Que ver en la Toscana | Sitios turisticos en la Toscana

0
776

Hasta el aire lleno de La Toscana es capaz de enamorar al turista más difícil, la región tiene todo y más, parajes hermosos, ciudades históricas y mucho arte y más arte; La Toscana tiene uno de los más grandes patrimonios culturales del mundo, torres, iglesias, murallas y por supuesto, los mejores viñedos.

10. De entrada en Florencia

La capital de La Toscana es Florencia, una hermosa ciudad de gran riqueza artística. Las más importantes huellas de los grandes del arte italiano de entre los trescientos y el barroco pasaron por Florencia y sus máximas expresiones quizás sean el gran Miguelángel, Vasari, Rafael, Ghiberti, Cellini, entre otros no menos importantes que expresaron su poder en pinturas, esculturas y ornamentaciones.

 

No puedes dejar de sentarte ante la plaza de la Signoria con el Palacio Viejo y La Logia dei Lanzi, caminar por la Galería Uffizi con el famoso nacimiento de Venus y la hermosa primavera del talentoso Botticelli (recuerda gestionar tus entradas con anterioridad para tu mayor comodidad) y después de Botticelli viajar al mundo de Miguelángel para contemplar El David en la Galería de la Academia.

9. Siena, la antigua república

Antes de caer bajo el dominio florentino, Siena no era la segunda ciudad más importante de La Toscana, sino una república independiente. Pisar sus calles es hacer un viaje a una lejana época medieval. Giovanni, Donatello, Berdini y Nicola Pisano construyeron parte de sus monumentales y artísticos muros, erigiendo así esta joya.

No puedes perder visitar la ciudad donde se fundó el banco más antiguo del mundo, la biblioteca Piccolomini y la torre Mangia con la plaza más bella de Italia, la plaza de Campo.

Esta ciudad gótica fue merecedora a ser nombrada Patrimonio de la Humanidad en 1995, por su valioso casco histórico que encarna en gran forma a una ciudad medieval.

8. San Gimignano

Fue declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO, puesto que sus calles y arquitectura singulares se mantiene intacto su toque medieval y es por ello un imán a todos los amantes de la historia y el arte.

Al principio tenía 71 torres en esta ciudadela, actualmente solo existen 14 cuadrangulares. También te deleitaras en la contemplación de los frescos renacentista de la Collegiata.

Lleno de aventuras, belleza e historia, San Gimignano es una opción indispensable para los vacacionistas.

7. Más que vampiros en Volterra

Volterra no es famosa sólo por haber sido sitio de grabación del film Luna Nueva de la trilogía Crepúsculo, mucho más allá de vampiros, este tranquilo pueblo con murallas del siglo XIII y origen que se remota a muchísimos más años atrás, tiene los mejores atardeceres y un patrimonio artístico interesantísimo.

En Volterra tienes que visitar Museo Etrusco Guarnacci, el Parque Archeologico y la Puerta Etrusca.

Volterra está en lo alto de una colina y aunque está a pocos kilómetros de San Gimignano puede que se te dificulte llegar allí si no puedes alquilar un coche.

6. No te irás sin pisar Pisa

Definitivamente no lo harás, porque Pisa es indiscutiblemente merecedora de ser vista por su gran campanario románico de la Catedral de Pisa, esa torre que sale en un sinfín de películas y fotografías. Y aunque por muchos años estuvo cerrada al público, hoy y para ti puedes subir a lo alto de esta torre, pero debes comprar entradas con antelación porque las entradas son limitadas.

Igual de fabulosa, la Plaza de los Milagros supone un gran icono de la historia del arte por su Campanario y Baptisterio.

5.  La divina comedia y Monteriggioni

La fama de esta ciudad es tan que fue mencionada en la célebre Divina Comedia de Dante Alighieri, pero, aunque esta mención fuese en el Infierno, Monteriggione no tiene nada de infernal. Es una ciudad con enormes murallas y torres. Tras las murallas en el corazón del pueblo conseguirás la belleza que solo es digna de las obras de Botticelli y Miguelángel.

Además, si viajas en Julio podrás disfrutar de su entretenido festival medieval.

4. Brindar por Montalcino en Montalcino

Sobre una colina, imponente como ella sola, la fortaleza de Montalcino se erige para reguardar uno de sus más grandes tesoros: el mejor vino italiano, el Brunello.

Es toda experiencia caminar entre callejuelas, fotografiarse, desconectarse del mundo y en una plazoleta sentarte a beber vino, sin ninguna preocupación.

3. La Toscana soñada: Val D`Orcia

Este valle es la imagen que primero nos viene a la cabeza cuando escuchamos de la Toscana. Un hermoso y verde valle, una comarca de campos, cultivos de uvas, viñedos y colinas con un río cerca. Esta imagen existe y es Valle de Orcía o Val d`Orcia.

Es una excelente opción para los amantes de la tranquilidad, que necesitan tener una conexión especial con la hermosa naturaleza italiana para recuperar fuerzas.

Tanta es su belleza que fue nombrado Patrimonio de la Humanidad.

2.  No puedes irte sin ver Lucca

A 80 kilómetros de Florencia existe una plaza, muy cerquita de Pisa, donde sentirás la presencia de un verdadero fénix. Y es que la plaza de Lucca fue levantada sobre las ruinas de un antigua anfiteatro.

Por otra parte, la historia de sus murallas no señala daño de atacante alguno en todos sus años. Quizás por ello, dentro conseguirás todo un centro histórico intacto, que te llevará a la época medieval.

1.    La perla de la Versilia: Viareggio

No puedes perderte las hermosas playas mediterráneas de la Toscana, Viareggio es la hermosa ciudad toscana más turística y entretenida. Posee además de sus playas de aguas azules, su cielo despejado y su aroma a sal; su vida nocturna que es el centro de la atención para los miles de turistas que llegan a la región.

Las zonas verdes y floridas son atrayentes y sus restaurantes poseen una gastronomía de primera que es aprovechada por los visitantes que son deleitados por la explosión de sabores de cada plato, en presencia del multicolor de sus ocasos.

Si quieres bellos fotografías y inmemorables recuerdos, no olvides llevar tu cámara a Viareggio.

Dejar respuesta