediano, grupa redondeada y orejas pequeñas; su característica más resaltante es obviamente su capa, la cual es moteada, y también sus cascos rayados.  En la actualidad se aceptan 6 tipos de capas.

  • Alzada: entre 145 y 160 cm
  • Capas: leopardo, lomo claro y crines oscuras, lomo manchado, jaspeado, copo de nieve, agota.

Caballo criollo

El caballo criollo es el caballo típico de Latinoamérica. En cada país sudamericano puede hallarse esta raza, guardando sólo pocas diferencias entre sí. La raza surgió, como has de suponer, gracias a los caballos europeos que los españoles llevaron al continente americano durante la conquista.

La raza sería conformada por caballos que escaparon de las haciendas españolas, por ejemplares que fueron robados o por algunos abandonados; de esta forma, la manada original conformada, se acostumbró a vivir de manera salvaje y se fue adaptando al relieve sudamericano y a estar en contacto con otros animales silvestres.

Más adelante, el caballo criollo fue llevado a las fincas y haciendas, y allí se acostumbró a vivir rodeado de gente y se convirtió en el caballo para el ganado y otras labores del campo, perfecto de los países sudamericanos.

Este caballo es fuerte, resistente y suficientemente ágil y ligero para andar por los campos, los llanos, para cuidar el ganado, para ciertas actividades ecuestres y para andar largos trayectos.

Es un caballo versátil, fácil de manejar y de buen carácter. No es costoso su cuidado y sabe adaptarse a los diversos desafíos.

Se dice que existen unas 100 capas del caballo criollo por toda Latinoamérica, pero los colores gris, negro, castaño y bayo han de ser los más populares.

 

  • Alzada: entre 140 y 152 cm
  • Capas: casi todas, pero el negro, castaño, bayo y gris son los más comunes

Caballo curly

El caballo curly (rizado) ses un caballo originario de Norteamérica que, tal como lo indica su nombre, se caracteriza por su pelaje rizado, similar al de una oveja. También se le llama Curly Bashkir.

Los caballos curlies, al igual que su aspecto, tiene un temperamento dócil, amable y muy tranquilo. Es una raza fabulosa, pues durante el verano su pelaje luce un poco ondulado, pero en invierno, estos caballos parecen que fueron al salón de belleza a hacerse los rizos, pues su capa luce completamente rizada.

El curly es un caballo norteamericano desarrollado por los indios desde hace varios siglos atrás, pero no sería hasta 1971 cuando se registre formalmente como raza. Debido a que su principal atractivo es su pelo rizado, puede aceptarse en varios tamaños, formas de cuerpo y color de capa.

Su origen no está muy claro, pero al parecer sí se ha llegado al acuerdo de que los curlies no son descendientes del caballo ruso de pelo rizado, llamado Bashkir. Se cree que esta particularidad de pelo ea producto de algún gen rizado que apareció en los caballos ibéricos.

El caballo curly es perfecto para quienes sufren de alergia, pues es un caballo de pelo hipoalergénico; esto ha ayudado a que muchos amantes de los caballos que no podían tener uno en casa por ser alérgicos a su pelo, ahora puedan hacerlo.

De manera general, esta raza es muy resistente, tiene un andar audaz, sus extremidades lucen fuertes, su cuello es musculoso y su cabeza es acuñada. No pasa los 155 cm de altura y suele mudar pelo en primavera.

  • Alzada: entre 140 y 155 cm
  • Capas: todas

Caballo Morgan

El caballo Morgan es una raza originada  aproximadamente en 1789, gracias a un caballo que le nació al granjero Justin Morgan, en Estados Unidos. A partir de esta caballo, descendiente directo del popular ejemplar llamado Godolphin Barb, un caballo árabe muy famoso que se crió en Yemen y luego recorrió parte de Europa, hasta morir en Inglaterra.

Ese primer caballo Morgan, se reprodujo de manera apreciativa, y dio así inicio a una nueva raza estadounidense, que muy pronto se ganaría la confianza del pueblo norteamericano.

El caballo Morgan fungió como caballería durante la Guerra Civil Estadounidense y luego se fue popularizando hacia Canadá e Inglaterra. Su nombre, lo tomó del Sr. Morgan, el dueño de la granja donde nació el primer ejemplar de la raza.

La raza Morgan ha servido para mejorar o desarrollar razas como la Tennessee Walker, la Saddle Horse y la Quarter Horse.

Se trata de un caballo que ostenta elegancia, a pesar de no ser muy grande; es robusto, compacto y tiene un cuello refinado. Se aceptan todos los colores de capas.

El Morgan es una caballo atlético, curioso, enérgico y con buena disposición para aprender y dejarse manejar.

  • Alzada: entre 145 y 153
  • Capas: todas

Caballo cuarto de milla o Quarter Horse

El caballo cuarto de Milla o Quarter Horse es una raza desarrollada en Estados Unidos a partir de caballos ingleses e irlandeses, con caballos de los indígenas norteamericanos, razas comunes en ambas costas del país.

Las carreras de caballos eran muy populares entre los españoles, por lo que esta cultura fue llevada por los colonos hacia tierras del norte, haciendo que se tuviera la necesidad de desarrollar una perfecta para esta actividad, pero también que ayudara en las labores del ganado vacuno en los ranchos de Texas.

En el año 1746, nacería el famoso caballo llamado Janus, un descendiente del Godolphin árabe, el cual fue importado a Virginia y ayudaría a establecer la raza Quarter Horse, la cual tuvo sus primeros pasos gracias a los caballos indígenas descendientes de caballos españoles, pues los caballos indígenas era los que comúnmente participan en las carreras de un cuarto de milla.

Más adelante, el caballo Mustang y otros caballos norteamericanos, aportarían sangre al Quarter Horse, para poco a poco ir definiendo un estándar en la raza. Ya para 1940, se crearía la raza formalmente, mediante la fundación de la American Quarter Horse Association.

De manera general, el Quarter Horse es un caballo no muy grande, con cuerpo musculoso, pecho ancho, cabeza de perfil cuadrado y una altura que no pasa los 160 cm. Pesa entre 340 y 540 kg y suele ser de pelaje castaño, negro o marrón.

Este caballo posee un arranque veloz, muestra gran agilidad y equilibrio en sus aires, da giros con destreza, se detiene con ímpetu y seguridad, es tranquilo y fácil de manejar.

  • Alzada: entre 148 y 160 cm
  • Capas: todas, menos pía

Caballo American Paint

De los caballos Paint o American Paint no hay mucho que decir, pues básicamente se trata de los mismos caballos Quarter Horse o Cuarto de Milla, sólo que en color manchado.

Como dijimos al describir el cuarto de milla, no se acepta la capa pía en el estándar de la raza, así que  el American Paint se consideró una raza distinta. Por lo general, el Paint es producto de dos caballos Quarter con manchas, o de uno solo mezclado con alguna otra raza.

El paint es un caballo perfecto para las labores de campo, para la guerra y la caza; es valiente, resistente y de buen carácter, lo que facilita que sea sencillo de montar.

Mucha gente, confunde que el caballo Paint Horse con el pinto, pero no son lo mismo.

En cuanto al pelaje diferenciado en los caballos Paint, se han definido cuatro tipos: sólido, tobiano, overo y tovero. El tobiano suele ser una de las capas más comunes, la cual también es llamada ‘pelo de vaca’.

El color sólido, sólo se admite cuanto el caballo Paint procede de dos padres de color sólido registrado en la asociación de caballos Paint, y también pueden registrarse como caballos pintos.

La capa overa, se subdivide en tres más: overo de marco, sabino y blanco salpicado; y el color tovero, es una mezcla entre tobiano con overo.

El paint debe tener patas traseras poderosas, debe poder realizar maniobras con mucha agilidad, debe ser musculoso, pesado, pero no de mucha altura, por lo que por lo general no pasan los 154 cm.

  • Alzada: entre 144 y 154 cm
  • Capas: sólido, overo, tobiano y tovero.

Caballo Pinto

El caballo pinto americano es una raza similar al Quarter Horse y al caballo Paint; al igual que estos, aparecería como producto de los caballos favoritos de los indígenas americanos, en aquellas épocas en las que los colonos europeos habían introducido caballos españoles y de ascendencia árabe.

Se sabe, que el caballo que dio origen al caballo pinto, fue un caballo barb español, que tenía sangre rusa, árabe y de otras razas europeas de importancia. Debido a esto, es que el pinto tiene ese peculiar pelaje, de diversos colores, pero siempre manchado.

Tanto vaqueros como indígenas, eran atraídos por los caballos pintos, no sólo por su auténtico pelaje, sino también por ser caballos adecuados para las carreras de cuarto de milla, muy populares cuando la conquista española.

La raza, se destaca por tener caballos de gran musculatura, dorso corto, patas largas y bien compactas y por un aspecto lo suficientemente estilizado, aunque es un caballo de campo, propio de los ranchos texanos, presente en los rodeos y apto para reagrupar el ganado.

Esta versatilidad, junto con su peculiar aspecto físico, su inteligencia y docilidad, han hecho que el caballo pinto sea un caballo estadounidense muy apreciado, no sólo en esta país, sino también en gran parte de Europa, y otros continentes.

El caballo pinto tiene una vida promedio de 25 a 30 años y puede pesar entre 400 y kg.

  • Alzada: entre 152 y 160 cm
  • Capas: todas, pero siempre manchada

Curiosidades de los caballos

Antes de terminar este fabuloso y extenso, pero bien explicado post, queremos compartirte algunas curiosidades de los caballos, para que termines de conocerles un poco más.

  • Equs, palabra griega para definir el nombre científico del caballo, significa ‘rápido’ o ‘rapidez’.
  • La mula no es un burro ni un caballo, sino es producto de aparear un burro con una yegua.
  • Los dientes de los caballos crecen de manera constante; aunque esto no sea tan notable, es cierto, y pasa desapercibido debido al desgaste diario al que son sometidos los dientes de los équidos, por tanto masticar hierba. ¿Has oído aquella frase ‘tiene más dientes que un caballo’?
  • Los caballos tienen diversas formas de caminar, trotar o galopar.
  • El caballo tiene visión monocular y binocular
  • Los caballos tienen una visión parecida a la delos perros
  • El caballo árabe tiene menos vértebras o huesos que los demás caballos
  • Los caballos ibéricos o descendientes de ibéricos suelen tener la cabeza acarnerada
  • Los caballos viven unos 25 o 30 años, pero los ponis suelen vivir más; hasta los 45 años en ciertas ocasiones
  • Se dice que el primer caballo que existió, era tan pequeño como un zorro. Pero bueno, es tema a debatir. ¿Crees en la evolución? Sería bueno que nos lo comentes al final del post.
  • Un caballo podría beberse hasta un poco más de 36 litros de agua al día
  • Puedes conocer la edad de un caballo, al contar sus dientes
  • Se dice que el Emir de Dubai posee entre sus activos, un caballo que vale más de 10 millones de dólares. ¿Te imaginas?
  • En 2018, el futbolista Sergio Ramos, logró que un caballo de su yeguada se coronara campeón del mundo en la categoría ‘morfología’. Este caballo, ha ganado la mayoría de las competiciones en las que ha participado.

Nota final

Como puedes ver, las razas de caballos son muy diversas y cada una de ellas destaca en aspectos que las otras no, lo que significa que deberás ser muy minucioso para escoger tu caballo ideal o para saber cuidar y entender al caballo que ya tengas en casa.

Los caballos podrían ser considerados los mejores amigos del hombre (y no el perro), pues son animales que nos han acompañado durante todos los eventos y acontecimientos más importantes de la historia mundial.

Si crees que este post te ha sido de mucha ayuda, te invito a que lo compartas en las redes sociales, y también esperamos que nos comentes tus opiniones sobre estas fabulosas razas de caballos que acá te hemos enseñado. ¿Cuál es tu favorita?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta