Razas de perros: características y comportamiento

0
453

¿Deseas tener un perro como mascota? Si estás buscando tener un perro como mascota pero no sabes cuál escoger, entonces deberás saber que tienes muchas opciones; existen casi unas 350 razas de perros, cada una muy distinta a la otra, por lo que es necesario que definas ciertas características que buscas en un cachorro, tales como su tamaño, carácter y comportamiento, por ejemplo.

Algunos ejemplares de pequeño tamaño, como el Chihuahua, suelen ser muy buscados por las mujeres, pues son animales tiernos, fáciles de cargar, inquietos y juguetones; pero otros, buscan un canino imponente, que luzca fuerte y sirva de perro guardián, por lo que se deciden por un robusto Rottweiler; en fin, cada raza supone aspectos únicos e irrepetibles que debes considerar a la hora de escoger tu nuevo amigo canino.

Si en tu casa ya tienes un perro como mascota, pero estás vuelto loco porque no sabes cómo entender su carácter y de qué forma relacionarte con él, ¡no te preocupes! Acá vamos a describir las principales características de las razas de perros a nivel mundial para que puedas establecer un vínculo fuerte con tu consentida mascota.  Así que ponte cómodo y vamos a empezar.

Quizás te interese: ¿Cuánto puede vivir un perro?

¿Hay muchas razas de perros?

En cuanto a razas de perros, hasta ahora se han reconocido unos 343 tipos distintos; sin embargo, esto es una tarea muy complicada de resolver pues influyen diversos factores a la hora de hacer el conteo, por lo que tal vez en un corto tiempo haya que modificar esta cifra.

Hay muchos expertos caninos a nivel mundial que continúan haciendo investigaciones acerca de la variedad de perros, por lo que se esperan nuevos resultados. El por qué de tanta insistencia en contar y recontar las razas de perro consiste en que éste, al igual que los humanos, puede llegar a ser un animal complejo en cuanto a características físicas, como tamaño, color, tipo de pelo, etc. Además, según su ubicación geográfica una misma raza de perros puede presentar ciertas diferencias fisonómicas que no pueden ignorarse.

De todos los animales, el perro es el animal del que más razas existen.

Por otro lado, hay que dejar bien definido que estamos hablando de razas de perros, es decir, razas puras, pues existen muchas otras variaciones de ellas cuando son cruzadas; lo que llamamos perros mestizos.

Los perros, además de sus distintos tamaños y tipo de raza, son capaces de desempeñarse en muchas áreas, por lo que es común que algunos puedan ser entrenados para perros de caza, perros pastores, perros bomberos, perros de compañía, y paremos de contar.

Vamos a estudiar las distintas razas de perros clasificándolas en 10 grupos.

Perros de agua, cobradores y levantadores

Los perros de agua son perros son parte de un grupo muy variado de razas que tienen en común su aspecto físico; son lanosos, como si tuvieran el pelo esponjado y rizado como el de las ovejas, son de mediano tamaño y son buenos nadadores, por lo que son utilizados para aquellos lugares rodeados por agua y pantano.

Los perros de agua son mascotas muy vivaces, capaces de transmitir mucha energía y afecto; les gusta estar en lugares abiertos y son, debido a su comportamiento alegre y amistoso, utilizados también como perros de compañía.

Las razas utilizadas como perros de agua son el Barbet francés, el caniche o Poodle, Wetterhoun (perro de agua Frisón, de origen holandés), perro de agua irlandés (Irish Water Spaniel), perro de agua español, perro de agua americano y Lagotto Romagnolo (de origen italiano).

Los perros de aguas sirven para rescatar patos, cisnes y otras aves; su pelaje lanoso los protege de la humedad y el frío y son razas muy inteligentes y hábiles.

En cuanto a los perros cobradores, son las razas de perros entrenados para recuperar las presas de los cazadores cuando estos van de caza. Estos perros se destacan por ser disciplinados, pues son capaces de ir hasta donde está la presa y regresar con ella en su boca, sin comérsela, despedazarla u olvidarla, hasta donde está su amo cazador.

A los perros cobradores o retreviers se les enseña a no jugar o dañar la presa recuperada, lago que los cazadores llaman ‘boca blanda’. Son animales resistentes, que se enfrentan a climas muy fríos y aún así cumplen sus funciones cabalmente; pueden reconocer la presa con facilidad, haciendo uso de su olfato, obedecen y mantienen la calma al momento en que sus amos tiran del gatillo para cazar.

Las razas de perros cobradores son el Golden Retrevier, Labrador Retrevier, Retrevier de Pelo Liso, Retrevier de pelo rizado, Retrevier de Nueva Escocia y Retrevier de Chesapeake.

Los perros levantadores, muchas veces suelen confundirse con los cobradores, pero estos suelen ser más calmados y estratégicos para esperar por su presa, pues su función en sacar su presa dondequiera que ella esté.

Los levantadores son ágiles para hacer salir una liebre de su escondite o cualquier ave que busque su amo; las razas de perros levantadores más comunes son el Beagle, Cocker Spaniel y el Springer Spaniel inglés. Son perros amistosos, inquietos y dóciles, por lo que pueden ser amaestrados fácilmente.

Bichón de pelo rizado o bichón frisé

Boyeros y de pastor

Uno de los usos del perro más antiguo es el de los caninos como pastores de ovejas, cabras,  ganado o cualquier otro animal común de las granjas; las razas de perros pastores son muy variadas, pero tienen en común que son perros muy protectores y que pueden sobrellevar situaciones difíciles, como cuando tienen que proteger el rebaño de depredadores. ¡Se adaptan con facilidad!

Los perros pastores pueden actuar como perros protectores que escoltan a los rebaños en su camino o como perros guías que marcan el trayecto que va a seguir el rebaño.

Son muchas las razas de perros que pueden ser adiestrados como pastores, y varían según cada país; veamos cuáles son:

  • Pastor blanco suizo
  • Pastor ovejero australiano
  • Pastor de los Cárpatos
  • Pastor rumano de Mioritzia
  • Pastor holandés
  • Pastor de las Islas Shetland
  • Pastor de Brie
  • Pastor alemán
  • Pastor belga: laekenois, tervuerense, groenendael y malinois
  • Perro lobo checoslovaco
  • Pastor mallorquín
  • Pastor catalán
  • Border collie
  • Komondor
  • Pastor australiano
  • Collie de pelo corto
  • Collie de pelo largo
  • Border collie o collie de la frontera

Se acostumbra a que los perros pastores sean son perros grandes, pero también existen perros pastores de muy pequeño tamaño, como el mudi, el puli y el pumi, razas húngaras. El pastor blanco suizo y el pastor inglés fueron perros de pastor tradicionales, pero desde hace algunos años han sido llevados a los hogares sólo para perros de compañía.

