Que Ver en Sitges | Grandezas en un Lugar Pequeño

0
344

La pequeña villa de Sitges localizada en la costa del mediterráneo, logra ser una ciudad de encanto ideal para visitar en cualquier estación del año contando con un clima agradable, donde podemos disfrutar desde fiestas populares como el carnaval hasta del cine y conciertos. Posee una amplia infraestructura turística y además cuenta con tres puertos deportivos, lo cual la hace la villa con más puertos deportivos de toda España. En cuanto al cine, es tomada como sede anual del Festival Internacional de Cinema de Cataluña el cual es un evento importante del continente europeo.

Viviendo las grandezas de Sitges

Sitges es una ciudad de vida costera y marítima, donde su economía en un principio se fundamentaba en la pesca y el cultivo, hasta que luego fue progresando con variedad de  lugares concurrentes ideales para el turismo, e incluso hoy día es considerada la capital gay de Europa, por ser una representación predilecta para escapar del ajetreo continuo de la ciudad de Barcelona y el resto de España, la comunidad gay suele frecuentar los balnearios de la costa, e incluso son quienes dan vida a gran cantidad de eventos y festividades de la zona, la población en general suele apoyar y participar en dichas festividades, disfrutando de los atractivos del lugar.

 

Sus calles cuentan la historia de una ciudad que poco a poco ha ido creciendo, cada uno de sus destinos resulta una visita placentera ya que al igual que el resto de las ciudades de España, suele tener una gastronomía mediterránea exquisita que bien puede ser acompañada por el más fino vino destacando la Malvasia de Sitges que hoy día cuento con reconocimiento internacional, por lo cual un plan sencillo pero apetecible puede empezar con un paseo a la luz del día y concluir en uno de sus bares expuestos en las aceras de la ciudad, disfrutando del sol y una buena vista, destacan el Sweet Pacha y La Calle del Pecado.

La amplia oferta comercial es otro de sus atractivos, es costumbre ver pos sus calles pequeños comercios dispuestos para satisfacer el consumo de los visitantes. Calle Mayor suele se frecuentada por numerosos turista, puesto cuenta con una alta gama de productos para todo público, donde se pueden adquirir desde artesanías propias de la región hasta comida, bebidas e incluso accesorios para hombres y mujeres. También se pueden ver las pequeñas figuras de La Festa Major que es una de las festividades de mayor tradición y cultura de la ciudad.

El principal atractivo es la Parroquia de Sant Bartomeu, se encuentra en la entrada de la ciudad y es el punto de referencia comentado por los visitantes. Es una iglesia que ha sido transformada bajo varias reformas pero mantiene su estilo gótico, su estructura fue ampliada en el siglo XVII para poder albergar una mayor cantidad de gente, ya que esta era muy visitada y frecuentada. En su interior cuenta con 12 hermosas capillas y sus respectivos altares, un órgano con respectivo coro y su gran nave central que representa el altar mayor.

Cuenta con diversos retablos en su interior, adosados a los laterales de la nave mayor. El Retablo del Rosario, es el más antiguo que aún se conserva en la parroquia, es del tipo matricial, a cada lado se describen las escenas de Gozo en unas ilustradas imágenes.

El Retablo de San Telmo, es una de las imágenes  que ha sido bastante modificados desde su existencia hasta la actualidad, e incluso se han retirado de ella imágenes de algunos santos, este cuadro refleja la relación del mar de  San Telmo el patrón de marineros, el cual se encuentra bien decorado con imágenes de peces, embarcaciones cabalgando grandes bestias marinas y otras similares.

El retablo de la Virgen de los Dolores, inspirado en tres distintas advocaciones: Virgen de los Dolores, el Santo Sepulcro y San Francisco de Paula.

Ruta del Carnaval de Sitges.

Es uno de los festivales más esperados del año en el territorio de Europa, inicia con un magnifico y colorido desfile con la llegada del Rey y la Reina electa, se dirigen con su público a Nueva Ciudad desde La Fragata,  agarrando camino por el Paseo de la Ribera. Dos días después desde el Casino Prado Suburenc de Sitges se lleva a cabo la carrera anual de camas rodantes en Sitges, un evento tradicional que consiste en conformar equipos con sus respectivas camas sobre ruedas que harán rodar por un marcado trayecto para probar qué equipo es el más rápido.

Al día siguiente volvemos al Paseo de la Ribera, donde desde muy temprano tiene lugar La Rua de la Disbauxa, un desfile con disfraces brillantes de todos los colores y mucha música adornando el ambiente, pero si hemos viajado con la familia y niños incluidos, podremos esperar hasta mediodía y disfrutar de La Rua Infantil, ideal para los más pequeños.

Dos días después siguen los eventos con desfiles similares pero aumentando la cantidad de espectadores así como de disfraces y carrozas, además los eventos pasan a un horario más nocturno con la presencia y servicio de bares y restaurantes a su alrededor que permiten degustar de la magnífica gastronomía.

El festival concluye con “La Despedida de SM Carnestoltes” por la noche, el cual concluye oficialmente con El Entierro de la Sardina. De acuerdo a la tradición, el rey de Carnestoltes acompaña y presencia el carnaval desde su inicio hasta la llegada del miércoles de ceniza, donde es “quemado” públicamente como señal que la festividad ha culminado y es tiempo de tomar austeridad y abstinencia por la llegada de la cuaresma.

Cabe destacar que el mantenimiento y remodelación  de las instalaciones en el territorio de la ciudad han sido realizadas de la mano de todos los nacientes del valle, quienes han hecho de la iglesia su segundo hogar por ser el centro de culto y las grandes reuniones sociales y culturales. La vida en Sitges es placentera para los nativos de la ciudad y sin duda también para quienes vienen de afuera en España y sus alrededores en las distintas temporadas.

 

Dejar respuesta