En el caso del pastor australiano, éste es un perro muy audaz y que puede trabajar con distintos animales, por lo que también se usa para controlar y cuidar conejos, gansos, búfalos y patos; es un perro de mucha actividad y energía, capaz de ser un perro de compañía muy amistoso cuando establece un lazo de unión con sus amos, pero con los desconocidos se comporta reacio y desconfiado.

Generalmente, los perros pastores de corderos y ovejas están pendientes de que éstas no se salgan del redil o se dispersen; mientras que también se entrenan perros para el ganado vacuno y estos suelen colocarse en el centro de las vacas o bueyes, por ejemplo, para tener buena visión de que ningún depredador pueda acercarse a su vacada. A los perros que cumplen la primera función se les llama perros de carea, mientras que a los que realizan exclusivamente la segunda, perros boyeros.

Las funciones de un perro boyero son muy parecidas a las del perro de pastor, sólo que se especializa en cuidar y dirigir el ganado desde su corral hasta el lugar del pasto. Las razas de perros boyeros más comunes son Boyero de las Árdenas, Boyero Australiano (Stumpy Tail), Boyero de Flandes, el Boyero de Berna (uno de los perros boyeros suizos más utilizados), el Gran Boyero Suizo, el Boyero de Appenzell, el San Bernardo y el Mastín del pirineo.

El boyero de Berna es un perro muy inteligente, con una gran capacidad de aprendizaje, por lo que se usa no sólo para el ganado sino para terapias, actividades de búsqueda y rescate y para compañía familiar. Es un perro dócil, de gran tamaño y muy amistoso.

El San Bernardo, otro de los perros boyeros más populares, es originario de Suiza, aunque también suele encontrarse en los alpes italianos; es un perro al que le gusta cuidar a otros, se la lleva bien con los niños, es bueno para dirigir el ganado y es un perro amistoso, pero tranquilo y dócil; por su tamaño, mucho piensan que es un perro agresivo o intranquilo, pero no es así. El San Bernardo sólo mostrará una actitud defensiva cuando se sienta amenazado o perciba algún peligro para su rebaño o sus amos, pues si instinto protector le alerta al respecto.

Los perros pastores y boyeros pueden acatar distintas órdenes, por lo que es común verlos obedecer cuando se les dice: ‘alto, ‘rápido’, ‘cuidado’, ‘bien’, ‘vuelve’, ‘al suelo’, ‘a la derecha’, entre otras frases cortas básicas que se relacionan con el entorno de la manada que debe cuidar.

Los perros boyeros se utilizan también para el herding, un deporte originario de Nueva Zelanda en el que se trata de demostrar qué tan ágil es un perro para pastorear el ganado o cualquier otro grupo de animales. Este deporte no es muy conocido pero se ha estado popularizando en los últimos años.

Acá podrás conocer acerca del Beauceron o pastor de Beauce

Perros Spitz

Las razas de perros Spitz están conformadas por un conjunto de perros que a simple vista parecen muy bonitos y divertidos debido a su pelaje; una de sus características más resaltantes es que poseen dos capas de pelo, una corta, esponjosa y lanosa que les ayuda a estar protegidos del despiadado clima, y otra capa de pelo más largo y liso.

Los Spitz parecen uno tiernos peluches, con cabeza muy peluda y orejas pequeñas y aguzadas; su cola es un poco arqueada y levantada.

Se dice que las razas de Spitz son nativas de Alemania, aunque debido a su fisionomía se considera que tiene rasgos similares a las del lobo, pudiendo ubicar el origen de algunas de sus razas en Holanda.

Algunos hallazgos arqueológicos dieron luces acerca de dónde proviene la raza de los Spitz, y hasta ahora todo apunta a que ellos descienden del Canis palustris, el llamado perro prehistórico o perro de las turberas.

Por otro lado, se cree que los rasgos que presenta actualmente el Spitz se deben al cruce de razas antiguas de perros con algunos lobos; aunque, en general, las razas de perros Spitz son muy, pero muy parecidas a simple vista, sus principales diferencias pueden ser clasificadas según el tamaño del perro, pues hay razas de Spitz grandes, medianas, pequeñas y hasta enanas; sin embargo, se dice que en promedio, los Spitz son perros de mediano tamaño.

Las orejas de estos perros tienen forma triangular, puntiagudas, y están erguidas; su nariz suele ser de color negro y es redonda; su cabeza tiene forma de cuña; sus ojos también so de color oscuro y son alargados (parecidos al de los lobos); tienen patas pequeñas y su cola siempre se ve enrollada en su espalda.

Los Spitz son buenos perros guardianes y suelen ladrar con intensidad cuando se sienten amenazados, pero son animales muy amistosos, inteligentes y cariñosos. Tienen una personalidad muy independiente y muestran gran desconfianza con los desconocidos.

Los perros Spitz alemán son el Spitz alemán lobo o keeshond, el Spitz alemán mediano, Spitz alemán pequeño, Spitz alemán enano (Pomeriana) y el Gran Spitz alemán. Es decir, son cinco razas alemanas.

Las razas de Spitz alemán varían entre los 28 cm (los de tamaño pequeño) hasta unos 45 cm (los de tamaño grande). En cuanto al color de su pelaje, los Spitz alemán grandes suelen ser de color pardo, blanco o negro; los Spitz de mediano tamaño, presentan más tonalidades, pudiendo estos ser de color blanco, negro, pardo, algo grisáceos, y hasta algunos que tienden a lo anaranjado o a tonos más oscuros (como negro – fuego); estos mismos colores y tonos los tienen los Spitz pequeños.

El lulú de pomeriana o el Spitz enano alemán es un perro enano que pesa, a lo mucho, unos 4 kg. Este perro es muy común en Polonia pero se popularizó en Inglaterra debido a que era la mascota favorita de los personajes de la realeza británica en el siglo XIX.

El Keeshond aunque de origen holandés entra dentro de las razas de Spitz alemán; son de tamaño medio y pueden medir entre 43 y 50 cm de alto. Este perro es muy familiar, por lo que es común que sen escogidos por familias con niños. Tanto el pomeriana como el Keeshond tienen rasgos muy similares.

Existe también un perro Spitz originario de Italia, llamado volpino italiano; los ejemplares machos miden entre 27 y 30 cm de alto, mientras que las hembras tienen una altura máxima de 28 cm. Pesan hasta unos 4 kilogramos y su pelos es, por lo general, de color rojo, blanco o de tono ‘champán’. El volpino italiano es muy útil como perro de compañía al que le gusta marcar su territorio.

Además de los Spitz alemanes, están los Spitz nórdicos, como los cazadores de alces noruegos (los hay negros o grises), el Spitz filandés, el Laika de Siberia (oriental y occidental), el Laika ruso, el Lundehund y el perro de osos de carelia.

Estos perros nórdicos con famosos porque se ven arrastrando trineos sobre la nieve.

En el caso del Lundehund, es un perro noruego que se utiliza para la cacería de aves (por lo general, de frailecillos). Son perros muy flexibles y ágiles para mover su cuerpo; son de tamaño mediano y su pelaje es como bermejo.

El Laika ruso es un perro que mide hasta 60 cm de alto; es de mediano tamaño y se cree que fue criado desde 1944 en el norte de Europa y Rusia. Los tipos de Spitz laika son muy parecidos, sólo cambian el color del pelaje.

El husky siberiano, uno de los perros más conocidos que hay dentro de los Spitz, por su característico pelaje de color blanco, negro, combinación de estos dos, o en un tono pardo, con ojos como grisáceos, verdosos o azulados.

Tiene un gran parecido a un lobo (de hecho, no ladra sino aúlla) y es típico de climas muy fríos, por lo que su pelaje suele ser más abundante y grueso que el de otras razas de perros Spitz. Casi siempre lo confunden con el alaskan malamute, por sus rasgos.

Acá te contamos todo acerca de la raza de perros Spitz: alaskan malamute

El pelaje del husky siberiano está diseñado para que durante el invierno el perro esté calientito y durante el el verano el perro se sienta fresco y ventilado. El husky siberiano es, además, un perro muy veloz.

Dentro de los Spitz también se han diferenciado el grupo de los Spitz asiáticos, conformado por las razas: Akita Inu, hokkaido, kishu, Akita americano, perro de chindo, chow chow, bangkaew tailandés, shina inu, Spitz japonés y el eurasier.

El chow chow y el akita son dos razas japones que se han extendido por todas partes del mundo; en el caso de la primer, ésta es originaria del norte de China y su nombre, de estilo inglés, nació debido a los marineros ingleses quienes utilizaban este término para referirse a las cajas llenas de mercancías variadas que ellos comerciaban hacia China. También comerciaban esta raza de perros chinos y así quedó su nombre hasta nuestros días.

Los chow chow son perros muy dóciles y tranquilos, por lo que no los verás activos y enérgicos todo el día; este comportamiento los hace ser buenos para la compañía.

La raza Akita, se caracteriza por ser una raza de perros capaces de adaptarse a distintos lugares, siempre que estos tengan espacio para moverse y realizar actividades físicas, pues son perros con mucha energía, aunque de carácter dócil y obediente. A diferencia de los chow chow, los akita requieren de mucha actividad diaria.

Los akita son Spitz de gran tamaño, robustos y de buenas proporciones. El Akita es oriundo de Japón y un ejemplar macho (del Akita americano) puede medir hasta unos 71 cm de alto con un peso de 60 kg.

Existen varias líneas de familias de los Akita, como la Dewa. Los Akita dewa fueron llevados a Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial donde fueron criados para dar origen al tipo americano.; mientras que el Akita Inu, el perro más grande de todo Japón, permaneció en su país.

Por otro lado, casi para terminar esta sección de razas de perros Spitz, tenemos el Eurasier, una raza producto del cruce entre un Chow Chow y un Wolfsspitz que se inició en Europa para 1960, específicamente en Alemania. El Eurasier es un perro que ladra poco; es muy dado a sus amos, es equilibrado en su carácter, pues no es agresivo o muy desenfadado, pero tampoco es tímido. Es excelente para la compañía familiar.

Existen otras razas consideradas como perros tipo Splitz, como el podenco canario, el ibicenco y el portugués; también el Cirneco de Etna y el Pharaoh hound. En Perú y en México hay algunos tipo Splitz que se caracterizan por no tener pelo, como por ejemplo el Viringo Peruano, el cual es considerado Patrimonio Nacional de Perú y se cree que es la única raza originaria de la nación inca.

Perros lebreles o galgos

El grupo de las razas de perros lebreles o galgos se compone de perros que se caracterizan por ser muy veloces y ágiles; poseen un cuerpo muy específico y apto para las carreras: son altos, delgados, de pelo corto y cabeza larga.

Su visión destaca entre las demás razas, pues la han desarrollado debido a que son buenos cazando liebres y otros animales. En España se les llama galgos porque se usan para las carreras de galgos, en las cuales los perros compiten, al mejor estilo hípico, detrás de una liebre hasta llegar a la meta. El perro que llegue primero, es el campeón indiscutible de la carrera.

Por tener la cabeza más larga (o al menos así parece) que los demás perros, algo común también en los lobos, los lebreles son perros son muy eficaces al perseguir una presa.

Los perros lebreles gozan de una apariencia elegante y estilizada, llamando la atención de mucha gente que ha sabido apreciarlos como buenos perros de compañía.

Para su clasificación, los perros lebreles se pueden diferenciar en tres grandes grupos: los de pelo corto, los de pelo largo y los de pelo duro.

Las razas de perros lebreles de pelo corto son el lebrel italiano, el galgo español, el lebrel húngaro, el Sloughi, el Greyhound, el lebrel polaco, el Azawakh y el Whippet.

El galgo español es un perro de raza pura, muy ágil, tanto que puede correr a una velocidad de 70 km/h. Aunque es popular para las carreras y la cacería de liebres, se ha estado popularizando como un perro de compañía, pues tiene un carácter afable, un poco reservado y es capaz de adaptarse a la vida urbana.

El Azawakh, de origen africano, es un perro con pelo de color oscuro, atigrado o leonado, en distintos tonos que pueden ir desde un adorable color marrón hasta variaciones achocolatadas que recuerdan los colores de las arenas del Sahara. Esta raza es usada en África para cazar gacelas, por lo que los Azawakh poseen un instinto cazador muy bien desarrollado lo que no los hace aptos para ser usados como mascotas tradicionales,y más si en casa hay otros animales.

Un Azawakh macho puede medir hasta unos 74 cm de alto y tener un peso de 25 kg.

El galgo inglés o Greyhound, es oriundo de Gran Bretaña, aunque se sabe que fue mezclado con el galgo español para conseguir una raza más veloz para las carreras. El Greyhound puede medir hasta 80 cm de alto y pesar hasta 45 kg. Existen hasta 30 tonalidades de color para su pelaje, siendo todas estas variaciones o derivados del negro, blanco, rojo y gris. Pudiendo presentar manchas blancas en él.

Los lebreles de pelo largo, como el Saluki (el perro real egipcio), el lebrel afgano y el lebrel ruso o Borzoi (descendiente del galgo árabe), son razas que llaman mucho la atención, precisamente por su estilizado cuerpo que deja sobresalir un pelaje largo que a veces es medio rizado u ondulado.

El lebrel ruso o Borzoi puede tener hasta unos 80 cm de altura; fue, en un principio, adiestrado para la caza de liebres y lobos siberianos, y parece que desciende el lebrel egipcio. Esta raza de perros era la favorita de los opulentos zares rusos. ¡Y no es para menos! Es un perro fino, que emite firmeza, distinción y puede llegar a ser muy protector con su amo.

El Saluki o galgo persa tiene una larga historia en los países de Oriente Medio; allí, era considerado un perro especial para los seguidores del Islam. En la época faraonica, los Saluki  eran momificados junto a los faraones, pues al parecer eran  mascotas  preferidas de la realeza egipcia.

El Lebrel afgano, por su parte, es uno de los lebreles más hermosos que hay; su pelaje es muy largo y sedoso, y es una de las razas más grandes que hay. El galgo afgano era usado para cazar venados, chacales, lobos y otros animales, pero a pesar de sus habilidades de caza se le considera un perro dependiente de sus amos, una característica positiva al momento de ser amaestrado, pero que le hace estar siempre a la espera de las instrucciones de su dueño.

Por último, dentro del grupo de galgos o lebreles, tenemos a los lebreles de pelo duro, un grupo formado sólo por dos razas: el lebrel escocés y el lobero irlandés.

El lebrel escocés, también llamado Deerhound, es una raza muy buena para perro de compañía; es un perro que puede parecer muy desaliñado, al ser comparado con el galgo afgano, pero tiene compostura larga y delgada y un pecho profundo. En cuanto a su pelo, este es semilargo.

Por su parte, el lobero irlandés, una raza de perros con alturas de hasta 100 cm, es la raza más grande que hay a nivel mundial (como el Gran Danés). Fue utilizado para la caza y la vigilancia de propiedades, en un principio, pero es una buena mascota familiar, sobre todo porque el lebrel irlandés es muy dado con los niños. Es un perro amable, trabajador y con un gran instinto protector.

Los lebreles son perros increíblemente ágiles y dados a domesticarse, pero precisamente por sus habilidades y gran destreza para cazar y movilizarse, necesitan contar con suficiente espacio para moverse y poder correr de un lado al otro a diario. Los galgos no son perros para estar hacinados o permanecer tranquilos; debes asegurarte de que tengan algunas horas para jugar, estirarse y corretear.

Perros terriers

Las razas de perros terriers llevan este nombre debido a que el grupo de razas que se ubican dentro del grupo fueron usadas para cazar en tierra; las razas terriers, en su mayoría, se originaron en Gran Bretaña.

En un principio la gente buscaba las razas terriers para lograr sacar a los animales de sus madrigueras; las ratas, zorros, conejos y otros pequeños animales de tierra son presa fácil para los perros terriers por lo que estos perros tienen una apariencia adaptada para este tipo de tareas.

Su pelaje, por ejemplo, es grueso, rústico y apto para ensuciarse en tierra sin que el perro sufra daño. Por otro lado, a diferencia de los perros lebreles, los terriers son un grupo muy complejo debido a su apariencia, pues no guardan muchas similitudes físicas. De este modo, encontrarás perros terriers de patas largas, de patas cortas o hasta terriers en miniatura. Definitivamente, la característica primordial que guardan todas las razas en común es la tarea que desempeñan los perros.

Para clasificar los diferentes tipos de razas de perros terriers, vamos a agruparlos en:

  • Terriers de talla mediana y talla grande
  • Terriers de compañía
  • Terriers tipo bull

Los terriers, aunque no son perros de gran tamaño, son buenos cazadores, ladran con mucha destreza, pues así avisan a sus dueños que han hallado una presa, son muy atrevidos, nada tímidos, y muestran gran valentía. Son perros de mucha velocidad, suelen estar siempre como cavando en la tierra y se les puede ver escondiendo objetos.

Las razas más comunes de perros terriers son: Fox terrier, Yorkshire terrier, Westy, American Staffordshire terrier, Boston Terrier, Airelade terrier, bodeguero andaluz, ratonero valenciano, Australian silky terrier, Bull terrier y Staffordshire bull terrier.

Las razas Kerry blue, Welsh terrier y Parson Russell son perros terriers de tamaño medio y grande.

El Welsh terrier, por ejemplo, parece ser la raza de perro más vieja del Reino Unido; tiene doble pelaje, uno interior, más delicado, medio sedoso, brilloso y lanoso, y otro exterior que le sirve para cazar sin verse afectado y protegerse del frío, de textura gruesa y un poco desaliñada. Es diferenciado porque su cola siempre está levantada, de forma recta. Dentro de los terriers, se considera el más dócil y el menos agresivo, aunque con una gran habilidad para cazar a sus presas.

El Bull terrier, una de las razas terriers más populares, también llamado Bull terrier inglés, es un perro muy dado a socializar con las personas, pues no le gusta estar solo. De él, hay dos versiones distintas, el Bull terrier de tamaño estándar y el Bull terrier en miniatura. Es de aspecto musculoso, con buenas proporciones en todo su cuerpo; posee una cabeza grande, con forma triangular, con ojos oscuros, muy brillantes, al igual que su pelaje corto. Generalmente, su pelo es de color blanco, pero existen ejemplares medio atigrados, con combinaciones de negro, rojo y blanco (hasta tricolores).

Un Bull terrier miniatura puede pesar unos 8 kg, como máximo, mientras que uno estándar puede conseguir un peso de hasta unos 28 kg. Ambas variedades parecen idénticas, sólo se diferencian en su tamaño, pues los miniaturas no pasan los 35 cm, mientras que el otro pasa los 56 cm.

Por otro lado, debes saber que algunas razas de perros terriers parecen haber vivido una ‘historia de cenicienta’, pues han dejado atrás sus tareas de cacería en la tierra y han pasado al otro extremo, a la finura, la limpieza y el glamour (aunque de risa), pues son criados para los concursos de belleza y se destacan como animales de compañía, por su pelaje hermoso, sedoso y de atractivo.

Los Yorkshire terrier, por ejemplo, lideran como los perros más buscados para concursos de belleza; son catalogados ‘perros de lujo‘ y es una mascota por excelencia, pues se adapta rápidamente a la vida en familia,a los juegos y los cuidados que recibe de sus dueños.

El Yorkshire, es producto de la mezcla entre terriers ingleses y escoceses;  es un perro de tamaño pequeño y que pesa máximo unos 3.2 kg. Su pelaje suele ser marrón, gris y negro y, como es largo y sedoso, es común verlos ostentado accesorios que les compran sus dueños.

Por cierto, debido a la densidad y largura de su pelo, éste deber ser peinado todos los días para que no aparezcan nudos que nos den dolores de cabezas, a nosotros y a la mascota. Esta raza puede ser viable para las personas alérgicas, pues el Yorkshire es considerado un perro con pelaje hipoalergénico. ¡Seguro a que no sabías esto!

Dentro de este grupo de razas de perros, las razas Fox terrier y Border terrier son dos de las más populares a nivel mundial. El Border terrier, por ejemplo, es muy distinguible porque su cara tiene similitudes con la de una nutria; si la observas te darás cuenta que ningún otro terrier tiene este parecido. Estos perros son muy cariñosos y extrovertidos.

Otro terrier muy peculiar es la raza Jack Russell terrier, la cual está formada por ejemplares de pequeño tamaño, con orejas gruesas y un poco caídas; por lo general los Jack Russell tienen pelaje blanco, pero con manchas en color negro o un rojizo, como fuego. La altura máxima que alcanza un ejemplar de esta línea de los terriers es de apenas 30 cm para los machos y de unos 24 – 29 cm las hembras.

A diferencia del Jack Russel terrier, cuyas orejas son muy características por estar semicaídas, el Irish terrier o terrier irlandés es de fácil distinción por ser un perro de tamaño medio cuyas orejas caen hacia adelante. El terrier irlandés es comúnmente usado como perro familiar de compañía, pues es fácil de domar, es muy amigable y dado a socializar con las personas.

Otras razas que entran dentro de este grupo de perros de caza en tierra son: Sealyham terrier, el cairn, Skye, los teriers japoneses, el Norfolk y Dandie Dinmont.

El terrier japonés es también llamado terrier nippon y es un perro muy ágil que desarrollar una profunda relación con su amo, al punto en que se cree que el terrier japonés puede darse cuenta del estado de ánimo de éste y mostrarse expresivo al respecto. Lo malo de esta exótica raza es que no es fácil de conseguir, pues es exclusiva de Japón.

Por último, vamos a hablar del Boston terrier, una raza muy querida por los peques de la casa; el Boston terrier es muy parecido al Bulldog y se caracteriza por mostrar cierta elegancia en su porte, es muy amigable, fácil de adaptarse a la vida dentro del hogar, puede pesar 9 kg y llegar a medir unos 30 cm; es dado a recibir cariño y se muestra obediente y leal con su dueño.

En condiciones normales y pacíficas, es una raza de mucha docilidad, pero si se siente amenazado se defenderá, pues no hay que olvidar que esta raza fue creada pensando en que se destinara a las peleas.

Los Boston terriers son perros muy aseados, que no demandan tanta limpieza pero que sí requieren ser atendidos en cosas como el cepillado de sus dientes, el baño una vez al mes y controlarle la alimentación para que ésta sea adecuada, así como brindarle desparasitantesvacunas oportunamente.

Bulldog inglés

Perros sabuesos

El grupo de raza de perros sabuesos es muy amplio, pues éste encierra a una gran variedad de razas que tienen en común que son muy efectivas para la caza; dentro de este grupo se incluyen los perros destinados a la investigación, como aquellos entrenados por ciertas instituciones para fines policíacos.

De forma general, los perros sabuesos se destacan por tener un olfato muy desarrollado, con un hocico largo, manchas en el cuerpo y tamaño variable, pues algunos son grandes, medianos o pequeños.

Los sabuesos son muy metódicos cuando están en un proceso de búsqueda y ponen a trabajar su capacidad olfativa al máximo para cumplir con la tarea de recuperación o captura de su presa. Se muestra muy resistente y es capaz de rastrear como ninguna otra raza.

Fue en Europa que se inició el uso de algunas razas de perros para la tarea del seguimiento de pistas y la búsqueda de presas que los cazadores cazaban. Por ser un grupo extenso y variado, no sólo hallaremos ejemplares de diversos tamaños, sino también algunos con patas largas o cortas y orejas que caen.

En Francia, por ejemplo, los perros sabuesos eran criados a diestra y siniestra; allí se desarrollaron varias razas de perros basset, algunas de las cuales vamos a describir más adelante, como el Basset hound de Gran Bretaña y el Petit y el Grand Basset. En Francia se desarrollaron muchas otras razas populares, como el grifón vendeano, el poitevin y el sabueso anglo – francés. Además, de estas razas aparecieron algunas razas de perros sabuesos americanos.

Los perros sabuesos fueron de suma importancia en Francia y otros países europeos, por lo que era muy normal ver a algunos de los personajes más influyentes de la monarquía europea andando a caballo pero con un sabueso al lado de ellos que servía para rastrear cualquier pista, persona u objeto que su amo le ordenara. Estas razas no sólo rastreaban, sino que eran muy eficientes en sus búsquedas.

A simple vista, algunas razas de perros sabuesos tienen una apariencia un poco apagada debido a sus orejas caídas y sus ojos de mirada profunda y penetrante, pero los sabuesos son animales dóciles y que se la llevan bien con los humanos, sobre todo con los niños.

Por ejemplo, el llamado Perro de San Huberto, una raza de tamaño grande que puede llegar a medir unos 70 cm de alto, se conoce por ser perros a los que les gusta estar junto con sus amos y que no se sienten cómodos con la soledad, lo que implica que no fungirá como protector tuyo o de tu casa, más bien como perro de compañía.

Se cree que en existen unas 20 razas que conforman el grupo de perros sabuesos, las cuales están extendidas por todo el continente Europeo. En la región escandinava hay una gran cantidad de ellos, como el sabueso de Hamilton, el sabueso de Smáland, el sabueso de Halden, el sabueso noruego, el sabueso de Hygen, el sabueso de Schiller y el sabueso finlandés.

El sabueso italiano, el sabueso de Hannover, el sabueso del Tirol, el austríaco negro y fuego, el de sangre de baviera, entre otras, son algunas de las razas más populares del centro europeo, pero también pueden hallarse otras razas de sabuesos hacia los balcanes.

Un aspecto muy interesante dentro de los perros sabuesos es que algunas razas pueden entrenarse para seguir rastros con sangre o presas heridas; a esto se les llama ‘sabuesos de sangre‘. Este grupo resulta muy útil para trabajar de la mano con cuerpo policiales, bomberiles o cualquier otro organismo dedicado a la búsqueda y rescate.

Los perros sabuesos de tamaño grande, los ejemplares originarios, eran accesibles para las personas de la alta sociedad europea, pero no para quienes no contaban con grandes fortunas, lo que motivó a que se desarrollaran las razas medianas, como el sabueso artesiano, el sabueso español, el sabueso de Posavaz, el sabueso suizo, entre muchas otras razas.

Los Dálmatas también son incluidos dentro de los perros sabuesos; son perros de raza mediana y grande, con apariencia musculosa y que poseen un pelaje muy particular, pues su cuerpo es blanco y moteado, con manchas negras o marrón. Los Dálmatas son perros familiares muy obedientes que se originaron en Dalmacia, una antigua región que hoy día pertenece a Croacia.

Es una de las razas que más se las llevan con los niños y viceversa, ya que muchos peques se sienten fascinados con ellos debido a la popular película ‘101 Dálmatas‘ que todos hemos visto. También es común que los cuerpos de bomberos escojan a los Dálmatas para trabajar junto a ellos en sus instituciones.

Otro sabueso muy particular y que todos aman es el Basset hound, conocido también como Hush puppies, una raza de perros que luce muy fuerte pero es de tamaño pequeño; bueno, realmente su cuerpo es alargado, pero tiene patas cortas. Un ejemplar macho puede pesar 30 kg y medir como máximo unos 38 cm de altura. De seguro tienen en mente esta raza porque se caracteriza por tener orejas aterciopeladas, largas y delgadas y que se doblan hacia adentro.

El color más típico de un Basset hound es su tricolor blanco, negro y fuego. Pero existen otras combinaciones. Esta raza se desarrolló en Francia a partir del sabueso de San Huberto y fue llevada a Inglaterra, por lo que es considerado un perro de raza británica.

Perros de guarda o defensa

Las razas de perros de guarda o defensa son muchas, por lo que estamos en presencia de uno de los grupo de perros más grandes que pueda existir; además, de ello, esta categoría, junto con la de perros de compañía, suele ser una de las más populares ya que la mayoría desea un perro para que les guarde el hogar o cualquier otra propiedad.

Los perros guardianes se caracterizan por ser perros poco sociables (en el sentido de que no están mucho tiempo al lado de gente extraña), pues son entrenados toda su vida para cuidar cierto territorio y reaccionar con ladridos y una actitud agresiva ante la presencia de extraños. Mucha gente trata de diferenciar un perro de guarda de un perro de defensa, aunque ambos desarrollan tareas parecidas.

Los perros de defensa parecen que son más amistosos, generosos y capaces de entender, desde que son muy pequeños, quién es su líder o dueño, pues para ellos es importante definir la jerarquía a la que deben sujetarse. Ambas razas de perros son muy equilibradas, son perros valientes y muy ágiles.

Se les caracteriza porque suelen ladrar con intensidad y frecuencia, pues de esta manera comunican a su amo si algo extraño está sucediendo dentro o alrededor de la casa. Son obedientes, no se muestran temerosos o impulsivos y deben tener predisposición para el entrenamiento.

Algunas de las razas más comunes destinadas para guarda y defensa son los Rottweiler y los bóxer. El Rottweiler, por ejemplo, es un perro cuya apariencia fiera puede ser atemorizante, pero bien entrenado, es un perro dócil y que funge como guardián indiscutible de la familia. Los niños se la llevan bien con esta raza, aunque siempre es necesario supervisar la relación. Algo que caracteriza a esta raza es que el Rottweiler es capaz de discernir los extraños que pueden ser bien recibidos al hogar y los que no; desarrollan esta habilidad al punto en que defenderán su hogar a costa de lo que sea si percibe que el peligro se ha acercado.

Un Rottweiler puede pesar unos 50 kg y medir hasta 60 cm de altura, dimensiones que son importantes para que éste cumpla su función de guarda y defensa.

En el caso de los bóxer, esta raza se adapta a vivir en un piso como en una espaciosa casa; son perros amigables, de temperamento muy equilibrado, y a los que les gusta jugar mucho. Son dinámicos y muy inteligentes, pues rápidamente conocen a los extraños que son amigos de sus amos y a los que no. El bóxer es originario de Alemania y tiene una apariencia robusta y que inspira respeto.

Otras razas usadas como perro guardianes o de defensa son: Dobermann, Fila brasilero, Boerboel, Mastin napolitano, Bullmastiff, Cane corso, Bull terrier, Dogo argentino, Pitbull terrier, San Bernardo, Shar pei, el terranova canadiense, entre otras.

Perros de muestra o caza

Los perros de muestra o caza son aquellas razas de perros que presentan un instinto muy desarrollado para rastrear a su presa y hacérselo saber al cazador. Son perros capaces de comunicar lo que se busca; este tipo de actitud ha sido denominada ‘muestra‘, pues no es más que una parada que realiza el canino en un lugar donde ha detectado aquello que busca.

Este grupo de perros se caracteriza por ser lentos, pero con un sentido del olfato muy bien enfocado mediante el cual pueden llegar hasta su objetivo de forma minuciosa.

La mayoría de las razas de perros de muestra o caza son de origen francés y alemán, como el famoso braco francés (incluyendo el de los Pirineos y el de Gascuña), el braco de Weimar y los bracos alemanes de pelo largo, de pelo corto, de pelo duro y de pelo áspero.

También existen otras razas europeas muy populares: el perro de muestra frisón, el spinone italiano, el Setter escocés, Setter irlandés, Labrador retrevier, Spaniel francés, Spaniel bretón, Terrier alemán, pachón navarro, picardo, perdiguero portugués, Pont Audemar, entre otros.

Este grupo de razas presenta tamaños variados, pelajes diversos y características únicas según cada raza, por lo que no podemos especificar aspectos estándar en ellos. Lo que sí tienen en común es su gran capacidad olfativa para ir detrás de las perdices, liebres y cualquier otra presa.

Por ejemplo, el Braco de Weimar, es una raza que mide 70 cm de altura y tiene un pelaje muy denso que lo protege de ambientes  húmedos; tiene orejas largas y anchas y su apariencia es fuerte y atlética, pero el braco francés es más pequeño (58 cm) y tiene un pelaje totalmente diferente al Weimar.

El Spaniel francés, una raza desarrollada en Canadá y Francia, puede medir hasta 63 cm de alto y su aspecto físico es totalmente diferente al de los bracos. Es, sin embargo, uno de los spaniels más altos que existe.El Spaniel francés es bueno para los climas húmedos y es reconocido por no ser un perro agresivo o inquieto, más bien se le ha descrito como paciente y muy equilibrado, dos características que lo hacen idóneo para la caza.

Por otro lado, hay que destacar la raza perdiguero de dentre, un perro que luce muy jovial y amistoso; es capaz de cazar cualquier tipo de presa y se adapta a cualquier tipo de caza. Es muy hábil, enfocado en su objetivo e inteligente, al punto en que muestra preocupación si el cazador tarda mucho en llegar a recuperar la presa que el perdiguero ha localizado.

El perdiguero de dentre llega a medir hasta unos 65 cm de altura; tiene una apariencia robusta, pero no intimidante, su color es blanco, moteado o no, y con manchas marrón. Esta raza es originaria de los Países Bajos.

Perros teckels

Teckel es el nombre en español para designar a una raza que puede ser dividida en 9 tipos más de razas de perros salchichas o Dachshund, como también se les llama.

Los perros salchichas deben su enanismo a un desorden genético que causa que éste no desarrolle sus extremidades de manera normal.

Los teckels eran perros de caza muy populares, pero se han hecho famosos por ser excelentes perros de compañía, pues son cariñosos y se adaptan a las personas con facilidad. A la vez, los salchichas son perros astutos y muy equilibrados en su proceder, muestra siempre buena disposición para obedecer y se deja amaestrar.

Los teckels pueden dividirse en:

  • Perros estándar
  • Perros miniatura
  • Perros para cazar conejos

Pero son un grupo de 9 variaciones debido a que cada una de estos tamaños se combinan con el tipo de pelo y el color, el cual puede ser de pelo largo, de pelo corto o de pelo duro. Y en cuanto a coloración, pueden haber teckels manchados, unicolores o bicolores.

Una de las cualidades de los teckels es que pueden realizar casi cualquier tarea o actividad que realizan las demás razas, todo dependerá de quién y cómo se entrene. Si deseas que tu salchicha sirva como perro de muestra y caza, sirva de sabueso o escarbe en tierra como un terrier, por ejemplo, podrás conseguirlo con un poco de paciencia y entrenamiento.

Si sólo lo quieres para compañía, pues será la mascota perfecta, juguetona, sociable, nada agresiva y muy obediente.

Perros de compañía

La historia tiene mucho para contar acerca de los perros como animales de caza, de deportes o como sabueso; pero lo que poco imaginan es que desde hace muchos, muchos años atrás ya el perro había sido considerado un gran animal de compañía, por lo que no es sólo una moda que nació hace pocos años o que agarró auge gracias a que vemos muchos ricos y famosos pasearse en sus coches de lujo con un ejemplar canino a su lado.

¡Para nada! Esta práctica lleva unos cuantos siglos, aunque eso sí, se inició gracias a que la realeza europea y asiática, así como la gente más rica de aquellos tiempos, buscaban ciertas razas de perros para exhibirlas junto a ellos en sus carruajes y caravanas.

En el caso de los perros carlinos, una raza china popular entre los monjes budistas, estos servían como perros de compañía hace unos 400 atrás. Los carlinos también son llamados pug chinos o doguillo, y se caracterizan por ser ejemplares de pequeño tamaño, que pesan 10 kg y pueden medir hasta 36 cm de altura. Si aún no tienes una idea clara de qué raza estamos hablando, entonces debes saber que se trata del perro de la película de Will Smith, ‘Hombres de Negro‘ (Men in Black). ¡Ahh, ese!

Los carlinos son perros de compañía muy populares debido a que son fortachones, pero no son agresivos; socializan bien con los niños, son divertidos, comunicativos y protectores, aunque no se considera un perro de guarda.

Otra raza muy utilizada como perro de compañía es la Chihuahua; esta raza es una raza miniatura, la más pequeña del mundo, y parece haberse originado en épocas pre-colombinas del centro de México.

El Chihuahua, aunque es un perro muy pequeño, puede llegar a ser desafiante con ejemplares de otras razas de gran tamaño; por lo general, es un perro activo, vivaz y que emana mucha alegría. Puede llegar a ladrar mucho cuando quiere comunicar algo, cuando está frente a algún extraño o cuando se enfrenta a otros perros.

Existen dos líneas distintas de Chihuahua: los de pelo largo y los de pelo corto. Los primeros, tienen pelaje largo, liso y con algunas ondulaciones; mientras que los segundos, poseen un pelo que luce más suave y brillante. Las grandes y rígidas orejas del Chihuahua es un sello muy distintivo en esta raza, por lo que pueden llegar a parecer chistosos.

Esta raza debe ser entrenada desde que el cachorrito tiene pocas semanas de nacido para que se vaya acostumbrando a un patrón de comportamiento sano pues, como ya se dijo, es desafiante y podría intentar morder a los niños si no se les vigila y se les amaestra.

Además del Chihuahua, muy famoso porque es el predilecto de varios famosos, como Paris Hilton (su Chihuahua se llama Tinkerbell) o Jean Claude Van Damme, también se utiliza el Pekinés como perro de compañía, éste es un perro de origen asiático con una historia muy mítica; era venerado por los chinos, al punto en que se le consideró en uno de los símbolos más sagrados del Budismo.

En la época de la china imperial, se pagaba con la vida quien le hiciera daño a un pequinés, pues la raza era protegida por la familia imperial; el Pekinés siguió teniendo ciertos privilegios de realeza al ingresar a Europa en 1860, pues los primeros ejemplares de ellos llegaron directos a la reina británica, Victoria, quien no pudo dejarse enamorar por estos perros tan refinados y vivaces.

Los pequineses son perros que pueden parecer engreídos, pero estos se apegan muchos a sus dueños y se muestran atentos con ellos. Dentro de sus características más importantes destaca que son de pequeño tamaño y tienen orejas peludas, como con flequillos, que pueden pasar desapercibidas en su pelaje. Pueden ser entrenados eficazmente, pero requieren de mucha paciencia y compromiso, pues son dados a los cariños y juegos, más no  a seguir órdenes y patrones. ¡Pero no es una misión imposible!

Otras razas de compañía son: Bulldog francés, Bichón frisé, Boston terrier, Shih Tzu, Bichón maltés, Lhasa apso, Pomeriana, Eurasier, entre otras.

¿Por qué hay tantas razas de perros?

Después de conocer los 10 grupos en los que hemos clasificado las razas de perros a nivel mundial, no es común que surja la interrogante de por qué hay tantas razas distintas; además, hemos vistos ejemplares de un mismo grupo que no se parecen en casi nada, en cuanto a su aspecto físico.

Pero bueno, precisamente la diversidad tan amplia que muestran los caninos es lo que los hace ser mascotas únicas y animales apreciados por los humanos; su origen, definido que procede del lobo, le ha dotado de muchas características y habilidades que todos agradecemos, pues a lo largo de la historia, los perros han acompañados a los humanos en múltiples labores: la cacería, los deportes, el cuidado del ganado y los animales de granja, la búsqueda y rescate, la guardia y defensa, la caza en tierra, entre muchas otras funciones, son sólo algunas de las actividades a las que han tenido que adaptarse los canes sólo para ganarse el título, bien merecido, de ser el mejor amigo del hombre.

Los perros son criaturas sociables, que se acostumbran a establecer lazos con los humanos con mucha facilidad; son divertidos, inteligentes,listos, metódicos, de apariencia desdeñada o de gran finura; de pelaje diverso, largos, cortos, dobles, finos, ondulados, sedosos o grueso; de tamaños grandes hasta miniaturas; aptos para climas fríos y húmedos, o para ambientes calurosos y secos.. como sea, tener a un perro como mascota o entrenarlo para que te acompañe a realizar tus actividades favoritas, puede ser un desafío muy emocionante, pero que sin duda alguna requiere de compromiso y responsabilidad.

Cada vez más los países desarrollados crean leyes destinadas a la protección de las distintas razas de perros, pues el abandono, el uso de ellos para experimentos, el tráfico de las especies que se consideran exóticas y el maltrato, han hecho que los canes tengan que enfrentar situaciones inhumanas.

Holanda, por ejemplo, ha conseguido ser el primer país que erradicó los perros de las calles y creó leyes para penalizar, hasta con cárcel, a quienes los maltraten o los abandonen. Pero apenas es el inicio; muchos países en vías de desarrollo están muy lejos de poder dar solución a esta problemática, pero nosotros mismos podemos empezar a protegerlos y poner un granito de arena para que tengan un mejor lugar para vivir.

Los perros son animales sensibles, que muestran tristeza cuando perciben que su dueño está triste; pueden detectar enfermedades graves como el cáncer; disciernen cuando viene un evento natural repentino, como un terremoto; saben reconocer a las personas que tienen buenas intenciones y a las que no; también se deprimen y sienten ansiedad.

Todas las razas de perros actuales se derivaron del Canis familiaris, por lo que ellas guardan ciertas similitudes entre sí, ya sean rasgos físicos observables a simple vista o similitudes en su comportamiento.

Muchas de estas razas que conocemos han sido producto de cruces y experimentos entre dos o más razas, como es el caso del Pitbull, por ejemplo, pues el hombre siempre ha sentido curiosidad en poder crear ejemplares caninos que puedan resistir grandes desafíos, pero en su afán, ha hecho poco énfasis en luchar por proteger las razas natas; muchas de ellas  ya han desaparecido y sólo se ha podido preservar muy poco de su esencia gracias a estos cruces.

¿Podremos mejorar nuestro comportamiento? La Segunda Guerra Mundial, y otras guerras conocidas, no sólo cobraron la vida de muchos seres humanos, sino también de muchos ejemplares caninos, al punto  en que algunos países como Japón, lograron casi acabar con varias razas de perros. Pero se dice poco acerca de que los canes también tuvieron que sufrir consecuencias graves de toda la violencia que logra desplegar un conflicto bélico de esta magnitud.

Los perros son animales de compañía muy populares, pero muchos olvidamos que éstos también cumplen roles fundamentales en la sociedad, como por ejemplo cuando son entrenados para recuperar cadáveres, rescatar personas, seguir rastros y pistas de gente desaparecida, ayudar en casos de incendio, proveer alimento en el campo, cuidar el ganado y guiar las manadas, evitar que los depredadores ataquen el rebaño, en fin; el papel de los perros no puede dejarse relegado, sino que debemos ser capaces de valorar el trabajo y la entrega que estos animales entregan para ayudarnos a tener una vida más cómoda, segura y feliz.

Nota final

Si tienes un perro como mascota, esperamos que consideres los datos que acá te hemos dejado para que puedas mejorar tu relación con él; si aún no te decides por qué tipo de raza escoger, entonces considera cuál es el propósito para el que deseas tu perro: ¿para compañía? ¿cómo defensa o guarda? ¿para cuidar tu ganado? ¡Escoge un perro apto para ti! Y sigue nuestras recomendaciones para cuidar de él como se debe.

En nuestra sección mascotas hallarás información útil y relevante que de seguro podrá gustarte, así que échale un ojo e invita a tus amigos a leer este post compartiéndolo en las redes sociales. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta